Académicos y bibliotecarios: muchos encuentros y algunos desencuentros

Versión para impresiónVersión para impresiónEnviarEnviar

Núria Balagué
Servei de Biblioteques de la Universitat Autònoma de Barcelona
Profesora del Departament de Biblioteconomia i Documentació. Universitat de Barcelona


Bridging the Librarian-Faculty Gap in the Academic Library. 2015. Library Journal, Gale. 61 p https://s3.amazonaws.com/WebVault/surveys/LJ_AcademicLibrarySurvey2015_r... [Consulta: 01/06/2016]


Es sabido que los bibliotecarios tenemos una tendencia innata a creer que sabemos qué es lo que necesitan nuestros usuarios. Cuando las encuestas de satisfacción se han ido generalizando, hemos podido comprobar que la mezcla de datos objetivos, intuición y convicción sobre la bondad de nuestro producto estaba, en general, bien encaminada. Efectivamente, los usuarios suelen mostrarse satisfechos con los servicios que les ofrecemos, con independencia de que los califiquen con un excelente, un notable o un aprobado. Y en este último caso ya sabemos que nos están transmitiendo la orden de "necesita mejorar".

Bridging the Librarian-Faculty Gap in the Academic Library es un estudio que pone en evidencia los pequeños espacios de desacuerdo o desencuentro que puede haber en las bibliotecas universitarias entre los bibliotecarios y el personal académico. Se basa en dos encuestas complementarias realizadas en 2015 en los Estados Unidos por el proveedor de recursos Gale y por la revista Library journal. Se recogieron las respuestas de 547 profesores y 499 bibliotecarios con el fin de aportar datos en relación a los dos objetivos principales del estudio. El primer objetivo era el deseo de captar si la misión y las funciones de la biblioteca universitaria eran entendidas de la misma manera por parte de bibliotecarios y de profesores, y el segundo quería establecer si los mecanismos de comunicación existentes entre los dos estamentos eran los adecuados para comunicar necesidades y deseos entre unos y otros.

En el estudio se hace evidente que bibliotecarios y personal académico coinciden en que el servicio más esencial es la formación de los estudiantes como usuarios competentes en búsqueda y uso de la información. Donde no coinciden tanto las percepciones de los dos colectivos es, por ejemplo, en el orden de importancia que se atribuye a algunos de los servicios ofrecidos desde la biblioteca. Los cuatro más importantes, a juicio de los bibliotecarios son la formación de usuarios, el desarrollo de colecciones en apoyo directo a los programas docentes, el apoyo a los estudiantes en sus investigaciones y el desarrollo de las colecciones generales. El profesorado está de acuerdo, pero con un grado de intensidad que es bastante menor en los últimos dos casos.

Y, a nivel comunicativo, el correo electrónico es el canal preferido por todos. Pero, mientras que el 98% de los bibliotecarios encuestados desea una mejor comunicación con el personal docente, únicamente el 45% del profesorado lo ve necesario. De hecho, un 27% de los académicos no ven ninguna necesidad de contactar con los bibliotecarios. El informe presenta también las aportaciones de bibliotecarios y docentes en relación a cómo mejorar la comunicación entre ellos.

Los resultados de estas encuestas, en especial la comparativa de las respuestas de unos y otros en relación a la misma cuestión, es una información bastante útil como material de estudio de los bibliotecarios que quieren mejorar el nivel de satisfacción y de entendimiento con el personal académico. Los resultados, hay que subrayarlo, son los que refleja el mundo universitario de los Estados Unidos y leyendo alguna de las respuestas quizás pensaremos que, en el contexto español, daría un resultado diferente, pero, justamente porque nos generan esta reflexión, ya vale la pena.

Finalmente, recomendamos una visita a la infografía disponible en el blog de Gale sobre los resultados clave del estudio: http://blog.gale.com/wp-content/uploads/2015/09/GV2Survey_Graphic.jpg.