27. Un proyecto interdisciplinar de centro

Presentación

La Administración educativa ofrece la oportunidad de implementar un nuevo proyecto globalizador, interdisciplinar y competencial a un centro de secundaria caracterizado por su atención a la diversidad. ¿Qué nuevos retos se generan? ¿Cuáles son las actuaciones y respuestas del alumnado, de las familias, del claustro y de los agentes educativos externos?

Síntesis del caso →

Contexto

El centro se encuentra en una población del cinturón industrial de una gran ciudad. Su población se ha ampliado y rejuvenecido, y durante los años noventa y hasta el final de la burbuja inmobiliaria ha recibido abundante nueva población de mediana edad de tipo socioeconómico medio-alto.

Se trata de un instituto de secundaria con tres grupos oficiales en la ESO desdoblados en cuatro, dos en primero de bachillerato y uno en segundo de bachillerato. El claustro está compuesto por 45 profesores y profesoras. De ellos, la mitad son definitivos en el centro, una cuarta parte está en comisión de servicio y el resto son interinos.

Planteamiento de la situación

El centro está involucrado en diversos proyectos de innovación educativa, ya que ha detectado que es el mecanismo real de cambio de las metodologías de enseñanza-aprendizaje más tradicionales. También tiene una larga tradición de atención a la diversidad.

La propuesta de ser centro piloto se relaciona también con los resultados no muy exitosos en las últimas pruebas externas de segundo ciclo en el ámbito de matemáticas.

Es, en este marco, en el que hace un curso la Administración educativa propuso al instituto la puesta en marcha de un proyecto de integración del aprendizaje de las matemáticas y de las ciencias experimentales, utilizando métodos innovadores y atractivos. Un proyecto que, al mismo tiempo, potencia el desarrollo y la adquisición de las competencias y un trabajo de carácter interdisciplinar, y en el que los temas ambientales y los métodos de indagación son básicos.

Además de los objetivos anteriores, el proyecto es una estrategia más para prestigiar el centro educativo en el entorno y para mejorar su dinámica general.

Desarrollo de la experiencia

El proyecto se sustenta en tres estamentos. Por un lado, el instituto, con el apoyo de la Administración educativa. Por otro, una fundación privada que proporciona un partenariado económico de acceso a instituciones de referencia y de externalización de los resultados. Y el marco teórico pedagógico lo proporciona el departamento didáctico de las ciencias experimentales y las matemáticas de una universidad catalana. Esta misma institución establece el contacto con otros importantes organismos de investigación científica de Cataluña.

El objetivo inicial era la creación de un núcleo con profesorado del ámbito científico-matemático que liderara el proyecto, y poder hacerlo extensivo en un par de cursos al resto del claustro, de forma que la nueva metodología de trabajo fuera independiente del área de conocimiento e impulsara la adquisición de las competencias por parte del alumnado.

Para conseguirlo, se ha llevado a cabo una intensa formación, tanto en el grupo inicial como en el claustro, y se están generando sinergias de trabajo común. Las actividades de formación han tomado formas muy diversas (charlas, seminarios, talleres…) para posibilitar el proyecto a largo plazo.

A pesar de la buena predisposición de todos los estamentos, se detectaba una desconfianza inicial que rápidamente desapareció para originar un trabajo colaborativo muy intenso. Como resultado, se han creado e implementado durante el primer curso cuatro unidades didácticas en 1º y 3º de ESO.

En estas unidades, los alumnos y alumnas trabajan a partir de una apuesta por la interdisciplinariedad y por la funcionalidad de los aprendizajes (para poder aplicarlos en nuevos contextos). El alumnado será uno de los focos de atención, ya que si el proyecto está bien diseñado su predisposición hacia la institución educativa probablemente virará, y dejará de tener un papel más pasivo en favor de uno más activo, en el que construirá su propio conocimiento y en el que aprenderá al mismo tiempo que se divierte.

Desenlace

La visión del alumnado ha pasado de la sorpresa inicial a un entusiasmo final, ya que ha construido activamente su propio conocimiento, modulándolo según intereses, capacidades, etc. Y para el profesorado ha sido enriquecedor dejar las clases tradicionales por una nueva metodología en la que su papel es básicamente de orientador.

En relación con los niveles educativos en los que no se ha puesto en marcha el proyecto en el aula durante el primer curso, se han realizado talleres, conferencias y prácticas de laboratorio lúdicas, con el objetivo de sensibilizar al alumnado y hacerle entender que se trata de un proyecto de centro.

En el profesorado que no ha estado directamente involucrado en el proyecto se ha producido, en general, una evolución positiva en su posicionamiento. Se ha pasado del recelo inicial a una actitud de colaboración y de generación de ideas para futuras actuaciones conjuntas entre departamentos didácticos. Este cambio se debe, en parte, a la formación recibida desde la universidad, que tenía por objetivo último hacer de la interdisciplinariedad un rasgo metodológico del instituto.

Durante la aplicación del proyecto en el primer curso, las familias no han tenido un papel destacado. Ello no obstante, es evidente que debe producirse un cambio de posicionamiento en el futuro, y que hay que crear las situaciones para que puedan participar activamente, ya que es un proyecto de centro y ellas son uno de sus estamentos.

Síntesis del caso

ContextoInstituto situado en el cinturón industrial de una gran ciudad
Nivel educativoSecundaria obligatoria
ÁmbitoCentro
AcciónMetodología
ParticipantesProfesorado y alumnado del instituto, Universidad catalana, Fundación privada
Desarrollo• Instituto con tradición de innovación pedagógica y de atención a la diversidad. Instituto con resultados mejorables en el ámbito de las matemáticas
• Implementación de un nuevo proyecto multidisciplinar centrado inicialmente en el ámbito científico-matemático
• Extensión de la nueva metodología a todo el currículo y participación de todos los departamentos didácticos
• Creación de sinergias entre el instituto, las instituciones externas, los recursos del entorno y las familias
DuraciónTres cursos escolares con el partenariado

↑ vuelve arriba

icono_cuestiones

  ¡Sé la primera persona en valorar el caso!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *