Mensaje de error

El filtro de spam instalado en este sitio no está disponible actualmente. Según las políticas del sitio, no podemos aceptar nuevos envíos mientras se resuelve el problema. Por favor intente enviar el formulario de nuevo en un par de minutos.

Añadir nuevo comentario

Una visión de la biblioteca universitaria en 2033

Versión para impresiónVersión para impresión

Núria Balagué
Servei de Biblioteques de la Universitat Autònoma de Barcelona
Profesora del Departament de Biblioteconomia i Documentació. Universitat de Barcelona


Strategic Thinking and Design Initiative: Extended and Updated Report (2016). Washington: Association of Research Libraries. 122 p. http://www.arl.org/storage/documents/publications/arl-strategic-thinking... [Consulta: 22/10/2016]


En la gestión del cambio, es importante adoptar la perspectiva de que estamos construyendo el futuro con todas las decisiones tomadas en el presente y, en esta situación, es necesario diseñar acciones en relación a temas que, a menudo, son apenas emergentes. Imaginar el futuro, y planificar acciones estratégicas para posicionarse de la mejor manera, es una actividad que, necesariamente, debe involucrar a mucha gente con conocimientos y perspectivas diferentes y complementarias.

Cuando de lo que se trata es de preparar el futuro de la Association of Research Libraries, esto alcanza unas dimensiones considerables. El informe que nos ocupa muestra lo que ha sido el trabajo de los 365 participantes que, en diversos grupos, con diferentes metodologías y en diferentes momentos, entre el otoño de 2013 y finales de 2015, ayudaron a diseñar el marco de las futuras actuaciones de la ARL.

Lo que presentan no es un plan estratégico, el planteamiento es más innovador. Consideran, como apunta John Seely Brown, el consultor que dio apoyo a la ARL en este proceso, que el cambio es tan frecuente que las estrategias anteriores ya no son eficaces, que los retos son cada vez más substanciales, que hemos pasado de una época de equilibrio a una nueva normalidad de desequilibrio constante, y nuestra manera de trabajar, de crear valor, y nuestras formas de innovar, han de ser completamente reformuladas.

El objetivo del equipo de diseño del proyecto no era preparar un nuevo plan estratégico que cubriera los años más inmediatos, sino que era construir un modelo para las bibliotecas de investigación que existirán en 2033, y un conjunto inicial de pasos a seguir para empezar a ir en esa dirección. El enfoque, pues, no trata de encontrar soluciones a los retos concretos que han de afrontar las bibliotecas, atrapadas entre el lastre de su propia historia y maneras de hacer, y un contexto que cambia rápidamente, sino que el estudio se centra en cómo sería la biblioteca de investigación si se hubiera diseñado específicamente para el nuevo contexto.

El proyecto conllevó, básicamente, dos actividades: la preparación de una visión de la biblioteca de investigación en el 2033, y el diseño de un sistema de acción que dé forma al cambio necesario para la creación de este nuevo modelo de biblioteca.

La visión que propone la ARL sitúa la biblioteca como un componente del ecosistema del conocimiento y, en consecuencia, ha diseñado un sistema de acción que pretende catalizar y dar forma a un cambio dirigido a la creación de esta biblioteca de investigación del futuro plenamente integrada en su ecosistema. Lógicamente, el diseño también articula el papel de la ARL como la organización que inspira, organiza y administra este camino.

En resumen, el informe presenta todo el making of de diseño y pensamiento estratégico que se ha producido en el seno de la ARL en relación a este futuro 2033, lejano y cercano a la vez, y se complementa con una serie de apéndices que muestran el resultado de los diversos grupos de trabajo. Destacamos el apéndice B, donde se ilustra cómo han aplicado la minería de datos a los textos completos de 251 planes estratégicos; el apéndice E, con los resultados del escaneo del entorno; y el apéndice F, que presenta las reflexiones sobre cómo enfocar con éxito los proyectos colaborativos.

La mejor manera de seguir la evolución de las propuestas es estar atentos a las novedades de la ARL, http://www.arl.org, que incluso ha actualizado la imagen corporativa, y en su página web explica que el nuevo logo quiere sugerir el movimiento de sus miembros hacia este futuro compartido propuesto en el informe.