Líneas de investigación

El grupo pretende avanzar en el conocimiento de los procesos sociales y de la salud en áreas que consideradas como prioritarias en la sociedad actual. Con este objetivo y a fin de garantizar la rigurosidad metodológica y la aproximación multidisciplinar, el GEIMAC se estructura en tres líneas de investigación.

Violencia y victimización

En esta línea de investigación se realiza un estudio riguroso de la violencia psicológica, la victimización y psicopatología. El estudio de la violencia psicológica se realiza desde una visión integradora, contribuyendo a la delimitación conceptual del fenómeno, la adaptación y aplicación de diferentes escalas de medida y la evaluación en distintas muestras de víctimas. En el área de la victimización y la psicopatología, los objetivos se orientan a la comprensión de estos fenómenos y el diseño de estrategias destinadas a abordar eficazmente la polivictimización, la conducta suicida y autolesiva, y la relación entre estilos de personalidad y victimización. En esta línea de trabajo convergen 10 investigadores provenientes del campo de la psicología social y la psicología clínica, con amplia experiencia en diagnóstico, intervención e investigación en el ámbito de la violencia. Los hallazgos en esta área permitirán crear un modelo explicativo del comportamiento del silencio de muchas víctimas, evaluar las consecuencias psicológicas y psicosociales producto de la violencia y los mecanismos utilizados para enfrentarla; además de ampliar la incipiente evaluación psicosocial de los perpetradores y sus características diferenciales.

 

Prevención e intervención

Se centra en la vertiente aplicada de la Psicología en diversos ámbitos sociales y de la salud. Los objetivos que se persiguen son, por un lado, incidir en la mejora del tratamiento y atención de colectivos que necesitan cuidados específicos y, por otro, detectar e intervenir en aquellos ámbitos de la ciencia donde se detecten desigualdades relacionadas con la variable  género. Específicamente, los esfuerzos se centran en evaluar programas de tratamiento para permitir una toma de decisión racional dentro de diferentes ámbitos de aplicación. Así también, se pretende conocer la implicación del género en diferentes ámbitos de la salud y las desigualdades de género dentro del mundo científico con tal de ayudar a la creación de políticas sociales efectivas en esta materia. En esta línea convergen 11 investigadores provenientes de los campos de la metodología, la psicología clínica, la neuropsicología y la psiquiatría, en colaboración con instituciones públicas y privadas. Los logros de esta área permitirán disponer de métodos de tratamiento de alta calidad y guías de actuación para evitar el sesgo de género en ciencia, así como ayudar a establecer políticas sociales y científicas en los ámbitos en que se detecten desigualdades.

 

Cognición y funcionalidad

La línea de investigación en cognición y funcionalidad reúne intereses de investigación en disfunción cognitiva y atencional, y el desarrollo de indicadores de funcionalidad en esquizofrenia. Los esfuerzos se centran, por un lado, en el análisis de las alteraciones cognitivas y atencionales en diversas patologías como la enfermedad mental grave, el riesgo vascular o el trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH), y por otro, en la creación de un sistema integral de evaluación de la funcionalidad de la esquizofrenia según el sistema CIF de la OMS. La tarea que se desarrolla se encuentra a cargo de 14 investigadores provenientes de distintas áreas del conocimiento como la metodología, la neuropsicología, la psiquiatría y la psicología clínica, contando también con colaboración externa de psiquiatras, psicólogos clínicos y neuropsicólogos que aportan al conocimiento práctico y las posibilidades de acceso a los participantes. Los hallazgos en esta línea de investigación permitirán identificar las alteraciones cognitivas en diferentes patologías, con la finalidad de mejorar la intervención en los individuos que las padecen, además de disponer de un instrumento validado internacionalmente para evaluar la funcionalidad en personas con esquizofrenia. Más detalles del proceso creación y validación de la primera versión del CIF-CS (Conjunto Básico de la Clasificación Internacional del Funcionamiento, la Discapacidad y la Salud) para esquizofrenia en el siguiente enlace.

Compartir