Educación y comunidad

En el contexto actual es evidente el reconocimiento de la educación como un proceso que se da a lo largo de la vida y que se produce de forma intencional en diversidad de espacios y con multiplicidad de formas. Esto conlleva una multiplicidad de espacios y profesionales que de alguna manera tienen un impacto educativo en la vida de las personas y de unas comunidades cada vez más complejas y globales.

Dentro del marco de responsabilidad social de la universidad, la sección de Educación y Comunidad quiere ofrecer, desde una perspectiva global-local y dentro del marco de los ODS, acciones para el desarrollo profesional de las personas que de manera directa o indirecta tienen un impacto educativo en la ciudadanía.

La sección quiere ofrecer espacios para avanzar, de forma colectiva, en la mejora de la calidad de vida y en la construcción de una ciudadanía activa y comprometida, actualizando el conocimiento de los profesionales que tienen un impacto formativo en los miembros de la comunidad . Quiere, también, poder trabajar las competencias y actitudes en relación con los cambios que operan a escala social combinando los conocimientos que emergen desde la investigación, desde la universidad, con los que emergen desde los actores comunitarios.

En el desarrollo profesional no podemos olvidar el profesional como persona. Los profesionales que trabajan con personas tienen un desgaste emocional que está vinculado a su labor profesional y que no siempre se tiene en cuenta. Desde la responsabilidad ética queremos trabajar las estrategias de cuidado y autocuidado de los agentes educativos. Queremos abordar esta cuestión ofreciendo formación a los agentes educativos, especialmente a los profesionales que trabajan con personas que se encuentran en situaciones de vulnerabilidad o riesgo social.

 

Objetivos

Objectivos generales

  • Contribuir a la mejora y actualización de los conocimientos y las competencias profesionales en ámbitos sociocomunitarios.

Objectivos específicos

 

  • Colaborar con entidades y profesionales de entornos socio-para promover la innovación y la calidad en el desarrollo de acciones socioeducativas sobre el entorno y el territorio nacional e internacional.
  • Promover y colaborar en innovaciones y estudios para favorecer el desarrollo profesional permanente en el ámbito sociocomunitario.
  • Reforzar el papel de la universidad respecto a su responsabilidad social mediante la relación con entidades y organismos del ámbito sociocomunitario.

Programes

Proponemos algunos ámbitos programáticos que permitan abrir espacios de colaboración con la comunidad para poder mejorar las capacidades y competencias de las personas que, en su tarea cotidiana, contribuyen a la formación de la ciudadanía y el desarrollo de la comunidad.

  • Salud

La comprensión de la salud como la entiende la OMS y desde la salutogénesis como proceso de desarrollo continuo implica que las personas descubran sus propias fuentes de salud y decidan por sí mismas que tienen que hacer para mantenerla.

Esto requiere una tarea educativa / formativa de los agentes de salud, que los convierte en agentes educativos en el ámbito sociocomunitario. En este sentido, se quiere ofrecer un espacio a los profesionales de la salud para desarrollar competencias que permitan introducir cambios en la forma de hacer y que produzcan cambios en el contexto.

  • Trabajo (inserción y orientación sociolaboral)

Hay una serie de profesionales que se dedican a la orientación, la formación y el acompañamiento en la inserción sociolaboral, que son tareas fundamentalmente educativas, que en muchos casos requieren, además de los conocimientos específicos del ámbito laboral, complementar la formación con estrategias socioeducativas y otros de carácter pedagógico. Además, hay otros elementos que hay que incorporar, fruto de los constantes cambios de una sociedad compleja.

  • Inclusión y cohesión social

Se quieren desarrollar de forma compartida acciones formativas que permitan mejorar o innovar en estrategias que permitan el mantenimiento de la autonomía de las personas y la promoción de sus capacidades, y diseñar contextos de aprendizaje que favorezcan el desarrollo social inclusivo.

También se quieren ofrecer a los profesionales de la educación, la salud, el ocio y la cultura unos conocimientos y un desarrollo de competencias que permitan mejorar la convivencia, favorecer la participación social y desarrollar el trabajo en red, de manera que puedan contribuir a generar aprendizajes en la ciudadanía que faciliten la inclusión y la cohesión social.

 

Acciones

  • Formación de formadores.
  • Formación de profesionales del ámbito sociocomunitario.
  • Promoción de la innovación.
  • Asesoramiento a instituciones y entidades.
  • Certificación de la formación.