Buscar autora/obra

Herramientas de búsqueda

¿La primera vez que entras? Accede a un breve tutorial.


Resultados en la Biblioteca

La búsqueda juegos retornó 55 resultados.

Mostrando 1 - 20 de 55 resultados (3.25 segundos)

1 2 3
1. - Lourdes Albi Fernández. Carme Vidal Estruel. María José Clement López. Sara Alcina Zayas. Renzo Imbeni. Josep Sanahuja. Juan Cantonero Falero. Carlos Requena Amadas. Eustaquio Ma

... en estas relaciones está en juego la libertad en el pensar, de los hombres y de las mujeres: “He sentido un posible terreno de intercambio cuando he percibido un razonar masculino más libre , menos preocupado en construir una teoría que contiene todo y de la cual deducir un actuar y un organizar, y más atento a acoger las ocasiones que se abren en la contradicción del presente por los sujetos vivos y pensantes. Y al contrario, he sentido una imposibilidad cuando esta condición no estaba”. Esta operación de libertad “no renuncia a un análisis total pero no lo llena del todo, se limita a delinear un posible horizonte político donde todavía está todo por jugar” por lo que se convierte para ella en una invitación a participar en el juego con su diferencia. Luce Irigaray , para quien la política debería preocuparse ante todo de hacer reinar el amor entre los ciudadanos y las ciudadanas y tener como primer objetivo asegurar la paz , la armonía y...

 
2. - Laura Minguzzi. Luciana Tavernini. Marina Santini. La pratica della storia vivente. Prologo per María-Milagros Rivera Garretas.

... un momento mágico: como un juego comprometido y misterioso, los viejos papeles están ahí, a la espera de ser leídos y de transmitirme saberes y emociones. Ahora, con internet, la investigación parece más fácil, en el sentido de que tecleando la palabra justa se obtienen inmediatamente innumerables informaciones e imágenes, pero, en realidad, hay que saber después discernir entre las muchas noticias y tener la paciencia y el cuidado de controlar su fiabilidad: un juego que me fascina y que me lleva de una información a otra hasta descubrir hechos, figuras y documentos inimaginables. Pienso, sin embargo, que el haber aprendido a investigar mediante fichas de papel, yendo en persona a los lugares que las custodiaban, ha sido una experiencia impagable y una base metodológica óptima que me sirve todavía hoy. En lo relativo al estudio de los documentos, hay diversos obstáculos, principalmente dos: el primero viene de la pretensión de objetividad de quien...

 
3. - Laura Minguzzi. Luciana Tavernini. Marina Santini. La práctica de la historia viviente. Con un prólogo de María-Milagros Rivera Garretas.

... un momento mágico: como un juego comprometido y misterioso, los viejos papeles están ahí, a la espera de ser leídos y de transmitirme saberes y emociones. Ahora, con internet, la investigación parece más fácil, en el sentido de que tecleando la palabra justa se obtienen inmediatamente innumerables informaciones e imágenes, pero, en realidad, hay que saber después discernir entre las muchas noticias y tener la paciencia y el cuidado de controlar su fiabilidad: un juego que me fascina y que me lleva de una información a otra hasta descubrir hechos, figuras y documentos inimaginables. Pienso, sin embargo, que el haber aprendido a investigar mediante fichas de papel, yendo en persona a los lugares que las custodiaban, ha sido una experiencia impagable y una base metodológica óptima que me sirve todavía hoy. En lo relativo al estudio de los documentos, hay diversos obstáculos, principalmente dos: el primero viene de la pretensión de objetividad de quien...

 
4. Seccion 3 - Luisa Cavaliere. Lia Cigarini. Hay una buena diferencia. Un diálogo.

... que muestra. Están en juego la medida de la eficacia de una acción política y su visibilidad. La capacidad de implicar y de hablar a otros y a otras. Pero para mí y para las que, como yo, experimentamos todos los días la vitalidad del feminismo y su capacidad de guiar la existencia, de despejar la opresiva presencia de asfixiantes estereotipos , está también en juego la necesidad de liberarse de la posible y desagradable sensación de evocar algo inexorablemente desaparecido, anticuado. De no ser actuales. Incapaces de captar los cambios acaecidos a nuestro alrededor. Inadecuadas ponentes de cosas superfluas. Desconocedoras de los verdaderos problemas, de las injusticias. De los derechos negados. Nostálgicas de un conflicto ya resuelto. La liquidación sumaria de la mirada, del saber, del pensamiento y de la política de las mujeres, dice que al desmoronamiento de todos los sistemas interpretativos al que asistimos a diario , no se le da...

 
5. - Luisa Cavaliere. Lia Cigarini. Hay una buena diferencia. Un diálogo.

... que muestra. Están en juego la medida de la eficacia de una acción política y su visibilidad. La capacidad de implicar y de hablar a otros y a otras. Pero para mí y para las que, como yo, experimentamos todos los días la vitalidad del feminismo y su capacidad de guiar la existencia, de despejar la opresiva presencia de asfixiantes estereotipos , está también en juego la necesidad de liberarse de la posible y desagradable sensación de evocar algo inexorablemente desaparecido, anticuado. De no ser actuales. Incapaces de captar los cambios acaecidos a nuestro alrededor. Inadecuadas ponentes de cosas superfluas. Desconocedoras de los verdaderos problemas, de las injusticias. De los derechos negados. Nostálgicas de un conflicto ya resuelto. La liquidación sumaria de la mirada, del saber, del pensamiento y de la política de las mujeres, dice que al desmoronamiento de todos los sistemas interpretativos al que asistimos a diario , no se le da...

 
6. Seccion 3 - Anna Domenge. Vida Espiritual. Edición crítica en castellano antiguo.

... yo te regalo con aquellos juegos çelestia- les y diras a tu confesor padre jesucristo mi es- poso me a diçho que dijese a vuestra reberençia que mi esposo jesus jugaba conmigo con aquellos juegos çeles- tiales y dirasle que son vnos juegos tan suabes y tan dulçes y con tanta suabida que mi anima [46v] quedaba (c) muy contenta y muy animosa para mas serbir y agradar a su dibina majestad yo me admiro como todas las criaturas no se e(n>)m- plean en serbir a su dibina majestad pues a mi tan miserable me açe el señor tantas merçedes cuan mayores las ara su dibina majestad a quien de beras le sirba el señor me dijo esposa mia quieres benir a las jerarquias de los serafines como te dije y (pues) yo dije si señor pues ben esposa mia a pasearte con los serafines y yo me alle entre los serafines en aquellas jerarquias y lo que yo puedo con- tar de alli es que estaban los serafines como en gradas y mi anima se paseaba entre ellos y se deleytaba y...

 
7. Seccion 4 - Anna Domenge. Vida Espiritual. Edición crítica en castellano antiguo.

... yo te regalo con aquellos juegos çelestia- les y diras a tu confesor padre jesucristo mi es- poso me a diçho que dijese a vuestra reberençia que mi esposo jesus jugaba conmigo con aquellos juegos çeles- tiales y dirasle que son vnos juegos tan suabes y tan dulçes y con tanta suabida que mi anima [46v] quedaba (c) muy contenta y muy animosa para mas serbir y agradar a su dibina majestad yo me admiro como todas las criaturas no se e(n>)m- plean en serbir a su dibina majestad pues a mi tan miserable me açe el señor tantas merçedes cuan mayores las ara su dibina majestad a quien de beras le sirba el señor me dijo esposa mia quieres benir a las jerarquias de los serafines como te dije y (pues) yo dije si señor pues ben esposa mia a pasearte con los serafines y yo me alle entre los serafines en aquellas jerarquias y lo que yo puedo con- tar de alli es que estaban los serafines como en gradas y mi anima se paseaba entre ellos y se deleytaba y...

 
8. - Anna Domenge. Vida Espiritual. Edición crítica en castellano antiguo.

... yo te regalo con aquellos juegos çelestia- les y diras a tu confesor padre jesucristo mi es- poso me a diçho que dijese a vuestra reberençia que mi esposo jesus jugaba conmigo con aquellos juegos çeles- tiales y dirasle que son vnos juegos tan suabes y tan dulçes y con tanta suabida que mi anima [46v] quedaba (c) muy contenta y muy animosa para mas serbir y agradar a su dibina majestad yo me admiro como todas las criaturas no se e(n>)m- plean en serbir a su dibina majestad pues a mi tan miserable me açe el señor tantas merçedes cuan mayores las ara su dibina majestad a quien de beras le sirba el señor me dijo esposa mia quieres benir a las jerarquias de los serafines como te dije y (pues) yo dije si señor pues ben esposa mia a pasearte con los serafines y yo me alle entre los serafines en aquellas jerarquias y lo que yo puedo con- tar de alli es que estaban los serafines como en gradas y mi anima se paseaba entre ellos y se deleytaba y...

 
9. Seccion 1 - Anna Domenge. Vida Espiritual. Edición crítica en castellano antiguo.

... yo te regalo con aquellos juegos çelestia- les y diras a tu confesor padre jesucristo mi es- poso me a diçho que dijese a vuestra reberençia que mi esposo jesus jugaba conmigo con aquellos juegos çeles- tiales y dirasle que son vnos juegos tan suabes y tan dulçes y con tanta suabida que mi anima [46v] quedaba (c) muy contenta y muy animosa para mas serbir y agradar a su dibina majestad yo me admiro como todas las criaturas no se e(n>)m- plean en serbir a su dibina majestad pues a mi tan miserable me açe el señor tantas merçedes cuan mayores las ara su dibina majestad a quien de beras le sirba el señor me dijo esposa mia quieres benir a las jerarquias de los serafines como te dije y (pues) yo dije si señor pues ben esposa mia a pasearte con los serafines y yo me alle entre los serafines en aquellas jerarquias y lo que yo puedo con- tar de alli es que estaban los serafines como en gradas y mi anima se paseaba entre ellos y se deleytaba y...

 
10. Seccion 1 - Anna Domenge. Vida Espiritual. Edición crítica en castellano antiguo (texto continuo).

... yo te regalo con aquellos juegos çelestia- les y diras a tu confesor padre jesucristo mi es- poso me a diçho que dijese a vuestra reberençia que mi esposo jesus jugaba conmigo con aquellos juegos çeles- tiales y dirasle que son vnos juegos tan suabes y tan dulçes y con tanta suabida que mi anima [46v] quedaba (c) muy contenta y muy animosa para mas serbir y agradar a su dibina majestad yo me admiro como todas las criaturas no se e(n>)m- plean en serbir a su dibina majestad pues a mi tan miserable me açe el señor tantas merçedes cuan mayores las ara su dibina majestad a quien de beras le sirba el señor me dijo esposa mia quieres benir a las jerarquias de los serafines como te dije y (pues) yo dije si señor pues ben esposa mia a pasearte con los serafines y yo me alle entre los serafines en aquellas jerarquias y lo que yo puedo con- tar de alli es que estaban los serafines como en gradas y mi anima se paseaba entre ellos y se deleytaba y...

 
11. Seccion 2 - Anna Domenge. Vida Espiritual. Edición crítica en castellano antiguo.

... yo te regalo con aquellos juegos çelestia- les y diras a tu confesor padre jesucristo mi es- poso me a diçho que dijese a vuestra reberençia que mi esposo jesus jugaba conmigo con aquellos juegos çeles- tiales y dirasle que son vnos juegos tan suabes y tan dulçes y con tanta suabida que mi anima [46v] quedaba (c) muy contenta y muy animosa para mas serbir y agradar a su dibina majestad yo me admiro como todas las criaturas no se e(n>)m- plean en serbir a su dibina majestad pues a mi tan miserable me açe el señor tantas merçedes cuan mayores las ara su dibina majestad a quien de beras le sirba el señor me dijo esposa mia quieres benir a las jerarquias de los serafines como te dije y (pues) yo dije si señor pues ben esposa mia a pasearte con los serafines y yo me alle entre los serafines en aquellas jerarquias y lo que yo puedo con- tar de alli es que estaban los serafines como en gradas y mi anima se paseaba entre ellos y se deleytaba y...

 
12. - Anna Domenge. Vida Espiritual. Edición crítica en castellano antiguo (texto continuo).

... yo te regalo con aquellos juegos çelestia- les y diras a tu confesor padre jesucristo mi es- poso me a diçho que dijese a vuestra reberençia que mi esposo jesus jugaba conmigo con aquellos juegos çeles- tiales y dirasle que son vnos juegos tan suabes y tan dulçes y con tanta suabida que mi anima [46v] quedaba (c) muy contenta y muy animosa para mas serbir y agradar a su dibina majestad yo me admiro como todas las criaturas no se e(n>)m- plean en serbir a su dibina majestad pues a mi tan miserable me açe el señor tantas merçedes cuan mayores las ara su dibina majestad a quien de beras le sirba el señor me dijo esposa mia quieres benir a las jerarquias de los serafines como te dije y (pues) yo dije si señor pues ben esposa mia a pasearte con los serafines y yo me alle entre los serafines en aquellas jerarquias y lo que yo puedo con- tar de alli es que estaban los serafines como en gradas y mi anima se paseaba entre ellos y se deleytaba y...

 
13. Seccion 2 - Anna Domenge. Vida Espiritual. Edición crítica en castellano antiguo (texto continuo).

... yo te regalo con aquellos juegos çelestia- les y diras a tu confesor padre jesucristo mi es- poso me a diçho que dijese a vuestra reberençia que mi esposo jesus jugaba conmigo con aquellos juegos çeles- tiales y dirasle que son vnos juegos tan suabes y tan dulçes y con tanta suabida que mi anima [46v] quedaba (c) muy contenta y muy animosa para mas serbir y agradar a su dibina majestad yo me admiro como todas las criaturas no se e(n>)m- plean en serbir a su dibina majestad pues a mi tan miserable me açe el señor tantas merçedes cuan mayores las ara su dibina majestad a quien de beras le sirba el señor me dijo esposa mia quieres benir a las jerarquias de los serafines como te dije y (pues) yo dije si señor pues ben esposa mia a pasearte con los serafines y yo me alle entre los serafines en aquellas jerarquias y lo que yo puedo con- tar de alli es que estaban los serafines como en gradas y mi anima se paseaba entre ellos y se deleytaba y...

 
14. - María-Milagros Rivera Garretas. Signos de libertad femenina. (En diálogo con la historia y la política masculinas).

... llamaron “ Señora del juego” y, también, “Madonna Oriente”.--> 54 Con “ Señora del juego” se referían al juego simbólico y al señorío femenino en este juego en el que participamos durante la vida entera mujeres y hombres para seguir siendo“almas reales” ( CV , 6.4), es decir, para vivir con sentido la realidad que cambia. Con “Madonna Oriente”, Sibila y Pierina aludían a la Aurora (inspiradora, en el siglo XX, del pensamiento de María Zambrano ), la Mater Matuta o Madre de la Mañana de la cultura latina clásica y medieval, tres de los muchos nombres de la que trae la luz y da a luz, tres de los muchos nombres de la relación necesaria para la vida que es la madre . Teresa de Cartagena enseñó la independencia simbólica enseñando la práctica de la admiración . Consistió esta práctica precisamente en la admiración de lo creado, como indica el título de su segundo libro...

 
15. Obra 1 - Anna Domenge. Der autobiographische Bericht der Sor Ana Domenge.

... yo te regalo con aquellos juegos çelestia- les y diras a tu confesor padre jesucristo mi es- poso me a diçho que dijese a vuestra reberençia que mi esposo jesus jugaba conmigo con aquellos juegos çeles- tiales y dirasle que son vnos juegos tan suabes y tan dulçes y con tanta suabida que mi anima [46v] quedaba (c) muy contenta y muy animosa para mas serbir y agradar a su dibina majestad yo me admiro como todas las criaturas no se e(n>)m- plean en serbir a su dibina majestad pues a mi tan miserable me açe el señor tantas merçedes cuan mayores las ara su dibina majestad a quien de beras le sirba el señor me dijo esposa mia quieres benir a las jerarquias de los serafines como te dije y (pues) yo dije si señor pues ben esposa mia a pasearte con los serafines y yo me alle entre los serafines en aquellas jerarquias y lo que yo puedo con- tar de alli es que estaban los serafines como en gradas y mi anima se paseaba entre ellos y se deleytaba y...

 
16. - Anna Domenge. Der autobiographische Bericht der Sor Ana Domenge.

... yo te regalo con aquellos juegos çelestia- les y diras a tu confesor padre jesucristo mi es- poso me a diçho que dijese a vuestra reberençia que mi esposo jesus jugaba conmigo con aquellos juegos çeles- tiales y dirasle que son vnos juegos tan suabes y tan dulçes y con tanta suabida que mi anima [46v] quedaba (c) muy contenta y muy animosa para mas serbir y agradar a su dibina majestad yo me admiro como todas las criaturas no se e(n>)m- plean en serbir a su dibina majestad pues a mi tan miserable me açe el señor tantas merçedes cuan mayores las ara su dibina majestad a quien de beras le sirba el señor me dijo esposa mia quieres benir a las jerarquias de los serafines como te dije y (pues) yo dije si señor pues ben esposa mia a pasearte con los serafines y yo me alle entre los serafines en aquellas jerarquias y lo que yo puedo con- tar de alli es que estaban los serafines como en gradas y mi anima se paseaba entre ellos y se deleytaba y...

 
17. Obra 1 - Anna Domenge. Der autobiographische Bericht der Sor Ana Domenge.

... yo te regalo con aquellos juegos çelestia- les y diras a tu confesor padre jesucristo mi es- poso me a diçho que dijese a vuestra reberençia que mi esposo jesus jugaba conmigo con aquellos juegos çeles- tiales y dirasle que son vnos juegos tan suabes y tan dulçes y con tanta suabida que mi anima [46v] quedaba (c) muy contenta y muy animosa para mas serbir y agradar a su dibina majestad yo me admiro como todas las criaturas no se e(n>)m- plean en serbir a su dibina majestad pues a mi tan miserable me açe el señor tantas merçedes cuan mayores las ara su dibina majestad a quien de beras le sirba el señor me dijo esposa mia quieres benir a las jerarquias de los serafines como te dije y (pues) yo dije si señor pues ben esposa mia a pasearte con los serafines y yo me alle entre los serafines en aquellas jerarquias y lo que yo puedo con- tar de alli es que estaban los serafines como en gradas y mi anima se paseaba entre ellos y se deleytaba y...

 
18. Obra 1 - Anna Domenge. Der autobiographische Bericht der Sor Ana Domenge.

... yo te regalo con aquellos juegos çelestia- les y diras a tu confesor padre jesucristo mi es- poso me a diçho que dijese a vuestra reberençia que mi esposo jesus jugaba conmigo con aquellos juegos çeles- tiales y dirasle que son vnos juegos tan suabes y tan dulçes y con tanta suabida que mi anima [46v] quedaba (c) muy contenta y muy animosa para mas serbir y agradar a su dibina majestad yo me admiro como todas las criaturas no se e(n>)m- plean en serbir a su dibina majestad pues a mi tan miserable me açe el señor tantas merçedes cuan mayores las ara su dibina majestad a quien de beras le sirba el señor me dijo esposa mia quieres benir a las jerarquias de los serafines como te dije y (pues) yo dije si señor pues ben esposa mia a pasearte con los serafines y yo me alle entre los serafines en aquellas jerarquias y lo que yo puedo con- tar de alli es que estaban los serafines como en gradas y mi anima se paseaba entre ellos y se deleytaba y...

 
19. Obra 1 - Anna Domenge. Der autobiographische Bericht der Sor Ana Domenge.

... yo te regalo con aquellos juegos çelestia- les y diras a tu confesor padre jesucristo mi es- poso me a diçho que dijese a vuestra reberençia que mi esposo jesus jugaba conmigo con aquellos juegos çeles- tiales y dirasle que son vnos juegos tan suabes y tan dulçes y con tanta suabida que mi anima [46v] quedaba (c) muy contenta y muy animosa para mas serbir y agradar a su dibina majestad yo me admiro como todas las criaturas no se e(n>)m- plean en serbir a su dibina majestad pues a mi tan miserable me açe el señor tantas merçedes cuan mayores las ara su dibina majestad a quien de beras le sirba el señor me dijo esposa mia quieres benir a las jerarquias de los serafines como te dije y (pues) yo dije si señor pues ben esposa mia a pasearte con los serafines y yo me alle entre los serafines en aquellas jerarquias y lo que yo puedo con- tar de alli es que estaban los serafines como en gradas y mi anima se paseaba entre ellos y se deleytaba y...

 
20. Obra 1 - Anna Domenge. Der autobiographische Bericht der Sor Ana Domenge.

... yo te regalo con aquellos juegos çelestia- les y diras a tu confesor padre jesucristo mi es- poso me a diçho que dijese a vuestra reberençia que mi esposo jesus jugaba conmigo con aquellos juegos çeles- tiales y dirasle que son vnos juegos tan suabes y tan dulçes y con tanta suabida que mi anima [46v] quedaba (c) muy contenta y muy animosa para mas serbir y agradar a su dibina majestad yo me admiro como todas las criaturas no se e(n>)m- plean en serbir a su dibina majestad pues a mi tan miserable me açe el señor tantas merçedes cuan mayores las ara su dibina majestad a quien de beras le sirba el señor me dijo esposa mia quieres benir a las jerarquias de los serafines como te dije y (pues) yo dije si señor pues ben esposa mia a pasearte con los serafines y yo me alle entre los serafines en aquellas jerarquias y lo que yo puedo con- tar de alli es que estaban los serafines como en gradas y mi anima se paseaba entre ellos y se deleytaba y...

 
1 2 3


[ocultar] Redefine la búsqueda
Número de resultados por página:

[ocultar] Todas las obras encontradas (20)

Puede acceder desde aquí a los textos que contienen el término de búsqueda. También puede volver a hacer la búsqueda en toda la biblioteca.

Obra Resultados
- Lourdes Albi Fernández. Carme Vidal Estruel. María José Clement López. Sara Alcina Zayas. Renzo Imbeni. Josep Sanahuja. Juan Cantonero Falero. Carlos Requena Amadas. Eustaquio Ma 1
- Laura Minguzzi. Luciana Tavernini. Marina Santini. La pratica della storia vivente. Prologo per María-Milagros Rivera Garretas. 1
- Laura Minguzzi. Luciana Tavernini. Marina Santini. La práctica de la historia viviente. Con un prólogo de María-Milagros Rivera Garretas. 1
Seccion 3 - Luisa Cavaliere. Lia Cigarini. Hay una buena diferencia. Un diálogo. 1
- Luisa Cavaliere. Lia Cigarini. Hay una buena diferencia. Un diálogo. 1
Seccion 3 - Anna Domenge. Vida Espiritual. Edición crítica en castellano antiguo. 1
Seccion 4 - Anna Domenge. Vida Espiritual. Edición crítica en castellano antiguo. 1
- Anna Domenge. Vida Espiritual. Edición crítica en castellano antiguo. 1
Seccion 1 - Anna Domenge. Vida Espiritual. Edición crítica en castellano antiguo. 1
Seccion 1 - Anna Domenge. Vida Espiritual. Edición crítica en castellano antiguo (texto continuo). 1
Seccion 2 - Anna Domenge. Vida Espiritual. Edición crítica en castellano antiguo. 1
- Anna Domenge. Vida Espiritual. Edición crítica en castellano antiguo (texto continuo). 1
Seccion 2 - Anna Domenge. Vida Espiritual. Edición crítica en castellano antiguo (texto continuo). 1
- María-Milagros Rivera Garretas. Signos de libertad femenina. (En diálogo con la historia y la política masculinas). 1
Obra 1 - Anna Domenge. Der autobiographische Bericht der Sor Ana Domenge. 1
- Anna Domenge. Der autobiographische Bericht der Sor Ana Domenge. 1
Obra 1 - Anna Domenge. Der autobiographische Bericht der Sor Ana Domenge. 1
Obra 1 - Anna Domenge. Der autobiographische Bericht der Sor Ana Domenge. 1
Obra 1 - Anna Domenge. Der autobiographische Bericht der Sor Ana Domenge. 1
Obra 1 - Anna Domenge. Der autobiographische Bericht der Sor Ana Domenge. 1