Biblio 3W. Revista Bibliográfica de Geografía y Ciencias Sociales
Universidad de Barcelona [ISSN 1138-9796] 
Nº 182, 15 de noviembre de 1999 

GORESTEIN, Silvia y BUSTOS CARA, Roberto.(Compiladores) Ciudades y regiones frente al avance de la globalización. Red Iberoamericana de Investigadores en Globalización y Territorio (Sección Argentina),Universidad Nacional del Sur (Bahía Blanca), 1998, 573 p. [ISBN 987-9281-17-9]

María Cristina Hevilla



La globalización es uno de los fenómenos en estudio de mayor interés en las ciencias sociales, sin cuya comprensión no podrían entenderse muchos de los procesos actuales de las sociedades contemporáneas. En este contexto, surge la obra: Ciudades y regiones frente al avance de la globalización, compilada por Silvia Gorenstein y Roberto Bustos Cara y editado por la Universidad Nacional del Sur (Argentina). Acentuando el interés por la dinámica global-local, este libro es el resultado del esfuerzo de investigadores argentinos que participan de una organización mayor que agrupa estudios sobre las transformaciones territoriales producidas por el avance de la globalización en Iberoamérica, con el objeto de contribuir en las estrategias de gestión territorial. Esta organización, la Red Iberoamericana de Investigadores en Globalización y Territorio (RII), nació en 1994 en un seminario realizado en Colombia por el Centro Interdisciplinario de Estudios Regionales (CIDER) de la Universidad de los Andes en la ciudad de Pereira. A partir de dicho encuentro la RII se dividirá en secciones nacionales, entre ellas, la de Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, México, Uruguay, Venezuela, como así también, España, Portugal y Francia, todas ellas bajo una coordinación general con el objeto de vincular las distintas secciones nacionales. Actualmente, la Sección Argentina del RII esta compuesta por ochenta profesionales procedentes de varias disciplinas científicas y de diversas zonas del país y del extranjero, en un intento de integrar a las generaciones jóvenes y, al mismo tiempo, a los representantes de todos los rincones de la nación.

Esta obra consta de cuatro secciones en la cuáles participan alrededor de cuarenta investigadores de diferentes disciplinas en trabajos conjuntos o individuales, analizando los cambios producidos en la economía argentina como consecuencia del proceso de reestructuración que se viene gestando desde principio de 1970. Desde luego, un escenario complejo vinculado a distintos fenómenos como por ejemplo, recientes procesos de fragmentación territorial, orientación de nuevos flujos migratorios, precariedad e informalidad laboral y desocupación, sumando a esta situación, los efectos de la apertura y la desregulación de la economía que afectan a los procesos productivos locales y regionales. Lo expuesto en este libro permite al lector lograr una idea de los cambios que se están produciendo en el territorio y, a la vez, considerar nuevos aspectos de análisis propuestos por los autores que están vinculados a las consecuencias del proceso de reestructuración socioeconómica de la Argentina.

La primera sección titulada, "Globalización, Reestructuración y Territorios Latinoamericanos", contiene solamente el estudio de Carlos A. de Mattos, de la Pontificia Universidad Católica de Chile, en el cual analiza la dirección predominante de los movimientos de capital tanto internacionales e inter-regionales, identificando los factores decisivos en la localización de las actividades productivas más dinámicas y de la población, con el objeto de mostrar las relaciones de este proceso con la recuperación del crecimiento de las grandes metrópolis. En este trabajo el autor estudia con detenimiento los lugares y sectores de los flujos del capital y, al mismo tiempo, identifica las causas que inciden en la localización de las actividades productivas y su relación con las condiciones de las grandes aglomeraciones. Esta situación traerá aparejada la formación y expansión de los mercados de trabajo, como así también la distribución de la población en el territorio y la recuperación del crecimiento urbano. Finalmente, en base a estos datos analiza las nuevas tendencias a la concentración urbana y la expresión territorial de la expansión productivo-demográfica metropolitana, señalando su dinámica social interna.

Siete trabajos que representan las nuevas dinámicas sociales, económicas, políticas y territoriales generadas en Argentina bajo el impulso de la globalización, se agrupan en la segunda sección denominada "El Proceso de Globalización en Argentina, Reestructuración y Perfiles Territoriales". El primero de estos trabajos de Marisa Duarte, Cecilia Levit y Ricardo Ortiz, explica los antecedentes y el contexto en el que se dio el proceso de globalización en Argentina. En un primer momento, repasan los sucesos de la economía mundial desde la década del sesenta, caracterizada por la trasnacionalización de la economía y la década del ochenta, con el auge del sistema capitalista globalizado que impulsa la concentración del capital y las recurrentes crisis financieras; también analizan la crisis de 1973 y sus consecuencias, entre las cuales, aparece como alternativa la ideología neoliberal. Luego estudia la situación de Latinoamérica en este contexto, señalando que este continente se endeudaba y, simultáneamente, emprendía profundas medidas de reestructuración. Como consecuencia de la transformación mundial en cada país el impacto fue diferente. Los autores se centran en el estudio de los efectos de la globalización en Argentina, que produjo transformaciones por las cuales se aplicaron instrumentos de política-económica y también social como, por ejemplo, la política de promoción industrial, el proceso de concentración y centralización económica y el endeudamiento externo. Analizan luego la crisis de la hiperinflación así como la reestructuración económica y la reconstitución de las bases sociales del modelo de desarrollo. Al concluir los autores expresan que el proceso de cambios económicos de dicho país se dio por dos causas simultáneas: el aprendizaje, luego de una fuerte crisis económica producto de la deuda externa; y el consenso respecto al discurso neoliberal.

Osvaldo Girardin, pone el acento en el papel y la acción de los grupos económicos argentinos que han logrado mantenerse gracias al aprovechamiento de la cuasi-renta monopólica que, por la aplicación de innovaciones tecnológicas y, en este sentido, dicha situación parecería contradecir el éxito del paradigma posfordista. El autor pone en duda la posibilidad de una reestructuración industrial a consecuencia de la incorporación de tecnología en dicho país. Desde otra perspectiva, Alejandro Roffman investiga las repercusiones territoriales específicamente en el ámbito de las economías rurales extrapampeanas. La comunicación, dividida en tres partes, se ocupa primero, de mencionar los factores del modelo dominante que producen una situación paradójica: un proceso general de modernización e incorporación de nuevas actividades productivas y, al mismo tiempo, una marcada destrucción del tejido social (desaparición de actividades productivas, emigración, etc.) En segundo lugar, analiza la función del Estado en los niveles local, regional y nacional a partir del establecimiento del modelo neoliberal y su papel en el crecimiento de las economías regionales. Y, por último, señala posibles escenarios a escala regional que se podrán verificar en el caso que el modelo no se modifique esencialmente o se le realicen ajustes. Finalmente, el autor sugiere una política concertada entre el Estado y los agentes económicos para revertir la grave situación planteada.

A continuación, Daniel Scinelli y Carlos Vacca, estudian el impacto de la globalización en la provincia de Santa Cruz, que consideran con un desarrollo económico similar a la región austral pero diferenciada del resto del país. Estiman que el crecimiento económico luego de puesto en marcha el Plan de Convertibilidad ha sido significativo pero no ha traído aparejado una modificación de la estructura productiva de la provincia y ha mantenido el papel intervencionista del Estado. A la vez, advierten un desigual desarrollo regional, explicando que una de las causas que perjudican a Santa Cruz es la baja densidad demográfica, así como también, su carácter exportador de materia prima. Referidos a la localidad de Caleta Olivia, en el ámbito de la Patagonia María Rosa Cicciari, María Elena D´Amelio, Martha Galaretto y Mariano Prado, a partir de los resultados de encuestas de hogares realizadas por varias instituciones científicas entre 1993 a 1996, revelan la situación ocupacional de la localidad en este período para luego realizar un estudio comparativo de la situación demográfica y laboral, complementando asimismo con un análisis socio-ocupacional. Es decir, intentan enlazar los aspectos estructurales y microsociales de la problemática ocupacional en el contexto de la reestructuración productiva en el Golfo de San Jorge. En el último apartado del libro este grupo de investigadores retoma el tema laboral en esta zona petrolera en dos exposiciones muy interesantes.

Situado en el espacio metropolitano de Buenos Aires, Pablo Ciccolella, analiza las características y consecuencias socio-territoriales que se han impuesto en este ámbito ante la expansión de importantes centros de entretenimiento y consumo y ante el deterioro de la industria como elemento de urbanización. El autor sostiene que se están produciendo nuevos conflictos en la relación sociedad, economía y territorio, como así también, en las pautas de consumo que intensifican la desigualdad social.

Los investigadores Silvia Gorenstein y Gustavo Burachick finalizan la segunda sección del libro analizando los ámbitos rural-urbano del interior de la Provincia de Buenos Aires y la compatibilidad de políticas territoriales que tienen por objeto atemperar el impacto en los mercados de trabajo locales. Los autores pretenden identificar los conceptos del diseño de intervención local-regional en los países subdesarrollados y las características distintivas de las políticas instrumentadas. Realizan un análisis general de la reestructuración territorial en el ámbito de los países desarrollados, observando las vertientes de estas políticas (fortalecer los procesos de desarrollo local, creación de empresas o de promoción del autoempleo). En relación a estos ejemplos, examinan las políticas acción local-regional aplicadas en dicha provincia y observan las compatibilidades.

Referidos a los espacios y sectores de reestructuración productiva son los trabajos de la tercera sección del libro, que se centran en los diferentes procesos de reconversión sectorial y modernización productiva y en sus efectos a escala local-regional. Ana Geymonat, Mónica Regolini y Adriana Vagnola, se proponen en su estudio indagar sobre los factores que limitan la ganadería bovina, los cuales han condicionado el desempeño de la cadena productiva de la carne vacuna en el país, a la vez, describen los factores que han inhibido el cambio tecnológico en la ganadería vacuna. Al finalizar, reflexionan sobre las teorías que relacionan el crecimiento económico y las teorías utilitaristas y ambientalistas; y se preguntan en qué corriente cabe ubicar la agricultura Argentina. Las autoras piensan que este país ha estado cerca del modelo sustentable aunque existan zonas de degradación de los suelos. A la vez, consideran que la ganadería bovina en este país, al combinarse con el cultivo de gramíneas (sistema mixto), se aproxima a los conceptos de sustentabilidad; en los años noventa aparece un acercamiento al modelo utilitarista y analizan el impacto económico y ecológico de este último giro en la actividad productiva. A continuación, Iliana Mignaqui, desde la arquitectura, investiga sobre la dinámica inmobiliaria y las transformaciones metropolitanas en Buenos Aires en los años noventa. Con el subtítulo de "geografía de la riqueza", la investigadora ha observado el proceso de producción y apropiación del espacio relacionando el capital inmobiliario, el financiero, el fundiario y el productivo, que en el proceso de densificación urbana realizan en un espacio-tiempo una estrategia de interés mutuo. El auge de los "barrios cerrados", "countries de altura" y "lofts" en zonas privilegiadas de la metrópoli, manifiesta no solo el cambio urbano sino también la emergencia de un nuevo modelo social de producir, organizar y consumir la ciudad, donde habría incluidos y excluidos. En esta investigación aporta datos empíricos y teórico-metodológicos sobre las particularidades del fenómeno global a escala local, su naturaleza y su impacto territorial. Este estudio profundo, con esclarecedores mapas y cuadros, nos muestra un tipo de análisis muy significativo a la hora de "pensar" el impacto espacial de la reestructuración mundial, señalándonos, a la vez, las relaciones entre los cambios económicos, políticos, sociales, culturales y tecnológicos en un tiempo y espacio.

A continuación, Graciela Gutman explica los cambios producidos en los circuitos de comercialización de productos alimentarios, expresando los resultados de nuevas estrategias planteadas por el sector empresarial de cadenas minoristas en el ámbito metropolitano de Buenos Aires. Entre las transformaciones la autora percibe que en Argentina se manifiestan las siguientes: nuevas formas de venta minorista, establecimiento y expansión de grandes empresas de distribución (Carrefour, Yumbo, Makro), fuerte concentración de los negocios y, al mismo tiempo, desaparición de los pequeños establecimientos. Estos cambios son consecuencia de los efectos de la globalización y la consolidación de bloques regionales y, a la vez, de los procesos de apertura, desregulación y estabilización de la economía. Al concluir, la autora expresa, las tendencias previsibles del comercio minorista de alimentos, dando importancia creciente al papel del Mercosur. Sobre el mismo ámbito, pero referido al sector del transporte público, Susana Kralich, explica los problemas en esta actividad, que concluyen, en situaciones de inequidad que perjudican a la población. En este estudio, analizan las causas y consecuencias de la situación y ponen en debate la necesidad de coordinación y la pertinencia de creación de un ente único con dicho objetivo.

Analizando las complejidades de los procesos que han participado en la reestructuración, Agustín Salvia, realiza un estudio empírico y comparativo de dos enclaves mineros en la región de la Patagonia, específicamente en la muy dinámica área petrolera del Golfo de San Jorge y en el complejo minero y carbonífero de la Cuenca de Río Turbio, en franca decadencia. El autor considera de una importancia fundamental la dimensión local en las evaluaciones del desarrollo económico en los sistemas regionales en el actual contexto económico, al observar en su análisis, que los procesos de reconversión productiva estuvieron lejos de impulsar la modernización y la integración regional, aumentando en cambio la desigualdad social. También sobre la región de la Patagonia pero en relación a los centros urbanos de las provincias de esta región y al sector de la construcción, Marta Panaia, explica que la Argentina ha seguido teniendo en cuenta en el sector de la construcción la mano de obra inmigrante, en su mayoría de origen limítrofe, a la que no puede atender con los recursos locales. Estima en base a su análisis que actualmente el sector pasa una situación crítica que se compensa con soluciones como por ejemplo, la autoconstrucción, las acciones de las cooperativas y asociaciones barriales, así como también, la formación de mercados comunes de productos y de trabajos que atemperan la crisis.

Roberto Bustos Cara, Nidia Formiga, Silvia Marenco y Sandra Tonellotto, interesados en la relación empresa-territorio en el caso de Bahía Blanca ante el contexto de la globalización, consideran que si se le diera al territorio las características de actor, negociador y gestor, se podrían modificar actitudes desde lo local. Centran su atención en las empresas bahienses para las cuales la posibilidad de deslocalización forma parte de su propia estrategia. Utilizan los conceptos de plataformas, estructuras y anclajes en economía en el esquema de explicación. Concluyen insistiendo en la necesidad de crear un complejo empresarial que implique empresa y territorio con capacidad de gestión, con plasticidad y, al mismo tiempo, con capacidad de aprendizaje colectivo. El último artículo de la tercera sección, es autoría de investigadores de la universidad nacional del Comahue, que están interesados en los cambios en el desarrollo observados en la provincia de Neuquén, que manifestó cierta continuidad en el modelo de desarrollo durante treinta años (1960-1990). Ante los cambios consecuencia de la política económica del país, se han dado alteraciones que definen transformaciones en los agentes económicos, el mercado laboral, las reivindicaciones regionales, el protagonismo de las sociedades locales, el papel municipal y la intensificación de los problemas ambientales. Así, proponen analizar variables como la sustentabilidad ecológica, ambiental, social y política. Abordan tres procesos centrales y relacionados entre sí: la transformación y complejidad del circuito económico petrolero, la sostenibilidad ambiental y el proceso identitario.

La cuartas sección del libro, titulada "Reestructuración y Repercusiones Laborales en Ciudades y Regiones", agrupa las investigaciones que ponen el acento en los efectos de la globalización y la reestructuración en los mercados laborales y regionales. En este sentido, Carlos Abaleron estudia el caso de San Carlos de Bariloche y su situación laboral en temporada alta (verano) con varios objetivos: comparar las situaciones desde 1982 a 1997, especificar las situaciones de los subgrupos desfavorecidos por la desocupación, asociar esta última al espacio demográfico y relacionarla con la pobreza estructural. En las interpretaciones provisionales el autor sostiene que la tasa de desocupación en período estudiado se ha multiplicado mas de doce veces y afectado mas a las mujeres que a los hombres. Al mismo tiempo, percibe los cambios en la hotelería de la zona, las consecuencias de los incendios, la falta de nieve y la aparición del Hantavirus como causas que han puesto en crisis el sector de la población que vivía del turismo. A esta situación, suma las dificultades en las instituciones científicas de la zona, el problema habitacional y otros. En resumen, considera que las políticas de ajuste estructural agravan tendencias históricas, y que en los noventa que aparecen nuevos pobres en un paisaje que solo es bello para los turistas.

Por otro lado, Carlos Baetti y Agustín Salvia, expresan los cambios en el mercado rural de trabajo producidos desde la década de 1980 en la Patagonia Austral, específicamente en la provincia de Santa Cruz, sobre la cual el Estado nacional aplicó diferentes políticas con el objeto de incorporar tecnología y reconvertir los sistemas de producción. Consideran los autores que los beneficios de estas políticas no se reflejan en la estructura laboral de las provincias ni en lo que ellos llaman el "producto brutos geográfico" del sector. En sus conclusiones señalan que el modelo de producción está en peligro debido al proceso de desertificación; el agotamiento del recurso natural es la causa principal de la precariedad laboral, al mismo tiempo existe una marcada tendencia a la expulsión de mano de obra y escaso nivel tecnológico en los establecimientos. Además, el éxito de la reconversión laboral ha dependido de condiciones que debe llevar a cabo el Estado; asimismo, la oferta, la demanda y el sector ganadero ovino no han permitido que el Estado abandone el papel de regulador de sus deficiencias.

También en la Patagonia, y nuevamente sobre la localidad de Caleta Olivia, el grupo formado por Rosa Cicciardi, Mariano Prado y Julio Romero analizan la demanda laboral. A continuación sobre la misma localidad María D´Amelio, Martha Galareto y Mariano Prado investigan los efectos negativos de la reestructuración realizada entre, 1993 y 1995, época en la que se acentuó el desempleo y la precariedad laboral. Piensan que en estos años el desarrollo de la zona norte de Santa Cruz aumentó junto con el empleo, aunque el desempleo no disminuyó. Encuentran como uno de los argumentos explicativos de la situación la poca mano de obra que necesita la producción de gas y petróleo, característica en la zona, y la demanda de mayor capacidad en el personal que las empresas solicitan. Tanto factores de orden productivo como demográfico no permiten que el mercado de trabajo pueda retener la oferta debido, a la falta de dinamismo de la producción. En los últimos tiempos el mercado laboral se muestra frágil, con una fuerte subocupación y, mientras, este dependa solamente de la actividad petrolera existen pocas perspectivas de cambio.

Siguiendo con el tema del empleo en la Argentina, y para concluir, los dos últimos trabajos se refieren al mercado laboral en Bahía Blanca. Silvia Morresi y Liliana Ceroni desde la economía, utilizan indicadores demográficos y socioeconómicos con el objeto de aportar consideraciones sobre la evolución económica del espacio bahiense y su zona de influencia. Corina Iglesias, Elisa Quartucci de la Universidad Nacional del Sur, plantean la situación del mercado laboral en Bahía Blanca entre 1991, que corresponde a la puesta en marcha del Plan de Convertibilidad hasta 1995. Advierten que dicha situación no escapa a acontecimientos semejantes producidos en otras aglomeraciones urbanas: expulsión de mano de obra en el sector público y privado y una creciente tendencia a la participación femenina (trabajador adicional) en el mercado laboral, con el objetivo de mantener la renta.

En general la obra, como se puede observar, muestra el predominio del interés por ciertas zonas del país de las cuales provienen los investigadores. Sin embargo, nos permite tener un panorama certero de lo acontecido ante el fenómeno de la globalización y luego de la reforma económica traducida en el plan de convertibilidad en Argentina y sus efectos en varios sectores de la producción, del trabajo y en el territorio. Queda la esperanza de que trabajos como este animen a la discusión y al debate académico, como así también a la puesta en marcha de acciones conjuntas que permitan superar las dificultades. A la vez, pienso que dichas acciones deben tener en cuenta, ante todo, la opinión de los actores sociales lo que esto se refleja desde luego como preocupación en algunas de los trabajos expuestos. Por último, está planteado el desafío a los investigadores de las regiones que no están presentes en la obra de intervenir con sus análisis e investigaciones, aportando datos sobre las particularidades locales, con el objeto de ampliar la comprensión del proceso en la Argentina, en particular, y en Latinoamérica, en general.

© Copyright Maria Cristina Hevilla 1999
© Copyright: Biblio 3W 1999



Volver al índice de Biblio3W

Menú principal