Buscar autora/obra

Herramientas de búsqueda

¿La primera vez que entras? Accede a un breve tutorial.


Resultados en la Biblioteca

La búsqueda casa retornó 73 resultados.

Mostrando 1 - 20 de 73 resultados (3.47 segundos)

1 2 3 4
1. Seccion 2 - Anna Domenge. Vida Espiritual. Edición crítica en castellano antiguo.

... en estas diferençias de casas con muçha pena rogaron estas donçellas a esta sierba de dios que encomendase a nuestro señor ordenase adonde mas conbiniese se yçiese el monesterio y asi lo yço y nuestro señor la dijo era su bolunta se yçiese en la casa de sus sobrinas adonde la abia eçho tantas misericordias porque ella abia bibido en esta casa con vna ermana suya dende que començo a serbir a nu- estro señor y que bastaba aquella casa que se acomodasen que no queria su majestad de nay- de mas de lo que pudiese y que nuestra señora santisima la traçaria las ofiçinas que para prinçipios arta casa abia porque desto ya esta escrito en otra parte no se diçe mas era este padre fray antonio darniles confe- sor desta sierba de dios tan buen relijioso y tan amigo de dar gusto a su perlado que açia mu- çha ystançia con esta sierba d(i>)e dios para que fuese la casa del guerto y asi tenia muçha(s) pe- [71v] pena de ber ...

 
2. Seccion 1 - Anna Domenge. Vida Espiritual. Edición crítica en castellano antiguo.

... en estas diferençias de casas con muçha pena rogaron estas donçellas a esta sierba de dios que encomendase a nuestro señor ordenase adonde mas conbiniese se yçiese el monesterio y asi lo yço y nuestro señor la dijo era su bolunta se yçiese en la casa de sus sobrinas adonde la abia eçho tantas misericordias porque ella abia bibido en esta casa con vna ermana suya dende que començo a serbir a nu- estro señor y que bastaba aquella casa que se acomodasen que no queria su majestad de nay- de mas de lo que pudiese y que nuestra señora santisima la traçaria las ofiçinas que para prinçipios arta casa abia porque desto ya esta escrito en otra parte no se diçe mas era este padre fray antonio darniles confe- sor desta sierba de dios tan buen relijioso y tan amigo de dar gusto a su perlado que açia mu- çha ystançia con esta sierba d(i>)e dios para que fuese la casa del guerto y asi tenia muçha(s) pe- [71v] pena de ber ...

 
3. Obra 1 - Anna Domenge. Der autobiographische Bericht der Sor Ana Domenge.

... en estas diferençias de casas con muçha pena rogaron estas donçellas a esta sierba de dios que encomendase a nuestro señor ordenase adonde mas conbiniese se yçiese el monesterio y asi lo yço y nuestro señor la dijo era su bolunta se yçiese en la casa de sus sobrinas adonde la abia eçho tantas misericordias porque ella abia bibido en esta casa con vna ermana suya dende que començo a serbir a nu- estro señor y que bastaba aquella casa que se acomodasen que no queria su majestad de nay- de mas de lo que pudiese y que nuestra señora santisima la traçaria las ofiçinas que para prinçipios arta casa abia porque desto ya esta escrito en otra parte no se diçe mas era este padre fray antonio darniles confe- sor desta sierba de dios tan buen relijioso y tan amigo de dar gusto a su perlado que açia mu- çha ystançia con esta sierba d(i>)e dios para que fuese la casa del guerto y asi tenia muçha(s) pe- [71v] pena de ber ...

 
4. Seccion 3 - Anna Domenge. Vida Espiritual. Edición crítica en castellano antiguo.

... en estas diferençias de casas con muçha pena rogaron estas donçellas a esta sierba de dios que encomendase a nuestro señor ordenase adonde mas conbiniese se yçiese el monesterio y asi lo yço y nuestro señor la dijo era su bolunta se yçiese en la casa de sus sobrinas adonde la abia eçho tantas misericordias porque ella abia bibido en esta casa con vna ermana suya dende que començo a serbir a nu- estro señor y que bastaba aquella casa que se acomodasen que no queria su majestad de nay- de mas de lo que pudiese y que nuestra señora santisima la traçaria las ofiçinas que para prinçipios arta casa abia porque desto ya esta escrito en otra parte no se diçe mas era este padre fray antonio darniles confe- sor desta sierba de dios tan buen relijioso y tan amigo de dar gusto a su perlado que açia mu- çha ystançia con esta sierba d(i>)e dios para que fuese la casa del guerto y asi tenia muçha(s) pe- [71v] pena de ber ...

 
5. Seccion 4 - Anna Domenge. Vida Espiritual. Edición crítica en castellano antiguo.

... en estas diferençias de casas con muçha pena rogaron estas donçellas a esta sierba de dios que encomendase a nuestro señor ordenase adonde mas conbiniese se yçiese el monesterio y asi lo yço y nuestro señor la dijo era su bolunta se yçiese en la casa de sus sobrinas adonde la abia eçho tantas misericordias porque ella abia bibido en esta casa con vna ermana suya dende que començo a serbir a nu- estro señor y que bastaba aquella casa que se acomodasen que no queria su majestad de nay- de mas de lo que pudiese y que nuestra señora santisima la traçaria las ofiçinas que para prinçipios arta casa abia porque desto ya esta escrito en otra parte no se diçe mas era este padre fray antonio darniles confe- sor desta sierba de dios tan buen relijioso y tan amigo de dar gusto a su perlado que açia mu- çha ystançia con esta sierba d(i>)e dios para que fuese la casa del guerto y asi tenia muçha(s) pe- [71v] pena de ber ...

 
6. Seccion 2 - Anna Domenge. Vida Espiritual. Edición crítica en castellano antiguo (texto continuo).

... en estas diferençias de casas con muçha pena rogaron estas donçellas a esta sierba de dios que encomendase a nuestro señor ordenase adonde mas conbiniese se yçiese el monesterio y asi lo yço y nuestro señor la dijo era su bolunta se yçiese en la casa de sus sobrinas adonde la abia eçho tantas misericordias porque ella abia bibido en esta casa con vna ermana suya dende que començo a serbir a nu- estro señor y que bastaba aquella casa que se acomodasen que no queria su majestad de nay- de mas de lo que pudiese y que nuestra señora santisima la traçaria las ofiçinas que para prinçipios arta casa abia porque desto ya esta escrito en otra parte no se diçe mas era este padre fray antonio darniles confe- sor desta sierba de dios tan buen relijioso y tan amigo de dar gusto a su perlado que açia mu- çha ystançia con esta sierba d(i>)e dios para que fuese la casa del guerto y asi tenia muçha(s) pe- [71v] pena de ber ...

 
7. Seccion 1 - Anna Domenge. Vida Espiritual. Edición crítica en castellano antiguo (texto continuo).

... en estas diferençias de casas con muçha pena rogaron estas donçellas a esta sierba de dios que encomendase a nuestro señor ordenase adonde mas conbiniese se yçiese el monesterio y asi lo yço y nuestro señor la dijo era su bolunta se yçiese en la casa de sus sobrinas adonde la abia eçho tantas misericordias porque ella abia bibido en esta casa con vna ermana suya dende que començo a serbir a nu- estro señor y que bastaba aquella casa que se acomodasen que no queria su majestad de nay- de mas de lo que pudiese y que nuestra señora santisima la traçaria las ofiçinas que para prinçipios arta casa abia porque desto ya esta escrito en otra parte no se diçe mas era este padre fray antonio darniles confe- sor desta sierba de dios tan buen relijioso y tan amigo de dar gusto a su perlado que açia mu- çha ystançia con esta sierba d(i>)e dios para que fuese la casa del guerto y asi tenia muçha(s) pe- [71v] pena de ber ...

 
8. - Anna Domenge. Vida Espiritual. Edición crítica en castellano antiguo (texto continuo).

... en estas diferençias de casas con muçha pena rogaron estas donçellas a esta sierba de dios que encomendase a nuestro señor ordenase adonde mas conbiniese se yçiese el monesterio y asi lo yço y nuestro señor la dijo era su bolunta se yçiese en la casa de sus sobrinas adonde la abia eçho tantas misericordias porque ella abia bibido en esta casa con vna ermana suya dende que començo a serbir a nu- estro señor y que bastaba aquella casa que se acomodasen que no queria su majestad de nay- de mas de lo que pudiese y que nuestra señora santisima la traçaria las ofiçinas que para prinçipios arta casa abia porque desto ya esta escrito en otra parte no se diçe mas era este padre fray antonio darniles confe- sor desta sierba de dios tan buen relijioso y tan amigo de dar gusto a su perlado que açia mu- çha ystançia con esta sierba d(i>)e dios para que fuese la casa del guerto y asi tenia muçha(s) pe- [71v] pena de ber ...

 
9. Obra 1 - Anna Domenge. Der autobiographische Bericht der Sor Ana Domenge.

... en estas diferençias de casas con muçha pena rogaron estas donçellas a esta sierba de dios que encomendase a nuestro señor ordenase adonde mas conbiniese se yçiese el monesterio y asi lo yço y nuestro señor la dijo era su bolunta se yçiese en la casa de sus sobrinas adonde la abia eçho tantas misericordias porque ella abia bibido en esta casa con vna ermana suya dende que començo a serbir a nu- estro señor y que bastaba aquella casa que se acomodasen que no queria su majestad de nay- de mas de lo que pudiese y que nuestra señora santisima la traçaria las ofiçinas que para prinçipios arta casa abia porque desto ya esta escrito en otra parte no se diçe mas era este padre fray antonio darniles confe- sor desta sierba de dios tan buen relijioso y tan amigo de dar gusto a su perlado que açia mu- çha ystançia con esta sierba d(i>)e dios para que fuese la casa del guerto y asi tenia muçha(s) pe- [71v] pena de ber ...

 
10. Obra 1 - Anna Domenge. Der autobiographische Bericht der Sor Ana Domenge.

... en estas diferençias de casas con muçha pena rogaron estas donçellas a esta sierba de dios que encomendase a nuestro señor ordenase adonde mas conbiniese se yçiese el monesterio y asi lo yço y nuestro señor la dijo era su bolunta se yçiese en la casa de sus sobrinas adonde la abia eçho tantas misericordias porque ella abia bibido en esta casa con vna ermana suya dende que començo a serbir a nu- estro señor y que bastaba aquella casa que se acomodasen que no queria su majestad de nay- de mas de lo que pudiese y que nuestra señora santisima la traçaria las ofiçinas que para prinçipios arta casa abia porque desto ya esta escrito en otra parte no se diçe mas era este padre fray antonio darniles confe- sor desta sierba de dios tan buen relijioso y tan amigo de dar gusto a su perlado que açia mu- çha ystançia con esta sierba d(i>)e dios para que fuese la casa del guerto y asi tenia muçha(s) pe- [71v] pena de ber ...

 
11. Obra 1 - Anna Domenge. Der autobiographische Bericht der Sor Ana Domenge.

... en estas diferençias de casas con muçha pena rogaron estas donçellas a esta sierba de dios que encomendase a nuestro señor ordenase adonde mas conbiniese se yçiese el monesterio y asi lo yço y nuestro señor la dijo era su bolunta se yçiese en la casa de sus sobrinas adonde la abia eçho tantas misericordias porque ella abia bibido en esta casa con vna ermana suya dende que començo a serbir a nu- estro señor y que bastaba aquella casa que se acomodasen que no queria su majestad de nay- de mas de lo que pudiese y que nuestra señora santisima la traçaria las ofiçinas que para prinçipios arta casa abia porque desto ya esta escrito en otra parte no se diçe mas era este padre fray antonio darniles confe- sor desta sierba de dios tan buen relijioso y tan amigo de dar gusto a su perlado que açia mu- çha ystançia con esta sierba d(i>)e dios para que fuese la casa del guerto y asi tenia muçha(s) pe- [71v] pena de ber ...

 
12. - Anna Domenge. Der autobiographische Bericht der Sor Ana Domenge.

... en estas diferençias de casas con muçha pena rogaron estas donçellas a esta sierba de dios que encomendase a nuestro señor ordenase adonde mas conbiniese se yçiese el monesterio y asi lo yço y nuestro señor la dijo era su bolunta se yçiese en la casa de sus sobrinas adonde la abia eçho tantas misericordias porque ella abia bibido en esta casa con vna ermana suya dende que començo a serbir a nu- estro señor y que bastaba aquella casa que se acomodasen que no queria su majestad de nay- de mas de lo que pudiese y que nuestra señora santisima la traçaria las ofiçinas que para prinçipios arta casa abia porque desto ya esta escrito en otra parte no se diçe mas era este padre fray antonio darniles confe- sor desta sierba de dios tan buen relijioso y tan amigo de dar gusto a su perlado que açia mu- çha ystançia con esta sierba d(i>)e dios para que fuese la casa del guerto y asi tenia muçha(s) pe- [71v] pena de ber ...

 
13. - Anna Domenge. Vida Espiritual. Edición crítica en castellano antiguo.

... en estas diferençias de casas con muçha pena rogaron estas donçellas a esta sierba de dios que encomendase a nuestro señor ordenase adonde mas conbiniese se yçiese el monesterio y asi lo yço y nuestro señor la dijo era su bolunta se yçiese en la casa de sus sobrinas adonde la abia eçho tantas misericordias porque ella abia bibido en esta casa con vna ermana suya dende que començo a serbir a nu- estro señor y que bastaba aquella casa que se acomodasen que no queria su majestad de nay- de mas de lo que pudiese y que nuestra señora santisima la traçaria las ofiçinas que para prinçipios arta casa abia porque desto ya esta escrito en otra parte no se diçe mas era este padre fray antonio darniles confe- sor desta sierba de dios tan buen relijioso y tan amigo de dar gusto a su perlado que açia mu- çha ystançia con esta sierba d(i>)e dios para que fuese la casa del guerto y asi tenia muçha(s) pe- [71v] pena de ber ...

 
14. - Leonor López de Córdoba. Vida y traxedias de Leonor López de Córdoua. Memorias. Dictadas en Córdoba entre 1401 y 1404.

... primas; la Virgen le da casa ; la Virgen le da un corral donde ella se edifica “de labor de mis manos” “dos palacios y una huertesuela e otras dos o tres casas para servicio ”. 38 Describe de la siguiente manera su primer contacto con la Virgen a través de la oración : “Y después que mi marido vino, como dicho es, fuímonos a casa de mi señora tía , que era en Córdoba junto a San Hipólito. Y a mí y a mi marido me acogeron allí, en unas casas junto a las suyas. Y, viéndonos con poco descanso, fize una oración a la Virgen Santa María de Bethlén treinta días: cada noche rezaba trescientas Aves Marías derrodillas para que pusiese en corazón a mi señora que consintiese abrir un postigo a sus casas. Y dos días antes que acabase la oración , demandele a la señora mi tía ...

 
15. Obra 1 - Anna Domenge. Der autobiographische Bericht der Sor Ana Domenge.

... en estas diferençias de casas con muçha pena rogaron estas donçellas a esta sierba de dios que encomendase a nuestro señor ordenase adonde mas conbiniese se yçiese el monesterio y asi lo yço y nuestro señor la dijo era su bolunta se yçiese en la casa de sus sobrinas adonde la abia eçho tantas misericordias porque ella abia bibido en esta casa con vna ermana suya dende que començo a serbir a nu- estro señor y que bastaba aquella casa que se acomodasen que no queria su majestad de nay- de mas de lo que pudiese y que nuestra señora santisima la traçaria las ofiçinas que para prinçipios arta casa abia porque desto ya esta escrito en otra parte no se diçe mas era este padre fray antonio darniles confe- sor desta sierba de dios tan buen relijioso y tan amigo de dar gusto a su perlado que açia mu- çha ystançia con esta sierba d(i>)e dios para que fuese la casa del guerto y asi tenia muçha(s) pe- [71v] pena de ber ...

 
16. Obra 1 - Anna Domenge. Der autobiographische Bericht der Sor Ana Domenge.

... en estas diferençias de casas con muçha pena rogaron estas donçellas a esta sierba de dios que encomendase a nuestro señor ordenase adonde mas conbiniese se yçiese el monesterio y asi lo yço y nuestro señor la dijo era su bolunta se yçiese en la casa de sus sobrinas adonde la abia eçho tantas misericordias porque ella abia bibido en esta casa con vna ermana suya dende que començo a serbir a nu- estro señor y que bastaba aquella casa que se acomodasen que no queria su majestad de nay- de mas de lo que pudiese y que nuestra señora santisima la traçaria las ofiçinas que para prinçipios arta casa abia porque desto ya esta escrito en otra parte no se diçe mas era este padre fray antonio darniles confe- sor desta sierba de dios tan buen relijioso y tan amigo de dar gusto a su perlado que açia mu- çha ystançia con esta sierba d(i>)e dios para que fuese la casa del guerto y asi tenia muçha(s) pe- [71v] pena de ber ...

 
17. Obra 1 - Anna Domenge. Der autobiographische Bericht der Sor Ana Domenge.

... en estas diferençias de casas con muçha pena rogaron estas donçellas a esta sierba de dios que encomendase a nuestro señor ordenase adonde mas conbiniese se yçiese el monesterio y asi lo yço y nuestro señor la dijo era su bolunta se yçiese en la casa de sus sobrinas adonde la abia eçho tantas misericordias porque ella abia bibido en esta casa con vna ermana suya dende que començo a serbir a nu- estro señor y que bastaba aquella casa que se acomodasen que no queria su majestad de nay- de mas de lo que pudiese y que nuestra señora santisima la traçaria las ofiçinas que para prinçipios arta casa abia porque desto ya esta escrito en otra parte no se diçe mas era este padre fray antonio darniles confe- sor desta sierba de dios tan buen relijioso y tan amigo de dar gusto a su perlado que açia mu- çha ystançia con esta sierba d(i>)e dios para que fuese la casa del guerto y asi tenia muçha(s) pe- [71v] pena de ber ...

 
18. - Laura Minguzzi. Luciana Tavernini. Marina Santini. La pratica della storia vivente. Prologo per María-Milagros Rivera Garretas.

... de "Las Vecinas de casa" (Le Vicine di casa) (Español) "Las Vecinas de casa" (Le Vicine di casa) Las Vecinas de casa ( Le Vicine di casa ) son una asociación de mujeres nacida en Mestre en los primeros años noventa. Tienen una idea grande de la ciudad, fundada en la calidad de las relaciones entre sus habitantes. Conocen las condiciones que impiden la disgregación del territorio y permiten vivir en común, mujeres y hombres, a gusto, en un mismo espacio. Inspirándose en una tradición antigua, la vecindad, han puesto a punto una forma simple de la política que ayuda a afrontar los problemas de la vida cotidiana, colocándolos dentro de un horizonte de significados más vasto. El oro de las Vecinas de casa es una práctica de relaciones que vuelve humana la ciudad, una forma de gobierno de lo existente que abre espacios nuevos e imprevistos de vida pública. Han publicado, entre otras cosas, VV. AA., L'oro...

 
19. - Leonor López de Córdoba. Vida y tragedias de Leonor López de Córdoba. Memorias. Dictadas en Córdoba entre 1401 y 1404.

... primas; la Virgen le da casa ; la Virgen le da un corral donde ella se edifica “de labor de mis manos” “dos palacios y una huertesuela e otras dos o tres casas para servicio ”. 38 Describe de la siguiente manera su primer contacto con la Virgen a través de la oración : “Y después que mi marido vino, como dicho es, fuímonos a casa de mi señora tía , que era en Córdoba junto a San Hipólito. Y a mí y a mi marido me acogeron allí, en unas casas junto a las suyas. Y, viéndonos con poco descanso, fize una oración a la Virgen Santa María de Bethlén treinta días: cada noche rezaba trescientas Aves Marías derrodillas para que pusiese en corazón a mi señora que consintiese abrir un postigo a sus casas. Y dos días antes que acabase la oración , demandele a la señora mi tía ...

 
20. Seccion 6 - Leonor López de Córdoba. Introducción y edición crítica. Vida y tragedias de Leonor López de Córdoba. Memorias. Dictadas en Córdoba entre 1401 y 14

... primas; la Virgen le da casa ; la Virgen le da un corral donde ella se edifica “de labor de mis manos” “dos palacios y una huertesuela e otras dos o tres casas para servicio ”. 38 Describe de la siguiente manera su primer contacto con la Virgen a través de la oración : “Y después que mi marido vino, como dicho es, fuímonos a casa de mi señora tía , que era en Córdoba junto a San Hipólito. Y a mí y a mi marido me acogeron allí, en unas casas junto a las suyas. Y, viéndonos con poco descanso, fize una oración a la Virgen Santa María de Bethlén treinta días: cada noche rezaba trescientas Aves Marías derrodillas para que pusiese en corazón a mi señora que consintiese abrir un postigo a sus casas. Y dos días antes que acabase la oración , demandele a la señora mi tía ...

 
1 2 3 4


[ocultar] Redefine la búsqueda
Número de resultados por página:

[ocultar] Todas las obras encontradas (20)

Puede acceder desde aquí a los textos que contienen el término de búsqueda. También puede volver a hacer la búsqueda en toda la biblioteca.

Obra Resultados
Seccion 2 - Anna Domenge. Vida Espiritual. Edición crítica en castellano antiguo. 1
Seccion 1 - Anna Domenge. Vida Espiritual. Edición crítica en castellano antiguo. 1
Obra 1 - Anna Domenge. Der autobiographische Bericht der Sor Ana Domenge. 1
Seccion 3 - Anna Domenge. Vida Espiritual. Edición crítica en castellano antiguo. 1
Seccion 4 - Anna Domenge. Vida Espiritual. Edición crítica en castellano antiguo. 1
Seccion 2 - Anna Domenge. Vida Espiritual. Edición crítica en castellano antiguo (texto continuo). 1
Seccion 1 - Anna Domenge. Vida Espiritual. Edición crítica en castellano antiguo (texto continuo). 1
- Anna Domenge. Vida Espiritual. Edición crítica en castellano antiguo (texto continuo). 1
Obra 1 - Anna Domenge. Der autobiographische Bericht der Sor Ana Domenge. 1
Obra 1 - Anna Domenge. Der autobiographische Bericht der Sor Ana Domenge. 1
Obra 1 - Anna Domenge. Der autobiographische Bericht der Sor Ana Domenge. 1
- Anna Domenge. Der autobiographische Bericht der Sor Ana Domenge. 1
- Anna Domenge. Vida Espiritual. Edición crítica en castellano antiguo. 1
- Leonor López de Córdoba. Vida y traxedias de Leonor López de Córdoua. Memorias. Dictadas en Córdoba entre 1401 y 1404. 1
Obra 1 - Anna Domenge. Der autobiographische Bericht der Sor Ana Domenge. 1
Obra 1 - Anna Domenge. Der autobiographische Bericht der Sor Ana Domenge. 1
Obra 1 - Anna Domenge. Der autobiographische Bericht der Sor Ana Domenge. 1
- Laura Minguzzi. Luciana Tavernini. Marina Santini. La pratica della storia vivente. Prologo per María-Milagros Rivera Garretas. 1
- Leonor López de Córdoba. Vida y tragedias de Leonor López de Córdoba. Memorias. Dictadas en Córdoba entre 1401 y 1404. 1
Seccion 6 - Leonor López de Córdoba. Introducción y edición crítica. Vida y tragedias de Leonor López de Córdoba. Memorias. Dictadas en Córdoba entre 1401 y 14 1