Cuerpos de escándalo: celebridad femenina en el fin-de-siècle

En el universo de frivolidad, erotismo y desenfado que caracteriza buena parte de la cultura popular española de entresiglos, la visibilización de las mujeres de espectáculo se emplaza en el territorio de las fantasías masculinas y capitalistas sobre el consumo del cuerpo femenino, pero la notable presencia de estas mujeres en la esfera pública implica también una contravención de los estereotipos decimonónicos sobre la feminidad, que la vinculan a la virtud y a lo privado. Lejos de asumir pasivamente este imaginario, algunas artistas como Carolina Otero o Tórtola Valencia lo utilizan estratégicamente, muchas veces de forma irónica y hasta paródica. Cultivando la excentricidad, la fatalidad y el exotismo, es decir, la otredad y la diferencia, estas mujeres se aprovechan de los mecanismos de la industria y los códigos culturales del momento para trascender los escenarios y convertirse en sujetos capaces de organizar una carrera profesional, alcanzar una independencia económica y garantizarse un espacio de agentividad propia. Así mismo, adoptando a su conveniencia el mito de Carmen como femme fatale, su teatralización de lo nacional y lo racial con fines promocionales abre interesantes cuestiones en torno a la autenticidad, las relaciones centro/periferia y metrópolis/colonia.

 

Introducción  7

I. Comerciar con el deseo: espectáculos populares y exhibición femenina  15

II De mercancías y vendedoras: las paradojas de la celebridad  35

III. Dejarse ver no es enseñarse: los usos de la imagen  63

IV. Ser anómala en todo: escándalo y excentricidad  93

V. Con virtud no se va a ninguna parte: los imaginarios de la feminidad  143

VI. Lo más bonito es mentir: imaginarios de la nación  181

Referencias bibliográficas  223