Enfance

  • Sarraute, Nathalie

    Enfance

Ed. cit.

Enfance

Editorial Gallimard-Colección Folio nº 1684, París, 1989

ISBN: 2-07-037684-2

Du lendemain il ne me reste que le quai gris sombre, les atroces sifflets, maman penchée à une fenêtre du train qui s'éloigne lentement et moi courant le long du quai, hurlant, sanglotant, et l'oncle courant derrière moi pour me rattraper, me prenant par la main, me ramenant, où, je ne sais plus, probablement dans un autre train partant en sens inverse.

biografía

Nathalie Sarraute (1900-1999), escritora francesa de origen ruso, compaginó sus primeros años de carrera literaria con el trabajo de abogada, que abandonó en 1941 para dedicarse plenamente a la escritura. Gran lectora desde joven, en 1939 publicó su primer libro, Tropismos, pero se vio condenada a la incomprensión hasta veinticinco años después, cuando conoció el éxito tras la publicación de La era del recelo (1956). Éste, además, es considerado uno de los textos fundadores del Nouveau Roman, corriente de la que formó parte. Interesada por los estados psicológicos furtivos y los instantes efímeros de la conciencia, Sarraute cultivó también el guión radiofónico y el teatro, y siguió publicando hasta poco antes de morir.

sinopsis

Enmarcando cronológicamente la narración entre el momento de la separación de sus padres y sus primeros viajes, zarandeada entre una casa y la otra, entre París y San Petersburgo, y su ingreso en el Lycée Fénelon, la narradora nos habla de todo aquello que marcó su infancia y que ha conservado en el recuerdo: su vida, primero con la madre en Rusia y luego con el padre y la madrastra en París; la figura de la madrastra, Vera, y de la hermana pequeña, Lili, los paseos, los jardines, los pocos amigos… Pero sobre todo, a través de la evocación, de recuerdos, sensaciones, impresiones, la autora habla de su modo de buscar la felicidad en un entorno poco propicio y el encuentro fascinante con el mundo de los libros y de la escritura.

reseña

En línea con las prácticas habituales del Nouveau roman, Sarraute suprime ya desde el principio la autobiografía clásica, exponiendo algunos de los que serán sus ejes de trabajo, sus premisas. La autora elimina el punto de vista del narrador en un intento de dar libertad al flujo de la conciencia. Esto lleva a que la obra no tenga una clara línea de continuidad; más bien, con su estilo entrecortado, sus capítulos breves y los saltos de una idea a otra, y con la irrupción constante de recuerdos, trazos y sensaciones -la cronología salta por los aires- el libro nos muestra lo que sería la dificultad para ser fiel en la triple fase: el paso de aquello que se sintió en un momento dado, la permanencia de dicho recuerdo en la memoria y la dificultad ante la plasmación por escrito de todo esto. Hay un temor constante a una falta de fidelidad, sobre todo por los problemas inherentes al lenguaje, y también hay miedo a caer en el sentimentalismo y en los lugares trillados, algo de lo que, sin embargo, Sarraute sale airosa.

Desde un punto de vista formal, el libro funciona a base de un diálogo entre dos personas; enseguida se percibe que son dos las voces de la propia narradora: una la voz que narra propiamente y la otra que actúa como voz de la conciencia, voz crítica que va advirtiendo y previniendo ante posibles caídas, creando un diálogo que, al ser interior, libra a Sarraute a un universo propio de temporalidad y subjetividad. Es esta segunda voz la que hace nacer la verdad de la empresa literaria de su interlocutora.

Otras cosas destacables son la presencia constante de los puntos suspensivos, típicos de la autora, que muestran la duda, la espera, el silencio en la escritura; el uso del presente, que no es un presente de narración sino más bien el del tiempo real del recuerdo, creando así un único tiempo, el de la escritura; y la presencia de un yo mutable, que va del yo-niño al yo-adulto, y que permite tanto narrar como analizar.

autopoética

"Toda la poesía se funda sobre eso, sobre lo que se siente. […] Me gusta trabajar la escritura. Siempre me ha gustado […]. Para que esta escritura respire y viva hace falta que haya algo espontáneo, desconocido, vibrante que intente encontrar las palabras. No se trata de palabras ya preparadas. Es esta búsqueda de las palabras lo que me interesa, de la escritura […]."

bibliografía

Gosselin, Monique (1996), Entretiens avec Nathalie Sarraute, París, La Renaissance du livre.

Maulpoix, Jean-Michel (2002), "Le bout de la langue. À propos de Nathalie Sarraute", Jean-Michel Maulpoix & Cie…,15/12/2005
<http://www.maulpoix.net/Sarraute.html>

Ricardou, Jean (1990), Le nouveau roman, Seuil, París.

Edita: Centre Dona i Literatura

Cayetano González, José Joaquín

Cayetano González, José Joaquín (2006), "Nathalie Sarraute. Enfance", Lletra de Dona in Centre Dona i Literatura, Barcelona, Centre Dona i Literatura / Universitat de Barcelona.

http://www.ub.edu/cdona/lletradedona/enfance
Facebook Twitter Vimeo Share to Stumble Upon More...