Paisaje de varones. Genealogías del homoerotismo en la literatura argentina

La publicación de El beso de la mujer araña (1976) de Manuel Puig marcó un hito e inauguró una nueva etapa en la historia de las representaciones de disidencia (homo)sexual en la literatura argentina e hispanoamericana. El fulgurante éxito de la novela de Puig relegó a segundo plano, sin embargo, una serie de textos previos que ya indagaban territorios proscritos por el «buen decir» y la moral dominantes. La recuperación de un conjunto de genealogías marginadas de la historiografía literaria descubre un universo rico en subversiones mucho antes de la «liberación gay» que estalló en los años 70. A partir de los «espacios homoeróticos» que los varones disidentes construyeron —y que propiciaron, a su vez, el desarrollo de subjetividades transgresoras—, este ensayo traza nuevas encrucijadas en torno al erotismo en la literatura argentina de la primera mitad del siglo XX, a través de creaciones y autores —José González Castillo, Roberto Arlt, Bernardo Kordon, Abelardo Arias, Manuel Mujica Lainez, entre otros— que dieron cuenta de cuerpos, espacios y deseos ubicados en los márgenes.

 

ÍNDICE

Introducción

I. Espacio(s) y homoerotismo(s)  17

II. Territorios esquivos  37

III. Mapas fundacionales  53
Los invertidos (1914): ámbitos secretos de la burguesía  53
Los años 20: de la homosociabilidad al homoerotismo  83
Primeras imágenes del yiro: Reina del Plata (1946) de Bernardo Kordon  110

IV. Homotextualidades  121
El paraíso (im)posible de Abelardo Arias  126
Los límites de José Bianco  141
Las zonas del secreto en Manuel Mujica Lainez  151

Conclusiones 173

Referencias bibliográficas  179