Mensaje de error

El filtro de spam instalado en este sitio no está disponible actualmente. Según las políticas del sitio, no podemos aceptar nuevos envíos mientras se resuelve el problema. Por favor intente enviar el formulario de nuevo en un par de minutos.

Añadir nuevo comentario

De cómo las bibliotecas públicas “enredan” a las comunidades y a los ciudadanos: ¿quién da más por menos?

Versión para impresiónVersión para impresión
Felicidad Campal García
Biblioteca Pública del Estado de Salamanca
 

Hoffman, Judy [et al.]. "Public library funding & technology access study 2010-2011". American libraries magazine: Digital supplement. Summer 2011. 102 p. <http://viewer.zmags.com/publication/857ea9fd#/857ea9fd/1>. [Consulta: 09/02/2012].

El informe "Libraries Connect Communities: Public Library Funding & Technology Access Study 2010-2011" sobre acceso tecnológico y financiación de las bibliotecas públicas americanas 2010-2011, evalúa el acceso público a ordenadores, Internet y servicios relacionados con Internet en las bibliotecas públicas de U.S.A. y el impacto de los cambios en la conectividad, la implantación de la tecnología y la sostenibilidad de la financiación de las bibliotecas. El informe se basa en el estudio más exhaustivo realizado hasta el momento sobre la conectividad a Internet en bibliotecas públicas iniciado en 1994 por John Carlo Bertot y Charles R. McClure. Las conclusiones del informe, codirigido por la American Library Association (ALA) y el The Information Policy and Access Center (iPAC) de la Universidad de Maryland y financiado por la Fundación Bill & Melinda Gates, se publican como suplemento digital de la revista American Library Association Junio 2011.

Este estudio proporciona información que puede ayudar a los directores y personal de bibliotecas así como a los gestores de recursos tecnológicos en las comunidades en todo el país. Los datos también son de interés para los diseñadores de políticas, los fabricantes de tecnologías de información y comunicación y las comunidades atendidas por las bibliotecas públicas, tanto a nivel local, regional o estatal. Además puede servir de base a futuras investigaciones ya que se explica detalladamente la metodología aplicada en el estudio así como los cuestionarios y preguntas del mismo.

De forma general los resultados más importantes del informe son que prácticamente todas las bibliotecas públicas americanas (un 99%) proporcionan acceso público y gratuito a ordenadores y a Internet. Más del 64% de las bibliotecas son la única fuente de acceso gratuito a Internet en sus comunidades. El 86% de las bibliotecas públicas ofrecen conexión Wi-Fi. Más del 87% ofrecen formación en informática, Internet y otros recursos como los deberes o recursos para el empleo. La proliferación de libros electrónicos marca un hito en las bibliotecas públicas ya que el 67% de las ofrecen acceso a libros electrónicos, lo que supone un aumento del 30% desde 2007. Por otra parte, la mayoría de las bibliotecas (el 60%) han visto reducidos sus presupuestos con respecto al año fiscal 2010, un 20% más que en el 2009 y un 16% de las bibliotecas disminuyó las horas de operación, lo que se traduce en una pérdida de horas de apertura en más de 2.600 sucursales.

Cada uno de estos aspectos es analizado de forma particular y en los diferentes estados americanos. Para cada uno de ellos se ofrecen los porcentajes y una comparativa del años 2010-2011 en relación con periodos anteriores mostrando cómo cada vez se intentan ofrecer más servicios a más usuarios, con menos horas de apertura, menos espacio y menos presupuesto, asunto al que se dedica una parte importante del estudio, indicando la evolución de la financiación de las bibliotecas, tanto con cargo a fondos públicos como privados.

Algunos de los datos más relevantes en cuanto a que las bibliotecas públicas son fundamentales como puntos de acceso comunitario a las tecnologías y acceso público a Internet se detallan a continuación:

  • • Ordenadores de acceso público. Las bibliotecas reportaron un promedio de 16,0 ordenadores de acceso público, subiendo desde la cifra de 14,2 ordenadores de acceso público en el período 2009-2010 y 11,0 en 2008-2009.
  • • Conectividad de Banda Ancha. Aumenta la velocidad de conexión, con el 60,3% de bibliotecas con conexión de más de 1,5 Mbps, frente al 51,8% en el período 2009-2010 y el 44,5% en 2008-2009. Casi el 25% (24,9%) de bibliotecas de informes que velocidad de conexión de 10 Mbps o más.
  • • Conexión inalámbrica (Wi-Fi) de acceso. Hay un incremento en la provisión de Wi-Fi en el acceso a Internet, ya que el 85,7% de las bibliotecas públicas ofrecen acceso inalámbrico a Internet, en comparación con 82,2% en 2009-2010 y 76,4% en 2008-2009.
  • • Bases de datos, libros electrónicos y acceso a contenidos u otros recursos para la realización de los deberes. Las bibliotecas siguen ofreciendo acceso a una serie de recursos digitales, incluyendo bases de datos con licencia (99, 8%, frente al 95,0 de 2009-2010 y el 89,6 en 2008-2009), los recursos para las tareas (87,0%, lo que supone un descenso con respecto al 88,2% de 2009-2010 pero es mayor que el 79,6% de 2008-2009), el contenido de audio, como podcasts y audiolibros (82,8%, aproximadamente lo mismo que el 82,5 % del período 2009-2010, y bastante superior del 72,9% de 2008-2009); los servicios de referencia digital aumentan llegando al 76,9%, desde el 72,3% de 2009 - 2010 y desde el 62,4% en 2008-2009), el número de e-books asciende al 67,2%, desde el 65,9% en el período 2009-2010 y el y 55,4% de 2008-2009), y un 60,1% de bibliotecas utilizan redes sociales (por ejemplo, blogs, Flixter, y Goodreads).
  • • Apoyo al empleo. El 90,1% de las bibliotecas ofrece acceso a bases de datos de puestos de trabajo y otros recursos de para la búsqueda de empleo (frente al 88,2% en 2009-2010), y un 71,9% de las bibliotecas informó que facilitaba a los usuarios ayuda en la realización de aplicaciones de trabajo en línea (frente a los 67,1% en 2009-2010). Además, el 74,5% de las bibliotecas informó que ofrece software y otros recursos para ayudar a los usuarios a redactar un currículum vitae y otros materiales de trabajo (frente al 68,9% en 2009-2010).
  • • E-gobierno o administración electrónica. El 80,7% de las bibliotecas reportó la prestación de asistencia a los usuarios que solicitan acceso a servicios de gobierno electrónico (frente al 78,7% en 2009-2010), y un 67,8% de las bibliotecas informó que parte del personal asiste a los usuarios para completar los formularios del gobierno (en comparación con el 63,3% en 2009-2010). Casi todas las bibliotecas públicas - 89,7% - proporcionan ayuda a la población para saber cómo acceder y utilizar sitios web de e-gobierno (en comparación con el 88.8% de 2009-2010).

Quisiera destacar e incidir en los dos últimos puntos citados en el apartado anterior, en lo que se refiere al apoyo al empleo y el acceso a los servicios de la administración electrónica desde las bibliotecas públicas americanas, lo que muestra la sintonía con el trabajo realizado por otras bibliotecas públicas como las españolas en el proyecto Tutorial para la búsqueda de empleo realizado por el Grupo de Trabajo de Alfabetización Informacional del Consejo de Cooperación Bibliotecaria disponible en ALFARED. Las bibliotecas americanas que participaron de la investigación, fundamentalmente las de California y Oklahoma, indicaron que proporcionan una serie de recursos y servicios, y por tanto suponen un apoyo sustancial y fundamental en la participación e interacción de los ciudadanos en las actividades de los organismos gubernamentales a través de la Administración electrónica o E-gobierno así como el importante apoyo para los que buscan empleo.

En cuanto al punto del acceso a los servicios de la administración electrónica, en un momento en el cada vez más, como organismos gubernamentales eliminan la información impresa y cierra oficinas de atención a los ciudadanos, las bibliotecas públicas proporcionan los andamiajes esenciales para el acceso a los recursos de que disponen los servicios de empleo y el gobierno electrónico, destacando dentro de este punto un aspecto básico como es la formación en el manejo de los mismos así como para el manejo de la tecnología y de Internet. Casi el 80% (78,8%, en comparación con el 76,6% reportado en el período 2009-2010) de las bibliotecas son espacios para la capacitación en tecnología, mientras que el 38,0% (ligeramente superior al 37,0 por ciento reportado en el período 2009-2010) proporcionan las clases formales de formación (58,8% de las bibliotecas urbanas, cifra ligeramente inferior a los 59,2% reportado en 2009-2010).

Los datos de las bibliotecas que en el informe ofrecen clases formales y apoyo en la realización de los deberes son los siguientes: 

  • • 92.9% proporcionan formación en el uso de los ordenadores.
  • • 79.5% proporcionan formación en el uso de software en general (por ejemplo, procesamiento de textos, hojas de cálculo, presentación).
  • • 93.5% proporcionar formación general el uso de Internet;
  • • 81.9% proporcionan formación en la búsqueda de información en la Web.

En cuanto a las bibliotecas públicas como herramientas de apoyo a la búsqueda de empleo, se muestran varias formas de hacer frente a este reto:
 

• El 90.9% de las bibliotecas (frente al 88,2% en 2009-2010) proporcionan acceso a puestos de trabajo a través de bases de datos y otros recursos para el empleo;
 

  • • Un 77.0% (frente al 74,9% en 2009-2010) proporcionan acceso a los contenidos de los exámenes oficiales, una cifra que aumenta hasta el 90,1% (frente al 85,7% en 2009-2010) en las bibliotecas urbanas
  • • El 74.5% (frente al 68,9% en 2009-2010) de las bibliotecas proporcionan el software y
  • otros recursos para ayudar a los usuarios a crear un currículum vitae y materiales de trabajo, cifra que se incrementa al 84,8% (frente al 81,2% en 2009-2010) en las bibliotecas urbanas;
  • • Un 71,9% (frente al 67,1% en 2009-2010) de las bibliotecas ofrecen a los usuarios ayuda para completar solicitudes de empleo en línea;
    • En la prestación de estos servicios de búsqueda de empleo, el 55,9% de las bibliotecas (desciende la cifra con respecto al 58,6% reportado en 2009-2010) informaron no tienen suficiente personal para ayudar con eficacia a los usuarios con sus necesidades de búsqueda de empleo y el 43,4% (frente al 46,0 % del 2009-2010) informó que el personal de la biblioteca no tienen la experiencia ni la formación necesaria para satisfacer las necesidades de la búsqueda de empleo.

El informe también muestra los retos y desafíos a los que la bibliotecas se enfrentan en el apoyo a la tecnología, servicios y otros recursos y áreas clave:
 

  • • Tecnología: Incluso con el aumento en los ordenadores de acceso público y de ancho de banda, el 44,9 % de las bibliotecas (ligeramente por debajo del 45,1% en 2009-2010) informaron que sus velocidades de conexión son insuficientes y el 76,2% de las (frente al 73,5% en 2009-2010) informaron que tenían menos ordenadores de acceso público para satisfacer la demanda durante buena parte de la jornada o incluso durante la totalidad de la misma.
  • • Presupuesto para tecnología: Con un 78,8% del presupuesto, ligeramente inferior al 79,8%, de 2009-2010, es un reto mantener, sostener y mejorar su acceso al público a la infraestructura tecnológica.
  • • Los edificios: En este aspecto se plantean varios retos, los edificios de las bibliotecas carecen de los enchufes eléctricos tanto para los ordenadores de los usuarios, como para los propios; la falta de cableado para conectar más estaciones de trabajo, y la capacidad de espacio y el desafío de agregar más equipos para el público sin disminución del que necesitan las colecciones.
  • • Personal: El desafío en este aspecto tiene que ver con el personal adecuado, tanto en cantidad como en capacidad, para proporcionar el acceso a los recursos de la administración electrónica y apoyo al empleo, incluyendo los aspectos formativos que como se ha apuntado, ello implica. Se incluye en este punto todo lo relacionado con la competencia del personal para solucionar los problemas derivados de la tecnología en las bibliotecas, destacando que ha habido un aumento del nº de profesionales, con respecto al año anterior, un 47,6% (frente al 43,7% en 2009-2010) de las bibliotecas rurales en la que es el director de la biblioteca quién proporciona soporte a la tecnología, en comparación con el 75,5% (esencialmente sin cambios desde el 75.3% reportado en el período 2009-2010) en el caso de las bibliotecas.
  • • Reducción de horas: Las bibliotecas también informaron de una reducción en las horas de apertura, con el 15,9% de reducción de la jornada (superior al 14,5% de la reducción en las horas en el período 2009-2010). Casi el 32% (31,7 %) de las bibliotecas urbanas reportó una reducción en las horas de apertura (un aumento del 23,7% del período 2009-2010), que afectan el acceso del público a las tecnologías, servicios y recursos.

Basándonos en la relevancia de los datos estadísticos sobre tecnología, conectividad y presupuestos, siendo estos necesarios como queda claro en el informe, ya que es la mejor manera de justificar un servicio y de poner de manifiesto que en muchas ocasiones los usuarios encuentran en las bibliotecas el único punto de acceso gratuito a recursos y a la red, bien con los propios equipos de las bibliotecas o bien con sus conexiones wi-fi, además de obtener ayuda experta para búsqueda de empleo y aprender cómo descargar libros electrónicos, los resultados de la encuesta de 2010-2011 siguen mostrando una tendencia que surgió con la encuesta de 2008-2009: las bibliotecas ofrecen sus servicios y mejoran el acceso del público cuando es posible, pero siguen sin poder satisfacer plenamente la demanda, de los parados y de acceso a los servicios de la administración electrónica debido a factores reales como la reducción de la jornada, la experiencia y la disponibilidad del personal y a la recesión y su consecuente y continua reducción de los presupuestos.

"La era digital está creando un renacimiento de la información y las comunicaciones. Pero no está sirviendo a todos los estadounidenses y sus comunidades locales por igual, por tanto, todavía no está sirviendo a la democracia plena" (Informar a las comunidades: mantenimiento de la democracia en la era digital, Comisión Knight). Ante la situación de las bibliotecas públicas americanas que se desprende del informe y que es aplicable a las bibliotecas públicas de nuestro entorno local, regional, nacional u otros más o menos cercanos, me surgen, sin entrar en consideraciones políticas, varias preguntas: ¿no es en los momentos de más dificultades económicas cuando los servicios públicos como las bibliotecas deberían poder seguir ofreciendo de forma gratuita y con calidad todos aquellos servicios que ya tenían consolidados y que además siguen siendo muy demandados por los ciudadanos?,¿Cómo se reacciona, individual y colectivamente, a este déficit democrático que afecta a la calidad de nuestras vidas y la naturaleza misma de nuestras comunidades?