Buscar autora/obra

Herramientas de búsqueda

¿La primera vez que entras? Accede a un breve tutorial.


Resultados en la Biblioteca

La búsqueda desear retornó 30 resultados.

Mostrando 1 - 20 de 30 resultados (3.49 segundos)

1 2
1. Seccion 2 - Anna Domenge. Vida Espiritual. Edición crítica en castellano antiguo.

... nuestro señor lo a de desear muçho y llorar primero sus pecados y el poco aparejo que tiene para reçibir a tan gran señor 3 lo terçero quel niño cuando a mamado queda muy contento y no desea otra cosa ni le pareçe tiene mas que desear el que a reçibido a nuestro señor a de estar muy contenta y a de pensar que no tiene mas que desear en esta bida y a de pensar quen si lo tiene todo porquel padre eterno dijo que todos sus tesoros los abia dado a su yjo y teniendo al yjo de dios en el alma todo se tiene 4 lo cuarto quel que reçibe a nuestro señor a de açer como el niño que despues que a mamado se duerme quel alma que a reçibido a nuestro señor a de dormir a to- dos los cuydados del mundo an de dor- mir los sentidos y las potençias y todo ocuparlo en considerar la merçed gran- de que nuestro señor (açe) nos açe en darse- [117v] -nos a si mismo y estar atentos y escuçhar lo que nuestro señor diçe y abla a nues- tra...

 
2. Seccion 1 - Anna Domenge. Vida Espiritual. Edición crítica en castellano antiguo.

... nuestro señor lo a de desear muçho y llorar primero sus pecados y el poco aparejo que tiene para reçibir a tan gran señor 3 lo terçero quel niño cuando a mamado queda muy contento y no desea otra cosa ni le pareçe tiene mas que desear el que a reçibido a nuestro señor a de estar muy contenta y a de pensar que no tiene mas que desear en esta bida y a de pensar quen si lo tiene todo porquel padre eterno dijo que todos sus tesoros los abia dado a su yjo y teniendo al yjo de dios en el alma todo se tiene 4 lo cuarto quel que reçibe a nuestro señor a de açer como el niño que despues que a mamado se duerme quel alma que a reçibido a nuestro señor a de dormir a to- dos los cuydados del mundo an de dor- mir los sentidos y las potençias y todo ocuparlo en considerar la merçed gran- de que nuestro señor (açe) nos açe en darse- [117v] -nos a si mismo y estar atentos y escuçhar lo que nuestro señor diçe y abla a nues- tra...

 
3. - Anna Domenge. Vida Espiritual. Edición crítica en castellano antiguo.

... nuestro señor lo a de desear muçho y llorar primero sus pecados y el poco aparejo que tiene para reçibir a tan gran señor 3 lo terçero quel niño cuando a mamado queda muy contento y no desea otra cosa ni le pareçe tiene mas que desear el que a reçibido a nuestro señor a de estar muy contenta y a de pensar que no tiene mas que desear en esta bida y a de pensar quen si lo tiene todo porquel padre eterno dijo que todos sus tesoros los abia dado a su yjo y teniendo al yjo de dios en el alma todo se tiene 4 lo cuarto quel que reçibe a nuestro señor a de açer como el niño que despues que a mamado se duerme quel alma que a reçibido a nuestro señor a de dormir a to- dos los cuydados del mundo an de dor- mir los sentidos y las potençias y todo ocuparlo en considerar la merçed gran- de que nuestro señor (açe) nos açe en darse- [117v] -nos a si mismo y estar atentos y escuçhar lo que nuestro señor diçe y abla a nues- tra...

 
4. Seccion 3 - Anna Domenge. Vida Espiritual. Edición crítica en castellano antiguo.

... nuestro señor lo a de desear muçho y llorar primero sus pecados y el poco aparejo que tiene para reçibir a tan gran señor 3 lo terçero quel niño cuando a mamado queda muy contento y no desea otra cosa ni le pareçe tiene mas que desear el que a reçibido a nuestro señor a de estar muy contenta y a de pensar que no tiene mas que desear en esta bida y a de pensar quen si lo tiene todo porquel padre eterno dijo que todos sus tesoros los abia dado a su yjo y teniendo al yjo de dios en el alma todo se tiene 4 lo cuarto quel que reçibe a nuestro señor a de açer como el niño que despues que a mamado se duerme quel alma que a reçibido a nuestro señor a de dormir a to- dos los cuydados del mundo an de dor- mir los sentidos y las potençias y todo ocuparlo en considerar la merçed gran- de que nuestro señor (açe) nos açe en darse- [117v] -nos a si mismo y estar atentos y escuçhar lo que nuestro señor diçe y abla a nues- tra...

 
5. Seccion 4 - Anna Domenge. Vida Espiritual. Edición crítica en castellano antiguo.

... nuestro señor lo a de desear muçho y llorar primero sus pecados y el poco aparejo que tiene para reçibir a tan gran señor 3 lo terçero quel niño cuando a mamado queda muy contento y no desea otra cosa ni le pareçe tiene mas que desear el que a reçibido a nuestro señor a de estar muy contenta y a de pensar que no tiene mas que desear en esta bida y a de pensar quen si lo tiene todo porquel padre eterno dijo que todos sus tesoros los abia dado a su yjo y teniendo al yjo de dios en el alma todo se tiene 4 lo cuarto quel que reçibe a nuestro señor a de açer como el niño que despues que a mamado se duerme quel alma que a reçibido a nuestro señor a de dormir a to- dos los cuydados del mundo an de dor- mir los sentidos y las potençias y todo ocuparlo en considerar la merçed gran- de que nuestro señor (açe) nos açe en darse- [117v] -nos a si mismo y estar atentos y escuçhar lo que nuestro señor diçe y abla a nues- tra...

 
6. Seccion 2 - Anna Domenge. Vida Espiritual. Edición crítica en castellano antiguo (texto continuo).

... nuestro señor lo a de desear muçho y llorar primero sus pecados y el poco aparejo que tiene para reçibir a tan gran señor 3 lo terçero quel niño cuando a mamado queda muy contento y no desea otra cosa ni le pareçe tiene mas que desear el que a reçibido a nuestro señor a de estar muy contenta y a de pensar que no tiene mas que desear en esta bida y a de pensar quen si lo tiene todo porquel padre eterno dijo que todos sus tesoros los abia dado a su yjo y teniendo al yjo de dios en el alma todo se tiene 4 lo cuarto quel que reçibe a nuestro señor a de açer como el niño que despues que a mamado se duerme quel alma que a reçibido a nuestro señor a de dormir a to- dos los cuydados del mundo an de dor- mir los sentidos y las potençias y todo ocuparlo en considerar la merçed gran- de que nuestro señor (açe) nos açe en darse- [117v] -nos a si mismo y estar atentos y escuçhar lo que nuestro señor diçe y abla a nues- tra...

 
7. Seccion 1 - Anna Domenge. Vida Espiritual. Edición crítica en castellano antiguo (texto continuo).

... nuestro señor lo a de desear muçho y llorar primero sus pecados y el poco aparejo que tiene para reçibir a tan gran señor 3 lo terçero quel niño cuando a mamado queda muy contento y no desea otra cosa ni le pareçe tiene mas que desear el que a reçibido a nuestro señor a de estar muy contenta y a de pensar que no tiene mas que desear en esta bida y a de pensar quen si lo tiene todo porquel padre eterno dijo que todos sus tesoros los abia dado a su yjo y teniendo al yjo de dios en el alma todo se tiene 4 lo cuarto quel que reçibe a nuestro señor a de açer como el niño que despues que a mamado se duerme quel alma que a reçibido a nuestro señor a de dormir a to- dos los cuydados del mundo an de dor- mir los sentidos y las potençias y todo ocuparlo en considerar la merçed gran- de que nuestro señor (açe) nos açe en darse- [117v] -nos a si mismo y estar atentos y escuçhar lo que nuestro señor diçe y abla a nues- tra...

 
8. - Anna Domenge. Vida Espiritual. Edición crítica en castellano antiguo (texto continuo).

... nuestro señor lo a de desear muçho y llorar primero sus pecados y el poco aparejo que tiene para reçibir a tan gran señor 3 lo terçero quel niño cuando a mamado queda muy contento y no desea otra cosa ni le pareçe tiene mas que desear el que a reçibido a nuestro señor a de estar muy contenta y a de pensar que no tiene mas que desear en esta bida y a de pensar quen si lo tiene todo porquel padre eterno dijo que todos sus tesoros los abia dado a su yjo y teniendo al yjo de dios en el alma todo se tiene 4 lo cuarto quel que reçibe a nuestro señor a de açer como el niño que despues que a mamado se duerme quel alma que a reçibido a nuestro señor a de dormir a to- dos los cuydados del mundo an de dor- mir los sentidos y las potençias y todo ocuparlo en considerar la merçed gran- de que nuestro señor (açe) nos açe en darse- [117v] -nos a si mismo y estar atentos y escuçhar lo que nuestro señor diçe y abla a nues- tra...

 
9. Obra 1 - Anna Domenge. Der autobiographische Bericht der Sor Ana Domenge.

... nuestro señor lo a de desear muçho y llorar primero sus pecados y el poco aparejo que tiene para reçibir a tan gran señor 3 lo terçero quel niño cuando a mamado queda muy contento y no desea otra cosa ni le pareçe tiene mas que desear el que a reçibido a nuestro señor a de estar muy contenta y a de pensar que no tiene mas que desear en esta bida y a de pensar quen si lo tiene todo porquel padre eterno dijo que todos sus tesoros los abia dado a su yjo y teniendo al yjo de dios en el alma todo se tiene 4 lo cuarto quel que reçibe a nuestro señor a de açer como el niño que despues que a mamado se duerme quel alma que a reçibido a nuestro señor a de dormir a to- dos los cuydados del mundo an de dor- mir los sentidos y las potençias y todo ocuparlo en considerar la merçed gran- de que nuestro señor (açe) nos açe en darse- [117v] -nos a si mismo y estar atentos y escuçhar lo que nuestro señor diçe y abla a nues- tra...

 
10. Obra 1 - Anna Domenge. Der autobiographische Bericht der Sor Ana Domenge.

... nuestro señor lo a de desear muçho y llorar primero sus pecados y el poco aparejo que tiene para reçibir a tan gran señor 3 lo terçero quel niño cuando a mamado queda muy contento y no desea otra cosa ni le pareçe tiene mas que desear el que a reçibido a nuestro señor a de estar muy contenta y a de pensar que no tiene mas que desear en esta bida y a de pensar quen si lo tiene todo porquel padre eterno dijo que todos sus tesoros los abia dado a su yjo y teniendo al yjo de dios en el alma todo se tiene 4 lo cuarto quel que reçibe a nuestro señor a de açer como el niño que despues que a mamado se duerme quel alma que a reçibido a nuestro señor a de dormir a to- dos los cuydados del mundo an de dor- mir los sentidos y las potençias y todo ocuparlo en considerar la merçed gran- de que nuestro señor (açe) nos açe en darse- [117v] -nos a si mismo y estar atentos y escuçhar lo que nuestro señor diçe y abla a nues- tra...

 
11. Obra 1 - Anna Domenge. Der autobiographische Bericht der Sor Ana Domenge.

... nuestro señor lo a de desear muçho y llorar primero sus pecados y el poco aparejo que tiene para reçibir a tan gran señor 3 lo terçero quel niño cuando a mamado queda muy contento y no desea otra cosa ni le pareçe tiene mas que desear el que a reçibido a nuestro señor a de estar muy contenta y a de pensar que no tiene mas que desear en esta bida y a de pensar quen si lo tiene todo porquel padre eterno dijo que todos sus tesoros los abia dado a su yjo y teniendo al yjo de dios en el alma todo se tiene 4 lo cuarto quel que reçibe a nuestro señor a de açer como el niño que despues que a mamado se duerme quel alma que a reçibido a nuestro señor a de dormir a to- dos los cuydados del mundo an de dor- mir los sentidos y las potençias y todo ocuparlo en considerar la merçed gran- de que nuestro señor (açe) nos açe en darse- [117v] -nos a si mismo y estar atentos y escuçhar lo que nuestro señor diçe y abla a nues- tra...

 
12. Obra 1 - Anna Domenge. Der autobiographische Bericht der Sor Ana Domenge.

... nuestro señor lo a de desear muçho y llorar primero sus pecados y el poco aparejo que tiene para reçibir a tan gran señor 3 lo terçero quel niño cuando a mamado queda muy contento y no desea otra cosa ni le pareçe tiene mas que desear el que a reçibido a nuestro señor a de estar muy contenta y a de pensar que no tiene mas que desear en esta bida y a de pensar quen si lo tiene todo porquel padre eterno dijo que todos sus tesoros los abia dado a su yjo y teniendo al yjo de dios en el alma todo se tiene 4 lo cuarto quel que reçibe a nuestro señor a de açer como el niño que despues que a mamado se duerme quel alma que a reçibido a nuestro señor a de dormir a to- dos los cuydados del mundo an de dor- mir los sentidos y las potençias y todo ocuparlo en considerar la merçed gran- de que nuestro señor (açe) nos açe en darse- [117v] -nos a si mismo y estar atentos y escuçhar lo que nuestro señor diçe y abla a nues- tra...

 
13. Obra 1 - Anna Domenge. Der autobiographische Bericht der Sor Ana Domenge.

... nuestro señor lo a de desear muçho y llorar primero sus pecados y el poco aparejo que tiene para reçibir a tan gran señor 3 lo terçero quel niño cuando a mamado queda muy contento y no desea otra cosa ni le pareçe tiene mas que desear el que a reçibido a nuestro señor a de estar muy contenta y a de pensar que no tiene mas que desear en esta bida y a de pensar quen si lo tiene todo porquel padre eterno dijo que todos sus tesoros los abia dado a su yjo y teniendo al yjo de dios en el alma todo se tiene 4 lo cuarto quel que reçibe a nuestro señor a de açer como el niño que despues que a mamado se duerme quel alma que a reçibido a nuestro señor a de dormir a to- dos los cuydados del mundo an de dor- mir los sentidos y las potençias y todo ocuparlo en considerar la merçed gran- de que nuestro señor (açe) nos açe en darse- [117v] -nos a si mismo y estar atentos y escuçhar lo que nuestro señor diçe y abla a nues- tra...

 
14. Obra 1 - Anna Domenge. Der autobiographische Bericht der Sor Ana Domenge.

... nuestro señor lo a de desear muçho y llorar primero sus pecados y el poco aparejo que tiene para reçibir a tan gran señor 3 lo terçero quel niño cuando a mamado queda muy contento y no desea otra cosa ni le pareçe tiene mas que desear el que a reçibido a nuestro señor a de estar muy contenta y a de pensar que no tiene mas que desear en esta bida y a de pensar quen si lo tiene todo porquel padre eterno dijo que todos sus tesoros los abia dado a su yjo y teniendo al yjo de dios en el alma todo se tiene 4 lo cuarto quel que reçibe a nuestro señor a de açer como el niño que despues que a mamado se duerme quel alma que a reçibido a nuestro señor a de dormir a to- dos los cuydados del mundo an de dor- mir los sentidos y las potençias y todo ocuparlo en considerar la merçed gran- de que nuestro señor (açe) nos açe en darse- [117v] -nos a si mismo y estar atentos y escuçhar lo que nuestro señor diçe y abla a nues- tra...

 
15. Obra 1 - Anna Domenge. Der autobiographische Bericht der Sor Ana Domenge.

... nuestro señor lo a de desear muçho y llorar primero sus pecados y el poco aparejo que tiene para reçibir a tan gran señor 3 lo terçero quel niño cuando a mamado queda muy contento y no desea otra cosa ni le pareçe tiene mas que desear el que a reçibido a nuestro señor a de estar muy contenta y a de pensar que no tiene mas que desear en esta bida y a de pensar quen si lo tiene todo porquel padre eterno dijo que todos sus tesoros los abia dado a su yjo y teniendo al yjo de dios en el alma todo se tiene 4 lo cuarto quel que reçibe a nuestro señor a de açer como el niño que despues que a mamado se duerme quel alma que a reçibido a nuestro señor a de dormir a to- dos los cuydados del mundo an de dor- mir los sentidos y las potençias y todo ocuparlo en considerar la merçed gran- de que nuestro señor (açe) nos açe en darse- [117v] -nos a si mismo y estar atentos y escuçhar lo que nuestro señor diçe y abla a nues- tra...

 
16. - Anna Domenge. Der autobiographische Bericht der Sor Ana Domenge.

... nuestro señor lo a de desear muçho y llorar primero sus pecados y el poco aparejo que tiene para reçibir a tan gran señor 3 lo terçero quel niño cuando a mamado queda muy contento y no desea otra cosa ni le pareçe tiene mas que desear el que a reçibido a nuestro señor a de estar muy contenta y a de pensar que no tiene mas que desear en esta bida y a de pensar quen si lo tiene todo porquel padre eterno dijo que todos sus tesoros los abia dado a su yjo y teniendo al yjo de dios en el alma todo se tiene 4 lo cuarto quel que reçibe a nuestro señor a de açer como el niño que despues que a mamado se duerme quel alma que a reçibido a nuestro señor a de dormir a to- dos los cuydados del mundo an de dor- mir los sentidos y las potençias y todo ocuparlo en considerar la merçed gran- de que nuestro señor (açe) nos açe en darse- [117v] -nos a si mismo y estar atentos y escuçhar lo que nuestro señor diçe y abla a nues- tra...

 
17. - Laura Minguzzi. Luciana Tavernini. Marina Santini. La pratica della storia vivente. Prologo per María-Milagros Rivera Garretas.

... histórica significa desear un contacto auténtico con los diversos contextos y las figuras del pasado: es amor a la realidad. Como dice Simone Weil en La prima radice en 1943 ( Milán , SE, 1990), el logos no es solo palabra , es también relación , vínculo. Por eso es importante una Comunidad que ofrezca interdependencia de miradas y de palabras, de retornos entre una y otra, entre el presente y el pasado; entre las historias mismas que narramos de nosotras, que representan las decisiones, los nudos-enredos que han condicionado pesadamente nuestras vidas y que hemos decidido revelar y hacer públicos. Éramos una comunidad de cuatro; recientemente el grupo se ha ampliado a ocho; por eso estamos afrontando las contradicciones y las dificultades de nacer otra vez como comunidad ampliada. Hace poco, dos del grupo se distanciaron y, después de dos años de trabajo juntas, han seguido otro camino . Nuestra práctica es todavía un fruto...

 
18. Seccion 3 - Anna Domenge. Vida Espiritual. Edición crítica en castellano antiguo (texto continuo).

... nuestro señor lo a de desear muçho y llorar primero sus pecados y el poco aparejo que tiene para reçibir a tan gran señor 3 lo terçero quel niño cuando a mamado queda muy contento y no desea otra cosa ni le pareçe tiene mas que desear el que a reçibido a nuestro señor a de estar muy contenta y a de pensar que no tiene mas que desear en esta bida y a de pensar quen si lo tiene todo porquel padre eterno dijo que todos sus tesoros los abia dado a su yjo y teniendo al yjo de dios en el alma todo se tiene 4 lo cuarto quel que reçibe a nuestro señor a de açer como el niño que despues que a mamado se duerme quel alma que a reçibido a nuestro señor a de dormir a to- dos los cuydados del mundo an de dor- mir los sentidos y las potençias y todo ocuparlo en considerar la merçed gran- de que nuestro señor (açe) nos açe en darse- [117v] -nos a si mismo y estar atentos y escuçhar lo que nuestro señor diçe y abla a nues- tra...

 
19. - Laura Minguzzi. Luciana Tavernini. Marina Santini. La práctica de la historia viviente. Con un prólogo de María-Milagros Rivera Garretas.

... histórica significa desear un contacto auténtico con los diversos contextos y las figuras del pasado: es amor a la realidad. Como dice Simone Weil en La prima radice en 1943 ( Milán , SE, 1990), el logos no es solo palabra , es también relación , vínculo. Por eso es importante una Comunidad que ofrezca interdependencia de miradas y de palabras, de retornos entre una y otra, entre el presente y el pasado; entre las historias mismas que narramos de nosotras, que representan las decisiones, los nudos-enredos que han condicionado pesadamente nuestras vidas y que hemos decidido revelar y hacer públicos. Éramos una comunidad de cuatro; recientemente el grupo se ha ampliado a ocho; por eso estamos afrontando las contradicciones y las dificultades de nacer otra vez como comunidad ampliada. Hace poco, dos del grupo se distanciaron y, después de dos años de trabajo juntas, han seguido otro camino . Nuestra práctica es todavía un fruto...

 
20. - Lourdes Albi Fernández. Carme Vidal Estruel. María José Clement López. Sara Alcina Zayas. Renzo Imbeni. Josep Sanahuja. Juan Cantonero Falero. Carlos Requena Amadas. Eustaquio Ma

... sino estar en relación , desear crear un vínculo…” (página 115). Esto vivimos en la interpretación. El trabajo de la interpretación nunca puede ser solitario, implica entrar en relación , no sólo estar ahí, e implica entrar en relación también con las intenciones y los afectos de otra o de otro (la persona oyente), en una escucha fina , pura, dando y dejándose dar en la relación de intercambio. Además de esto, a veces entramos en relación con sus madres; la mayoría oyentes. Cuando esto pasa hay algo que añade una experiencia diferente en relación a esa persona sorda que ya conocíamos. Hay algo que cambia, conocer a sus madres transforma en ocasiones la relación , sentimos el vínculo de otra manera. Noemí- La relación con personas sordas me ha aportado cosas en todos los ámbitos de mi vida y me ha ayudado a crecer y a ser mejor, o lo que yo considero que es mejor para mi. Son una mediación que me ayuda a ser ...

 
1 2


[ocultar] Redefine la búsqueda
Número de resultados por página:

[ocultar] Todas las obras encontradas (20)

Puede acceder desde aquí a los textos que contienen el término de búsqueda. También puede volver a hacer la búsqueda en toda la biblioteca.

Obra Resultados
Seccion 2 - Anna Domenge. Vida Espiritual. Edición crítica en castellano antiguo. 1
Seccion 1 - Anna Domenge. Vida Espiritual. Edición crítica en castellano antiguo. 1
- Anna Domenge. Vida Espiritual. Edición crítica en castellano antiguo. 1
Seccion 3 - Anna Domenge. Vida Espiritual. Edición crítica en castellano antiguo. 1
Seccion 4 - Anna Domenge. Vida Espiritual. Edición crítica en castellano antiguo. 1
Seccion 2 - Anna Domenge. Vida Espiritual. Edición crítica en castellano antiguo (texto continuo). 1
Seccion 1 - Anna Domenge. Vida Espiritual. Edición crítica en castellano antiguo (texto continuo). 1
- Anna Domenge. Vida Espiritual. Edición crítica en castellano antiguo (texto continuo). 1
Obra 1 - Anna Domenge. Der autobiographische Bericht der Sor Ana Domenge. 1
Obra 1 - Anna Domenge. Der autobiographische Bericht der Sor Ana Domenge. 1
Obra 1 - Anna Domenge. Der autobiographische Bericht der Sor Ana Domenge. 1
Obra 1 - Anna Domenge. Der autobiographische Bericht der Sor Ana Domenge. 1
Obra 1 - Anna Domenge. Der autobiographische Bericht der Sor Ana Domenge. 1
Obra 1 - Anna Domenge. Der autobiographische Bericht der Sor Ana Domenge. 1
Obra 1 - Anna Domenge. Der autobiographische Bericht der Sor Ana Domenge. 1
- Anna Domenge. Der autobiographische Bericht der Sor Ana Domenge. 1
- Laura Minguzzi. Luciana Tavernini. Marina Santini. La pratica della storia vivente. Prologo per María-Milagros Rivera Garretas. 1
Seccion 3 - Anna Domenge. Vida Espiritual. Edición crítica en castellano antiguo (texto continuo). 1
- Laura Minguzzi. Luciana Tavernini. Marina Santini. La práctica de la historia viviente. Con un prólogo de María-Milagros Rivera Garretas. 1
- Lourdes Albi Fernández. Carme Vidal Estruel. María José Clement López. Sara Alcina Zayas. Renzo Imbeni. Josep Sanahuja. Juan Cantonero Falero. Carlos Requena Amadas. Eustaquio Ma 1