FRÁGIL

lgunas palabras tienen (o resuenan) tal como aquello que denotan. “Frágil” es también una palabra frágil, quebradiza, entre una A irruptiva y una I que se licúa al final. Suena como el cristal cuando se parte, como la porcelana rota o el papel de arroz que se rasga al abrir el paquete.

Frágiles suelen ser algunos vínculos o compromisos; o la vida misma cuando de pronto se cumple lo que alguna vez fue un riesgo.

(Tan fatal.)

Uno mismo es muy frágil allí dentro, donde está lo que no se ve.

(Tan frágil eres que hay momentos en que te asombra comprobar que sigues con vida.)

Comments are closed.

Post Navigation