Buscar autora/obra

Herramientas de búsqueda

¿La primera vez que entras? Accede a un breve tutorial.


Resultados en la Biblioteca

Estas palabras se han omitido por ser demasiado breves o comunes: un

La búsqueda sin un porqué retornó 9 resultados.

Mostrando 1 - 9 de 9 resultados (0.48 segundos)

1
1. - Lourdes Albi Fernández. Carme Vidal Estruel. María José Clement López. Sara Alcina Zayas. Renzo Imbeni. Josep Sanahuja. Juan Cantonero Falero. Carlos Requena Amadas. Eustaquio Ma

... ser mujer , lo que no es sinónimo de universal neutro, sino más bien de una experiencia que nace de un cuerpo , otro, sin más. Y ahí es fácil. No hay más que decir. Es como si de repente se quedaran guardados en una estantería – como si fueran libros – sabes que acompañan y son bibliografía muy interesante, pero hablar de la relación entre sexos es ese libro del estante que da pereza. Porqué este es un viaje sin brújula y sin mapa y tiene el riesgo de terminar a la deriva en un no saber encontrar el sentido político de las palabras verdaderas. Así que tras mucho silencio… en este papel en blanco que ha sido borrador demasiado tiempo, se añade el compromiso de una fecha de entrega que me obliga a la obediencia y, por tanto, aunque preferiría poder desdecirme de esta tarea, no es momento para flaquezas y me decido por la escritura , que es desnudarme una vez más, sin la seguridad de saberme en un escenario confortable. Pero pienso...

 
2. - Laura Minguzzi. Luciana Tavernini. Marina Santini. La pratica della storia vivente. Prologo per María-Milagros Rivera Garretas.

... dos historias antagónicas sino porque el paradigma de lo social pretende desde que nació ser total, escribir una historia total, y en esto ha fracasado, afortunadamente, aunque le cueste reconocerlo. Ha fracasado porque era una pretensión vana, tomada quizás sin saberlo de las ideologías totalitarias del siglo XX. Hay mucho en la vida humana que no cabe en el paradigma de lo social sino que está más allá, no en contra de lo social, y que nunca ha dejado de existir, aunque fuera oscuramente, a su lado, al lado de lo social. En este más allá (no en contra) está, entre otras cosas, la historia viviente 6 . Por eso, porque la historia social y la historia viviente no forman una antinomia del pensamiento sino que son dos propuestas y dos apuestas dispares, la batalla por lo simbólico no se libra en la historiografía como una contraposición dialéctica sino como un movimiento de las entrañas : un movimiento de las entrañas que no conduce a...

 
3. - Carla Lonzi y otras. Secondo Manifesto di Rivolta Femminile: “io dico io”. Roma, marzo 1977.

... sé, nos familiarizamos, no sin dificultad ni sin una resistencia oscura e inquietante, con el espéculo, el espéculo de la ginecología . Incluso Luce Irigaray tituló su tesis doctoral en 1974, como es sabido, Speculum de l’autre femme . Pero el error era letal: ahora se obtenía nuestro consentimiento y beneplácito con el orgasmo vaginal , cosa que la frígida nunca se dejó. No era exploración de la vulva, sino de la vagina. Pero la vagina no es la sede del placer femenino propio, sino la sede del placer del hombre que practica la heterosexualidad del coito . Escribía Carla Lonzi poco antes del Segundo Manifiesto: “"Muchas feministas afirman: ‘Redescubramos nuestro cuerpo , redescubramos la vagina’, e intentan tomar posesión, a través del conocimiento, de esta parte anatómica de su cuerpo . Pero lo que impide sentirla propia no es de naturaleza sensorial, debido a la represión, sino de naturaleza cultural y estructural. ¿Cómo se...

 
4. - Carla Lonzi y otras. Segundo Manifiesto de Rivolta Femminile: "yo digo yo". Roma, marzo 1977.

... sé, nos familiarizamos, no sin dificultad ni sin una resistencia oscura e inquietante, con el espéculo, el espéculo de la ginecología . Incluso Luce Irigaray tituló su tesis doctoral en 1974, como es sabido, Speculum de l’autre femme . Pero el error era letal: ahora se obtenía nuestro consentimiento y beneplácito con el orgasmo vaginal , cosa que la frígida nunca se dejó. No era exploración de la vulva, sino de la vagina. Pero la vagina no es la sede del placer femenino propio, sino la sede del placer del hombre que practica la heterosexualidad del coito . Escribía Carla Lonzi poco antes del Segundo Manifiesto: “"Muchas feministas afirman: ‘Redescubramos nuestro cuerpo , redescubramos la vagina’, e intentan tomar posesión, a través del conocimiento, de esta parte anatómica de su cuerpo . Pero lo que impide sentirla propia no es de naturaleza sensorial, debido a la represión, sino de naturaleza cultural y estructural. ¿Cómo se...

 
5. - Carla Lonzi y otras. Manifesto di Rivolta Femminile. Roma, luglio 1970.

... sé, nos familiarizamos, no sin dificultad ni sin una resistencia oscura e inquietante, con el espéculo, el espéculo de la ginecología . Incluso Luce Irigaray tituló su tesis doctoral en 1974, como es sabido, Speculum de l’autre femme . Pero el error era letal: ahora se obtenía nuestro consentimiento y beneplácito con el orgasmo vaginal , cosa que la frígida nunca se dejó. No era exploración de la vulva, sino de la vagina. Pero la vagina no es la sede del placer femenino propio, sino la sede del placer del hombre que practica la heterosexualidad del coito . Escribía Carla Lonzi poco antes del Segundo Manifiesto: “"Muchas feministas afirman: ‘Redescubramos nuestro cuerpo , redescubramos la vagina’, e intentan tomar posesión, a través del conocimiento, de esta parte anatómica de su cuerpo . Pero lo que impide sentirla propia no es de naturaleza sensorial, debido a la represión, sino de naturaleza cultural y estructural. ¿Cómo se...

 
6. - Carla Lonzi y otras. Manifiesto de Rivolta Femminile. Roma, julio 1970.

... sé, nos familiarizamos, no sin dificultad ni sin una resistencia oscura e inquietante, con el espéculo, el espéculo de la ginecología . Incluso Luce Irigaray tituló su tesis doctoral en 1974, como es sabido, Speculum de l’autre femme . Pero el error era letal: ahora se obtenía nuestro consentimiento y beneplácito con el orgasmo vaginal , cosa que la frígida nunca se dejó. No era exploración de la vulva, sino de la vagina. Pero la vagina no es la sede del placer femenino propio, sino la sede del placer del hombre que practica la heterosexualidad del coito . Escribía Carla Lonzi poco antes del Segundo Manifiesto: “"Muchas feministas afirman: ‘Redescubramos nuestro cuerpo , redescubramos la vagina’, e intentan tomar posesión, a través del conocimiento, de esta parte anatómica de su cuerpo . Pero lo que impide sentirla propia no es de naturaleza sensorial, debido a la represión, sino de naturaleza cultural y estructural. ¿Cómo se...

 
7. - Carla Lonzi y otras. Los Manifiestos de Rivolta Femminile: la revolución clitórica. Edición, prólogo, traducción y herramientas secundarias de María-Milagros River

... sé, nos familiarizamos, no sin dificultad ni sin una resistencia oscura e inquietante, con el espéculo, el espéculo de la ginecología . Incluso Luce Irigaray tituló su tesis doctoral en 1974, como es sabido, Speculum de l’autre femme . Pero el error era letal: ahora se obtenía nuestro consentimiento y beneplácito con el orgasmo vaginal , cosa que la frígida nunca se dejó. No era exploración de la vulva, sino de la vagina. Pero la vagina no es la sede del placer femenino propio, sino la sede del placer del hombre que practica la heterosexualidad del coito . Escribía Carla Lonzi poco antes del Segundo Manifiesto: “"Muchas feministas afirman: ‘Redescubramos nuestro cuerpo , redescubramos la vagina’, e intentan tomar posesión, a través del conocimiento, de esta parte anatómica de su cuerpo . Pero lo que impide sentirla propia no es de naturaleza sensorial, debido a la represión, sino de naturaleza cultural y estructural. ¿Cómo se...

 
8. - Laura Minguzzi. Luciana Tavernini. Marina Santini. La práctica de la historia viviente. Con un prólogo de María-Milagros Rivera Garretas.

... dos historias antagónicas sino porque el paradigma de lo social pretende desde que nació ser total, escribir una historia total, y en esto ha fracasado, afortunadamente, aunque le cueste reconocerlo. Ha fracasado porque era una pretensión vana, tomada quizás sin saberlo de las ideologías totalitarias del siglo XX. Hay mucho en la vida humana que no cabe en el paradigma de lo social sino que está más allá, no en contra de lo social, y que nunca ha dejado de existir, aunque fuera oscuramente, a su lado, al lado de lo social. En este más allá (no en contra) está, entre otras cosas, la historia viviente 6 . Por eso, porque la historia social y la historia viviente no forman una antinomia del pensamiento sino que son dos propuestas y dos apuestas dispares, la batalla por lo simbólico no se libra en la historiografía como una contraposición dialéctica sino como un movimiento de las entrañas : un movimiento de las entrañas que no conduce a...

 
9. - Lourdes Albi Fernández. Carme Vidal Estruel. Marisé Clement López. Sara Alcina Zayas. Renzo Imbeni. Josep Sanahuja. Juan Cantonero Falero. Carlos Requena Amadas. Eustaquio Macías

... (17)Silencio (23)Sin un porqué (23)Sinagoga (46)Sinagoguera (46)Síntoma (17)Sirena (23)Sirvienta (46)Sobreabundancia (23)Sobrina (23)Socia (23)Socialización (23)Socialización niñas/niños (23)Soledad (23)Solidaridad (46)Soltera (46)Soltería (23)Solterona (23)Sombrerera (46)Sonrisa (23)Sor (23)Sorda (23)Soror (23)Sororidad (23)Sortílega (23)Specula (46)Sponsa (23)Subpriora (46)Sucesión (23)Suegra (46)Sueldo (23)Sueño (23)Sufrimiento (46)Suicidio (23)Tabernera (46)Tabú (23)Tahonera (46)Taller (23)Tantundem (23)Teatro (46)Tejedora (46)Temor (23)Tendera (46)Tenuta (23)Terciaria (23)Testamentaria (46)Testamento (23)Testiga (23)Tía (46)Tienda (23)Timidez (23)Tintorera (46)Torcedora (46)Tormenta de amor (23)Tormento (23)Tormentos (23)Tortura (23)Torturada (23)Tostadora (23)Trabajo (46)Transgresión (23)Transgresora (23)Transmisión (46)Transporte (23)Transverberación (23)Trapera (46)Travestido ...

 
1


[ocultar] Redefine la búsqueda
Número de resultados por página:

[ocultar] Todas las obras encontradas (9)