El futuro ya está aquí: 10 tendencias para nuestras bibliotecas

Versión para impresiónVersión para impresiónEnviarEnviar

Judit Terma
Directora técnica de planificación, proyectos y evaluación
Biblioteques de Barcelona


Prospectiva 2020: las diez áreas que más van a cambiar en nuestras bibliotecas en los próximos años (2013). Elaborado por: Grupo Estratégico para el Estudio de Prospectiva sobre la Biblioteca en el Nuevo Entorno Informacional y Social. [Madrid]: Consejo de Cooperación Bibliotecaria. Disponible en: http://www.mcu.es/bibliotecas/docs/MC/ConsejoCb/GruposTrabajo/GE_prospec...


El informe Prospectiva 2020: las diez áreas que más van a cambiar en nuestras bibliotecas en los próximos años es el resultado del Grupo de Trabajo Estratégico para el Estudio de Prospectiva sobre la Biblioteca en el Nuevo Entorno Informacional y Social. El grupo fue creado por el Consejo de Cooperación Bibliotecaria1 (CCB), en el marco del I Plan estratégico 2013-2015. Uno de los objetivos de este Plan era el de impulsar estudios2 de prospectiva sobre la biblioteca en el nuevo entorno económico, social y digital. El informe lo elaboraron un grupo de 14 profesionales3 en representación de los diferentes ámbitos y tipologías de bibliotecas que integran el CCB bajo la coordinación de José Pablo Gallo León.

El objetivo del grupo era la realización de un informe de prospectiva (analizar y estudiar el futuro) de las bibliotecas españolas, a partir de la revisión de estudios y propuestas realizadas en otros ámbitos y su adaptación a la realidad bibliotecaria española, así como la elaboración de tendencias claras de futuro para los diferentes sectores bibliotecarios.

Del proceso de elaboración de este documento –que se nos presenta como un documento vivo, que deja la puerta abierta a la discusión, a otros estudios, a otras metodologías que sobre todo potencien la participación– destacaría, principalmente, el impulso del Informe de tendencias IFLA4; el estudio de la bibliografía existente, de estudios previos, de estadísticas, de análisis de tendencias y de aportaciones propias de los autores; las reuniones presenciales, el trabajo “a distancia”; y la jornada de reflexión con politólogos, tecnólogos, economistas y sociólogos5, con el objetivo de tener una idea de cómo afectaría la política, la economía, la sociedad y la tecnología (análisis PEST).

El informe se presenta en forma de decálogo y aborda temas ante los cuales los profesionales tenemos la posibilidad y la obligación de influir, de desarrollarlos, de afrontarlos y de transformarlos: desde la flexibilización de la gestión, la cooperación y la colaboración, la creación de nuevos servicios y espacios, los diferentes perfiles de profesionales, la biblioteca como espacio que garantiza la cohesión y la igualdad de oportunidades, la biblioteca como tercer lugar,... hasta el encaje en el mundo digital.

Se trata de 10 tendencias comunes –con ciertas particularidades– para todos los tipos de bibliotecas. En cada uno de los puntos del decálogo encontraremos: elementos de contexto compartidos (transformaciones sociales y demográficas, TIC, crisis y restricciones en el sector público, competencia de otros agentes, valoración ciudadana de las bibliotecas y de sus profesionales, etc.); puntos de partida diferentes que deberán encontrar planteamientos de futuro diferentes; y las tendencias, presentadas secuencialmente, sin priorizar. Tendencias asociadas a la gestión, a la relación con la sociedad y los usuarios y, finalmente, a los servicios y a las colecciones6.

1. La flexibilización de la gestión de las bibliotecas. Gestión del cambio, transversalidad, cooperación, gestión flexible, etc. son conceptos clave. Es preciso desarrollar habilidades de gestión flexible en un entorno rígido y normativizado como es el de la administración pública; es necesario remarcar, también, el valor que deben aportar las bibliotecas en el seno de sus instituciones.  

2. Más cooperación y más colaboración ampliarán el papel de la biblioteca dentro y fuera de su institución. La cooperación en un sentido clásico continúa siendo necesaria; las bibliotecas deben fomentar su carácter único, su autonomía pero, al mismo tiempo, deben ser complementarias de otras bibliotecas y participar en ámbitos compartidos (redes, asociaciones, consorcios, etc.). Finalmente, las bibliotecas deben buscar complicidades en sectores externos, no bibliotecarios.

3. Escasez de recursos y nuevas estrategias de ahorro y de financiación. Hay que mejorar la gestión de las bibliotecas, buscar la sostenibilidad, la eficiencia económica; la responsabilidad es de las administraciones pero hay que ser imaginativo y buscar nuevas formas de financiación; y sobre todo reforzar el papel de las bibliotecas como agentes formativos básicos para el desarrollo social y económico.

4. Los perfiles flexibles y cambiantes de los profesionales. Las bibliotecas necesitan personal con conocimientos diversos; la formación dejará de tener un carácter unitario. Los profesionales deben aportar valor, han de ser interdisciplinarios y polivalentes, deben incorporar el aprendizaje de otras habilidades –no sólo las tecnológicas– gestión y organización, idiomas, capacidades educativas, negociación, etc.

5. Las bibliotecas y la creación de comunidad y de cohesión social. Hay que identificar las nuevas necesidades de los usuarios, adaptarse y crear nuevos servicios; las bibliotecas han de ser garantes del acceso a la información en igualdad de condiciones; y cuidar la información minoritaria, de carácter único y sin interés comercial.

6. Bibliotecas ágora o bibliotecas tercer lugar, entendidas como espacios donde construir comunidad, espacios de confianza, espacios de creación y donde compartir experiencias, espacios de socialización.

7. Los espacios deben ser flexibles, acogedores y sociales. De bibliotecas para libros a bibliotecas para personas: espacios comunitarios, de reunión, de encuentro, de creación, para usos diferentes, transformables, flexibles, con la tecnología que permita y favorezca la creación y la producción de contenidos.

8. La educación, el aprendizaje y las habilidades clave de la misión de las bibliotecas. Las bibliotecas continuarán siendo un lugar donde aprender; el acceso a la información pierde importancia ante la formación sobre cómo buscar, encontrar, evaluar y utilizar de forma crítica la información; las bibliotecas deberán apoyar a emprendedores y a la búsqueda de trabajo.

9. Servicios que se adaptan a una realidad digital. Complementariedad de los servicios digitales y presenciales; el valor del servicio personalizado, objetivo, fiable y sin interés comercial en contraposición con los grandes agentes de la información digital, la creación y difusión de contenidos digitales; la importancia de la presencia en las redes sociales.

10. Gestionar fuentes y colecciones híbridas. Apuesta clara por el open access en la información científica, en los recursos educativos y patrimoniales; la importancia de la preservación en el universo digital, de los big data; las dificultades de la gestión de la propiedad intelectual.

Un documento de obligada lectura, donde los futuros que se apuntan son fruto de un análisis a fondo de los presentes y de las tendencias identificadas. Un documento realista que recoge tendencias en general de todos los tipos de bibliotecas, que puede servir de punto de partida para que cada tipología de centro profundice e incorpore las reflexiones en la toma de decisiones a corto y medio plazo. Las bibliotecas a lo largo de la historia han demostrado tener una alta adaptabilidad, si bien es cierto que como profesionales debemos continuar esforzándonos en aportar valor a nuestro trabajo, y además debemos reforzar y hacer visible nuestro papel y el de las bibliotecas como garantes de la igualdad de oportunidades en el acceso a la información. Es preciso estar atentos a los cambios sociales, culturales, educativos e influir en las políticas culturales.


1 Órgano de composición interadministrativa que ha de canalizar la cooperación bibliotecaria entre administraciones públicas en el Estado.
2 Otros proyectos para el período 2013-2014: Estudio del impacto socioeconómico de las bibliotecas en la sociedad, Apertura de un diálogo entre los sectores implicados para definir un modelo sostenible de préstamo de libro electrónico en bibliotecas, Elaboración de un manual de funcionamiento del CCB, y Plan de comunicación interna y externa del CCB.
3 Concha Vilariño Periañez, Carmen Méndez Martínez, Julia Merino García, Lluís Mª Anglada i de Ferrer, Cristina Novoa Fernández, Lorena Gómez Méndez, Juan Francisco Elizari Huarte, Hilario Hernández Sánchez, Honorio Penadés de la Cruz, María Jesús del Olmo, Isabel Bordes Cabrera, Javier Docampo Capilla, Pedro Quílez Simón.
4 IFLA World Library and Information Congress. Singapour, 2013.
5 Nicolás Barbieri, Gema Requena, Igor Sábada y Javier Celaya. Se trabajaron tendencias socioculturales, demográficas, de política educativa, tecnológicas, económicas, de edición y de medios de comunicación y de propiedad intelectual.
6Las bibliotecas dentro de 15 años: la visión desde España de los principales cambios que nos esperan. Lluís Anglada. CBBD, Brasil 2015. Presenta una agrupación de tendencias interesantes: gestión (adaptabilidad, nuevos perfiles profesionales, cooperación y recursos escasos), usuarios (comunidad y aprendizaje), edificios (socialización y repensar espacios) y colección (mundo digital y colecciones híbridas).