Es habitual confundir qué es un mapa antiguo con un mapa histórico. Parece claro que el adjetivo "histórico" tiene más carisma, otorgándole un aspecto de venerabilidad que genera una respetuosa curiosidad y cierta reverencia. En cambio, el término "antiguo" se relaciona emocionalmente con algo pasado de moda , desfasado o simplemente que ya no sirve.

El objeto de estudio de la Historia de la cartografía es la cartografía antigua o, de forma más genérica, el patrimonio cartográfico, un término que en algunos ámbitos está teniendo éxito (Capdevila, 2012). Parte de esta cartografía puede ser adjetivada como histórica, es decir, que tiene por principal objeto la representación de hechos que son históricos en el momento de su creación.

Evidentemente, hay cartografía histórica que es antigua, como es el caso del retal de [John Blair] (1770) Iberia sive Hispania vetus in tres praecipuas partes reconds in populos Divisa que ilustra este comentario (referencia de la cartoteca del Institut Cartogràfic i Geològic de Catalunya).

Algún dia se podrá escribir una historia de la cartografía histórica. Sobre esta cuestión se habla más en Crespo i Fernández (2011).