SIMPATÍA

¿Qué es la simpatía?

Diderot escribe:

Es este impulso veloz, súbito, irreflexivo, que toma y une dos seres el uno al otro, a primera vista, de golpe, en el primer encuentro; porque la simpatía, incluso en este sentido, no es una quimera. Es el atractivo momentáneo y recíproco de alguna virtud. De la belleza nace la admiración; de la admiración, la estima, el deseo de poseer, y el amor. (Œuvres Esthétiques,Essais sur la peinture III. París: Éditions Garnier Frères, p. 700)

Etimológicamente, el término simpatía procede del latín simpathía, y este del griego συμπ?θεια(sympatheia), palabra compuesta de συνπiσχω + = συμπiσχω, literalmente “sufrir juntos”, “tratar con emociones”.

Diderot, parece tomar en cuenta la noción común del término simpatía relacionada con una comunidad de deseos y sentimientos positivos. La simpatía no es una quimera, –afirma–, es decir, no es aquello que se propone a la imaginación como posible o verdadero, no siéndolo; sino un atractivo mutuo, un deseo y una inclinación afectiva que se da de manera espontánea. Pero, lo que no ha tomado en cuenta, es otro sentido que subyace en la etimología de la palabra en griego, que también implica “sufrir juntos” o “sufrir con”. “Sufrir con” implica que yo sepa ver al otro como otro e incluye una cierta convergencia, un poder escuchar lo que afecta a otro, aunque yo no esté afectado por lo mismo. Implica, no sólo poder conversar o dialogar, sino poder “oír” su silencio. ¿A qué se debe el que no podamos acompañar al otro cuando sufre? ¿Cuál es la razón de no poder callarse? Gadamer sostiene que:

El no oír y el oír mal se producen por un motivo que reside en uno mismo. Sólo no oye, o en su caso oye mal, aquel que permanentemente se escucha a sí mismo. (Verdad y método. Salamanca: Edics. Sígueme, 1998, p. 209).

Es decir, podemos pensar que la simpatía implica no sólo tener una comunidad afectiva y positiva con otro, también implica un hacerse capaz de apertura al otro y viceversa, cuando el sentimiento está relacionado con algo que hace sufrir. Cuando este atractivo es recíproco, tanto en un polo positivo como negativo, uno siente que la vida nos ha regalado una presencia del otro auténtica.

Otra manera de decirlo es como lo canta el trío Simpatía con su canción: Con tres palabras. La letra dice así: Con tres palabras, te diré, todas mis cosas. Las tres palabras son: ¡Cómo me gustas! Para escuchar la canción, ir al enlace:

http://espanol.video.yahoo.com/watch/4889155/13029552

Comments are closed.

Post Navigation