Buscar autora/obra

Herramientas de búsqueda

¿La primera vez que entras? Accede a un breve tutorial.


Resultados en la Biblioteca

La búsqueda 1969 retornó 7 resultados.

Mostrando 1 - 7 de 7 resultados (0.28 segundos)

1
1. Seccion 1 - Luisa Muraro. Más mujeres que feministas.

... septiembre de 1969 . ¿Qué le falta a la conciencia del problema según se expresa en el epistolario De mar a mar , para romper con el orden simbólico del patriarcado? Y, por tanto ¿qué ocurrió con el feminismo? Falta, claramente, el vínculo entre lo que es de los cuerpos y lo que es de las palabras. Con el feminismo, la política –entendida, muy simplemente, como arte de acordar convivencia y libertad- llegó donde los cuerpos y los signos se dan el cambio: donde los signos determinan el cuerpo y el cuerpo se hace síntoma. O, en una fórmula más sintética, la política se vuelve política de lo simbólico. Tengo que precisar una cosa. En los años sesenta-setenta ya se sabía –algunas lo sabíamos- que hay una construcción social de los cuerpos y de la sexualidad, y que el sistema del poder pasa por el orden del discurso. Recuerdo, por ejemplo, un escrito juvenil mío titulado Norma grammaticale norma...

 
2. - Luisa Muraro. Más mujeres que feministas.

... septiembre de 1969 . ¿Qué le falta a la conciencia del problema según se expresa en el epistolario De mar a mar , para romper con el orden simbólico del patriarcado? Y, por tanto ¿qué ocurrió con el feminismo? Falta, claramente, el vínculo entre lo que es de los cuerpos y lo que es de las palabras. Con el feminismo, la política –entendida, muy simplemente, como arte de acordar convivencia y libertad- llegó donde los cuerpos y los signos se dan el cambio: donde los signos determinan el cuerpo y el cuerpo se hace síntoma. O, en una fórmula más sintética, la política se vuelve política de lo simbólico. Tengo que precisar una cosa. En los años sesenta-setenta ya se sabía –algunas lo sabíamos- que hay una construcción social de los cuerpos y de la sexualidad, y que el sistema del poder pasa por el orden del discurso. Recuerdo, por ejemplo, un escrito juvenil mío titulado Norma grammaticale norma...

 
3. - Laura Minguzzi. Luciana Tavernini. Marina Santini. La pratica della storia vivente. Prologo per María-Milagros Rivera Garretas.

... storico , Turín, Einaudi, 1969). En los últimos años me he dedicado a la historia de los sentimientos con el deseo de afirmar también a nivel teórico e historiográfico lo que siempre he sentido dentro de mí: la relevancia de las emociones en los procesos cognitivos y sociales, la influencia del cuerpo y su íntima conexión con la mente contra la presunta superioridad o separación de la parte racional (pensemos, en el campo filosófico, en Martha Nussbaum , L'intelligenza delle emozioni , o en Roberta de Monticelli , L'ordine del cuore , Milán , Garzanti, 2008): a esto está dedicado mi último libro Un secolo di sentimenti. Amori e conflitti generazionali nella Venezia del Settecento , (Istituto Veneto di Scienze Lettere ed Arti, 2012). Este deseo mío no es, sin embargo, un cuerpo extraño en el ámbito de la disciplina sino que está plenamente integrado en las rutas de renovación de la historiografía (hay cuatro centros...

 
4. - Carla Lonzi. Autenticidad y reconocimiento en la obra de Carla Lonzi. “Itinerario de reflexiones” y “Mito de la propuesta cultural”. Introducción y edición al cuid

... páginas de Autoritratto (1969), donde hablo de mí misma, y la obra de verdad está en mi dormitorio. Animada por esta solución, le propuse al editor que en la cubierta hubiera otra foto de Teresa vestida de Juana de Arco con cadenas para una representación en el Carmelo. No tenía argumentos para defender esa elección en un libro de arte y artistas: la propuesta fue descartada como una torpeza típicamente femenina. Me puse a vomitar por la desilusión y la impotencia . Por eso, cuando leí en una entrevista de Ida Magli , antropóloga, la afirmación de que las feministas no han entendido la importancia de las santas y que, en concreto, desprecian a santa Teresa del Niño Jesús , tuve la misma sensación de atropello. Ciertamente nadie podía saber de mis entresijos al respecto, pero el interés por las monjas era compartido en el grupo de Rivolta hasta el punto de que uno de los volúmenes que publicamos en nuestros escritos 23 estaba dedicado a ...

 
5. Seccion 2 - Luisa Muraro. Selección de artículos escritos por Luisa Muraro: Más mujeres que feministas , Feminismo y política de las mujeres y El poder y la política no son l

... septiembre de 1969 . ¿Qué le falta a la conciencia del problema según se expresa en el epistolario De mar a mar , para romper con el orden simbólico del patriarcado? Y, por tanto ¿qué ocurrió con el feminismo? Falta, claramente, el vínculo entre lo que es de los cuerpos y lo que es de las palabras. Con el feminismo, la política –entendida, muy simplemente, como arte de acordar convivencia y libertad- llegó donde los cuerpos y los signos se dan el cambio: donde los signos determinan el cuerpo y el cuerpo se hace síntoma. O, en una fórmula más sintética, la política se vuelve política de lo simbólico. Tengo que precisar una cosa. En los años sesenta-setenta ya se sabía –algunas lo sabíamos- que hay una construcción social de los cuerpos y de la sexualidad, y que el sistema del poder pasa por el orden del discurso. Recuerdo, por ejemplo, un escrito juvenil mío titulado Norma grammaticale norma...

 
6. Seccion 1 - Luisa Muraro. Selección de artículos escritos por Luisa Muraro: Más mujeres que feministas , Feminismo y política de las mujeres y El poder y la política no son l

... septiembre de 1969 . ¿Qué le falta a la conciencia del problema según se expresa en el epistolario De mar a mar , para romper con el orden simbólico del patriarcado? Y, por tanto ¿qué ocurrió con el feminismo? Falta, claramente, el vínculo entre lo que es de los cuerpos y lo que es de las palabras. Con el feminismo, la política –entendida, muy simplemente, como arte de acordar convivencia y libertad- llegó donde los cuerpos y los signos se dan el cambio: donde los signos determinan el cuerpo y el cuerpo se hace síntoma. O, en una fórmula más sintética, la política se vuelve política de lo simbólico. Tengo que precisar una cosa. En los años sesenta-setenta ya se sabía –algunas lo sabíamos- que hay una construcción social de los cuerpos y de la sexualidad, y que el sistema del poder pasa por el orden del discurso. Recuerdo, por ejemplo, un escrito juvenil mío titulado Norma grammaticale norma...

 
7. - Laura Minguzzi. Luciana Tavernini. Marina Santini. La práctica de la historia viviente. Con un prólogo de María-Milagros Rivera Garretas.

... storico , Turín, Einaudi, 1969). En los últimos años me he dedicado a la historia de los sentimientos con el deseo de afirmar también a nivel teórico e historiográfico lo que siempre he sentido dentro de mí: la relevancia de las emociones en los procesos cognitivos y sociales, la influencia del cuerpo y su íntima conexión con la mente contra la presunta superioridad o separación de la parte racional (pensemos, en el campo filosófico, en Martha Nussbaum , L'intelligenza delle emozioni , o en Roberta de Monticelli , L'ordine del cuore , Milán , Garzanti, 2008): a esto está dedicado mi último libro Un secolo di sentimenti. Amori e conflitti generazionali nella Venezia del Settecento , (Istituto Veneto di Scienze Lettere ed Arti, 2012). Este deseo mío no es, sin embargo, un cuerpo extraño en el ámbito de la disciplina sino que está plenamente integrado en las rutas de renovación de la historiografía (hay cuatro centros...

 
1


[ocultar] Redefine la búsqueda
Número de resultados por página:

[ocultar] Todas las obras encontradas (7)