Los incentivos como elemento clave para hacer crecer los datos de investigación en abierto

Mireia Alcalá
Técnica de Recursos de Información
Àrea de Ciència Oberta
Consorci de Serveis Universitaris de Catalunya (CSUC)


Eynden, Veerle van den [et al.] (2016). Towards open research: practices, experiences, barriers and opportunities. [London: Wellcome Trust]. 64 p. Disponible en: https://dx.doi.org/10.6084/m9.figshare.4055448. [Consulta: 23/10/17].

Jubb, Michael (2016). Embedding cultures and incentives to support open research. London: Wellcome Trust. 21 p. Disponible a: https://dx.doi.org/10.6084/m9.figshare.4055514. [Consulta: 23/10/17].


El Wellcome Trust, institución sin ánimo de lucro de investigación biomédica con sede en el Reino Unido, ha encargado una serie de informes y estudios para analizar los diferentes desafíos que comporta la Ciencia Abierta. Entre los diferentes informes donde se analizan las infraestructuras, las habilidades, la interoperabilidad o la equidad –entre otros–, Michael Jubb y Veerle Van den Eynden exploran los mecanismos culturales y de incentivos para hacer que la ciencia sea más abierta. Uno con una mirada más teórica y el otro a partir de la evidencia.

Jubb parte de los trabajos elaborados por el Expert Advisory Group on Data Access (EAGDA)1 del Reino Unido. En cambio, Van den Eynden extrae sus resultados a partir de una encuesta en línea realizada a 583 investigadores que habían recibido financiación del Wellcome Trust y 259 financiados por el Economic and Social Research Council (ESRC).

«Cuando se jodió lo nuestro», o, de la devolución de los contenidos académicos a los académicos

Lluís Anglada
Director de l’Àrea de Ciència Oberta
Consorci de Serveis Universitaris de Catalunya (CSUC)


Fyfe, Aileen; Coate, Kelly; Curry, Stephen; Lawson, Stuart; Moxham, Noah; Røstvik, Camilla Mørk (2017). Untangling academic publishing: a history of the relationship between commercial interests, academic prestige and the circulation of research. [S.l.]: Zenodo. 23 p. Disponible en: http://doi.org/10.5281/zenodo.546100 . [Consulta: 17/09/17].


La novela de Mario Vargas Llosa, Conversación en La Catedral, empieza con el protagonista preguntándose: «¿En qué momento se jodió el Perú?»1. El informe que reseñamos podía haber empezado de forma similar2, preguntándose cuándo ‘se jodió’ lo nuestro, las revistas científicas y académicas, en este caso.

El paso al digital ha impactado de forma disruptiva en el mercado de los contenidos (libros, revistas, películas) donde las empresas comerciales líderes en el mercado de lo analógico han tenido que dejar paso a nuevas alternativas para el consumo, iniciativas estas conducidas o por nuevas formas de acceso o por nuevas empresas. No ha pasado lo mismo en el mercado de la comunicación científica donde, después de algunas compras y fusiones, cinco editoriales comerciales (las big five), a las que hay que sumar no más de 30 sociedades científicas, publican la mayoría de las revistas que ‘cuentan’ (es decir, las incluidas en los índices de Web of Science o de SCOPUS).

Enredados: el analfabetismo informacional de los nativos digitales

Laura Calosci
Máster en Biblioteca Escolar y Promoción de la Lectura


Evaluating information: the cornerstone of civic online reasoning (2016). [S.l.]: Standford History Education Group. 27 p. Disponible en: https://sheg.stanford.edu/upload/V3LessonPlans/Executive%20Summary%2011..... [Consulta: 28/09/17].


La habilidad con la que los nativos digitales se mueven por la red y utilizan sus terminales electrónicos –smartphones, tabletas y ordenadores– no significa necesariamente competencia informacional sino, más bien, según un estudio publicado en noviembre de 2016 por el Stanford History Education Grup (SHEG), de la prestigiosa universidad californiana de Stanford, «las capacidades de los jóvenes de valorar las informaciones en Internet se pueden resumir con una sola palabra: desoladoras». Según el citado estudio, los nativos digitales son fáciles de engañar a la hora de valorar una información. Este hecho, según el SHEG, es extremadamente preocupante tanto desde el punto de vista de los derechos de ciudadanía, como desde el punto de vista de la calidad democrática que se puede derivar. En un momento en que la posverdad ha entrado en el debate público por su fuerte influencia en la opinión pública es fundamental, para no caer atrapados en la red, promover en las escuelas una pedagogía que favorezca la adquisición de sólidas competencias informacionales en el uso de las nuevas tecnologías.

En este sentido, el SHEG es un grupo que, además de la investigación académica, ofrece diferentes recursos para los profesores de las escuelas de todos los niveles educativos, y es en este contexto que se enmarca el estudio Evaluating information: the cornerstone of civic online reasoning. La finalidad del estudio es justamente la de dibujar un cuadro realista sobre las actuales capacidades de los jóvenes de valorar la credibilidad de la información que fluye en Internet y dar herramientas para trabajar estas competencias en las clases.
El cuadro que surge es francamente preocupante.

¿La industria del libro? Bien, gracias

Amadeu Pons i Serra
Facultat de Biblioteconomia i Documentació
Universitat de Barcelona


Turrin, Enrico. The book sector in Europe : facts and figures. [Brussels]: Federation of European Publishers, 2017. 19 p. Disponible en: http://fep-fee.eu/The-Federation-of-European-844?mc_cid=0bca001f3a&mc_ei.... [Consulta: 21/09/17].


De informes y de estadísticas en torno al libro se publican regularmente diversos, y están dedicados a aspectos diferentes (producción, comercio interior y exterior, hábitos de lectura...) y a tipos de obras diferentes (libro universitario, infantil y juvenil, cómic...). Sus productores son normalmente los organismos de la Administración o del sector que disponen de los datos. 

Este tipo de trabajos, que podríamos calificar como de una vertiente particular de la bibliometría avant la lettre, existe desde hace años, y nos sirve para tomar el pulso anual a la industria y constatar la evolución de determinados indicadores que, además de darnos un conocimiento general, a algunos les puede ayudar a tomar decisiones estratégicas. Por ejemplo, interesa saber si el libro electrónico va introduciéndose en el mercado, o saber el precio medio del libro, el tiraje medio, la distribución y evolución de la producción por los grandes grupos de materias, etcétera.

Un informe de rabiosa actualidad: «Libraries deliver: ambition for public libraries in England 2016-2021»

Maite Comalat
Facultat de Biblioteconomia i Documentació
Universitat de Barcelona


Libraries deliver: ambition for public libraries in England 2016-2021 (2016). 91 p. [S. l.]: Libraries Taskforce. Disponible en: https://www.gov.uk/government/uploads/system/uploads/attachment_data/fil.... [Consulta: 13/09/17].


Con un título sugerente y ambicioso, el año pasado Libraries Taskforce, la agencia gubernamental inglesa de la que forma parte CILIP (Chartered Institute of Library and Information Professionals), publicó un informe con el objetivo de ayudar a las bibliotecas públicas proponiendo líneas de trabajo, recogiendo buenas prácticas y comprometiendo al Gobierno a apoyar a las bibliotecas para que puedan satisfacer mejor las necesidades de la comunidad local y, al mismo tiempo, fortalecer su imagen.

En un contexto complejo, donde, a pesar de las cifras positivas de visitas físicas y en línea, de los usos y de las valoraciones de los usuarios y no usuarios de las bibliotecas, se han cerrado bibliotecas, se han reducido las inversiones y el personal y se ha cuestionado su papel, Libraries deliver: ambition for public libraries in England 2016-2021 retoma el hilo dejado por el informe Sieghart, publicado el año 2014, y da respuesta a una demanda del Department for Culture, Media and Sport (DCMS) y del Local Government Association (LGA) para desarrollar la visión de futuro de las bibliotecas públicas en Inglaterra.

Páginas

Suscribirse a blok de bid RSS