El cuarto oscuro

  • Welsh, Louise

    The Cutting Room

Ed. cit.

El cuarto oscuro

Traducción del inglés de Susana Contreras

Madrid, Anagrama, 2004

ISBN: 84-339-7027-5 D.L.: B. 6585-2004

— Te diré lo que puedo saber que no es mucho. Esto no es un truco hecho con la cámara. Aquí no han hecho más que enfocar y disparar. (...) Si hay algún truco aquí, está en la escenografía, en el maquillaje, la sangre falsa, la actuación. Dios, Rilke, espero que esa chica estuviera actuando, pero mírala. Joder, tío, eso es una herida abierta.

biografía

Nacida en Edimburgo en 1965, vive en Glasgow donde ha trabajado como anticuaria especializada en libros raros y antiguos. Después de publicar varios artículos y alguna narración breve, debuta como novelista con El cuarto oscuro que, entre otros, obtiene el premio de la "Crime Writers Association" y el prestigioso galardón de novela policíaca "John Creasey Memorial Dagger". Es columnista habitual del diario británico The Observer.

sinopsis

Rilke trabaja en la modesta casa de subastas Bowery Auctions de Glasgow. Siguiendo las estrictas indicaciones de la anciana señora McKindless, su nuevo encargo consiste en tasar y subastar en una semana todas las pertenencias de su familia después del repentino fallecimiento de su hermano. En el estudio privado del señor McKindless, Rilke encuentra una magnífica biblioteca de libros prohibidos, pero también unas antiguas fotografías que muestran la tortura sexual y el asesinato de una joven mujer. Convertido en aprendiz de investigador privado, Rilke decide averiguar qué pasó.

reseña

En El cuarto oscuro, de Louise Welsh encontramos todo lo que debemos esperar de una novela policíaca: un muerto reciente, un inspector de policía que vigilia de cerca al investigador pero dispuesto a compartir con él un vaso de whisky, largas noches, un buen número de fracasados, mucho humo, narices rotas, etc. Por su libro desfilan todos los códigos que este género literario, con la ayuda del cine negro desde los años cuarenta, ha ido moldeando a lo largo del tiempo.

Aparece también otra de las características de estilo que encontramos en este tipo de género y que no es otra que el bien conocido traslado de la visualidad fílmica al lenguaje literario. El cuarto oscuro, no es ninguna excepción de este complejo proceso de apropiaciones mutuas y son varios los ejemplos con los que nos topamos a lo largo de la novela, como cuando, en un momento, leemos:

— (...) Ustedes son una casa respetable, pero pequeña, y habría sido más lógico que acudiera a una de las casa de subastas de Londres.
— Sí, es una pregunta evidente.
— Quiero que todo se haga muy rápido.

— Quiero que todo se haga muy rápido.
Unos ojos azules que habían sido mucho más azules me miraron fijamente.

Esta técnica viene a emular una rara forma de montaje cinematográfico; la del montaje de relación que une dos escenas alejadas en el tiempo e incluso en el espacio por medio de una misma palabra o un mismo gesto.

Otro ejemplo de este interesante juego interartístico lo encontramos en el cinematográfico fundido en negro con el que Welsh finaliza uno de sus capítulos:

Me quedé sentado, y escuché cómo su respiración se iba haciendo más lenta y acompasada, y miré la punta encendida de mi cigarrillo hasta que el resplandor se desvaneció y sólo quedó la oscuridad.

Pero la gran aportación de El cuarto oscuro al género policiaco, la encontramos en el atípico héroe que protagoniza la novela: Rilke, que tiene como oficio algo tan aparentemente ausente de emoción e intriga como es ser tasador de una pequeña casa de subastas, sólo tiene en común con los héroes poco recomendables que pueblan el género su afición al alcohol. Su homosexualidad, su amateurismo como detective o su falta de acción, son rasgos suficientemente diferenciadores para otorgar al texto la originalidad que reclamamos.

El extraordinario catálogo de personajes marginales de El cuarto oscuro —muchos de ellos sólo apuntados, pendientes de desarrollar— o el cambio final de Glasgow por París con un nuevo caso por delante, apuntan una voluntad de continuidad, de crear una saga de las aventuras del nuevo, ahora sí, detective Rilke.

Edita: Centre Dona i Literatura

Río, Alberto del

Río, Alberto del (2004), "Louise Welsh. El cuarto oscuro", Lletra de Dona in Centre Dona i Literatura, Barcelona, Centre Dona i Literatura / Universitat de Barcelona.

http://www.ub.edu/cdona/lletradedona/es/el-cuarto-oscuro
Facebook Twitter Vimeo Share to Stumble Upon More...