Buscar autora/obra

Herramientas de búsqueda

¿La primera vez que entras? Accede a un breve tutorial.


Resultados en la Biblioteca

La búsqueda calle retornó 50 resultados.

Mostrando 21 - 40 de 50 resultados (1.03 segundos)

Anterior 1 2 3
21. Seccion 3 - Leonor López de Córdoba. Introducción y edición crítica. Vida y tragedias de Leonor López de Córdoba. Memorias. Dictadas en Córdoba entre 1401 y 14

... que no viniéssemos por la calle a comer a su mesa entre tantos cavalleros que había en Córdova. E la su merced me respondió le placía, y yo fui mui consolada.” “E quando otro día quise abrir el postigo, criadas suyas le habían buelto el corazón , que no lo hiziese. E fui tan desconsolada que perdí la paciencia ; e la que me hizo más contradición con la señora mi tía se murió en mis manos comiéndose la lengua.” “E otro día que no quedava mas que un día de acabar mi oración , sábado, soñava pasando por San Hipólito tocando el alba: vi en la pared de los corrales un arco mui grande e mui alto, e que entraba yo por allí y cojía flores de la Sierra y veía mui gran cielo. Y, en esto, disperté; e hobe esperanza en la Virgen Santa María , que me daría casa . 39 ” ...

 
22. Seccion 2 - Leonor López de Córdoba. Introducción y edición crítica. Vida y tragedias de Leonor López de Córdoba. Memorias. Dictadas en Córdoba entre 1401 y 14

... que no viniéssemos por la calle a comer a su mesa entre tantos cavalleros que había en Córdova. E la su merced me respondió le placía, y yo fui mui consolada.” “E quando otro día quise abrir el postigo, criadas suyas le habían buelto el corazón , que no lo hiziese. E fui tan desconsolada que perdí la paciencia ; e la que me hizo más contradición con la señora mi tía se murió en mis manos comiéndose la lengua.” “E otro día que no quedava mas que un día de acabar mi oración , sábado, soñava pasando por San Hipólito tocando el alba: vi en la pared de los corrales un arco mui grande e mui alto, e que entraba yo por allí y cojía flores de la Sierra y veía mui gran cielo. Y, en esto, disperté; e hobe esperanza en la Virgen Santa María , que me daría casa . 39 ” ...

 
23. - María-Milagros Rivera Garretas. Signos de libertad femenina. (En diálogo con la historia y la política masculinas).

... en las casas, está en la calle , y está en ese espacio violentísimo, un espacio que no es ni casa ni calle , que es la prostitución . Pienso que es muy importante tomar conciencia de que entre los hombres maltratadores de hoy están los que hace unas décadas gritaron la consigna “Haz el amor , no la guerra .” Es importante porque esta toma de conciencia trae el problema de la violencia contra las mujeres a mi realidad presente concreta, contaminando de realidad las memorias sagradas, y me permite afrontar el problema partiendo de mí, de mi experiencia personal, para ir desde ella a lo otro, a la política, sin fetiches. La importancia de este choque de verdad , de veracidad, muchas mujeres la aprendimos en el feminismo. El feminismo se convirtió en un movimiento político verdadero cuando cada una se dio cuenta de que su lucha no era para otras, no era para mujeres lejanas o menos afortunadas, sino que era en primer lugar para ella misma y...

 
24. Seccion 4 - Leonor López de Córdoba. Introducción y edición crítica. Vida y tragedias de Leonor López de Córdoba. Memorias. Dictadas en Córdoba entre 1401 y 14

... que no viniéssemos por la calle a comer a su mesa entre tantos cavalleros que había en Córdova. E la su merced me respondió le placía, y yo fui mui consolada.” “E quando otro día quise abrir el postigo, criadas suyas le habían buelto el corazón , que no lo hiziese. E fui tan desconsolada que perdí la paciencia ; e la que me hizo más contradición con la señora mi tía se murió en mis manos comiéndose la lengua.” “E otro día que no quedava mas que un día de acabar mi oración , sábado, soñava pasando por San Hipólito tocando el alba: vi en la pared de los corrales un arco mui grande e mui alto, e que entraba yo por allí y cojía flores de la Sierra y veía mui gran cielo. Y, en esto, disperté; e hobe esperanza en la Virgen Santa María , que me daría casa . 39 ” ...

 
25. Seccion 5 - Leonor López de Córdoba. Introducción y edición crítica. Vida y tragedias de Leonor López de Córdoba. Memorias. Dictadas en Córdoba entre 1401 y 14

... que no viniéssemos por la calle a comer a su mesa entre tantos cavalleros que había en Córdova. E la su merced me respondió le placía, y yo fui mui consolada.” “E quando otro día quise abrir el postigo, criadas suyas le habían buelto el corazón , que no lo hiziese. E fui tan desconsolada que perdí la paciencia ; e la que me hizo más contradición con la señora mi tía se murió en mis manos comiéndose la lengua.” “E otro día que no quedava mas que un día de acabar mi oración , sábado, soñava pasando por San Hipólito tocando el alba: vi en la pared de los corrales un arco mui grande e mui alto, e que entraba yo por allí y cojía flores de la Sierra y veía mui gran cielo. Y, en esto, disperté; e hobe esperanza en la Virgen Santa María , que me daría casa . 39 ” ...

 
26. Seccion 9 - Leonor López de Córdoba. Introducción y edición crítica. Vida y tragedias de Leonor López de Córdoba. Memorias. Dictadas en Córdoba entre 1401 y 14

... que no viniéssemos por la calle a comer a su mesa entre tantos cavalleros que había en Córdova. E la su merced me respondió le placía, y yo fui mui consolada.” “E quando otro día quise abrir el postigo, criadas suyas le habían buelto el corazón , que no lo hiziese. E fui tan desconsolada que perdí la paciencia ; e la que me hizo más contradición con la señora mi tía se murió en mis manos comiéndose la lengua.” “E otro día que no quedava mas que un día de acabar mi oración , sábado, soñava pasando por San Hipólito tocando el alba: vi en la pared de los corrales un arco mui grande e mui alto, e que entraba yo por allí y cojía flores de la Sierra y veía mui gran cielo. Y, en esto, disperté; e hobe esperanza en la Virgen Santa María , que me daría casa . 39 ” ...

 
27. Seccion 8 - Leonor López de Córdoba. Introducción y edición crítica. Vida y tragedias de Leonor López de Córdoba. Memorias. Dictadas en Córdoba entre 1401 y 14

... que no viniéssemos por la calle a comer a su mesa entre tantos cavalleros que había en Córdova. E la su merced me respondió le placía, y yo fui mui consolada.” “E quando otro día quise abrir el postigo, criadas suyas le habían buelto el corazón , que no lo hiziese. E fui tan desconsolada que perdí la paciencia ; e la que me hizo más contradición con la señora mi tía se murió en mis manos comiéndose la lengua.” “E otro día que no quedava mas que un día de acabar mi oración , sábado, soñava pasando por San Hipólito tocando el alba: vi en la pared de los corrales un arco mui grande e mui alto, e que entraba yo por allí y cojía flores de la Sierra y veía mui gran cielo. Y, en esto, disperté; e hobe esperanza en la Virgen Santa María , que me daría casa . 39 ” ...

 
28. Seccion 1 - Leonor López de Córdoba. Introducción y edición crítica. Vida y tragedias de Leonor López de Córdoba. Memorias. Dictadas en Córdoba entre 1401 y 14

... que no viniéssemos por la calle a comer a su mesa entre tantos cavalleros que había en Córdova. E la su merced me respondió le placía, y yo fui mui consolada.” “E quando otro día quise abrir el postigo, criadas suyas le habían buelto el corazón , que no lo hiziese. E fui tan desconsolada que perdí la paciencia ; e la que me hizo más contradición con la señora mi tía se murió en mis manos comiéndose la lengua.” “E otro día que no quedava mas que un día de acabar mi oración , sábado, soñava pasando por San Hipólito tocando el alba: vi en la pared de los corrales un arco mui grande e mui alto, e que entraba yo por allí y cojía flores de la Sierra y veía mui gran cielo. Y, en esto, disperté; e hobe esperanza en la Virgen Santa María , que me daría casa . 39 ” ...

 
29. Seccion 10 - Leonor López de Córdoba. Introducción y edición crítica. Vida y tragedias de Leonor López de Córdoba. Memorias. Dictadas en Córdoba entre 1401 y 1

... que no viniéssemos por la calle a comer a su mesa entre tantos cavalleros que había en Córdova. E la su merced me respondió le placía, y yo fui mui consolada.” “E quando otro día quise abrir el postigo, criadas suyas le habían buelto el corazón , que no lo hiziese. E fui tan desconsolada que perdí la paciencia ; e la que me hizo más contradición con la señora mi tía se murió en mis manos comiéndose la lengua.” “E otro día que no quedava mas que un día de acabar mi oración , sábado, soñava pasando por San Hipólito tocando el alba: vi en la pared de los corrales un arco mui grande e mui alto, e que entraba yo por allí y cojía flores de la Sierra y veía mui gran cielo. Y, en esto, disperté; e hobe esperanza en la Virgen Santa María , que me daría casa . 39 ” ...

 
30. - Lourdes Albi Fernández. Carme Vidal Estruel. María José Clement López. Sara Alcina Zayas. Renzo Imbeni. Josep Sanahuja. Juan Cantonero Falero. Carlos Requena Amadas. Eustaquio Ma

... bajaba por una de las calles principales de Montreal -Sherbone Street- hacia el club de la citada facultad-, me crucé con calles que habían sido bautizadas después de Peel y Stanley. 85 Estos espacios fueron bautizados como espacios anglófonos y servían como recordatorio de la conquista de las fuerzas británicas, que reclamaron como suyas estas calles. Era la misma calle en la que los estudiantes francófonos y sus simpatizantes se manifestaban para pedir que la universidad McGill fuera una universidad de habla francesa. Las demandas fueron consideradas, pero la única concesión pareció ser la de que los estudiantes pudieran escribir sus trabajos en francés y que se les corrigieran. Esta es una memoria que aún divide a la ciudad, dado el relativamente escaso contacto existente entre las universidades francesas y británicas. El visitante recuerda inmediatamente que las luchas que pasan por el lenguaje y la cultura no son sólo algo del pasado, y...

 
31. - Laura Minguzzi. Luciana Tavernini. Marina Santini. La pratica della storia vivente. Prologo per María-Milagros Rivera Garretas.

... campos, casas, conventos, calles, lugares de trabajo y lugares de encarcelamiento) en los que fue posible decir no a la opresión y a la vergüenza , salvar una vida y salvar la propia conciencia . Este es un ejemplo de lo que de distinto puede decir una mujer sobre la guerra . Lo otro que quiero decir afecta al modo de leer, al corte con el que se narra la historia. Ha sido citado mi texto en el que digo que uno de mis nudos, ciertamente no traumático como los de Laura y de Luciana , era la relación entre la justicia, por una parte, y la preferencia , por otra. He vivido siempre de modo muy conflictivo la preferencia por mí o por otras, también cuando más tarde practiqué yo misma la preferencia con mis alumnas, fiel a la práctica feminista por la cual el "preferir" a una chica sobre un chico significaba también darle ese "más" que necesitaba para valorarse, medirla de un modo distinto que a otras y otros. Esto, que me creó...

 
32. Seccion 3 - Anna Domenge. Vida Espiritual. Edición crítica en castellano antiguo (texto continuo).

... que aunque ando por las calles no estoy en las calles y que aunque (an) ablo con las criaturas que no atiendo a nada de lo que ablan porque mi alma esta sienpre contenplando en su dibina majestad que sienpre traygo presente a mi esposo je- sus y su majestad me a diçho yo sienpre es- toy en presençia de tu anima como a esposa mia esposa mia mira cuanto te quiero mira cuanto te amo que sienpre estoy en tu y tu en mi esposa mia el entendimiento tienes asorto y las potençias y los sentidos tienes re- tirados y los pulsos tienes recojidos y tu ani- ma queda señora como anima de esposa de jesucristo tu esposo y me a diçho su dibi- na majestad esposa mia mira que belleça mira que grandeça que ermosura de los misterios de la pasion de tu esposo jesus esposa mia mira que belleça y que grande- ça y que ermosura de mi preçiosa madre padre yo no tengo lengua para saberlo con- tar ni entendimiento ni entendimiento para sa- [157v] saberlo...

 
33. Seccion 3 - Luisa Cavaliere. Lia Cigarini. Hay una buena diferencia. Un diálogo.

... si saca a mucha gente a la calle , si presenta una lista de reivindicaciones que ofrecer a los partidos. Yo encuentro ineficaz este paradigma; me lo demuestra la experiencia. Como ejemplo (uno entre muchos posibles) basta pensar en las grandísimas manifestaciones en contra que se hicieron en todo el mundo (solo en Roma, dos millones de personas) y que no impidieron la guerra de Iraq, con el desaliento consiguiente y la desilusión por la política. En mi opinión, habría sido mucho más eficaz el trabajar para ensanchar la toma de conciencia , el saber que la guerra ha de ser evitada siempre. LUISA CAVALIERE – Además la política, los partidos, parecen totalmente incapaces de recoger las demandas que la sociedad expresa y les plantea. LIA CIGARINI – Efectivamente, esta concepción cuantitativa de los movimientos presupone y requiere que el sistema de partidos a los que dirigir la lista de reivindicaciones con la esperanza de que las traduzcan...

 
34. - Luisa Cavaliere. Lia Cigarini. Hay una buena diferencia. Un diálogo.

... si saca a mucha gente a la calle , si presenta una lista de reivindicaciones que ofrecer a los partidos. Yo encuentro ineficaz este paradigma; me lo demuestra la experiencia. Como ejemplo (uno entre muchos posibles) basta pensar en las grandísimas manifestaciones en contra que se hicieron en todo el mundo (solo en Roma, dos millones de personas) y que no impidieron la guerra de Iraq, con el desaliento consiguiente y la desilusión por la política. En mi opinión, habría sido mucho más eficaz el trabajar para ensanchar la toma de conciencia , el saber que la guerra ha de ser evitada siempre. LUISA CAVALIERE – Además la política, los partidos, parecen totalmente incapaces de recoger las demandas que la sociedad expresa y les plantea. LIA CIGARINI – Efectivamente, esta concepción cuantitativa de los movimientos presupone y requiere que el sistema de partidos a los que dirigir la lista de reivindicaciones con la esperanza de que las traduzcan...

 
35. - Laura Minguzzi. Luciana Tavernini. Marina Santini. La práctica de la historia viviente. Con un prólogo de María-Milagros Rivera Garretas.

... campos, casas, conventos, calles, lugares de trabajo y lugares de encarcelamiento) en los que fue posible decir no a la opresión y a la vergüenza , salvar una vida y salvar la propia conciencia . Este es un ejemplo de lo que de distinto puede decir una mujer sobre la guerra . Lo otro que quiero decir afecta al modo de leer, al corte con el que se narra la historia. Ha sido citado mi texto en el que digo que uno de mis nudos, ciertamente no traumático como los de Laura y de Luciana , era la relación entre la justicia, por una parte, y la preferencia , por otra. He vivido siempre de modo muy conflictivo la preferencia por mí o por otras, también cuando más tarde practiqué yo misma la preferencia con mis alumnas, fiel a la práctica feminista por la cual el "preferir" a una chica sobre un chico significaba también darle ese "más" que necesitaba para valorarse, medirla de un modo distinto que a otras y otros. Esto, que me creó...

 
36. - Carla Lonzi y otras. Los Manifiestos de Rivolta Femminile: la revolución clitórica. Edición, prólogo, traducción y herramientas secundarias de María-Milagros River

... con pasión en la calle y en bares entre amigas feministas si existía el orgasmo vaginal además del orgasmo clitórico . El texto La donna clitoridea e la donna vaginale, de Carla Lonzi , había sido publicado suelto por Scritti di Rivolta Femminile en 1971 e impactó profundamente en el feminismo. Impactó porque ponía en palabras con todo lujo de detalles y de conciencia política una contradicción vivida por muchas jóvenes de entonces que habíamos conectado más el patriarcado con la opresión socioeconómica que con el placer (considerado burgués). El hecho de que Carla Lonzi , desmontando elucubraciones de Wilhelm Reich (que vagina no tenía), mostrara que el orgasmo vaginal no existe salvo como acogida y aceptación del placer del hombre, nos hizo tambalear a muchas que nos considerábamos sexualmente liberadas pero no habíamos reconocido lo político de la masturbación , la calidad de su orgasmo, aunque habláramos...

 
37. - Carla Lonzi y otras. Segundo Manifiesto de Rivolta Femminile: "yo digo yo". Roma, marzo 1977.

... con pasión en la calle y en bares entre amigas feministas si existía el orgasmo vaginal además del orgasmo clitórico . El texto La donna clitoridea e la donna vaginale, de Carla Lonzi , había sido publicado suelto por Scritti di Rivolta Femminile en 1971 e impactó profundamente en el feminismo. Impactó porque ponía en palabras con todo lujo de detalles y de conciencia política una contradicción vivida por muchas jóvenes de entonces que habíamos conectado más el patriarcado con la opresión socioeconómica que con el placer (considerado burgués). El hecho de que Carla Lonzi , desmontando elucubraciones de Wilhelm Reich (que vagina no tenía), mostrara que el orgasmo vaginal no existe salvo como acogida y aceptación del placer del hombre, nos hizo tambalear a muchas que nos considerábamos sexualmente liberadas pero no habíamos reconocido lo político de la masturbación , la calidad de su orgasmo, aunque habláramos...

 
38. Seccion 2 - Luisa Muraro. Selección de artículos escritos por Luisa Muraro: Más mujeres que feministas , Feminismo y política de las mujeres y El poder y la política no son l

... (FF), por el nombre de la calle en la que tenían lugar las reuniones. Corría el mes de diciembre de 1983 . Un mes más tarde, en enero de 1984 , comienzan a reunirse en la universidad y se constituyen como un colectivo de investigación dentro de la Universidad de Verona ya con el nombre de Diótima . En esa misma época está estudiando la mística en la figura de Guillerma de Bohemia , a través de la cual descubre a Margarita Porete y su obra El espejo de las almas simples , cuya lectura le irá descubriendo el Dios-Amor de las místicas cristianas, muchas de las cuales fueron declaradas herejes. Hay, pues, un pensamiento religioso en los márgenes de lo oficial, un Dios-Amor 10 alejado del Dios autoritario y vengador, dentro de la apuesta arriesgada de no aceptar la mediación de la Iglesia oficial en su relación entre ellas y lo divino (en su mayoría eran mujeres). ...

 
39. - Lourdes Albi Fernández. Carme Vidal Estruel. Marisé Clement López. Sara Alcina Zayas. Renzo Imbeni. Josep Sanahuja. Juan Cantonero Falero. Carlos Requena Amadas. Eustaquio Macías

... (23)Calígrafa (46)Callar (23)Calle (23)Camino (23)Campesina (69)Canción (46)Candelera (46)Canonesa (23)Canonización (23)Cantora (46)Capacidad de ser dos (23)Capacitación (23)Capital (23)Carcajada (23)Cárcel (23)Cardadora (46)Caridad (46)Carnicera (46)Carta (46)Casa (46)Casa arrepentidos (23)Casa de cambio (23)Casa de refugio (23)Casa de retiro (23)Casada (23)Casamentera (23)Casta (23)Castidad (46)Castigada (23)Castigo (46)Cátara (23)Católica (23)Causa pía (23)Celda (23)Celeste (23)Celibato (23)Célibe (23)Celo (23)Celos (23)Cementerio (23)Cenobio (23)Censal (23)Censo (23)Cepillo (23)Cercar esglésies (23)Chapinera (46)Charlatana (23)Chica (46)Chillar (23)Chismosa (23)Chocolatera (46)Ciega (23)Cilicio (23)Cilleriza (46)Cinturón de castidad (23)Cirujana (46)Clasismo (23)Clausura (23)Clavaria (46)Clientelismo (23)Climaterio (23)Coadjutora (46)Cobijera (46)Cocina (69)Cocinera (46)Coesposa (46)Cofradía ...

 
40. Seccion 1 - Luisa Muraro. Selección de artículos escritos por Luisa Muraro: Más mujeres que feministas , Feminismo y política de las mujeres y El poder y la política no son l

... (FF), por el nombre de la calle en la que tenían lugar las reuniones. Corría el mes de diciembre de 1983 . Un mes más tarde, en enero de 1984 , comienzan a reunirse en la universidad y se constituyen como un colectivo de investigación dentro de la Universidad de Verona ya con el nombre de Diótima . En esa misma época está estudiando la mística en la figura de Guillerma de Bohemia , a través de la cual descubre a Margarita Porete y su obra El espejo de las almas simples , cuya lectura le irá descubriendo el Dios-Amor de las místicas cristianas, muchas de las cuales fueron declaradas herejes. Hay, pues, un pensamiento religioso en los márgenes de lo oficial, un Dios-Amor 10 alejado del Dios autoritario y vengador, dentro de la apuesta arriesgada de no aceptar la mediación de la Iglesia oficial en su relación entre ellas y lo divino (en su mayoría eran mujeres). ...

 
Anterior 1 2 3


[ocultar] Redefine la búsqueda
Número de resultados por página:

[ocultar] Todas las obras encontradas (20)

Puede acceder desde aquí a los textos que contienen el término de búsqueda. También puede volver a hacer la búsqueda en toda la biblioteca.

Obra Resultados
Seccion 3 - Leonor López de Córdoba. Introducción y edición crítica. Vida y tragedias de Leonor López de Córdoba. Memorias. Dictadas en Córdoba entre 1401 y 14 1
Seccion 2 - Leonor López de Córdoba. Introducción y edición crítica. Vida y tragedias de Leonor López de Córdoba. Memorias. Dictadas en Córdoba entre 1401 y 14 1
- María-Milagros Rivera Garretas. Signos de libertad femenina. (En diálogo con la historia y la política masculinas). 1
Seccion 4 - Leonor López de Córdoba. Introducción y edición crítica. Vida y tragedias de Leonor López de Córdoba. Memorias. Dictadas en Córdoba entre 1401 y 14 1
Seccion 5 - Leonor López de Córdoba. Introducción y edición crítica. Vida y tragedias de Leonor López de Córdoba. Memorias. Dictadas en Córdoba entre 1401 y 14 1
Seccion 9 - Leonor López de Córdoba. Introducción y edición crítica. Vida y tragedias de Leonor López de Córdoba. Memorias. Dictadas en Córdoba entre 1401 y 14 1
Seccion 8 - Leonor López de Córdoba. Introducción y edición crítica. Vida y tragedias de Leonor López de Córdoba. Memorias. Dictadas en Córdoba entre 1401 y 14 1
Seccion 1 - Leonor López de Córdoba. Introducción y edición crítica. Vida y tragedias de Leonor López de Córdoba. Memorias. Dictadas en Córdoba entre 1401 y 14 1
Seccion 10 - Leonor López de Córdoba. Introducción y edición crítica. Vida y tragedias de Leonor López de Córdoba. Memorias. Dictadas en Córdoba entre 1401 y 1 1
- Lourdes Albi Fernández. Carme Vidal Estruel. María José Clement López. Sara Alcina Zayas. Renzo Imbeni. Josep Sanahuja. Juan Cantonero Falero. Carlos Requena Amadas. Eustaquio Ma 1
- Laura Minguzzi. Luciana Tavernini. Marina Santini. La pratica della storia vivente. Prologo per María-Milagros Rivera Garretas. 1
Seccion 3 - Anna Domenge. Vida Espiritual. Edición crítica en castellano antiguo (texto continuo). 1
Seccion 3 - Luisa Cavaliere. Lia Cigarini. Hay una buena diferencia. Un diálogo. 1
- Luisa Cavaliere. Lia Cigarini. Hay una buena diferencia. Un diálogo. 1
- Laura Minguzzi. Luciana Tavernini. Marina Santini. La práctica de la historia viviente. Con un prólogo de María-Milagros Rivera Garretas. 1
- Carla Lonzi y otras. Los Manifiestos de Rivolta Femminile: la revolución clitórica. Edición, prólogo, traducción y herramientas secundarias de María-Milagros River 1
- Carla Lonzi y otras. Segundo Manifiesto de Rivolta Femminile: "yo digo yo". Roma, marzo 1977. 1
Seccion 2 - Luisa Muraro. Selección de artículos escritos por Luisa Muraro: Más mujeres que feministas , Feminismo y política de las mujeres y El poder y la política no son l 1
- Lourdes Albi Fernández. Carme Vidal Estruel. Marisé Clement López. Sara Alcina Zayas. Renzo Imbeni. Josep Sanahuja. Juan Cantonero Falero. Carlos Requena Amadas. Eustaquio Macías 1
Seccion 1 - Luisa Muraro. Selección de artículos escritos por Luisa Muraro: Más mujeres que feministas , Feminismo y política de las mujeres y El poder y la política no son l 1