Frankenstein (o el moderno Prometeo)

  • Shelley, Mary

    Frankenstein (or the modern Prometheus)

Ed. cit.

Frankenstein (o el moderno Prometeo)

Traducción de Mª. Engracia Pujols

Madrid, Anaya, 2004

ISBN: 84-96246-22-1 DL: M-186-2004

Me equivoqué en una sola cosa: todas las desgracias que imaginaba y temía no llegaban ni a la centésima parte de la angustia que el destino me tenía reservada.

biografía

Mary Shelley nace en Londres en 1797, hija de dos pensadores progresistas que establecerán las bases de su avanzada educación. Su madre, Mary Wollstonecraft, era una conocida pionera del feminismo. En 1816 se casa con el poeta Percy B. Shelley. Su tendencia a la depresión y la tensa relación con su marido marcarán su vida y su obra. Muere en 1851 en Italia. De su obra destacan Frankenstein (1818), Valperga (1823) y The last man (1826).

sinopsis

Frankenstein es una historia macabra en la que Víctor, un joven ávido de conocimientos científicos, se obsesiona por lograr el mayor reto posible en el mundo científico: dar vida a un cuerpo muerto. Su éxito será su condena, la creación de un monstruo estremecedor que, en respuesta a su rechazo por todos se entrega por completo a saciar una sed de venganza hacia su creador, culpable de su desgracia, y hacia todo lo que éste ama, tornando en muerte todo alrededor de Víctor. El monstruo, enfermo de soledad, solicita una compañera a su creador a cambio de desaparecer para siempre, pero Víctor se niega a ello, provocando así que la única salida hacia la paz y el descanso sea el fin de uno de los dos.

reseña

Lord Byron dijo: "¿Por qué no escribe cada uno un cuento de espectros?". M. Shelley respondió a la propuesta con un relato repleto de antihéroes donde su principal protagonista realiza un viaje a los infiernos, creando así una atmósfera asfixiante donde es capaz de conjugar la crueldad y el crimen con la delicadeza y el amor.

La obra nos muestra una suma de confesiones: la de Walton a su hermana, la de Víctor a Walton y la del monstruo a Víctor. Y toda la verosimilitud del relato depende de la credibilidad que le demos al primer narrador Walton, pues suya es la confesión final que nos llega a nosotros como lectores.

El verdadero crimen que se presenta en la obra no es sangriento sino emocional, es el abandono de Víctor a su criatura que "deseaba del amor y la amistad" pero que le eran cotidianamente negados ¿no es eso una cruel injusticia?. Y siguiendo la idea decimonónica de que no debe existir en la sociedad un crimen sin condena, se castigará esta actitud de Víctor, además de su codicia, su crueldad y su cobardía.

Con la figura del engendro, Mary Shelley podría estar representando la tensión creativa del s.XIX, especialmente dura para las mujeres de la época, que padecen la "angustia de la autoría" (quizás por ello la primera edición de la obra fue anónima), y a través de esa tensión Mary Shelley encuentra el argumento de su obra. La búsqueda de la soledad y el secreto, propios de la autora, se dibujan en la figura de Víctor, personaje atormentado y obsesivo cuya principal víctima es la criatura abandonada.

En el personaje de Víctor se refleja el mito de Narciso, cuyo triunfo no le permitió ver las consecuencias de sus acciones achacándoselas al destino. Y asimismo el del Prometeo de Esquilo como símbolo del genio creador.

Vemos también que en la obra son aniquiladas todas la figuras femeninas (que con su existencia aportaban la cualidad del juicio en contra de la irracionalidad masculina) así, Elizabeth, Justine y Caroline mueren, pues además todas ellas son a su vez potencialmente creadoras de vida y por tanto deben desaparecer a fin de evitar mayores desastres.

En cuanto al estilo de M. Shelley se observa un detallado tratamiento del paisaje (el mar de hielo, el Mont Blanc...), que pasa a convertirse en un personaje más, testigo mudo de las desgracias y a la vez influyente en los ánimos de los protagonistas.

En conclusión, vemos que el relato nos muestra las consecuencias de una catástrofe y no de una victoria, adoptando al final un tinte moralizante con la presencia de Walton. Mary Shelley acaba, pues, superando con creces las expectativas de aquella apuesta de Byron, pues no sólo nos encontramos ante un mero relato gótico de espectros (muy frecuentes en el siglo XIX) sino ante una obra maestra incomprensiblemente escrita (según la propia Mary) "por una muchacha de tan sólo diecinueve años".

bibliografía crítica

Spark, Muriel (1997), Mary Shelley, Barcelona, Lumen.

Vega Rodríguez, Pilar (2002), Frankensteiniana, la tragedia del hombre artificial, Madrid, Tecnos.

Vega Rodríguez, Pilar (1999), Mary Shelley. La gestación del mito de Frankenstein, Madrid, Aldebarán.

Edita: Centre Dona i Literatura

León Arias, Jorge

León Arias, Jorge (2006), "Mary Shelley. Frankestein ", Lletra de Dona in Centre Dona i Literatura, Barcelona, Centre Dona i Literatura / Universitat de Barcelona, fecha de consulta.

http://www.ub.edu/cdona/lletradedona/frankenstein-o-el-moderno-prometeo
Facebook Twitter Vimeo Share to Stumble Upon More...