Buscar autora/obra

Herramientas de búsqueda

¿La primera vez que entras? Accede a un breve tutorial.


Resultados en la Biblioteca

La búsqueda placer retornó 31 resultados.

Mostrando 1 - 20 de 31 resultados (1.11 segundos)

1 2
1. - Carla Lonzi y otras. Los Manifiestos de Rivolta Femminile: la revolución clitórica. Edición, prólogo, traducción y herramientas secundarias de María-Milagros River

... el hombre su fuente de placer (el placer de recibir y acoger el placer de él) y de identidad. Pensad que en ese momento (no sé si en España pues yo estudiaba entonces en otros países, pero sí en Italia ) el feminismo aparentemente más radical estaba volcado en la exploración vaginal en grupo. Muchas o bastantes, no lo sé, nos familiarizamos, no sin dificultad ni sin una resistencia oscura e inquietante, con el espéculo, el espéculo de la ginecología . Incluso Luce Irigaray tituló su tesis doctoral en 1974, como es sabido, Speculum de l’autre femme . Pero el error era letal: ahora se obtenía nuestro consentimiento y beneplácito con el orgasmo vaginal , cosa que la frígida nunca se dejó. No era exploración de la vulva, sino de la vagina. Pero la vagina no es la sede del placer femenino propio, sino la sede del placer del hombre que practica la heterosexualidad del coito . Escribía Carla Lonzi poco antes del Segundo Manifiesto:...

 
2. - Carla Lonzi y otras. Manifesto di Rivolta Femminile. Roma, luglio 1970.

... el hombre su fuente de placer (el placer de recibir y acoger el placer de él) y de identidad. Pensad que en ese momento (no sé si en España pues yo estudiaba entonces en otros países, pero sí en Italia ) el feminismo aparentemente más radical estaba volcado en la exploración vaginal en grupo. Muchas o bastantes, no lo sé, nos familiarizamos, no sin dificultad ni sin una resistencia oscura e inquietante, con el espéculo, el espéculo de la ginecología . Incluso Luce Irigaray tituló su tesis doctoral en 1974, como es sabido, Speculum de l’autre femme . Pero el error era letal: ahora se obtenía nuestro consentimiento y beneplácito con el orgasmo vaginal , cosa que la frígida nunca se dejó. No era exploración de la vulva, sino de la vagina. Pero la vagina no es la sede del placer femenino propio, sino la sede del placer del hombre que practica la heterosexualidad del coito . Escribía Carla Lonzi poco antes del Segundo Manifiesto:...

 
3. - Carla Lonzi y otras. Secondo Manifesto di Rivolta Femminile: “io dico io”. Roma, marzo 1977.

... el hombre su fuente de placer (el placer de recibir y acoger el placer de él) y de identidad. Pensad que en ese momento (no sé si en España pues yo estudiaba entonces en otros países, pero sí en Italia ) el feminismo aparentemente más radical estaba volcado en la exploración vaginal en grupo. Muchas o bastantes, no lo sé, nos familiarizamos, no sin dificultad ni sin una resistencia oscura e inquietante, con el espéculo, el espéculo de la ginecología . Incluso Luce Irigaray tituló su tesis doctoral en 1974, como es sabido, Speculum de l’autre femme . Pero el error era letal: ahora se obtenía nuestro consentimiento y beneplácito con el orgasmo vaginal , cosa que la frígida nunca se dejó. No era exploración de la vulva, sino de la vagina. Pero la vagina no es la sede del placer femenino propio, sino la sede del placer del hombre que practica la heterosexualidad del coito . Escribía Carla Lonzi poco antes del Segundo Manifiesto:...

 
4. - Carla Lonzi y otras. Manifiesto de Rivolta Femminile. Roma, julio 1970.

... el hombre su fuente de placer (el placer de recibir y acoger el placer de él) y de identidad. Pensad que en ese momento (no sé si en España pues yo estudiaba entonces en otros países, pero sí en Italia ) el feminismo aparentemente más radical estaba volcado en la exploración vaginal en grupo. Muchas o bastantes, no lo sé, nos familiarizamos, no sin dificultad ni sin una resistencia oscura e inquietante, con el espéculo, el espéculo de la ginecología . Incluso Luce Irigaray tituló su tesis doctoral en 1974, como es sabido, Speculum de l’autre femme . Pero el error era letal: ahora se obtenía nuestro consentimiento y beneplácito con el orgasmo vaginal , cosa que la frígida nunca se dejó. No era exploración de la vulva, sino de la vagina. Pero la vagina no es la sede del placer femenino propio, sino la sede del placer del hombre que practica la heterosexualidad del coito . Escribía Carla Lonzi poco antes del Segundo Manifiesto:...

 
5. - Carla Lonzi y otras. Segundo Manifiesto de Rivolta Femminile: "yo digo yo". Roma, marzo 1977.

... el hombre su fuente de placer (el placer de recibir y acoger el placer de él) y de identidad. Pensad que en ese momento (no sé si en España pues yo estudiaba entonces en otros países, pero sí en Italia ) el feminismo aparentemente más radical estaba volcado en la exploración vaginal en grupo. Muchas o bastantes, no lo sé, nos familiarizamos, no sin dificultad ni sin una resistencia oscura e inquietante, con el espéculo, el espéculo de la ginecología . Incluso Luce Irigaray tituló su tesis doctoral en 1974, como es sabido, Speculum de l’autre femme . Pero el error era letal: ahora se obtenía nuestro consentimiento y beneplácito con el orgasmo vaginal , cosa que la frígida nunca se dejó. No era exploración de la vulva, sino de la vagina. Pero la vagina no es la sede del placer femenino propio, sino la sede del placer del hombre que practica la heterosexualidad del coito . Escribía Carla Lonzi poco antes del Segundo Manifiesto:...

 
6. - Lourdes Albi Fernández. Carme Vidal Estruel. María José Clement López. Sara Alcina Zayas. Renzo Imbeni. Josep Sanahuja. Juan Cantonero Falero. Carlos Requena Amadas. Eustaquio Ma

... relación : jugar y sentir placer , todo junto. Disfrutar del placer de hacer algo sin ningún esfuerzo, como jugando, en la inocencia de simplemente ser lo que se es en el instante en que se es. 93 El placer es para mí la marca de un intercambio gozoso en las relaciones queridas con algunos hombres. Un espacio de libertad donde soy otra, en juego con él y con el mundo. Esa presencia potente, esa materialidad viva en la que confío a veces, es como la autoridad , algo intangible que se da, o no se da, en el movimiento de las relaciones, y que afecta los cuerpos y agita las almas. Y en este punto recuerdo la “filosofía o fenomenología de la caricia” 94 que propone Luce Irigaray , y que empieza diciendo: “La caricia es despertar a ti, a mí, a nosotros.” “La caricia es despertar a la vida de mi cuerpo , a su piel, sus sentidos , sus músculos, nervios y órganos a menudo inhibidos, sometidos, dormidos...

 
7. - Laura Minguzzi. Luciana Tavernini. Marina Santini. La pratica della storia vivente. Prologo per María-Milagros Rivera Garretas.

... saciante y una fuente de placer que reconozco en mí, tal y como fue expresado por Natalie Zemon Davis : “La investigación histórica es para mí un espacio de alegría y de pasión intelectual” ( La passione della storia. Un dialogo con Denis Crouzet , Roma, Viella, 2007). Esta relación con el objeto de la propia investigación se ancla en mí (como en otras y otros) en el placer que se prueba al adentrarse en vidas desconocidas, al afrontar lo distinto, al acercar fragmentos, huellas, al dar forma a vidas y contextos oscuros: casi una obra de obstetricia para traer a la luz un mundo sumergido. Desde hace ya décadas el papel crucial de la subjetividad de quien escribe historia no solo ha sido ampliamente estudiado sino reconocido como componente fundamental del estatuto científico mismo de la disciplina sea por hombres ( Giovanni De Luna , La passione e la ragione. Il mestiere dello storico contemporaneo , Milán , Bruno Mondadori,...

 
8. Seccion 6 - Leonor López de Córdoba. Introducción y edición crítica. Vida y tragedias de Leonor López de Córdoba. Memorias. Dictadas en Córdoba entre 1401 y 14

... en las relaciones, le da placer a una mujer , un placer independiente del patriarcado. 163 Y el placer le lleva, con la escritura , a la luz , a la luz de un nuevo inicio. Comienza así su poema Cristina de pizán : I Yo, Cristina, que he llorado once años en una abadía retirada en la que he vivido siempre desde que Carlos (¡qué extraño es!) el hijo del rey, si oso decirlo, huyó apresurado de parís, encerrada ahí por la traición, ahora, por primera vez, empiezo a reír . II A reír a gusto de alegría empiezo porque el tiempo invernal se va, en el que solía quedarme triste como en una jaula. pero ahora cambiaré mi lenguaje de llanto a canto, porque he recuperado el buen tiempo [...] 164 he sobrellevado ...

 
9. Seccion 5 - Leonor López de Córdoba. Introducción y edición crítica. Vida y tragedias de Leonor López de Córdoba. Memorias. Dictadas en Córdoba entre 1401 y 14

... en las relaciones, le da placer a una mujer , un placer independiente del patriarcado. 163 Y el placer le lleva, con la escritura , a la luz , a la luz de un nuevo inicio. Comienza así su poema Cristina de pizán : I Yo, Cristina, que he llorado once años en una abadía retirada en la que he vivido siempre desde que Carlos (¡qué extraño es!) el hijo del rey, si oso decirlo, huyó apresurado de parís, encerrada ahí por la traición, ahora, por primera vez, empiezo a reír . II A reír a gusto de alegría empiezo porque el tiempo invernal se va, en el que solía quedarme triste como en una jaula. pero ahora cambiaré mi lenguaje de llanto a canto, porque he recuperado el buen tiempo [...] 164 he sobrellevado ...

 
10. Seccion 7 - Leonor López de Córdoba. Introducción y edición crítica. Vida y tragedias de Leonor López de Córdoba. Memorias. Dictadas en Córdoba entre 1401 y 14

... en las relaciones, le da placer a una mujer , un placer independiente del patriarcado. 163 Y el placer le lleva, con la escritura , a la luz , a la luz de un nuevo inicio. Comienza así su poema Cristina de pizán : I Yo, Cristina, que he llorado once años en una abadía retirada en la que he vivido siempre desde que Carlos (¡qué extraño es!) el hijo del rey, si oso decirlo, huyó apresurado de parís, encerrada ahí por la traición, ahora, por primera vez, empiezo a reír . II A reír a gusto de alegría empiezo porque el tiempo invernal se va, en el que solía quedarme triste como en una jaula. pero ahora cambiaré mi lenguaje de llanto a canto, porque he recuperado el buen tiempo [...] 164 he sobrellevado ...

 
11. Seccion 9 - Leonor López de Córdoba. Introducción y edición crítica. Vida y tragedias de Leonor López de Córdoba. Memorias. Dictadas en Córdoba entre 1401 y 14

... en las relaciones, le da placer a una mujer , un placer independiente del patriarcado. 163 Y el placer le lleva, con la escritura , a la luz , a la luz de un nuevo inicio. Comienza así su poema Cristina de pizán : I Yo, Cristina, que he llorado once años en una abadía retirada en la que he vivido siempre desde que Carlos (¡qué extraño es!) el hijo del rey, si oso decirlo, huyó apresurado de parís, encerrada ahí por la traición, ahora, por primera vez, empiezo a reír . II A reír a gusto de alegría empiezo porque el tiempo invernal se va, en el que solía quedarme triste como en una jaula. pero ahora cambiaré mi lenguaje de llanto a canto, porque he recuperado el buen tiempo [...] 164 he sobrellevado ...

 
12. Seccion 8 - Leonor López de Córdoba. Introducción y edición crítica. Vida y tragedias de Leonor López de Córdoba. Memorias. Dictadas en Córdoba entre 1401 y 14

... en las relaciones, le da placer a una mujer , un placer independiente del patriarcado. 163 Y el placer le lleva, con la escritura , a la luz , a la luz de un nuevo inicio. Comienza así su poema Cristina de pizán : I Yo, Cristina, que he llorado once años en una abadía retirada en la que he vivido siempre desde que Carlos (¡qué extraño es!) el hijo del rey, si oso decirlo, huyó apresurado de parís, encerrada ahí por la traición, ahora, por primera vez, empiezo a reír . II A reír a gusto de alegría empiezo porque el tiempo invernal se va, en el que solía quedarme triste como en una jaula. pero ahora cambiaré mi lenguaje de llanto a canto, porque he recuperado el buen tiempo [...] 164 he sobrellevado ...

 
13. Seccion 4 - Leonor López de Córdoba. Introducción y edición crítica. Vida y tragedias de Leonor López de Córdoba. Memorias. Dictadas en Córdoba entre 1401 y 14

... en las relaciones, le da placer a una mujer , un placer independiente del patriarcado. 163 Y el placer le lleva, con la escritura , a la luz , a la luz de un nuevo inicio. Comienza así su poema Cristina de pizán : I Yo, Cristina, que he llorado once años en una abadía retirada en la que he vivido siempre desde que Carlos (¡qué extraño es!) el hijo del rey, si oso decirlo, huyó apresurado de parís, encerrada ahí por la traición, ahora, por primera vez, empiezo a reír . II A reír a gusto de alegría empiezo porque el tiempo invernal se va, en el que solía quedarme triste como en una jaula. pero ahora cambiaré mi lenguaje de llanto a canto, porque he recuperado el buen tiempo [...] 164 he sobrellevado ...

 
14. Seccion 2 - Leonor López de Córdoba. Introducción y edición crítica. Vida y tragedias de Leonor López de Córdoba. Memorias. Dictadas en Córdoba entre 1401 y 14

... en las relaciones, le da placer a una mujer , un placer independiente del patriarcado. 163 Y el placer le lleva, con la escritura , a la luz , a la luz de un nuevo inicio. Comienza así su poema Cristina de pizán : I Yo, Cristina, que he llorado once años en una abadía retirada en la que he vivido siempre desde que Carlos (¡qué extraño es!) el hijo del rey, si oso decirlo, huyó apresurado de parís, encerrada ahí por la traición, ahora, por primera vez, empiezo a reír . II A reír a gusto de alegría empiezo porque el tiempo invernal se va, en el que solía quedarme triste como en una jaula. pero ahora cambiaré mi lenguaje de llanto a canto, porque he recuperado el buen tiempo [...] 164 he sobrellevado ...

 
15. - Laura Minguzzi. Luciana Tavernini. Marina Santini. La práctica de la historia viviente. Con un prólogo de María-Milagros Rivera Garretas.

... saciante y una fuente de placer que reconozco en mí, tal y como fue expresado por Natalie Zemon Davis : “La investigación histórica es para mí un espacio de alegría y de pasión intelectual” ( La passione della storia. Un dialogo con Denis Crouzet , Roma, Viella, 2007). Esta relación con el objeto de la propia investigación se ancla en mí (como en otras y otros) en el placer que se prueba al adentrarse en vidas desconocidas, al afrontar lo distinto, al acercar fragmentos, huellas, al dar forma a vidas y contextos oscuros: casi una obra de obstetricia para traer a la luz un mundo sumergido. Desde hace ya décadas el papel crucial de la subjetividad de quien escribe historia no solo ha sido ampliamente estudiado sino reconocido como componente fundamental del estatuto científico mismo de la disciplina sea por hombres ( Giovanni De Luna , La passione e la ragione. Il mestiere dello storico contemporaneo , Milán , Bruno Mondadori,...

 
16. - Carla Lonzi. Autenticidad y reconocimiento en la obra de Carla Lonzi. “Itinerario de reflexiones” y “Mito de la propuesta cultural”. Introducción y edición al cuid

... mujer en dos frentes: el placer vaginal funciona como confirmación del placer del otro, así como la palabra paterna reproducida es confirmación de la identidad absoluta del otro. Kristeva recupera lo femenino fuera de los roles reconociendo en la mujer la “eterna ironía de la comunidad” (la misma frase que yo citaba de Hegel en Escupamos sobre Hegel ) intentando sugerir un comportamiento que lo haga realidad. Es decir, ni Electra , ni Crisótemis , sino un continuo trabajo de la mujer que ilumina la parte en la sombra, lo reprimido de toda formulación masculina. Mientras que en la mujer como “eterna ironía de la comunidad” yo veía sólo la perfilación de la instancia feminista en todos los tiempos, Kristeva ve un axioma que no es necesario dejar de intentar realizar a través de un masoquista trabajo de Sísifo , una colaboración-lucha que cuestione continuamente la pretensión de absoluto masculino. Un destino ...

 
17. Seccion 1 - Leonor López de Córdoba. Introducción y edición crítica. Vida y tragedias de Leonor López de Córdoba. Memorias. Dictadas en Córdoba entre 1401 y 14

... en las relaciones, le da placer a una mujer , un placer independiente del patriarcado. 163 Y el placer le lleva, con la escritura , a la luz , a la luz de un nuevo inicio. Comienza así su poema Cristina de pizán : I Yo, Cristina, que he llorado once años en una abadía retirada en la que he vivido siempre desde que Carlos (¡qué extraño es!) el hijo del rey, si oso decirlo, huyó apresurado de parís, encerrada ahí por la traición, ahora, por primera vez, empiezo a reír . II A reír a gusto de alegría empiezo porque el tiempo invernal se va, en el que solía quedarme triste como en una jaula. pero ahora cambiaré mi lenguaje de llanto a canto, porque he recuperado el buen tiempo [...] 164 he sobrellevado ...

 
18. Seccion 10 - Leonor López de Córdoba. Introducción y edición crítica. Vida y tragedias de Leonor López de Córdoba. Memorias. Dictadas en Córdoba entre 1401 y 1

... en las relaciones, le da placer a una mujer , un placer independiente del patriarcado. 163 Y el placer le lleva, con la escritura , a la luz , a la luz de un nuevo inicio. Comienza así su poema Cristina de pizán : I Yo, Cristina, que he llorado once años en una abadía retirada en la que he vivido siempre desde que Carlos (¡qué extraño es!) el hijo del rey, si oso decirlo, huyó apresurado de parís, encerrada ahí por la traición, ahora, por primera vez, empiezo a reír . II A reír a gusto de alegría empiezo porque el tiempo invernal se va, en el que solía quedarme triste como en una jaula. pero ahora cambiaré mi lenguaje de llanto a canto, porque he recuperado el buen tiempo [...] 164 he sobrellevado ...

 
19. Seccion 3 - Leonor López de Córdoba. Introducción y edición crítica. Vida y tragedias de Leonor López de Córdoba. Memorias. Dictadas en Córdoba entre 1401 y 14

... en las relaciones, le da placer a una mujer , un placer independiente del patriarcado. 163 Y el placer le lleva, con la escritura , a la luz , a la luz de un nuevo inicio. Comienza así su poema Cristina de pizán : I Yo, Cristina, que he llorado once años en una abadía retirada en la que he vivido siempre desde que Carlos (¡qué extraño es!) el hijo del rey, si oso decirlo, huyó apresurado de parís, encerrada ahí por la traición, ahora, por primera vez, empiezo a reír . II A reír a gusto de alegría empiezo porque el tiempo invernal se va, en el que solía quedarme triste como en una jaula. pero ahora cambiaré mi lenguaje de llanto a canto, porque he recuperado el buen tiempo [...] 164 he sobrellevado ...

 
20. - Luisa Cavaliere. Lia Cigarini. Hay una buena diferencia. Un diálogo.

... generaciones. Tuvimos el placer de encontrarnos libremente sin sentirnos nunca aplastadas por la rigidez de la organización típica de los congresos. Sorprendidas y felices de constatar que las cosas fluían sin esfuerzo. La asamblea que "las de Milán " habían peleado hasta la noche antes para que fuera concebida como un gran grupo de autoconciencia (por tanto, sin mesa presidencial, sin ponencias introductorias, con intervenciones de cinco minutos sin la liturgia de apuntarse para hablar) funcionó estupendamente. Salió tan bien porque –gracias a cuarenta años de práctica del partir de sí en el intercambio con otras que tienes delante– se confió en la capacidad o, incluso, el placer de autogestionarse. LUISA CAVALIERE – Compareció activamente otra política. LIA CIGARINI – Así es. Uno de los resultados principales (imposible que ocurra en un encuentro tradicional) fue que cada una, con su experiencia personal y su historia política,...

 
1 2


[ocultar] Redefine la búsqueda
Número de resultados por página:

[ocultar] Todas las obras encontradas (20)

Puede acceder desde aquí a los textos que contienen el término de búsqueda. También puede volver a hacer la búsqueda en toda la biblioteca.

Obra Resultados
- Carla Lonzi y otras. Los Manifiestos de Rivolta Femminile: la revolución clitórica. Edición, prólogo, traducción y herramientas secundarias de María-Milagros River 1
- Carla Lonzi y otras. Manifesto di Rivolta Femminile. Roma, luglio 1970. 1
- Carla Lonzi y otras. Secondo Manifesto di Rivolta Femminile: “io dico io”. Roma, marzo 1977. 1
- Carla Lonzi y otras. Manifiesto de Rivolta Femminile. Roma, julio 1970. 1
- Carla Lonzi y otras. Segundo Manifiesto de Rivolta Femminile: "yo digo yo". Roma, marzo 1977. 1
- Lourdes Albi Fernández. Carme Vidal Estruel. María José Clement López. Sara Alcina Zayas. Renzo Imbeni. Josep Sanahuja. Juan Cantonero Falero. Carlos Requena Amadas. Eustaquio Ma 1
- Laura Minguzzi. Luciana Tavernini. Marina Santini. La pratica della storia vivente. Prologo per María-Milagros Rivera Garretas. 1
Seccion 6 - Leonor López de Córdoba. Introducción y edición crítica. Vida y tragedias de Leonor López de Córdoba. Memorias. Dictadas en Córdoba entre 1401 y 14 1
Seccion 5 - Leonor López de Córdoba. Introducción y edición crítica. Vida y tragedias de Leonor López de Córdoba. Memorias. Dictadas en Córdoba entre 1401 y 14 1
Seccion 7 - Leonor López de Córdoba. Introducción y edición crítica. Vida y tragedias de Leonor López de Córdoba. Memorias. Dictadas en Córdoba entre 1401 y 14 1
Seccion 9 - Leonor López de Córdoba. Introducción y edición crítica. Vida y tragedias de Leonor López de Córdoba. Memorias. Dictadas en Córdoba entre 1401 y 14 1
Seccion 8 - Leonor López de Córdoba. Introducción y edición crítica. Vida y tragedias de Leonor López de Córdoba. Memorias. Dictadas en Córdoba entre 1401 y 14 1
Seccion 4 - Leonor López de Córdoba. Introducción y edición crítica. Vida y tragedias de Leonor López de Córdoba. Memorias. Dictadas en Córdoba entre 1401 y 14 1
Seccion 2 - Leonor López de Córdoba. Introducción y edición crítica. Vida y tragedias de Leonor López de Córdoba. Memorias. Dictadas en Córdoba entre 1401 y 14 1
- Laura Minguzzi. Luciana Tavernini. Marina Santini. La práctica de la historia viviente. Con un prólogo de María-Milagros Rivera Garretas. 1
- Carla Lonzi. Autenticidad y reconocimiento en la obra de Carla Lonzi. “Itinerario de reflexiones” y “Mito de la propuesta cultural”. Introducción y edición al cuid 1
Seccion 1 - Leonor López de Córdoba. Introducción y edición crítica. Vida y tragedias de Leonor López de Córdoba. Memorias. Dictadas en Córdoba entre 1401 y 14 1
Seccion 10 - Leonor López de Córdoba. Introducción y edición crítica. Vida y tragedias de Leonor López de Córdoba. Memorias. Dictadas en Córdoba entre 1401 y 1 1
Seccion 3 - Leonor López de Córdoba. Introducción y edición crítica. Vida y tragedias de Leonor López de Córdoba. Memorias. Dictadas en Córdoba entre 1401 y 14 1
- Luisa Cavaliere. Lia Cigarini. Hay una buena diferencia. Un diálogo. 1