Buscar autora/obra

Herramientas de búsqueda

¿La primera vez que entras? Accede a un breve tutorial.


Resultados en la Biblioteca

La búsqueda grito retornó 36 resultados.

Mostrando 1 - 20 de 36 resultados (3.38 segundos)

1 2
1. Seccion 3 - Anna Domenge. Vida Espiritual. Edición crítica en castellano antiguo.

... despues sintio los grandes gritos que daban las animas que quedaban en el purgatorio y nuestro señor la dijo que se abia acabado el vltimo sacrifiçio de la misa en el mundo aquel dia y que si mas tarde se acabara mas estubieran las animas del purgatorio sin pena preguntando yo vn dia a esta sierba /de/ dios cuondo salio de la oraçion santa me dijese alguna cosa de nuestro señor me dijo porque tanto me porfiays y por que os afiçioneys a ser- bir a nuestro señor y a los santos os digo esto mi esposo jesus me a enseñado todas las ylesias del mundo y me a diçho queria biese su grande onipotençia y bondad que baja- ba en vn mismo ystante en las manos de tantos saçer- dotes como çelebraban por todo el mundo y que mirase la grande dinida de los saçerdotes que eran mas que an- jeles que los anjeles estaban criados en graçia y que no te- nian tan grande dinida como los saçerdotes y entre todas las yglesias bi yo vna que resplandeçia mas que las otras y...

 
2. Seccion 2 - Anna Domenge. Vida Espiritual. Edición crítica en castellano antiguo.

... despues sintio los grandes gritos que daban las animas que quedaban en el purgatorio y nuestro señor la dijo que se abia acabado el vltimo sacrifiçio de la misa en el mundo aquel dia y que si mas tarde se acabara mas estubieran las animas del purgatorio sin pena preguntando yo vn dia a esta sierba /de/ dios cuondo salio de la oraçion santa me dijese alguna cosa de nuestro señor me dijo porque tanto me porfiays y por que os afiçioneys a ser- bir a nuestro señor y a los santos os digo esto mi esposo jesus me a enseñado todas las ylesias del mundo y me a diçho queria biese su grande onipotençia y bondad que baja- ba en vn mismo ystante en las manos de tantos saçer- dotes como çelebraban por todo el mundo y que mirase la grande dinida de los saçerdotes que eran mas que an- jeles que los anjeles estaban criados en graçia y que no te- nian tan grande dinida como los saçerdotes y entre todas las yglesias bi yo vna que resplandeçia mas que las otras y...

 
3. Seccion 1 - Anna Domenge. Vida Espiritual. Edición crítica en castellano antiguo.

... despues sintio los grandes gritos que daban las animas que quedaban en el purgatorio y nuestro señor la dijo que se abia acabado el vltimo sacrifiçio de la misa en el mundo aquel dia y que si mas tarde se acabara mas estubieran las animas del purgatorio sin pena preguntando yo vn dia a esta sierba /de/ dios cuondo salio de la oraçion santa me dijese alguna cosa de nuestro señor me dijo porque tanto me porfiays y por que os afiçioneys a ser- bir a nuestro señor y a los santos os digo esto mi esposo jesus me a enseñado todas las ylesias del mundo y me a diçho queria biese su grande onipotençia y bondad que baja- ba en vn mismo ystante en las manos de tantos saçer- dotes como çelebraban por todo el mundo y que mirase la grande dinida de los saçerdotes que eran mas que an- jeles que los anjeles estaban criados en graçia y que no te- nian tan grande dinida como los saçerdotes y entre todas las yglesias bi yo vna que resplandeçia mas que las otras y...

 
4. Seccion 4 - Anna Domenge. Vida Espiritual. Edición crítica en castellano antiguo.

... despues sintio los grandes gritos que daban las animas que quedaban en el purgatorio y nuestro señor la dijo que se abia acabado el vltimo sacrifiçio de la misa en el mundo aquel dia y que si mas tarde se acabara mas estubieran las animas del purgatorio sin pena preguntando yo vn dia a esta sierba /de/ dios cuondo salio de la oraçion santa me dijese alguna cosa de nuestro señor me dijo porque tanto me porfiays y por que os afiçioneys a ser- bir a nuestro señor y a los santos os digo esto mi esposo jesus me a enseñado todas las ylesias del mundo y me a diçho queria biese su grande onipotençia y bondad que baja- ba en vn mismo ystante en las manos de tantos saçer- dotes como çelebraban por todo el mundo y que mirase la grande dinida de los saçerdotes que eran mas que an- jeles que los anjeles estaban criados en graçia y que no te- nian tan grande dinida como los saçerdotes y entre todas las yglesias bi yo vna que resplandeçia mas que las otras y...

 
5. - Anna Domenge. Vida Espiritual. Edición crítica en castellano antiguo (texto continuo).

... despues sintio los grandes gritos que daban las animas que quedaban en el purgatorio y nuestro señor la dijo que se abia acabado el vltimo sacrifiçio de la misa en el mundo aquel dia y que si mas tarde se acabara mas estubieran las animas del purgatorio sin pena preguntando yo vn dia a esta sierba /de/ dios cuondo salio de la oraçion santa me dijese alguna cosa de nuestro señor me dijo porque tanto me porfiays y por que os afiçioneys a ser- bir a nuestro señor y a los santos os digo esto mi esposo jesus me a enseñado todas las ylesias del mundo y me a diçho queria biese su grande onipotençia y bondad que baja- ba en vn mismo ystante en las manos de tantos saçer- dotes como çelebraban por todo el mundo y que mirase la grande dinida de los saçerdotes que eran mas que an- jeles que los anjeles estaban criados en graçia y que no te- nian tan grande dinida como los saçerdotes y entre todas las yglesias bi yo vna que resplandeçia mas que las otras y...

 
6. Seccion 2 - Anna Domenge. Vida Espiritual. Edición crítica en castellano antiguo (texto continuo).

... despues sintio los grandes gritos que daban las animas que quedaban en el purgatorio y nuestro señor la dijo que se abia acabado el vltimo sacrifiçio de la misa en el mundo aquel dia y que si mas tarde se acabara mas estubieran las animas del purgatorio sin pena preguntando yo vn dia a esta sierba /de/ dios cuondo salio de la oraçion santa me dijese alguna cosa de nuestro señor me dijo porque tanto me porfiays y por que os afiçioneys a ser- bir a nuestro señor y a los santos os digo esto mi esposo jesus me a enseñado todas las ylesias del mundo y me a diçho queria biese su grande onipotençia y bondad que baja- ba en vn mismo ystante en las manos de tantos saçer- dotes como çelebraban por todo el mundo y que mirase la grande dinida de los saçerdotes que eran mas que an- jeles que los anjeles estaban criados en graçia y que no te- nian tan grande dinida como los saçerdotes y entre todas las yglesias bi yo vna que resplandeçia mas que las otras y...

 
7. - Anna Domenge. Vida Espiritual. Edición crítica en castellano antiguo.

... despues sintio los grandes gritos que daban las animas que quedaban en el purgatorio y nuestro señor la dijo que se abia acabado el vltimo sacrifiçio de la misa en el mundo aquel dia y que si mas tarde se acabara mas estubieran las animas del purgatorio sin pena preguntando yo vn dia a esta sierba /de/ dios cuondo salio de la oraçion santa me dijese alguna cosa de nuestro señor me dijo porque tanto me porfiays y por que os afiçioneys a ser- bir a nuestro señor y a los santos os digo esto mi esposo jesus me a enseñado todas las ylesias del mundo y me a diçho queria biese su grande onipotençia y bondad que baja- ba en vn mismo ystante en las manos de tantos saçer- dotes como çelebraban por todo el mundo y que mirase la grande dinida de los saçerdotes que eran mas que an- jeles que los anjeles estaban criados en graçia y que no te- nian tan grande dinida como los saçerdotes y entre todas las yglesias bi yo vna que resplandeçia mas que las otras y...

 
8. Seccion 1 - Anna Domenge. Vida Espiritual. Edición crítica en castellano antiguo (texto continuo).

... despues sintio los grandes gritos que daban las animas que quedaban en el purgatorio y nuestro señor la dijo que se abia acabado el vltimo sacrifiçio de la misa en el mundo aquel dia y que si mas tarde se acabara mas estubieran las animas del purgatorio sin pena preguntando yo vn dia a esta sierba /de/ dios cuondo salio de la oraçion santa me dijese alguna cosa de nuestro señor me dijo porque tanto me porfiays y por que os afiçioneys a ser- bir a nuestro señor y a los santos os digo esto mi esposo jesus me a enseñado todas las ylesias del mundo y me a diçho queria biese su grande onipotençia y bondad que baja- ba en vn mismo ystante en las manos de tantos saçer- dotes como çelebraban por todo el mundo y que mirase la grande dinida de los saçerdotes que eran mas que an- jeles que los anjeles estaban criados en graçia y que no te- nian tan grande dinida como los saçerdotes y entre todas las yglesias bi yo vna que resplandeçia mas que las otras y...

 
9. Obra 1 - Anna Domenge. Der autobiographische Bericht der Sor Ana Domenge.

... despues sintio los grandes gritos que daban las animas que quedaban en el purgatorio y nuestro señor la dijo que se abia acabado el vltimo sacrifiçio de la misa en el mundo aquel dia y que si mas tarde se acabara mas estubieran las animas del purgatorio sin pena preguntando yo vn dia a esta sierba /de/ dios cuondo salio de la oraçion santa me dijese alguna cosa de nuestro señor me dijo porque tanto me porfiays y por que os afiçioneys a ser- bir a nuestro señor y a los santos os digo esto mi esposo jesus me a enseñado todas las ylesias del mundo y me a diçho queria biese su grande onipotençia y bondad que baja- ba en vn mismo ystante en las manos de tantos saçer- dotes como çelebraban por todo el mundo y que mirase la grande dinida de los saçerdotes que eran mas que an- jeles que los anjeles estaban criados en graçia y que no te- nian tan grande dinida como los saçerdotes y entre todas las yglesias bi yo vna que resplandeçia mas que las otras y...

 
10. Obra 1 - Anna Domenge. Der autobiographische Bericht der Sor Ana Domenge.

... despues sintio los grandes gritos que daban las animas que quedaban en el purgatorio y nuestro señor la dijo que se abia acabado el vltimo sacrifiçio de la misa en el mundo aquel dia y que si mas tarde se acabara mas estubieran las animas del purgatorio sin pena preguntando yo vn dia a esta sierba /de/ dios cuondo salio de la oraçion santa me dijese alguna cosa de nuestro señor me dijo porque tanto me porfiays y por que os afiçioneys a ser- bir a nuestro señor y a los santos os digo esto mi esposo jesus me a enseñado todas las ylesias del mundo y me a diçho queria biese su grande onipotençia y bondad que baja- ba en vn mismo ystante en las manos de tantos saçer- dotes como çelebraban por todo el mundo y que mirase la grande dinida de los saçerdotes que eran mas que an- jeles que los anjeles estaban criados en graçia y que no te- nian tan grande dinida como los saçerdotes y entre todas las yglesias bi yo vna que resplandeçia mas que las otras y...

 
11. Obra 1 - Anna Domenge. Der autobiographische Bericht der Sor Ana Domenge.

... despues sintio los grandes gritos que daban las animas que quedaban en el purgatorio y nuestro señor la dijo que se abia acabado el vltimo sacrifiçio de la misa en el mundo aquel dia y que si mas tarde se acabara mas estubieran las animas del purgatorio sin pena preguntando yo vn dia a esta sierba /de/ dios cuondo salio de la oraçion santa me dijese alguna cosa de nuestro señor me dijo porque tanto me porfiays y por que os afiçioneys a ser- bir a nuestro señor y a los santos os digo esto mi esposo jesus me a enseñado todas las ylesias del mundo y me a diçho queria biese su grande onipotençia y bondad que baja- ba en vn mismo ystante en las manos de tantos saçer- dotes como çelebraban por todo el mundo y que mirase la grande dinida de los saçerdotes que eran mas que an- jeles que los anjeles estaban criados en graçia y que no te- nian tan grande dinida como los saçerdotes y entre todas las yglesias bi yo vna que resplandeçia mas que las otras y...

 
12. Obra 1 - Anna Domenge. Der autobiographische Bericht der Sor Ana Domenge.

... despues sintio los grandes gritos que daban las animas que quedaban en el purgatorio y nuestro señor la dijo que se abia acabado el vltimo sacrifiçio de la misa en el mundo aquel dia y que si mas tarde se acabara mas estubieran las animas del purgatorio sin pena preguntando yo vn dia a esta sierba /de/ dios cuondo salio de la oraçion santa me dijese alguna cosa de nuestro señor me dijo porque tanto me porfiays y por que os afiçioneys a ser- bir a nuestro señor y a los santos os digo esto mi esposo jesus me a enseñado todas las ylesias del mundo y me a diçho queria biese su grande onipotençia y bondad que baja- ba en vn mismo ystante en las manos de tantos saçer- dotes como çelebraban por todo el mundo y que mirase la grande dinida de los saçerdotes que eran mas que an- jeles que los anjeles estaban criados en graçia y que no te- nian tan grande dinida como los saçerdotes y entre todas las yglesias bi yo vna que resplandeçia mas que las otras y...

 
13. - Anna Domenge. Der autobiographische Bericht der Sor Ana Domenge.

... despues sintio los grandes gritos que daban las animas que quedaban en el purgatorio y nuestro señor la dijo que se abia acabado el vltimo sacrifiçio de la misa en el mundo aquel dia y que si mas tarde se acabara mas estubieran las animas del purgatorio sin pena preguntando yo vn dia a esta sierba /de/ dios cuondo salio de la oraçion santa me dijese alguna cosa de nuestro señor me dijo porque tanto me porfiays y por que os afiçioneys a ser- bir a nuestro señor y a los santos os digo esto mi esposo jesus me a enseñado todas las ylesias del mundo y me a diçho queria biese su grande onipotençia y bondad que baja- ba en vn mismo ystante en las manos de tantos saçer- dotes como çelebraban por todo el mundo y que mirase la grande dinida de los saçerdotes que eran mas que an- jeles que los anjeles estaban criados en graçia y que no te- nian tan grande dinida como los saçerdotes y entre todas las yglesias bi yo vna que resplandeçia mas que las otras y...

 
14. - Leonor López de Córdoba. Vida y tragedias de Leonor López de Córdoba. Memorias. Dictadas en Córdoba entre 1401 y 1404.

... muger de el mundo , con los gritos que los cielos traspasaban. E como los de aquel lugar, todos eran crianza y hechura de el señor mi padre, aunque sabían que les pesaba a sus señores, hizieron grande llanto conmigo, como si fuera su señora .” 53 Leonor fue entonces expulsada de hecho de Aguilar por sus parientes y regresó a Córdoba , donde su tía y protectora rompió con ella. El relato concluye ahí con la frase: “Y assí víneme a mis casas a Córdova”. Se trataría de las casas que se había edificado junto a San Hipólito; si bien sabemos que en diciembre de 1401 era propietaria de unas casas en la collación de San Bartolomé, una propiedad que ampliaría más tarde. 54 Entre 1401 y mediados de 1404 , cuando tenía unos cuarenta años, Leonor dictó sus ...

 
15. Obra 1 - Anna Domenge. Der autobiographische Bericht der Sor Ana Domenge.

... despues sintio los grandes gritos que daban las animas que quedaban en el purgatorio y nuestro señor la dijo que se abia acabado el vltimo sacrifiçio de la misa en el mundo aquel dia y que si mas tarde se acabara mas estubieran las animas del purgatorio sin pena preguntando yo vn dia a esta sierba /de/ dios cuondo salio de la oraçion santa me dijese alguna cosa de nuestro señor me dijo porque tanto me porfiays y por que os afiçioneys a ser- bir a nuestro señor y a los santos os digo esto mi esposo jesus me a enseñado todas las ylesias del mundo y me a diçho queria biese su grande onipotençia y bondad que baja- ba en vn mismo ystante en las manos de tantos saçer- dotes como çelebraban por todo el mundo y que mirase la grande dinida de los saçerdotes que eran mas que an- jeles que los anjeles estaban criados en graçia y que no te- nian tan grande dinida como los saçerdotes y entre todas las yglesias bi yo vna que resplandeçia mas que las otras y...

 
16. Obra 1 - Anna Domenge. Der autobiographische Bericht der Sor Ana Domenge.

... despues sintio los grandes gritos que daban las animas que quedaban en el purgatorio y nuestro señor la dijo que se abia acabado el vltimo sacrifiçio de la misa en el mundo aquel dia y que si mas tarde se acabara mas estubieran las animas del purgatorio sin pena preguntando yo vn dia a esta sierba /de/ dios cuondo salio de la oraçion santa me dijese alguna cosa de nuestro señor me dijo porque tanto me porfiays y por que os afiçioneys a ser- bir a nuestro señor y a los santos os digo esto mi esposo jesus me a enseñado todas las ylesias del mundo y me a diçho queria biese su grande onipotençia y bondad que baja- ba en vn mismo ystante en las manos de tantos saçer- dotes como çelebraban por todo el mundo y que mirase la grande dinida de los saçerdotes que eran mas que an- jeles que los anjeles estaban criados en graçia y que no te- nian tan grande dinida como los saçerdotes y entre todas las yglesias bi yo vna que resplandeçia mas que las otras y...

 
17. - Leonor López de Córdoba. Vida y traxedias de Leonor López de Córdoua. Memorias. Dictadas en Córdoba entre 1401 y 1404.

... muger de el mundo , con los gritos que los cielos traspasaban. E como los de aquel lugar, todos eran crianza y hechura de el señor mi padre, aunque sabían que les pesaba a sus señores, hizieron grande llanto conmigo, como si fuera su señora .” 53 Leonor fue entonces expulsada de hecho de Aguilar por sus parientes y regresó a Córdoba , donde su tía y protectora rompió con ella. El relato concluye ahí con la frase: “Y assí víneme a mis casas a Córdova”. Se trataría de las casas que se había edificado junto a San Hipólito; si bien sabemos que en diciembre de 1401 era propietaria de unas casas en la collación de San Bartolomé, una propiedad que ampliaría más tarde. 54 Entre 1401 y mediados de 1404 , cuando tenía unos cuarenta años, Leonor dictó sus ...

 
18. Obra 1 - Anna Domenge. Der autobiographische Bericht der Sor Ana Domenge.

... despues sintio los grandes gritos que daban las animas que quedaban en el purgatorio y nuestro señor la dijo que se abia acabado el vltimo sacrifiçio de la misa en el mundo aquel dia y que si mas tarde se acabara mas estubieran las animas del purgatorio sin pena preguntando yo vn dia a esta sierba /de/ dios cuondo salio de la oraçion santa me dijese alguna cosa de nuestro señor me dijo porque tanto me porfiays y por que os afiçioneys a ser- bir a nuestro señor y a los santos os digo esto mi esposo jesus me a enseñado todas las ylesias del mundo y me a diçho queria biese su grande onipotençia y bondad que baja- ba en vn mismo ystante en las manos de tantos saçer- dotes como çelebraban por todo el mundo y que mirase la grande dinida de los saçerdotes que eran mas que an- jeles que los anjeles estaban criados en graçia y que no te- nian tan grande dinida como los saçerdotes y entre todas las yglesias bi yo vna que resplandeçia mas que las otras y...

 
19. Seccion 7 - Leonor López de Córdoba. Introducción y edición crítica. Vida y tragedias de Leonor López de Córdoba. Memorias. Dictadas en Córdoba entre 1401 y 14

... muger de el mundo , con los gritos que los cielos traspasaban. E como los de aquel lugar, todos eran crianza y hechura de el señor mi padre, aunque sabían que les pesaba a sus señores, hizieron grande llanto conmigo, como si fuera su señora .” 53 Leonor fue entonces expulsada de hecho de Aguilar por sus parientes y regresó a Córdoba , donde su tía y protectora rompió con ella. El relato concluye ahí con la frase: “Y assí víneme a mis casas a Córdova”. Se trataría de las casas que se había edificado junto a San Hipólito; si bien sabemos que en diciembre de 1401 era propietaria de unas casas en la collación de San Bartolomé, una propiedad que ampliaría más tarde. 54 Entre 1401 y mediados de 1404 , cuando tenía unos cuarenta años, Leonor dictó sus ...

 
20. Seccion 9 - Leonor López de Córdoba. Introducción y edición crítica. Vida y tragedias de Leonor López de Córdoba. Memorias. Dictadas en Córdoba entre 1401 y 14

... muger de el mundo , con los gritos que los cielos traspasaban. E como los de aquel lugar, todos eran crianza y hechura de el señor mi padre, aunque sabían que les pesaba a sus señores, hizieron grande llanto conmigo, como si fuera su señora .” 53 Leonor fue entonces expulsada de hecho de Aguilar por sus parientes y regresó a Córdoba , donde su tía y protectora rompió con ella. El relato concluye ahí con la frase: “Y assí víneme a mis casas a Córdova”. Se trataría de las casas que se había edificado junto a San Hipólito; si bien sabemos que en diciembre de 1401 era propietaria de unas casas en la collación de San Bartolomé, una propiedad que ampliaría más tarde. 54 Entre 1401 y mediados de 1404 , cuando tenía unos cuarenta años, Leonor dictó sus ...

 
1 2


[ocultar] Redefine la búsqueda
Número de resultados por página:

[ocultar] Todas las obras encontradas (20)

Puede acceder desde aquí a los textos que contienen el término de búsqueda. También puede volver a hacer la búsqueda en toda la biblioteca.

Obra Resultados
Seccion 3 - Anna Domenge. Vida Espiritual. Edición crítica en castellano antiguo. 1
Seccion 2 - Anna Domenge. Vida Espiritual. Edición crítica en castellano antiguo. 1
Seccion 1 - Anna Domenge. Vida Espiritual. Edición crítica en castellano antiguo. 1
Seccion 4 - Anna Domenge. Vida Espiritual. Edición crítica en castellano antiguo. 1
- Anna Domenge. Vida Espiritual. Edición crítica en castellano antiguo (texto continuo). 1
Seccion 2 - Anna Domenge. Vida Espiritual. Edición crítica en castellano antiguo (texto continuo). 1
- Anna Domenge. Vida Espiritual. Edición crítica en castellano antiguo. 1
Seccion 1 - Anna Domenge. Vida Espiritual. Edición crítica en castellano antiguo (texto continuo). 1
Obra 1 - Anna Domenge. Der autobiographische Bericht der Sor Ana Domenge. 1
Obra 1 - Anna Domenge. Der autobiographische Bericht der Sor Ana Domenge. 1
Obra 1 - Anna Domenge. Der autobiographische Bericht der Sor Ana Domenge. 1
Obra 1 - Anna Domenge. Der autobiographische Bericht der Sor Ana Domenge. 1
- Anna Domenge. Der autobiographische Bericht der Sor Ana Domenge. 1
- Leonor López de Córdoba. Vida y tragedias de Leonor López de Córdoba. Memorias. Dictadas en Córdoba entre 1401 y 1404. 1
Obra 1 - Anna Domenge. Der autobiographische Bericht der Sor Ana Domenge. 1
Obra 1 - Anna Domenge. Der autobiographische Bericht der Sor Ana Domenge. 1
- Leonor López de Córdoba. Vida y traxedias de Leonor López de Córdoua. Memorias. Dictadas en Córdoba entre 1401 y 1404. 1
Obra 1 - Anna Domenge. Der autobiographische Bericht der Sor Ana Domenge. 1
Seccion 7 - Leonor López de Córdoba. Introducción y edición crítica. Vida y tragedias de Leonor López de Córdoba. Memorias. Dictadas en Córdoba entre 1401 y 14 1
Seccion 9 - Leonor López de Córdoba. Introducción y edición crítica. Vida y tragedias de Leonor López de Córdoba. Memorias. Dictadas en Córdoba entre 1401 y 14 1