publicaciones

Qué hacer para tener un acceso universal a todas las publicaciones científicas que sea de calidad y sostenible

Lluís Anglada
Consorci de Biblioteques Universitàries de Catalunya
  
Janet Finch (Chair) / Accessibility, sustainability, excellence: how to expand access to research publications: Report of the Working Group on Expanding Access to Published: Research Findings: Report of the Working Group on Expanding Access to Published Research Findings // 2012
http://apo.org.au/sites/default/files/Finch-Group-report-FINAL-VERSION.pdf
resum executiu a:
http://www.researchinfonet.org/wp-content/uploads/2012/06/Finch-Group-report-executive-summary-FINAL-VERSION.pdf

Open Access promomateriaal

Parafraseando Rayuela de Julio Cortázar, podemos decir que el ideal de la OA ha sido llevado "en alas de la fantasia hasta el borde mismo del horizonte".

El informe del comité de expertos presidido por Janet Finch sobre cómo expandir el acceso a los resultados publicados de la investigación considera que la OA es el horizonte cercano en el que se situará la comunicación científica.

Desde junio de este año que se publicó el Informe Finch -seguramente como Rayuela- ha sido más citado que leído, y -también como la novela de Cortázar- puede leerse de principio a fin o trazándose un recorrido personal hecho de los diferentes capítulos. Puede leerse se también el resumen ejecutivo que ha sido publicado independientemente del informe, resumen incluido también en la versión completa del informe.

Ampliando el círculo: la incorporación de medidas alternativas a la evaluación de la investigación

Marta de la Mano González
Profesora Titular de Universidad
Dpto Biblioteconomía y Documentación. Universidad de Salamanca

 

WOUTERS,P.; COSTAS, R. Users, narcissism and control: tracking the impact of scholarly publications in the 21st entury. Utrech: SURFfoundation, 2012

¿CUÁL ES EL IMPACTO DE MI INVESTIGACIÓN? Esta pregunta ha intrigado siempre a estudiosos y científicos de todas las disciplinas. Durante la mayor parte de la historia de la ciencia, fue una pregunta difícil de contestar. Sencillamente, era demasiado complicado saber quién estaba leyendo el trabajo de uno, al margen del círculo, relativamente pequeño, de colegas cercanos. Esto ha cambiado completamente en los últimos años con el impacto de las nuevas tecnologías de la información y la aparición de Internet. Hoy en día, la comunicación de los trabajos científicos utiliza, no sólo vehículos tradicionales como los libros y las publicaciones periódicas, sino también otras formas de comunicación textual menos formales, características del entorno digital, que se ven impulsadas cada vez más por la Web social. Investigaciones que solían tardar meses o incluso años en llegar a los lectores, pueden ser conocidas casi instantáneamente vía blogs y Twitter.

Pero el actual sistema de evaluación de la investigación, basado esencialmente en el análisis de citas, no refleja estas nuevas formas de trabajo y comunicación. Este tipo de actividad queda fuera del alcance de indicadores e instrumentos tradicionales como el factor impacto, los índices de citas y los rankings que, centrados en el análisis de los productos científicos difundidos a través de canales formales, permanecen al margen de estas otras redes de intercambio, menos visibles pero, a menudo, más importantes a la hora de valorar el impacto de un determinado trabajo, tejidas a través de conexiones personales y comunicaciones informales desarrolladas en la red.

Suscribirse a RSS - publicaciones