Desprogramar la obsolescencia imaginando la relevancia

Versión para impresiónVersión para impresión

Fernando Juárez
Responsable de la Biblioteca Municipal de Muskiz (Vizcaya)


Bibliotecas 2029: documentos de las Jornadas Bibliotecas 2029 = conference “Libraries 2029”. Papers (2016). [Murcia]: ANABAD Murcia. 156 p. Disponible en: http://eprints.rclis.org/29123/1/Bibliotecas_2029_Documentos.pdf. [Consulta: 24/10/16].


Sucedió una vez más, cuando, entre canapé y canapé, comenté que era bibliotecario: "¿Y ahora con Internet, a qué os vais a dedicar?" Constatar que en el imaginario hemos pasado de estar tranquilamente leyendo mientras pasaba la jornada al desahucio, de aburridos a irrelevantes, enciende nuestras alarmas. ¿Será cierto que el desarrollo tecnológico convertirá las bibliotecas en espacios del pasado carentes de futuro? Nos gustaría creer que sólo piensan así quienes no las frecuentan, aquellos que previamente las consideraban un espacio de almacenaje y préstamo de libros, pero entre nosotros empieza a surgir cierta desazón. Vale, puede que la tecnología se nos resista pero ¿qué hay de nuestra apuesta social, de nuestros esfuerzos por alfabetizar, por reducir brechas digitales, por qué nunca aparecen en escena?, y ¿qué hay de nosotros, es que sólo éramos (somos) los que estábamos en el lugar donde estaban los libros?

A pesar de ser pioneros en la utilización de las nuevas tecnologías la eclosión digital se nos ha atragantado: hemos perdido iniciativa y protagonismo ante nuevos agentes informacionales más capaces y nos debatimos entre lo analógico y lo digital como un niño al que le preguntan a quién quiere más, si a papá o a mamá. Las reflexiones de Steve Coffman1 (uno  de los nuestros) sobre cómo nos han comido la que considerábamos nuestra tostada  pone de manifiesto que la adaptación al entorno digital no está siendo fácil. Repetir que el papel no hace biblioteca, que el formato no importa, es necesario pero no parece suficiente para disipar dudas sobre nuestra capacidad de supervivencia; tampoco parece que hayamos explicado bien nuestro valor económico y social. Sí, para qué negarlo, ser aburridos nos preocupaba menos que no ser...

Dejarse llevar por vaticinios más o menos gratuitos, más o menos documentados, conduciría hacia un escenario de profecía autocumplida que nos resistimos a aceptar.  El futuro puede ser incierto -y no solo para las bibliotecas- pero "será" y se debe estar preparado para afrontarlo.  Lejos de claudicar y permanecer inactivos estamos intentando esquivar la obsolescencia imaginando el futuro deseado para acercarnos a él lo más posible. Ser imaginativo sin caer en la ciencia ficción exige método: construir esa visión deseada de forma consciente, utilizando y evaluando indicadores de gestión de datos sobre las necesidades de la ciudadanía de manera rigurosa. El ejercicio de aproximación al futuro puede ser aventurado (¿recuerdas cómo imaginábamos el año 2.000?) pero no inútil pues la identificación de escenarios de gran impacto y probabilidad de ocurrir obliga a tomar las medidas necesarias para asumirlas en nuestra (no siempre existente) planificación estratégica.

Buscar (y forzar) una respuesta positiva a si tenemos lugar en la sociedad de la información nos ha vuelto locuaces.  En la literatura profesional, bajo el epígrafe biblioteca-futuro, encontramos tanto reflexiones personales2 como estudios realizados por redes de bibliotecas y/o asociaciones, documentos abiertos que se actualizan a medida que aparecen nuevas contribuciones3 como documentos cerrados creados con la premisa de especular sobre un horizonte temporal relativamente cercano que ayude a tomarse en serio los vaticinios (por ejemplo el 2020 en Ontario4, 2025 en Holanda5, 2030 en Victoria6 y en Nueva Gales del Sur7 o el 2029 en España8).

Jornadas Bibliotecas 2029

El documento que motiva este post (las ponencias de las "Jornadas Bibliotecas 2029" que se celebraron en Jumilla entre el 21 y el 23 de septiembre de 2012) se publicó en enero de  2016 y fue editado por ANABAD Murcia con la colaboración de ANABAD Castilla-La Mancha, SEDIC y el grupo DURGA. En las jornadas, una iniciativa del grupo DURGA9, expertos provenientes de Polonia, Finlandia, EEUU y  España imaginaron el devenir de los servicios bibliotecarios en (un cinematográfico y esperemos no apocalíptico) 2029. Hay que reconocer a los organizadores su esfuerzo por reunir voces cualificadas de origen diverso (ya se sabe que la "biblioteca" tiene muchas escalas, estadios y variedades locales) y el acierto de apostar, a falta de bola de cristal, por una bodega como lugar ideal para intentar entrever, de forma divertida pero seria a juicio de algún asistente10, cómo evolucionarán las bibliotecas mientras llega (o no) su futuro.

Los escenarios imaginados y las consiguientes medidas propuestas varían en función del origen y el perfil de cada ponente:

  • Zuza Wiorogórska (Biblioteca de la Universidad de Varsovia) invita a imaginar el futuro a partir del análisis de tendencias presentes: globalización de la cultura, exceso de información, decadencia del libro, envejecimiento de la sociedad, transición de la cultura institucional a la popular.
  • Kristiina Kontiainen (Asociación de Bibliotecas de Finlandia) describe el valor que su país otorga a la educación y a la cultura e insiste en la dimensión formativa de las bibliotecas y en la necesidad de más bibliotecarios-pedagogos. En su opinión, las bibliotecas tienen que responder a los desafíos del porvenir haciendo hincapié en la calidad y apunta cinco aspectos básicos para conseguirlo: el compromiso de la administración con los servicios bibliotecarios, el estudio de los servicios bibliotecarios y su uso, los recursos humanos y las habilidades necesarias, la colección y los establecimientos bibliotecarios.
  • Karen Hartman (Centro de Recursos Informativos en la Embajada de los EEUU en Roma) cuenta cómo, para hacer frente a los cambios sociales y tecnológicos, bibliotecas de todo el mundo están apostando por espacios de creación (MediaLabs y Makerspaces) en los que se ofrece tecnología, formación y formadores destinados no solo al acceso y "consumo" de información sino también a la creación de conocimiento.
  • Esther López (Responsable de Producto de Bibliotecas Escolares de Baratz) reflexiona sobre la posibilidad de integrar bibliotecas para optimizar los recursos, combinando diversos usos a partir de un mismo equipamiento: bibliotecas públicas, escolares, especializadas o universitarias.
  • José Pablo Gallo (Director de las Bibliotecas de la Universidad Miguel Hernández) en sus reflexiones sobre cómo serán (si es que son) los edificios cree que las tecnologías están incrementando el interés por la biblioteca como espacio físico; un espacio en el que ya observamos un desplazamiento desde el almacenamiento al acceso y que priorizará el aprendizaje a la colección. En su opinión, "será nuestro entorno social y tecnológico, y sobre todo nuestro trabajo, el que haga el futuro.
  • Alberto Soler Soto (Técnico de Juventud del Ayuntamiento de Cartagena) anuncia la llegada de la era de los lectores: participación, socialización y acción cultural serán sus rasgos característicos.
  • Villar Arellano (CIVICAN) alude a la metáfora de la biblioteca como puerta que se abre, un lugar en el que personas con nombre propio encuentran soluciones, respuestas a sus necesidades y defiende que las bibliotecas podrían ser el ámbito donde encontrar la dimensión más humana de la lectura, el valor añadido del contacto personal, la formación, el diálogo.
  • Julián Marquina (Community Manager de Baratz) realiza una proyección tecnológica para imaginar cómo las máquinas podrán seguir ayudándonos a ofrecer el mejor servicio a los lectores.
  • los miembros del grupo Durga, madres/padres de las jornadas, han sufrido los estragos de su particular T-80011: lo que hoy ven (crisis que merma el estado del bienestar, deshumanización de nuestras relaciones a la que nos empuja la tecnología) no se corresponde con el futuro que imaginaron en el cambio de siglo y nos trasladan a 2029 para urgir a mejorar este presente: apuesta por múltiples alfabetizaciones, búsqueda de aliados, necesidad de cambiar las leyes de propiedad intelectual, integración social...
  • Lluís Anglada (Director del Consorcio de Bibliotecas Universitarias de Cataluña)  defiende un nuevo paradigma de biblioteca apoyado, no tanto en las innovaciones tecnológicas como, sobre todo, en el necesario cambio sociológico: las bibliotecas sobrevivirán si no olvidan su valor social.

Se agradece que los autores hayan huido de visiones utópicas/distópicas y se esfuercen en afianzar los pies en el suelo para hacer creíble su discurso. Ya en el prólogo Gloria Pérez Salmerón nos recuerda que "el mundo de fuera de las bibliotecas no sitúa a los bibliotecarios en el nuevo escenario de la información" e ilustra su afirmación con un hecho que reafirma la tesis del canapé: los expertos del sector de la información y las nuevas tecnologías que contribuyeron en el análisis del informe de Tendencias de la IFLA no encuentran a biblioteca y bibliotecari@s como agentes clave en las tendencias de futuro relacionadas con el acceso a la información, la educación en línea, la nueva economía  de la información...12).  

De la lectura de los textos se desprende una reivindicación de las bibliotecas y de las personas que sube la autoestima de los profesionales: el futuro está en nuestras manos. Este denominador común en ponencias y ponentes (la creencia de  que podemos actuar sobre nuestro presente para mejorar el futuro), esa visión optimista, se justifica en el convencimiento de que sabemos cuál es la misión de la biblioteca y el papel que como profesionales nos corresponde.


1http://www.infotoday.com/searcher/apr12/Coffman--The-Decline-and-Fall-of...
2http://www.ala.org/offices/sites/ala.org.offices/files/content/oitp/publ...
3http://www.ala.org/transforminglibraries/future/trends
4http://www.mtc.gov.on.ca/en/publications/third_gen_libraries.pdf
5https://www.kb.nl/sites/default/files/library_of_the_future_12082014_def...
6 Reseñada en este blog http://www.ub.edu/blokdebid/es/content/planificar-el-servicio-de-bibliot...
7http://www.sl.nsw.gov.au/sites/default/files/bookends_scenarios.pdf
8http://eprints.rclis.org/29123/
9https://bibliotecas2029.com/durga/
10http://www.asnabi.com/revista/tk24/arellano_yanguas.pdf
11https://es.wikipedia.org/wiki/Terminator_T-800
12http://trends.ifla.org/