Mensaje de error

El filtro de spam instalado en este sitio no está disponible actualmente. Según las políticas del sitio, no podemos aceptar nuevos envíos mientras se resuelve el problema. Por favor intente enviar el formulario de nuevo en un par de minutos.

Añadir nuevo comentario

¿La industria del libro? Bien, gracias

Versión para impresiónVersión para impresión

Amadeu Pons i Serra
Facultat de Biblioteconomia i Documentació
Universitat de Barcelona


Turrin, Enrico. The book sector in Europe : facts and figures. [Brussels]: Federation of European Publishers, 2017. 19 p. Disponible en: http://fep-fee.eu/The-Federation-of-European-844?mc_cid=0bca001f3a&mc_ei.... [Consulta: 21/09/17].


De informes y de estadísticas en torno al libro se publican regularmente diversos, y están dedicados a aspectos diferentes (producción, comercio interior y exterior, hábitos de lectura...) y a tipos de obras diferentes (libro universitario, infantil y juvenil, cómic...). Sus productores son normalmente los organismos de la Administración o del sector que disponen de los datos. 

Este tipo de trabajos, que podríamos calificar como de una vertiente particular de la bibliometría avant la lettre, existe desde hace años, y nos sirve para tomar el pulso anual a la industria y constatar la evolución de determinados indicadores que, además de darnos un conocimiento general, a algunos les puede ayudar a tomar decisiones estratégicas. Por ejemplo, interesa saber si el libro electrónico va introduciéndose en el mercado, o saber el precio medio del libro, el tiraje medio, la distribución y evolución de la producción por los grandes grupos de materias, etcétera.

Quien esté interesado en encontrar una recopilación amplia y actualizada de todo tipo de informes de estas caracterįsticas lo tiene fácil, porque la Escola de Llibreria mantiene un apartado dentro de su blog con los enlaces correspondientes: http://bd.ub.edu/edl/ca/fonts-informacio-informes.

El trabajo que tenemos ahora mismo entre manos, de 19 páginas, hace referencia a la industria del libro a escala europea, con datos acumulados desde 2006. Lo publica la federación europea de editoriales, entidad que cumple este año su cincuenta aniversario de creación –España se incorporó en 1986, una vez que entró a formar parte de la Unión Europea–. 

Los aspectos tratados se reparten en 13 capítulos, empezando por la dimensión europea de la industria del libro. Por lo que al volumen de negocio se refiere, en 2008 comenzó un decrecimiento que tocó fondo en 2014. Desde 2015 se observa una recuperación clara de las cifras positivas de este indicador. El que no ha parado de crecer en los diez años que recoge el estudio es el número total de títulos publicados (a parte de una excepción en 2014). El último dato, de 2015, indica que fueron 575.000 los títulos nuevos publicados.

Por lo que se refiere al número de puestos de trabajo directos en el sector de la edición, la tónica es de un ligero descenso en el período estudiado. La última cifra, de 2014, es de 150.791 trabajadores (en 2008 había sido de 169.400). Por el contrario, el número de empresas editoras presenta una evolución positiva (excepto del año 2012). El último dato disponible indica que en Europa hay 29.123 editoriales activas. 

Si observamos los datos a escala estatal, constataremos que España forma parte del equipo de primera división por lo que respecta al volumen de ventas, después de Alemania, el Reino Unido y Francia (por este orden). La publicación de libros electrónicos representa un 6 o un 7 % del conjunto del negocio en Europa (para este tipo de material todavía no hay una metodología estandarizada para homogeneizar los datos entre países), pero ofrece una notable disparidad entre los estados. Así, si en España y Francia se calcula que el negocio del libro electrónico representa un 3 % del total de la industria, la proporción llega hasta un 11,50 % en el Reino Unido. 

De manera parecida, el país que publica un número mayor de títulos en términos absolutos es el Reino Unido, seguido de Alemania, Francia, España e Italia. Pero si ponemos en relación el número de títulos publicados con la población de los respectivos países, los líderes son Islandia y Estonia (con más de 2.000 títulos anuales por millón de habitantes). En España, junto con Alemania, Austria y Grecia, se publican entre 750 i 1.000. Paralelamente se observa una lenta pero constante disminución de los tirajes medios (en España, de 3.790 ejemplares en 2010, se ha pasado a 2.810 en 2015).

Y por lo que respecta a los tipos diversos de libros, ¿qué evolución se observa en cifras de negocio? El estudio establece cuatro grandes categorías. El libro de texto no universitario experimenta, entre 2006 y 2015, un aumento del 5 % (del 14,8 al 19,9 %); por el contrario, el libro académico y profesional pierde fuerza: se observa un decrecimiento de un 10 % en la década estudiada (del 29,4 % al 19,5 %). La literatura infantil y juvenil se mantiene con ligeras oscilaciones, pero con un saldo positivo entre el 2006 (8,3 %) y el 2015 (12,2 %). Finalmente, el libro comercial «normal», que representa el plato fuerte del menú, mantiene también un diferencial positivo entre los dos años: 47,5 - 48,4 %. 

Otro aspecto interesante de la industria del libro son los puntos de venta. Aunque es un hecho innegable el aumento de la compra de libros en línea, capitalizada por la multinacional Amazon y otras grandes empresas, la librería física cumple un papel específico y complementario, como agente cultural de proximidad –más allá de la simple venta de ejemplares– y por el papel del librero como mediador y consejero de los lectores. La última cifra disponible de librerías a escala europea es del 2014: 27.801 establecimientos, mil más que el año anterior; en este año se rompió la tendencia a la baja por este concepto (en 2010 habían 32.275 librerías). 

Las cifras de este indicador por países muestran que Alemania va a la cabeza, con más de 4.000 librerías en total, seguida de España e Italia en segundo lugar, con un número de entre 3.000 y 4.000 librerías por Estado. Pero si consideramos la cantidad de librerías por el número de habitantes de cada país, veremos que Grecia ocupa el primer lugar (con más de 10 librerías por cada 100.000 habitantes), mientras que un segundo grupo bastante numeroso (España, Alemania y cinco países más) cuentan con un número de entre 6 y 10 librerías por cada 100.000 habitantes, frente a las 4-6 librerías por 100.000 habitantes de Francia, Italia, Austria y seis países más. 

El último capítulo que comentaremos es el trece, que hace referencia a los hábitos lectores. Se presentan dos índices. Por una parte, el porcentaje de población de 25 años o más que ha leído al menos un libro al año. Hay países donde el clima ayuda: en Islandia son el 93 % (2011). Los datos para España indican que en 2007 era el 60,8 % de la población que cumplía esta condición, mientras que en 2011 se nota un pequeño descenso: 58 %. Aunque hay una variedad importante entre unos países y otros, no puede decirse que España se encuentre a la cola en este punto. De nuestro entorno, nos supera Francia, pero tenemos un nivel similar en Portugal y estamos mejor que Italia.

El otro índice es el de los «grandes lectores», los que declaran que leen 10 libros o más al año. También en este caso Islandia se lleva la palma, con el 35,1 % de la población. En España son l'11,7 %, lejos del 17,3 % de Italia.

Este es –según dice el presidente de la federación en la presentación– la primera vez que se recopilan estos datos a escala europea, aunque ya se venían recogiendo por cada país desde hace décadas. La industria del libro europea, que es la más importante de las industrias culturales del continente, es líder mundial. En Europa se celebran las ferias del libro más importantes del mundo y el conjunto de sectores involucrados en la cadena de valor del libro, desde los autores hasta los libreros, ocupa entre 600.000 y 700.000 personas. Más allá de las grandes cifras, los bibliotecarios y los libreros debemos ser conocedores de las tendencias de todo este mundo para adaptarnos y hacer cada día mejor nuestro trabajo.

Nota. Esta reseña se publica simultáneamente en Blog de l’Escola de Llibreria.