Universidad

La Sección de Universidad es responsable de programar el Plan de formación del profesorado de la UB, para cumplir el precepto estatutario que recoge como derecho del PDI «tener acceso a la formación permanente, con el fin de garantizar la constante mejora de la tarea docente e investigadora ».

La actividad de formación dirigida al profesorado de la UB se aplica tanto a la docencia y la gestión como en la investigación y la transferencia del conocimiento, y cuenta con la participación de los centros a través del Consejo de Coordinación de Formación de Centros.

Forma parte también de las funciones de la Sección de Universidad colaborar con otras instituciones para la organización de todo tipo de actividades relacionadas con el profesorado universitario.
 

Objectivos

La Sección de Universidad tiene como objetivo general impulsar la profesionalización del profesorado y contribuir a la mejora de la calidad de la docencia universitaria, a través del diseño, la organización y la gestión de la formación permanente, y del asesoramiento, la información y la asistencia técnica al PDI.

Programes i oferta formativa

1. Programa de formación en docencia

Promover una docencia de calidad debe ser una prioridad para todas las universidades y es una tarea compleja y exigente para el profesorado. Ser un profesional eficiente requiere la adquisición de unas competencias docentes básicas, que se irán ampliando y mejorando a lo largo de la carrera docente universitaria a través de un proceso continuado de formación. De este modo, el profesorado podrá adaptarse a los nuevos retos y exigencias de la actividad docente y ejercer de forma adecuada.
Dentro de este programa hay ofertas diferenciadas:

- Formación para el profesorado UB de nueva incorporación
- Master en docencia universitaria para el profesorado novel
- Formación permanente en docencia
- Plan de formación en idiomas para la internacionalización de la docencia

2. Programa de formación en investigación y transferencia

La formación en investigación y transferencia del conocimiento debe contribuir a desarrollar las competencias generales y transversales para una buena práctica investigadora. Debe ofrecer formación y recursos que ayuden al desarrollo de la labor investigadora para continuar creando conocimiento y mejorar la transferencia y la difusión.
En el entorno investigador, la creciente competitividad para la financiación, la complejidad de los proyectos de investigación y la necesidad de participar en redes pide buenos investigadores, que tengan también buenas habilidades para la dirección de proyectos y la coordinación de los equipos que los desarrollan y de la divulgación y la transferencia del conocimiento científico.

3. Programa de formación en gestión

La gestión universitaria se hace cada vez más compleja y, por tanto, requiere que el profesorado con cargos directivos en la universidad, los centros o los departamentos, así como con responsabilidades en la dirección y coordinación de postgrados, másters y grupos de investigación, tenga una mejor preparación. Este profesorado acaba llevando a cabo tareas de gestión que inicialmente no formaban parte de sus prioridades, más centradas en la investigación y la docencia. Saber afrontar estas responsabilidades con eficacia implica un ahorro de tiempo y trabajo, al tiempo que disminuye el estrés al que se encuentra sometido este profesorado. Hay, pues, una formación específica que facilite la toma de decisiones, que permita incorporar herramientas innovadoras de apoyo a la dirección y gestión, y proporcione espacios de intercambio de experiencias que apoyen el desarrollo de las buenas prácticas en gestión. Los retos de futuro se centran en explorar nuevas temáticas y metodologías propias de la gestión estratégica de instituciones universitarias.