Prácticas curriculares

El alumnado debe realizar una estancia de prácticas en una institución patrimonial, empresa o museo, tomando contacto con la realidad cotidiana y conociendo sus necesidades y trabajo diario. Esta formación externa es valorada tanto por su función sintética en la formación del estudiante -confrontando los conocimientos con la práctica profesional- como por su formación didáctica en desarrollar una conciencia pragmática relacionada con un nivel profesional en las instituciones museísticas.


Objetivos
La estancia tiene una doble función en el programa:
• Conocimiento del funcionamiento, estructura, y organización de una institución museística. Dado que el estudiante ha recibido una suma de conocimientos sobre la historia, las funciones y la organización del museo, así como sobre la diversidad de prácticas museográficas, la estancia se convertirá en una actividad deductiva mediante una articulación entre los conocimientos y la práctica.
• Participación en algunas de las actividades museísticas. En la medida de las posibilidades, se trata de llevar a cabo algunas actividades concretas en el museo o institución museística.


Formulación de una propuesta de estancia
Para llevar a cabo la estancia en el museo, es necesario que el estudiante se lo prepare cuidadosamente. Resulta aconsejable que sea el propio interesado quien haga propuestas en función de sus preferencias y posibilidades, aunque por parte del Máster se propondrán algunas alternativas. Hay que tener en cuenta que las posibilidades de estancia son siempre limitadas, por lo que se valora especialmente una diversidad en los centros a realizar la estancia. Pueden ser centros en Cataluña, el resto de España o incluso en el extranjero. En los dos últimos casos, es el alumno quien debe buscarlo.
Después de determinar unas primeras preferencias, el estudiante contactará con las Coordinadoras de prácticas para contrastar sus necesidades individuales de formación con las posibilidades de llevar a cabo la estancia. Después de este contacto, el alumno deberá dirigirse al responsable del museo o a la persona de contacto (supervisor) para diseñar la estancia.
Los alumnos que ya están trabajando en un museo pueden elegir entre la propia entidad u otra, mediante un reconocimiento de la actividad profesional desarrollada. En todo caso, deben presentar el trabajo que se indica más adelante.
Al terminar las prácticas, el alumno entregará la memoria, la cual es un elemento fundamental de evaluación de este segundo curso. La memoria se entregará a la coordinadora de prácticas en la fecha acordada. Los alumnos que no entreguen ningún trabajo no podrán serán evaluados positivamente.