A ponte das poldras

  • Pato, Chus

    A ponte das poldras

Ed. cit.

A ponte das poldras

Vigo, Editorial Galaxia, 2006

ISBN:84-8288-889-71 D.L.: VG-36-2006

a primeira entre todas elas que non sei
cavar, nin segar, nin vendimar, quixera comunicar lingua,
creación, praxe lingüística: ESCRITA

biografía

Chus Pato (Ourense, 1955), es profesora de Geografía e Historia en la enseñanza secundaria, activista política y una de las figuras más destacadas de la poesía gallega actual. Su escritura poética transgrede todo tipo de moldes poéticos, rompe con las convenciones y opta por acercarse a un terreno libre en el que experimentar con la polifonía, con las tipologías textuales y con la palabra poética en si misma. Poemarios publicados hasta el momento: Urania (1991), Heloísa (1994), Fascinio (1995), A ponte das poldras (1996, reedición 2006), Nínive (1996), m-Talá (2000), Charenton (2004) y Hordas de escritura (2008).

sinopsis

Este poemario se construye alrededor de dos grupos de poemas. El primero de ellos, titulado "Érebo", nace como un canto mitológico, una reivindicación de la palabra como instrumento de liberación nacional, una llamada a la resistencia. Este dios de la oscuridad esconde referencias a diosas, antiguas y actuales, que dirigen sus pasos hacia los márgenes del lenguaje y de la nación para revisar lo convencionalmente aceptado.

En el segundo grupo de poemas, "A ponte das poldras", Chus Pato se nos presenta como voz hecha de recuerdos que rompe con una tradición limitadora y construye su propio espacio.

Al mismo tiempo es la historia de las potras que deciden cruzar el puente pero también de las posibles amazonas que escogen el camino. Un lenguaje metafórico, libre y maleable para reflexionar sobre las huellas del pasado y el yo femenino vinculado a las antepasadas, a la tierra y al compromiso.

reseña

La voz y la palabra demandan un terreno donde ser libremente enunciadas. Chus Pato escucha el grito y les procura una tierra donde poder ser sembradas para nacer y huir de los terrenos yermos de lo nunca dicho. Bien es cierto que mudaron los tiempos y los nuevos instrumentos de labranza se descomponen en sílabas y se guardan en diccionarios. La autora se instala en un espacio que no está de espaldas a la naturaleza, ni a la tierra, ni a la nación. Hasta allí tenemos que acercarnos, olvidando los nombres de los lugares y el paso precipitado del tiempo. Después la escritora confiesa el deseo de búsqueda de un nuevo paraíso como el de la infancia o el de los lugares natales.

Cubre este lugar de la memoria el tejido de los recuerdos del pasado de la poeta: la emigración, la familia, la honda huella de la religiosidad, las mujeres que la precedieron. La cartografía de un pasado que se acepta y se rechaza a partes iguales, "non gardarei auga de Lourdes nunha garrafa para terror da miña descendencia" ("no guardaré agua de Lourdes en una garrafa para terror de mi descendencia").

Observamos a través de un paño cuidadosamente colocado por la autora y percibimos que con ella son muchas voces las que nos están hablando al oído con un tono antiguo, mágico y sublime. Es la estirpe de las Antepasadas, todas las mujeres que comenzaron el camino. Y es necesario rescatar algunos nombres propios que conforman su memoria: Xosefa, Xesusa, Sofía y la escritora y amiga Belén Feliu.

Por ellas y por ella misma se vale del lenguaje poético ya gastado, con menciones a Rilke o Celan, para recuperar su historia personal, que se sitúa en un territorio vivido en femenino.

El poemario supone, entre otras cosas, un paseo imaginario por una naturaleza olvidada en la que se enhebran las referencias a la ardilla "na póla máis alta do carballo"("en la rama más alta del roble"), a la serpiente "apampada polo sol" ("aturdida por el sol") o a las potras que poco a poco experimentan la metamorfosis que les corresponde hasta llegar a ser "eguas de resplendor de luz" ("yeguas de resplandor de luz").

Además propone una vuelta al terreno de lo mítico en el que las figuras femeninas pueden representar nuevas actitudes: "e unha anciá, moi minguadiña,/ e esta estaba dentro dunha botella e tiña un xardín,/ moi en desorde/ e nas árbores, pendurados de pinzas da roupa, de/ plástico, translúcidas, os oráculos/ e dicía que cada quen que collese o seu/ que ela xa non atendía" ("y una anciana, muy menguadita,/ y ésta estaba dentro de una botella y tenía un jardín, muy en desorden/ y en los árboles, colgados de pinzas de la ropa, de/ plástico, translúcidas, los oráculos/ y decía que cada quien que cogiese el suyo/ que ella ya no atendía").

Puede ser una declaración de principios con la que anclarse en el mundo o, como confiesa uno de los versos, "un libro de aventuras", alejado de los de Derek Walcott y con protagonista coral: una mujer hecha de mujeres, tierra, nación y recuerdos. Pero esta poesía es huidiza y no acepta límites, sólo una verdad: que es una escritura valiente e inconformista que cuestiona y revisa con la clara intención de sembrar deseos.

El efecto de este lenguaje poético es la reactivación de nuestros sentidos y de nuestra capacidad de evocación. Surge la necesidad inmediata de situarnos a la par de la autora para contemplar con ella la realidad que se va dejando atrás, la que queda "na xuntura das lousas" ("en la juntura de las losas"), la que sólo se puede contemplar desde un "posto fronteirizo" ("puesto fronterizo"). Cada cual, con el libro entre las manos, podrá decidir si quiere arriesgarse o no a cruzar el puente que nos dibujan los versos y después continuar el camino ya desde la otra orilla.

Edita: Centre Dona i Literatura

Marante Arias, Antía

Marante Arias, Antía (2009), "Chus Pato. A ponte das poldras", Lletra de Dona in Centre Dona i Literatura, Barcelona, Centre Dona i Literatura / Universitat de Barcelona.

http://www.ub.edu/cdona/lletradedona/es/ponte-das-poldras
Facebook Twitter Vimeo Share to Stumble Upon More...