Buscar autora/obra

Herramientas de búsqueda

¿La primera vez que entras? Accede a un breve tutorial.


Resultados en la Biblioteca

Estas palabras se han omitido por ser demasiado breves o comunes: de

La búsqueda ama de casa retornó 47 resultados.

Mostrando 1 - 20 de 47 resultados (3.47 segundos)

1 2 3
1. Seccion 3 - Anna Domenge. Vida Espiritual. Edición crítica en castellano antiguo.

... y [90r] y no abia en casa desta sierba de dios mas de ella y sus dos sobrinas y la criada tomola vn desmayo ella di- jo que eran dolores de parto la madre sor ana se allo aflijida porque la criada no sabia adonde bibia reçibidora ni osaban llamar a ninguna casa de relijiosas tan tarde y por no deçir quen casa de relijiosas abia mujer de parto en medio destas afliçiones esta sierba de dios suplicaba a nuestro señor no permitiese quen su casa se perdiese aquella alma sin bavtismo y que se sirbiese su majestad de dar salu y tienpo aquella señora para llegase a su casa a parir dio- la vn sudor y tenblor que ya no se creya otra cosa si- no que abia de eçhar la criatura esta sierba de dios di- jo a la criada que tomase vna luç y llamas alguna señora conoçida pues no sabia adonde abia llebadoras en esto la abl(a>)o nuestro señor jesuchristo a esta su si- erba y la dijo no te a(j>)flijas que ya...

 
2. Seccion 2 - Anna Domenge. Vida Espiritual. Edición crítica en castellano antiguo.

... y [90r] y no abia en casa desta sierba de dios mas de ella y sus dos sobrinas y la criada tomola vn desmayo ella di- jo que eran dolores de parto la madre sor ana se allo aflijida porque la criada no sabia adonde bibia reçibidora ni osaban llamar a ninguna casa de relijiosas tan tarde y por no deçir quen casa de relijiosas abia mujer de parto en medio destas afliçiones esta sierba de dios suplicaba a nuestro señor no permitiese quen su casa se perdiese aquella alma sin bavtismo y que se sirbiese su majestad de dar salu y tienpo aquella señora para llegase a su casa a parir dio- la vn sudor y tenblor que ya no se creya otra cosa si- no que abia de eçhar la criatura esta sierba de dios di- jo a la criada que tomase vna luç y llamas alguna señora conoçida pues no sabia adonde abia llebadoras en esto la abl(a>)o nuestro señor jesuchristo a esta su si- erba y la dijo no te a(j>)flijas que ya...

 
3. Seccion 1 - Anna Domenge. Vida Espiritual. Edición crítica en castellano antiguo.

... y [90r] y no abia en casa desta sierba de dios mas de ella y sus dos sobrinas y la criada tomola vn desmayo ella di- jo que eran dolores de parto la madre sor ana se allo aflijida porque la criada no sabia adonde bibia reçibidora ni osaban llamar a ninguna casa de relijiosas tan tarde y por no deçir quen casa de relijiosas abia mujer de parto en medio destas afliçiones esta sierba de dios suplicaba a nuestro señor no permitiese quen su casa se perdiese aquella alma sin bavtismo y que se sirbiese su majestad de dar salu y tienpo aquella señora para llegase a su casa a parir dio- la vn sudor y tenblor que ya no se creya otra cosa si- no que abia de eçhar la criatura esta sierba de dios di- jo a la criada que tomase vna luç y llamas alguna señora conoçida pues no sabia adonde abia llebadoras en esto la abl(a>)o nuestro señor jesuchristo a esta su si- erba y la dijo no te a(j>)flijas que ya...

 
4. Seccion 4 - Anna Domenge. Vida Espiritual. Edición crítica en castellano antiguo.

... y [90r] y no abia en casa desta sierba de dios mas de ella y sus dos sobrinas y la criada tomola vn desmayo ella di- jo que eran dolores de parto la madre sor ana se allo aflijida porque la criada no sabia adonde bibia reçibidora ni osaban llamar a ninguna casa de relijiosas tan tarde y por no deçir quen casa de relijiosas abia mujer de parto en medio destas afliçiones esta sierba de dios suplicaba a nuestro señor no permitiese quen su casa se perdiese aquella alma sin bavtismo y que se sirbiese su majestad de dar salu y tienpo aquella señora para llegase a su casa a parir dio- la vn sudor y tenblor que ya no se creya otra cosa si- no que abia de eçhar la criatura esta sierba de dios di- jo a la criada que tomase vna luç y llamas alguna señora conoçida pues no sabia adonde abia llebadoras en esto la abl(a>)o nuestro señor jesuchristo a esta su si- erba y la dijo no te a(j>)flijas que ya...

 
5. - Anna Domenge. Vida Espiritual. Edición crítica en castellano antiguo (texto continuo).

... y [90r] y no abia en casa desta sierba de dios mas de ella y sus dos sobrinas y la criada tomola vn desmayo ella di- jo que eran dolores de parto la madre sor ana se allo aflijida porque la criada no sabia adonde bibia reçibidora ni osaban llamar a ninguna casa de relijiosas tan tarde y por no deçir quen casa de relijiosas abia mujer de parto en medio destas afliçiones esta sierba de dios suplicaba a nuestro señor no permitiese quen su casa se perdiese aquella alma sin bavtismo y que se sirbiese su majestad de dar salu y tienpo aquella señora para llegase a su casa a parir dio- la vn sudor y tenblor que ya no se creya otra cosa si- no que abia de eçhar la criatura esta sierba de dios di- jo a la criada que tomase vna luç y llamas alguna señora conoçida pues no sabia adonde abia llebadoras en esto la abl(a>)o nuestro señor jesuchristo a esta su si- erba y la dijo no te a(j>)flijas que ya...

 
6. Seccion 2 - Anna Domenge. Vida Espiritual. Edición crítica en castellano antiguo (texto continuo).

... y [90r] y no abia en casa desta sierba de dios mas de ella y sus dos sobrinas y la criada tomola vn desmayo ella di- jo que eran dolores de parto la madre sor ana se allo aflijida porque la criada no sabia adonde bibia reçibidora ni osaban llamar a ninguna casa de relijiosas tan tarde y por no deçir quen casa de relijiosas abia mujer de parto en medio destas afliçiones esta sierba de dios suplicaba a nuestro señor no permitiese quen su casa se perdiese aquella alma sin bavtismo y que se sirbiese su majestad de dar salu y tienpo aquella señora para llegase a su casa a parir dio- la vn sudor y tenblor que ya no se creya otra cosa si- no que abia de eçhar la criatura esta sierba de dios di- jo a la criada que tomase vna luç y llamas alguna señora conoçida pues no sabia adonde abia llebadoras en esto la abl(a>)o nuestro señor jesuchristo a esta su si- erba y la dijo no te a(j>)flijas que ya...

 
7. - Anna Domenge. Vida Espiritual. Edición crítica en castellano antiguo.

... y [90r] y no abia en casa desta sierba de dios mas de ella y sus dos sobrinas y la criada tomola vn desmayo ella di- jo que eran dolores de parto la madre sor ana se allo aflijida porque la criada no sabia adonde bibia reçibidora ni osaban llamar a ninguna casa de relijiosas tan tarde y por no deçir quen casa de relijiosas abia mujer de parto en medio destas afliçiones esta sierba de dios suplicaba a nuestro señor no permitiese quen su casa se perdiese aquella alma sin bavtismo y que se sirbiese su majestad de dar salu y tienpo aquella señora para llegase a su casa a parir dio- la vn sudor y tenblor que ya no se creya otra cosa si- no que abia de eçhar la criatura esta sierba de dios di- jo a la criada que tomase vna luç y llamas alguna señora conoçida pues no sabia adonde abia llebadoras en esto la abl(a>)o nuestro señor jesuchristo a esta su si- erba y la dijo no te a(j>)flijas que ya...

 
8. Seccion 1 - Anna Domenge. Vida Espiritual. Edición crítica en castellano antiguo (texto continuo).

... y [90r] y no abia en casa desta sierba de dios mas de ella y sus dos sobrinas y la criada tomola vn desmayo ella di- jo que eran dolores de parto la madre sor ana se allo aflijida porque la criada no sabia adonde bibia reçibidora ni osaban llamar a ninguna casa de relijiosas tan tarde y por no deçir quen casa de relijiosas abia mujer de parto en medio destas afliçiones esta sierba de dios suplicaba a nuestro señor no permitiese quen su casa se perdiese aquella alma sin bavtismo y que se sirbiese su majestad de dar salu y tienpo aquella señora para llegase a su casa a parir dio- la vn sudor y tenblor que ya no se creya otra cosa si- no que abia de eçhar la criatura esta sierba de dios di- jo a la criada que tomase vna luç y llamas alguna señora conoçida pues no sabia adonde abia llebadoras en esto la abl(a>)o nuestro señor jesuchristo a esta su si- erba y la dijo no te a(j>)flijas que ya...

 
9. Obra 1 - Anna Domenge. Der autobiographische Bericht der Sor Ana Domenge.

... y [90r] y no abia en casa desta sierba de dios mas de ella y sus dos sobrinas y la criada tomola vn desmayo ella di- jo que eran dolores de parto la madre sor ana se allo aflijida porque la criada no sabia adonde bibia reçibidora ni osaban llamar a ninguna casa de relijiosas tan tarde y por no deçir quen casa de relijiosas abia mujer de parto en medio destas afliçiones esta sierba de dios suplicaba a nuestro señor no permitiese quen su casa se perdiese aquella alma sin bavtismo y que se sirbiese su majestad de dar salu y tienpo aquella señora para llegase a su casa a parir dio- la vn sudor y tenblor que ya no se creya otra cosa si- no que abia de eçhar la criatura esta sierba de dios di- jo a la criada que tomase vna luç y llamas alguna señora conoçida pues no sabia adonde abia llebadoras en esto la abl(a>)o nuestro señor jesuchristo a esta su si- erba y la dijo no te a(j>)flijas que ya...

 
10. Obra 1 - Anna Domenge. Der autobiographische Bericht der Sor Ana Domenge.

... y [90r] y no abia en casa desta sierba de dios mas de ella y sus dos sobrinas y la criada tomola vn desmayo ella di- jo que eran dolores de parto la madre sor ana se allo aflijida porque la criada no sabia adonde bibia reçibidora ni osaban llamar a ninguna casa de relijiosas tan tarde y por no deçir quen casa de relijiosas abia mujer de parto en medio destas afliçiones esta sierba de dios suplicaba a nuestro señor no permitiese quen su casa se perdiese aquella alma sin bavtismo y que se sirbiese su majestad de dar salu y tienpo aquella señora para llegase a su casa a parir dio- la vn sudor y tenblor que ya no se creya otra cosa si- no que abia de eçhar la criatura esta sierba de dios di- jo a la criada que tomase vna luç y llamas alguna señora conoçida pues no sabia adonde abia llebadoras en esto la abl(a>)o nuestro señor jesuchristo a esta su si- erba y la dijo no te a(j>)flijas que ya...

 
11. Obra 1 - Anna Domenge. Der autobiographische Bericht der Sor Ana Domenge.

... y [90r] y no abia en casa desta sierba de dios mas de ella y sus dos sobrinas y la criada tomola vn desmayo ella di- jo que eran dolores de parto la madre sor ana se allo aflijida porque la criada no sabia adonde bibia reçibidora ni osaban llamar a ninguna casa de relijiosas tan tarde y por no deçir quen casa de relijiosas abia mujer de parto en medio destas afliçiones esta sierba de dios suplicaba a nuestro señor no permitiese quen su casa se perdiese aquella alma sin bavtismo y que se sirbiese su majestad de dar salu y tienpo aquella señora para llegase a su casa a parir dio- la vn sudor y tenblor que ya no se creya otra cosa si- no que abia de eçhar la criatura esta sierba de dios di- jo a la criada que tomase vna luç y llamas alguna señora conoçida pues no sabia adonde abia llebadoras en esto la abl(a>)o nuestro señor jesuchristo a esta su si- erba y la dijo no te a(j>)flijas que ya...

 
12. - Anna Domenge. Der autobiographische Bericht der Sor Ana Domenge.

... y [90r] y no abia en casa desta sierba de dios mas de ella y sus dos sobrinas y la criada tomola vn desmayo ella di- jo que eran dolores de parto la madre sor ana se allo aflijida porque la criada no sabia adonde bibia reçibidora ni osaban llamar a ninguna casa de relijiosas tan tarde y por no deçir quen casa de relijiosas abia mujer de parto en medio destas afliçiones esta sierba de dios suplicaba a nuestro señor no permitiese quen su casa se perdiese aquella alma sin bavtismo y que se sirbiese su majestad de dar salu y tienpo aquella señora para llegase a su casa a parir dio- la vn sudor y tenblor que ya no se creya otra cosa si- no que abia de eçhar la criatura esta sierba de dios di- jo a la criada que tomase vna luç y llamas alguna señora conoçida pues no sabia adonde abia llebadoras en esto la abl(a>)o nuestro señor jesuchristo a esta su si- erba y la dijo no te a(j>)flijas que ya...

 
13. Obra 1 - Anna Domenge. Der autobiographische Bericht der Sor Ana Domenge.

... y [90r] y no abia en casa desta sierba de dios mas de ella y sus dos sobrinas y la criada tomola vn desmayo ella di- jo que eran dolores de parto la madre sor ana se allo aflijida porque la criada no sabia adonde bibia reçibidora ni osaban llamar a ninguna casa de relijiosas tan tarde y por no deçir quen casa de relijiosas abia mujer de parto en medio destas afliçiones esta sierba de dios suplicaba a nuestro señor no permitiese quen su casa se perdiese aquella alma sin bavtismo y que se sirbiese su majestad de dar salu y tienpo aquella señora para llegase a su casa a parir dio- la vn sudor y tenblor que ya no se creya otra cosa si- no que abia de eçhar la criatura esta sierba de dios di- jo a la criada que tomase vna luç y llamas alguna señora conoçida pues no sabia adonde abia llebadoras en esto la abl(a>)o nuestro señor jesuchristo a esta su si- erba y la dijo no te a(j>)flijas que ya...

 
14. Obra 1 - Anna Domenge. Der autobiographische Bericht der Sor Ana Domenge.

... y [90r] y no abia en casa desta sierba de dios mas de ella y sus dos sobrinas y la criada tomola vn desmayo ella di- jo que eran dolores de parto la madre sor ana se allo aflijida porque la criada no sabia adonde bibia reçibidora ni osaban llamar a ninguna casa de relijiosas tan tarde y por no deçir quen casa de relijiosas abia mujer de parto en medio destas afliçiones esta sierba de dios suplicaba a nuestro señor no permitiese quen su casa se perdiese aquella alma sin bavtismo y que se sirbiese su majestad de dar salu y tienpo aquella señora para llegase a su casa a parir dio- la vn sudor y tenblor que ya no se creya otra cosa si- no que abia de eçhar la criatura esta sierba de dios di- jo a la criada que tomase vna luç y llamas alguna señora conoçida pues no sabia adonde abia llebadoras en esto la abl(a>)o nuestro señor jesuchristo a esta su si- erba y la dijo no te a(j>)flijas que ya...

 
15. Obra 1 - Anna Domenge. Der autobiographische Bericht der Sor Ana Domenge.

... y [90r] y no abia en casa desta sierba de dios mas de ella y sus dos sobrinas y la criada tomola vn desmayo ella di- jo que eran dolores de parto la madre sor ana se allo aflijida porque la criada no sabia adonde bibia reçibidora ni osaban llamar a ninguna casa de relijiosas tan tarde y por no deçir quen casa de relijiosas abia mujer de parto en medio destas afliçiones esta sierba de dios suplicaba a nuestro señor no permitiese quen su casa se perdiese aquella alma sin bavtismo y que se sirbiese su majestad de dar salu y tienpo aquella señora para llegase a su casa a parir dio- la vn sudor y tenblor que ya no se creya otra cosa si- no que abia de eçhar la criatura esta sierba de dios di- jo a la criada que tomase vna luç y llamas alguna señora conoçida pues no sabia adonde abia llebadoras en esto la abl(a>)o nuestro señor jesuchristo a esta su si- erba y la dijo no te a(j>)flijas que ya...

 
16. Obra 1 - Anna Domenge. Der autobiographische Bericht der Sor Ana Domenge.

... y [90r] y no abia en casa desta sierba de dios mas de ella y sus dos sobrinas y la criada tomola vn desmayo ella di- jo que eran dolores de parto la madre sor ana se allo aflijida porque la criada no sabia adonde bibia reçibidora ni osaban llamar a ninguna casa de relijiosas tan tarde y por no deçir quen casa de relijiosas abia mujer de parto en medio destas afliçiones esta sierba de dios suplicaba a nuestro señor no permitiese quen su casa se perdiese aquella alma sin bavtismo y que se sirbiese su majestad de dar salu y tienpo aquella señora para llegase a su casa a parir dio- la vn sudor y tenblor que ya no se creya otra cosa si- no que abia de eçhar la criatura esta sierba de dios di- jo a la criada que tomase vna luç y llamas alguna señora conoçida pues no sabia adonde abia llebadoras en esto la abl(a>)o nuestro señor jesuchristo a esta su si- erba y la dijo no te a(j>)flijas que ya...

 
17. - Leonor López de Córdoba. Vida y traxedias de Leonor López de Córdoua. Memorias. Dictadas en Córdoba entre 1401 y 1404.

... la reina tenía en su casa una doncella que llamaban Inés de Torres, que allí había puesto doña Leonor López de quien la historia ha hecho mención, a quien la reina mucho amaba e después la aborresció a causa desta Inés de Torres que ella había puesto con la reina; la qual Inés de Torres hubo tan gran privanza con la reina, que todas las cosas se libraban por su mano. 80 ” Entre las personas expulsadas estaba la hija de Leonor, Leonor López de Hinestrosa, que había sido criada –es decir, educada y tenida a su lado- por la reina Catalina, pasando luego, parece, a ser dama de su corte y protegida de la reina , la cual “quando la su merced fue de la mandar casar, le libró y dio 150 doblas de oro moriscas para su casamiento [...], por el buen amor e voluntad que la dicha señora reyna le avía e por deudo del linaje que con ella tenía de parte de su padre e por sus buenos...

 
18. - Laura Minguzzi. Luciana Tavernini. Marina Santini. La pratica della storia vivente. Prologo per María-Milagros Rivera Garretas.

... de "Las Vecinas de casa" (Le Vicine di casa) (Español) "Las Vecinas de casa" (Le Vicine di casa) Las Vecinas de casa ( Le Vicine di casa ) son una asociación de mujeres nacida en Mestre en los primeros años noventa. Tienen una idea grande de la ciudad, fundada en la calidad de las relaciones entre sus habitantes. Conocen las condiciones que impiden la disgregación del territorio y permiten vivir en común, mujeres y hombres, a gusto, en un mismo espacio. Inspirándose en una tradición antigua, la vecindad, han puesto a punto una forma simple de la política que ayuda a afrontar los problemas de la vida cotidiana, colocándolos dentro de un horizonte de significados más vasto. El oro de las Vecinas de casa es una práctica de relaciones que vuelve humana la ciudad, una forma de gobierno de lo existente que abre espacios nuevos e imprevistos de vida pública. Han publicado, entre otras cosas, VV. AA., L'oro...

 
19. - Leonor López de Córdoba. Vida y tragedias de Leonor López de Córdoba. Memorias. Dictadas en Córdoba entre 1401 y 1404.

... la reina tenía en su casa una doncella que llamaban Inés de Torres, que allí había puesto doña Leonor López de quien la historia ha hecho mención, a quien la reina mucho amaba e después la aborresció a causa desta Inés de Torres que ella había puesto con la reina; la qual Inés de Torres hubo tan gran privanza con la reina, que todas las cosas se libraban por su mano. 80 ” Entre las personas expulsadas estaba la hija de Leonor, Leonor López de Hinestrosa, que había sido criada –es decir, educada y tenida a su lado- por la reina Catalina, pasando luego, parece, a ser dama de su corte y protegida de la reina , la cual “quando la su merced fue de la mandar casar, le libró y dio 150 doblas de oro moriscas para su casamiento [...], por el buen amor e voluntad que la dicha señora reyna le avía e por deudo del linaje que con ella tenía de parte de su padre e por sus buenos...

 
20. Seccion 3 - Anna Domenge. Vida Espiritual. Edición crítica en castellano antiguo (texto continuo).

... y [90r] y no abia en casa desta sierba de dios mas de ella y sus dos sobrinas y la criada tomola vn desmayo ella di- jo que eran dolores de parto la madre sor ana se allo aflijida porque la criada no sabia adonde bibia reçibidora ni osaban llamar a ninguna casa de relijiosas tan tarde y por no deçir quen casa de relijiosas abia mujer de parto en medio destas afliçiones esta sierba de dios suplicaba a nuestro señor no permitiese quen su casa se perdiese aquella alma sin bavtismo y que se sirbiese su majestad de dar salu y tienpo aquella señora para llegase a su casa a parir dio- la vn sudor y tenblor que ya no se creya otra cosa si- no que abia de eçhar la criatura esta sierba de dios di- jo a la criada que tomase vna luç y llamas alguna señora conoçida pues no sabia adonde abia llebadoras en esto la abl(a>)o nuestro señor jesuchristo a esta su si- erba y la dijo no te a(j>)flijas que ya...

 
1 2 3


[ocultar] Redefine la búsqueda
Número de resultados por página:

[ocultar] Todas las obras encontradas (20)

Puede acceder desde aquí a los textos que contienen el término de búsqueda. También puede volver a hacer la búsqueda en toda la biblioteca.

Obra Resultados
Seccion 3 - Anna Domenge. Vida Espiritual. Edición crítica en castellano antiguo. 1
Seccion 2 - Anna Domenge. Vida Espiritual. Edición crítica en castellano antiguo. 1
Seccion 1 - Anna Domenge. Vida Espiritual. Edición crítica en castellano antiguo. 1
Seccion 4 - Anna Domenge. Vida Espiritual. Edición crítica en castellano antiguo. 1
- Anna Domenge. Vida Espiritual. Edición crítica en castellano antiguo (texto continuo). 1
Seccion 2 - Anna Domenge. Vida Espiritual. Edición crítica en castellano antiguo (texto continuo). 1
- Anna Domenge. Vida Espiritual. Edición crítica en castellano antiguo. 1
Seccion 1 - Anna Domenge. Vida Espiritual. Edición crítica en castellano antiguo (texto continuo). 1
Obra 1 - Anna Domenge. Der autobiographische Bericht der Sor Ana Domenge. 1
Obra 1 - Anna Domenge. Der autobiographische Bericht der Sor Ana Domenge. 1
Obra 1 - Anna Domenge. Der autobiographische Bericht der Sor Ana Domenge. 1
- Anna Domenge. Der autobiographische Bericht der Sor Ana Domenge. 1
Obra 1 - Anna Domenge. Der autobiographische Bericht der Sor Ana Domenge. 1
Obra 1 - Anna Domenge. Der autobiographische Bericht der Sor Ana Domenge. 1
Obra 1 - Anna Domenge. Der autobiographische Bericht der Sor Ana Domenge. 1
Obra 1 - Anna Domenge. Der autobiographische Bericht der Sor Ana Domenge. 1
- Leonor López de Córdoba. Vida y traxedias de Leonor López de Córdoua. Memorias. Dictadas en Córdoba entre 1401 y 1404. 1
- Laura Minguzzi. Luciana Tavernini. Marina Santini. La pratica della storia vivente. Prologo per María-Milagros Rivera Garretas. 1
- Leonor López de Córdoba. Vida y tragedias de Leonor López de Córdoba. Memorias. Dictadas en Córdoba entre 1401 y 1404. 1
Seccion 3 - Anna Domenge. Vida Espiritual. Edición crítica en castellano antiguo (texto continuo). 1