UKI

Go Fist Foundation para UKI en Hangar Barcelona. Foto: Rocio Campana

I.K.U termina con los datos del orgasmo de la codificadora IKU descargados de su disco duro. Todxs lxs codificadores IKU muertxs son arrojados a las pilas de E-Trash, que se ve así como un paisaje vertedero post-crash lleno de placas de circuitos, electrodomésticos, brazos de robots… Una codificadora IKU, resurgida de E-Trash, su cuerpo toma forma y los datos revueltos de su disco duro dictan la formación del cuerpo, pronuncian- do su nombre en código que pasa de IKU a UKI.  

UKI, una replicante fragmentada, lucha por obtener los códigos de su cuerpo. Intenta reiniciar el sistema presionando el botón de su vientre, que simplemente añade más agonía a su corruptos códigos corporales. UKI, una solitaria, persigue las luces para atrapar su propia sombra antes de que se desintegre.  

Internet, como supimos una vez, ha explotado con demasiado contenido. E-Trash es reclamado por lxs codificadores “diehard” de recursos libres mediante circuitos twitter, continuando su búsqueda de una red auto-sostenible. Mientras, GENOME CORP. ha centrado sus operaciones en la proteína recubierta BIONET, donde los ordenadores celulares se dedican a desarrollar biochips de orgasmo-orgánico (ORGANISMO). 

Los códigos corporales mutan, los cuerpos, los códigos fusionados, rotos, particularizados, finalmente hechos a si mismos en el olvido.