Buscar autora/obra

Herramientas de búsqueda

¿La primera vez que entras? Accede a un breve tutorial.


Resultados en la Biblioteca

La búsqueda significant retornó 5 resultados.

Mostrando 1 - 5 de 5 resultados (0.15 segundos)

1
1. - Carla Lonzi y otras. Segundo Manifiesto de Rivolta Femminile: "yo digo yo". Roma, marzo 1977.

... lo personal, considerado insignificante. Carla resintió mucho desde pequeñísima que, cuando tenía dos años y medio, naciera su primera hermana , Lidia , como suele ocurrir con la primogénita. Pero era un sentir que no se podía mostrar en la familia porque, sobre todo el padre, la reñía si lo expresaba. Escribió en su Diario : "Cuando, de pequeña, a los dos años y medio, nació mi hermana segundogénita, recuerdo la tensión por intentar dejar mal a la recién nacida [...] y mi sensación de impotencia al constatar que eso era imposible. Recuerdo mi insistencia, mis celos , y los reproches de los adultos, su sorpresa ante tanta ‘perfidia’, que me hacía indigna de su afecto. Seguro que probé el instinto de abandonarles para castigarme y que vieran qué era lo que creían. También fantasearía con una familia ideal reconstituida, con ellos o con otros, en la que ponía afecto y predilección. Con otros sobre todo, para...

 
2. - Carla Lonzi y otras. Secondo Manifesto di Rivolta Femminile: “io dico io”. Roma, marzo 1977.

... lo personal, considerado insignificante. Carla resintió mucho desde pequeñísima que, cuando tenía dos años y medio, naciera su primera hermana , Lidia , como suele ocurrir con la primogénita. Pero era un sentir que no se podía mostrar en la familia porque, sobre todo el padre, la reñía si lo expresaba. Escribió en su Diario : "Cuando, de pequeña, a los dos años y medio, nació mi hermana segundogénita, recuerdo la tensión por intentar dejar mal a la recién nacida [...] y mi sensación de impotencia al constatar que eso era imposible. Recuerdo mi insistencia, mis celos , y los reproches de los adultos, su sorpresa ante tanta ‘perfidia’, que me hacía indigna de su afecto. Seguro que probé el instinto de abandonarles para castigarme y que vieran qué era lo que creían. También fantasearía con una familia ideal reconstituida, con ellos o con otros, en la que ponía afecto y predilección. Con otros sobre todo, para...

 
3. - Carla Lonzi y otras. Manifiesto de Rivolta Femminile. Roma, julio 1970.

... lo personal, considerado insignificante. Carla resintió mucho desde pequeñísima que, cuando tenía dos años y medio, naciera su primera hermana , Lidia , como suele ocurrir con la primogénita. Pero era un sentir que no se podía mostrar en la familia porque, sobre todo el padre, la reñía si lo expresaba. Escribió en su Diario : "Cuando, de pequeña, a los dos años y medio, nació mi hermana segundogénita, recuerdo la tensión por intentar dejar mal a la recién nacida [...] y mi sensación de impotencia al constatar que eso era imposible. Recuerdo mi insistencia, mis celos , y los reproches de los adultos, su sorpresa ante tanta ‘perfidia’, que me hacía indigna de su afecto. Seguro que probé el instinto de abandonarles para castigarme y que vieran qué era lo que creían. También fantasearía con una familia ideal reconstituida, con ellos o con otros, en la que ponía afecto y predilección. Con otros sobre todo, para...

 
4. - Carla Lonzi y otras. Manifesto di Rivolta Femminile. Roma, luglio 1970.

... lo personal, considerado insignificante. Carla resintió mucho desde pequeñísima que, cuando tenía dos años y medio, naciera su primera hermana , Lidia , como suele ocurrir con la primogénita. Pero era un sentir que no se podía mostrar en la familia porque, sobre todo el padre, la reñía si lo expresaba. Escribió en su Diario : "Cuando, de pequeña, a los dos años y medio, nació mi hermana segundogénita, recuerdo la tensión por intentar dejar mal a la recién nacida [...] y mi sensación de impotencia al constatar que eso era imposible. Recuerdo mi insistencia, mis celos , y los reproches de los adultos, su sorpresa ante tanta ‘perfidia’, que me hacía indigna de su afecto. Seguro que probé el instinto de abandonarles para castigarme y que vieran qué era lo que creían. También fantasearía con una familia ideal reconstituida, con ellos o con otros, en la que ponía afecto y predilección. Con otros sobre todo, para...

 
5. - Carla Lonzi y otras. Los Manifiestos de Rivolta Femminile: la revolución clitórica. Edición, prólogo, traducción y herramientas secundarias de María-Milagros River

... lo personal, considerado insignificante. Carla resintió mucho desde pequeñísima que, cuando tenía dos años y medio, naciera su primera hermana , Lidia , como suele ocurrir con la primogénita. Pero era un sentir que no se podía mostrar en la familia porque, sobre todo el padre, la reñía si lo expresaba. Escribió en su Diario : "Cuando, de pequeña, a los dos años y medio, nació mi hermana segundogénita, recuerdo la tensión por intentar dejar mal a la recién nacida [...] y mi sensación de impotencia al constatar que eso era imposible. Recuerdo mi insistencia, mis celos , y los reproches de los adultos, su sorpresa ante tanta ‘perfidia’, que me hacía indigna de su afecto. Seguro que probé el instinto de abandonarles para castigarme y que vieran qué era lo que creían. También fantasearía con una familia ideal reconstituida, con ellos o con otros, en la que ponía afecto y predilección. Con otros sobre todo, para...

 
1


[ocultar] Redefine la búsqueda
Número de resultados por página:

[ocultar] Todas las obras encontradas (5)