Buscar autora/obra

Herramientas de búsqueda

¿La primera vez que entras? Accede a un breve tutorial.


Resultados en la Biblioteca

La búsqueda niña retornó 41 resultados.

Mostrando 1 - 20 de 41 resultados (3.54 segundos)

1 2 3
1. Seccion 2 - Anna Domenge. Vida Espiritual. Edición crítica en castellano antiguo.

... a pocos dias enfermo vna niña yja de mosen bosque de aqui de perpiñan y despues de aber diçho el dotor que no tenia remedio los padres ynbiaron a ro- gar a esta sierba de dios fuese a su casa a ber la niña y en llegando tomala en sus braços y la niña començo açer fiestas a vn rosario que la sierba de dios traya al cuello y entrandola a vna capilla que tenian en casa adonde deçian misa començo la niña açer fiestas a un niño jesus que abia y no tenia sino catorçe meses y asi luego la niña estubo buena y dijo nuestro señor a su sierba que abia obrado aquel milagro y el de la mu- jer de torellas por sus oraçiones enfermo vna dama tanbien aqui en perpiñan que se llama doña ysabel mujer de don carlos de lupian llego muy al cabo ya la abian dado el santisimo sacra- mento y rogaron vna tia suya y otras personas a esta sierba de dios que la encomendase a nuestro señor y que yçiese algunas promesas que todas las cunplirian vn ...

 
2. Seccion 1 - Anna Domenge. Vida Espiritual. Edición crítica en castellano antiguo.

... a pocos dias enfermo vna niña yja de mosen bosque de aqui de perpiñan y despues de aber diçho el dotor que no tenia remedio los padres ynbiaron a ro- gar a esta sierba de dios fuese a su casa a ber la niña y en llegando tomala en sus braços y la niña començo açer fiestas a vn rosario que la sierba de dios traya al cuello y entrandola a vna capilla que tenian en casa adonde deçian misa començo la niña açer fiestas a un niño jesus que abia y no tenia sino catorçe meses y asi luego la niña estubo buena y dijo nuestro señor a su sierba que abia obrado aquel milagro y el de la mu- jer de torellas por sus oraçiones enfermo vna dama tanbien aqui en perpiñan que se llama doña ysabel mujer de don carlos de lupian llego muy al cabo ya la abian dado el santisimo sacra- mento y rogaron vna tia suya y otras personas a esta sierba de dios que la encomendase a nuestro señor y que yçiese algunas promesas que todas las cunplirian vn ...

 
3. - Anna Domenge. Vida Espiritual. Edición crítica en castellano antiguo.

... a pocos dias enfermo vna niña yja de mosen bosque de aqui de perpiñan y despues de aber diçho el dotor que no tenia remedio los padres ynbiaron a ro- gar a esta sierba de dios fuese a su casa a ber la niña y en llegando tomala en sus braços y la niña començo açer fiestas a vn rosario que la sierba de dios traya al cuello y entrandola a vna capilla que tenian en casa adonde deçian misa començo la niña açer fiestas a un niño jesus que abia y no tenia sino catorçe meses y asi luego la niña estubo buena y dijo nuestro señor a su sierba que abia obrado aquel milagro y el de la mu- jer de torellas por sus oraçiones enfermo vna dama tanbien aqui en perpiñan que se llama doña ysabel mujer de don carlos de lupian llego muy al cabo ya la abian dado el santisimo sacra- mento y rogaron vna tia suya y otras personas a esta sierba de dios que la encomendase a nuestro señor y que yçiese algunas promesas que todas las cunplirian vn ...

 
4. Seccion 3 - Anna Domenge. Vida Espiritual. Edición crítica en castellano antiguo.

... a pocos dias enfermo vna niña yja de mosen bosque de aqui de perpiñan y despues de aber diçho el dotor que no tenia remedio los padres ynbiaron a ro- gar a esta sierba de dios fuese a su casa a ber la niña y en llegando tomala en sus braços y la niña començo açer fiestas a vn rosario que la sierba de dios traya al cuello y entrandola a vna capilla que tenian en casa adonde deçian misa començo la niña açer fiestas a un niño jesus que abia y no tenia sino catorçe meses y asi luego la niña estubo buena y dijo nuestro señor a su sierba que abia obrado aquel milagro y el de la mu- jer de torellas por sus oraçiones enfermo vna dama tanbien aqui en perpiñan que se llama doña ysabel mujer de don carlos de lupian llego muy al cabo ya la abian dado el santisimo sacra- mento y rogaron vna tia suya y otras personas a esta sierba de dios que la encomendase a nuestro señor y que yçiese algunas promesas que todas las cunplirian vn ...

 
5. Seccion 4 - Anna Domenge. Vida Espiritual. Edición crítica en castellano antiguo.

... a pocos dias enfermo vna niña yja de mosen bosque de aqui de perpiñan y despues de aber diçho el dotor que no tenia remedio los padres ynbiaron a ro- gar a esta sierba de dios fuese a su casa a ber la niña y en llegando tomala en sus braços y la niña començo açer fiestas a vn rosario que la sierba de dios traya al cuello y entrandola a vna capilla que tenian en casa adonde deçian misa començo la niña açer fiestas a un niño jesus que abia y no tenia sino catorçe meses y asi luego la niña estubo buena y dijo nuestro señor a su sierba que abia obrado aquel milagro y el de la mu- jer de torellas por sus oraçiones enfermo vna dama tanbien aqui en perpiñan que se llama doña ysabel mujer de don carlos de lupian llego muy al cabo ya la abian dado el santisimo sacra- mento y rogaron vna tia suya y otras personas a esta sierba de dios que la encomendase a nuestro señor y que yçiese algunas promesas que todas las cunplirian vn ...

 
6. Seccion 2 - Anna Domenge. Vida Espiritual. Edición crítica en castellano antiguo (texto continuo).

... a pocos dias enfermo vna niña yja de mosen bosque de aqui de perpiñan y despues de aber diçho el dotor que no tenia remedio los padres ynbiaron a ro- gar a esta sierba de dios fuese a su casa a ber la niña y en llegando tomala en sus braços y la niña començo açer fiestas a vn rosario que la sierba de dios traya al cuello y entrandola a vna capilla que tenian en casa adonde deçian misa començo la niña açer fiestas a un niño jesus que abia y no tenia sino catorçe meses y asi luego la niña estubo buena y dijo nuestro señor a su sierba que abia obrado aquel milagro y el de la mu- jer de torellas por sus oraçiones enfermo vna dama tanbien aqui en perpiñan que se llama doña ysabel mujer de don carlos de lupian llego muy al cabo ya la abian dado el santisimo sacra- mento y rogaron vna tia suya y otras personas a esta sierba de dios que la encomendase a nuestro señor y que yçiese algunas promesas que todas las cunplirian vn ...

 
7. Seccion 1 - Anna Domenge. Vida Espiritual. Edición crítica en castellano antiguo (texto continuo).

... a pocos dias enfermo vna niña yja de mosen bosque de aqui de perpiñan y despues de aber diçho el dotor que no tenia remedio los padres ynbiaron a ro- gar a esta sierba de dios fuese a su casa a ber la niña y en llegando tomala en sus braços y la niña començo açer fiestas a vn rosario que la sierba de dios traya al cuello y entrandola a vna capilla que tenian en casa adonde deçian misa començo la niña açer fiestas a un niño jesus que abia y no tenia sino catorçe meses y asi luego la niña estubo buena y dijo nuestro señor a su sierba que abia obrado aquel milagro y el de la mu- jer de torellas por sus oraçiones enfermo vna dama tanbien aqui en perpiñan que se llama doña ysabel mujer de don carlos de lupian llego muy al cabo ya la abian dado el santisimo sacra- mento y rogaron vna tia suya y otras personas a esta sierba de dios que la encomendase a nuestro señor y que yçiese algunas promesas que todas las cunplirian vn ...

 
8. - Anna Domenge. Vida Espiritual. Edición crítica en castellano antiguo (texto continuo).

... a pocos dias enfermo vna niña yja de mosen bosque de aqui de perpiñan y despues de aber diçho el dotor que no tenia remedio los padres ynbiaron a ro- gar a esta sierba de dios fuese a su casa a ber la niña y en llegando tomala en sus braços y la niña començo açer fiestas a vn rosario que la sierba de dios traya al cuello y entrandola a vna capilla que tenian en casa adonde deçian misa començo la niña açer fiestas a un niño jesus que abia y no tenia sino catorçe meses y asi luego la niña estubo buena y dijo nuestro señor a su sierba que abia obrado aquel milagro y el de la mu- jer de torellas por sus oraçiones enfermo vna dama tanbien aqui en perpiñan que se llama doña ysabel mujer de don carlos de lupian llego muy al cabo ya la abian dado el santisimo sacra- mento y rogaron vna tia suya y otras personas a esta sierba de dios que la encomendase a nuestro señor y que yçiese algunas promesas que todas las cunplirian vn ...

 
9. Obra 1 - Anna Domenge. Der autobiographische Bericht der Sor Ana Domenge.

... a pocos dias enfermo vna niña yja de mosen bosque de aqui de perpiñan y despues de aber diçho el dotor que no tenia remedio los padres ynbiaron a ro- gar a esta sierba de dios fuese a su casa a ber la niña y en llegando tomala en sus braços y la niña començo açer fiestas a vn rosario que la sierba de dios traya al cuello y entrandola a vna capilla que tenian en casa adonde deçian misa començo la niña açer fiestas a un niño jesus que abia y no tenia sino catorçe meses y asi luego la niña estubo buena y dijo nuestro señor a su sierba que abia obrado aquel milagro y el de la mu- jer de torellas por sus oraçiones enfermo vna dama tanbien aqui en perpiñan que se llama doña ysabel mujer de don carlos de lupian llego muy al cabo ya la abian dado el santisimo sacra- mento y rogaron vna tia suya y otras personas a esta sierba de dios que la encomendase a nuestro señor y que yçiese algunas promesas que todas las cunplirian vn ...

 
10. Obra 1 - Anna Domenge. Der autobiographische Bericht der Sor Ana Domenge.

... a pocos dias enfermo vna niña yja de mosen bosque de aqui de perpiñan y despues de aber diçho el dotor que no tenia remedio los padres ynbiaron a ro- gar a esta sierba de dios fuese a su casa a ber la niña y en llegando tomala en sus braços y la niña començo açer fiestas a vn rosario que la sierba de dios traya al cuello y entrandola a vna capilla que tenian en casa adonde deçian misa començo la niña açer fiestas a un niño jesus que abia y no tenia sino catorçe meses y asi luego la niña estubo buena y dijo nuestro señor a su sierba que abia obrado aquel milagro y el de la mu- jer de torellas por sus oraçiones enfermo vna dama tanbien aqui en perpiñan que se llama doña ysabel mujer de don carlos de lupian llego muy al cabo ya la abian dado el santisimo sacra- mento y rogaron vna tia suya y otras personas a esta sierba de dios que la encomendase a nuestro señor y que yçiese algunas promesas que todas las cunplirian vn ...

 
11. Obra 1 - Anna Domenge. Der autobiographische Bericht der Sor Ana Domenge.

... a pocos dias enfermo vna niña yja de mosen bosque de aqui de perpiñan y despues de aber diçho el dotor que no tenia remedio los padres ynbiaron a ro- gar a esta sierba de dios fuese a su casa a ber la niña y en llegando tomala en sus braços y la niña començo açer fiestas a vn rosario que la sierba de dios traya al cuello y entrandola a vna capilla que tenian en casa adonde deçian misa començo la niña açer fiestas a un niño jesus que abia y no tenia sino catorçe meses y asi luego la niña estubo buena y dijo nuestro señor a su sierba que abia obrado aquel milagro y el de la mu- jer de torellas por sus oraçiones enfermo vna dama tanbien aqui en perpiñan que se llama doña ysabel mujer de don carlos de lupian llego muy al cabo ya la abian dado el santisimo sacra- mento y rogaron vna tia suya y otras personas a esta sierba de dios que la encomendase a nuestro señor y que yçiese algunas promesas que todas las cunplirian vn ...

 
12. Obra 1 - Anna Domenge. Der autobiographische Bericht der Sor Ana Domenge.

... a pocos dias enfermo vna niña yja de mosen bosque de aqui de perpiñan y despues de aber diçho el dotor que no tenia remedio los padres ynbiaron a ro- gar a esta sierba de dios fuese a su casa a ber la niña y en llegando tomala en sus braços y la niña començo açer fiestas a vn rosario que la sierba de dios traya al cuello y entrandola a vna capilla que tenian en casa adonde deçian misa començo la niña açer fiestas a un niño jesus que abia y no tenia sino catorçe meses y asi luego la niña estubo buena y dijo nuestro señor a su sierba que abia obrado aquel milagro y el de la mu- jer de torellas por sus oraçiones enfermo vna dama tanbien aqui en perpiñan que se llama doña ysabel mujer de don carlos de lupian llego muy al cabo ya la abian dado el santisimo sacra- mento y rogaron vna tia suya y otras personas a esta sierba de dios que la encomendase a nuestro señor y que yçiese algunas promesas que todas las cunplirian vn ...

 
13. Obra 1 - Anna Domenge. Der autobiographische Bericht der Sor Ana Domenge.

... a pocos dias enfermo vna niña yja de mosen bosque de aqui de perpiñan y despues de aber diçho el dotor que no tenia remedio los padres ynbiaron a ro- gar a esta sierba de dios fuese a su casa a ber la niña y en llegando tomala en sus braços y la niña començo açer fiestas a vn rosario que la sierba de dios traya al cuello y entrandola a vna capilla que tenian en casa adonde deçian misa començo la niña açer fiestas a un niño jesus que abia y no tenia sino catorçe meses y asi luego la niña estubo buena y dijo nuestro señor a su sierba que abia obrado aquel milagro y el de la mu- jer de torellas por sus oraçiones enfermo vna dama tanbien aqui en perpiñan que se llama doña ysabel mujer de don carlos de lupian llego muy al cabo ya la abian dado el santisimo sacra- mento y rogaron vna tia suya y otras personas a esta sierba de dios que la encomendase a nuestro señor y que yçiese algunas promesas que todas las cunplirian vn ...

 
14. Obra 1 - Anna Domenge. Der autobiographische Bericht der Sor Ana Domenge.

... a pocos dias enfermo vna niña yja de mosen bosque de aqui de perpiñan y despues de aber diçho el dotor que no tenia remedio los padres ynbiaron a ro- gar a esta sierba de dios fuese a su casa a ber la niña y en llegando tomala en sus braços y la niña començo açer fiestas a vn rosario que la sierba de dios traya al cuello y entrandola a vna capilla que tenian en casa adonde deçian misa començo la niña açer fiestas a un niño jesus que abia y no tenia sino catorçe meses y asi luego la niña estubo buena y dijo nuestro señor a su sierba que abia obrado aquel milagro y el de la mu- jer de torellas por sus oraçiones enfermo vna dama tanbien aqui en perpiñan que se llama doña ysabel mujer de don carlos de lupian llego muy al cabo ya la abian dado el santisimo sacra- mento y rogaron vna tia suya y otras personas a esta sierba de dios que la encomendase a nuestro señor y que yçiese algunas promesas que todas las cunplirian vn ...

 
15. Obra 1 - Anna Domenge. Der autobiographische Bericht der Sor Ana Domenge.

... a pocos dias enfermo vna niña yja de mosen bosque de aqui de perpiñan y despues de aber diçho el dotor que no tenia remedio los padres ynbiaron a ro- gar a esta sierba de dios fuese a su casa a ber la niña y en llegando tomala en sus braços y la niña començo açer fiestas a vn rosario que la sierba de dios traya al cuello y entrandola a vna capilla que tenian en casa adonde deçian misa començo la niña açer fiestas a un niño jesus que abia y no tenia sino catorçe meses y asi luego la niña estubo buena y dijo nuestro señor a su sierba que abia obrado aquel milagro y el de la mu- jer de torellas por sus oraçiones enfermo vna dama tanbien aqui en perpiñan que se llama doña ysabel mujer de don carlos de lupian llego muy al cabo ya la abian dado el santisimo sacra- mento y rogaron vna tia suya y otras personas a esta sierba de dios que la encomendase a nuestro señor y que yçiese algunas promesas que todas las cunplirian vn ...

 
16. - Anna Domenge. Der autobiographische Bericht der Sor Ana Domenge.

... a pocos dias enfermo vna niña yja de mosen bosque de aqui de perpiñan y despues de aber diçho el dotor que no tenia remedio los padres ynbiaron a ro- gar a esta sierba de dios fuese a su casa a ber la niña y en llegando tomala en sus braços y la niña començo açer fiestas a vn rosario que la sierba de dios traya al cuello y entrandola a vna capilla que tenian en casa adonde deçian misa començo la niña açer fiestas a un niño jesus que abia y no tenia sino catorçe meses y asi luego la niña estubo buena y dijo nuestro señor a su sierba que abia obrado aquel milagro y el de la mu- jer de torellas por sus oraçiones enfermo vna dama tanbien aqui en perpiñan que se llama doña ysabel mujer de don carlos de lupian llego muy al cabo ya la abian dado el santisimo sacra- mento y rogaron vna tia suya y otras personas a esta sierba de dios que la encomendase a nuestro señor y que yçiese algunas promesas que todas las cunplirian vn ...

 
17. - Laura Minguzzi. Luciana Tavernini. Marina Santini. La pratica della storia vivente. Prologo per María-Milagros Rivera Garretas.

... ni siquiera a nacer y la niña murió trágicamente a los tres años en un accidente doméstico. Mi mamá tenía predilección por la más pequeña: Carla. Cuando en 1966 mamá, evacuada a causa de las inundaciones, fue alojada por el Ayuntamiento de San Donà en la residencia de ancianos, obtuvo el permiso para llevársela consigo. Dos años después, con solo sesenta años, mamá murió y Carla sufrió muchísimo: desde pequeña había estado a su lado, la había seguido a la residencia y, al quedarse sola, sin ningún apoyo, considerada incapaz de valerse por sí misma, fue internada en Fratta Polesine , en una institución de monjas cuyo fundador, san Luis Guanella, es considerado un " santo social" porque dio ayuda y mantenimiento a "quienes son pobres de ingenio o de salud o de bienes", fueran jóvenes o de edad avanzada. En esta institución se encontraba ya nuestra hermana Emilia que, de niña , había tenido meningitis, por lo que su ...

 
18. - Lourdes Albi Fernández. Carme Vidal Estruel. María José Clement López. Sara Alcina Zayas. Renzo Imbeni. Josep Sanahuja. Juan Cantonero Falero. Carlos Requena Amadas. Eustaquio Ma

... que los niños y las niñas, las chicas y los chicos, encuentren personas apasionadas, porque este encuentro con la parcialidad representa una forma extraordinaria, y en mi opinión indispensable, de compartir elementos de conocimiento y de encontrarse a sí mismos. Los enseñantes siempre condicionamos de un modo fuerte el contexto en el cual los chicos se mueven: ¿Entonces por qué no hacerlo explicitando nuestras pasiones? La investigación que he desarrollado en los últimos dos años, con niños y niñas de mi clase, nació de algunos encuentros con enseñantes de Guatemala. De hecho, desde hacía cinco años teníamos un hermanamiento con niñas y niños indígenas mayas y cada año, en noviembre, alojábamos durante un mes a alguno de sus maestros. En los meses siguientes siempre utilizábamos mucho los estímulos que nos venían de los huéspedes tan distintos de nosotros. En particular, el año pasado, vino Beatriz, una maestra ...

 
19. Seccion 3 - Anna Domenge. Vida Espiritual. Edición crítica en castellano antiguo (texto continuo).

... a pocos dias enfermo vna niña yja de mosen bosque de aqui de perpiñan y despues de aber diçho el dotor que no tenia remedio los padres ynbiaron a ro- gar a esta sierba de dios fuese a su casa a ber la niña y en llegando tomala en sus braços y la niña començo açer fiestas a vn rosario que la sierba de dios traya al cuello y entrandola a vna capilla que tenian en casa adonde deçian misa començo la niña açer fiestas a un niño jesus que abia y no tenia sino catorçe meses y asi luego la niña estubo buena y dijo nuestro señor a su sierba que abia obrado aquel milagro y el de la mu- jer de torellas por sus oraçiones enfermo vna dama tanbien aqui en perpiñan que se llama doña ysabel mujer de don carlos de lupian llego muy al cabo ya la abian dado el santisimo sacra- mento y rogaron vna tia suya y otras personas a esta sierba de dios que la encomendase a nuestro señor y que yçiese algunas promesas que todas las cunplirian vn ...

 
20. - Laura Minguzzi. Luciana Tavernini. Marina Santini. La práctica de la historia viviente. Con un prólogo de María-Milagros Rivera Garretas.

... ni siquiera a nacer y la niña murió trágicamente a los tres años en un accidente doméstico. Mi mamá tenía predilección por la más pequeña: Carla. Cuando en 1966 mamá, evacuada a causa de las inundaciones, fue alojada por el Ayuntamiento de San Donà en la residencia de ancianos, obtuvo el permiso para llevársela consigo. Dos años después, con solo sesenta años, mamá murió y Carla sufrió muchísimo: desde pequeña había estado a su lado, la había seguido a la residencia y, al quedarse sola, sin ningún apoyo, considerada incapaz de valerse por sí misma, fue internada en Fratta Polesine , en una institución de monjas cuyo fundador, san Luis Guanella, es considerado un " santo social" porque dio ayuda y mantenimiento a "quienes son pobres de ingenio o de salud o de bienes", fueran jóvenes o de edad avanzada. En esta institución se encontraba ya nuestra hermana Emilia que, de niña , había tenido meningitis, por lo que su ...

 
1 2 3


[ocultar] Redefine la búsqueda
Número de resultados por página:

[ocultar] Todas las obras encontradas (20)

Puede acceder desde aquí a los textos que contienen el término de búsqueda. También puede volver a hacer la búsqueda en toda la biblioteca.

Obra Resultados
Seccion 2 - Anna Domenge. Vida Espiritual. Edición crítica en castellano antiguo. 1
Seccion 1 - Anna Domenge. Vida Espiritual. Edición crítica en castellano antiguo. 1
- Anna Domenge. Vida Espiritual. Edición crítica en castellano antiguo. 1
Seccion 3 - Anna Domenge. Vida Espiritual. Edición crítica en castellano antiguo. 1
Seccion 4 - Anna Domenge. Vida Espiritual. Edición crítica en castellano antiguo. 1
Seccion 2 - Anna Domenge. Vida Espiritual. Edición crítica en castellano antiguo (texto continuo). 1
Seccion 1 - Anna Domenge. Vida Espiritual. Edición crítica en castellano antiguo (texto continuo). 1
- Anna Domenge. Vida Espiritual. Edición crítica en castellano antiguo (texto continuo). 1
Obra 1 - Anna Domenge. Der autobiographische Bericht der Sor Ana Domenge. 1
Obra 1 - Anna Domenge. Der autobiographische Bericht der Sor Ana Domenge. 1
Obra 1 - Anna Domenge. Der autobiographische Bericht der Sor Ana Domenge. 1
Obra 1 - Anna Domenge. Der autobiographische Bericht der Sor Ana Domenge. 1
Obra 1 - Anna Domenge. Der autobiographische Bericht der Sor Ana Domenge. 1
Obra 1 - Anna Domenge. Der autobiographische Bericht der Sor Ana Domenge. 1
Obra 1 - Anna Domenge. Der autobiographische Bericht der Sor Ana Domenge. 1
- Anna Domenge. Der autobiographische Bericht der Sor Ana Domenge. 1
- Laura Minguzzi. Luciana Tavernini. Marina Santini. La pratica della storia vivente. Prologo per María-Milagros Rivera Garretas. 1
- Lourdes Albi Fernández. Carme Vidal Estruel. María José Clement López. Sara Alcina Zayas. Renzo Imbeni. Josep Sanahuja. Juan Cantonero Falero. Carlos Requena Amadas. Eustaquio Ma 1
Seccion 3 - Anna Domenge. Vida Espiritual. Edición crítica en castellano antiguo (texto continuo). 1
- Laura Minguzzi. Luciana Tavernini. Marina Santini. La práctica de la historia viviente. Con un prólogo de María-Milagros Rivera Garretas. 1