Referencia bibliográfica: 

Aritzeta, Margarida (1990). El correu de Trípoli. Barcelona: La Magrana. ISBN: 84-7410-499-8 

Autora: 
ARITZETA, Margarida
Año de publicación: 
1990
Lengua original: 
Catalán
Nombre Subgénero: 
Investigadoras/es: 
Su nombre real es Roger Planes, pero todo el mundo lo llama Sam a raíz de haberse comparado, por su empleo –que tiene cierta relación con la investigación–, a Sam Spade (protagonista de "El halcón maltés", de Dashiell Hammett). No es detective sino que trabaja haciendo informes comerciales en un prestigioso despacho de Tarragona, junto a sus socios Ricard y Carme. Es soltero, vive solo y se desplaza siempre en moto. Le gusta hacer deporte, escuchar música clásica, la buena comida y el buen vino.
Víctima(s): 
Clara. Es una chica joven y abierta a quien Sam conoce del gimnasio. Vive y trabaja en una tienda del mismo barrio que Irma. Sam acude a Clara para pedirle ayuda para localizar a Irma y, pese a que la primera le advierte de que la otra es alguien que no le conviene, accede a ayudarlo. Ya que tiene que salir un momento a por unas bombillas de yodo para la tienda, acuerdan que pasará por casa de Irma a preguntar por ella y le informará. Horas más tarde un vecino la encuentra asesinada sobre un montón de cajas en el almacén, en la parte posterior de la tienda.
Carles Bernal. Se presenta en el despacho de Sam como el responsable de Relaciones Comerciales de la Comercial Alimentaria S. A. Es un hombre joven, bien vestido y educado, que intenta persuadir al protagonista para que realice un informe favorable de la empresa. Sam se entera de su muerte leyendo el periódico.
Sospechoso(s): 
Irma. Es una chica joven, de melena rubia y muy atractiva. Sam la conoce una tarde en el Moto-club, un bar cercano a la oficina, al que se desplaza al salir de trabajar y toma una cerveza. Irma intenta entablar conversación con Sam, pero éste la esquiva reiteradamente, intranquilo por las dudas del informe que está realizando. Sin embargo, finalmente cenan juntos. Ella se presenta como enfermera y, al final de la velada, le confiesa que el suyo no ha sido un encuentro fortuito: la chica lo ha buscado para pedirle ayuda. Le explica que su padre ha desaparecido y se ha llevado algo –que Irma no especifica– de gran valor. Sam, indignado, se niega en rotundo a implicarse en el asunto, pero su atracción por Irma le hará ceder. Pronto se da cuenta de que la joven sabe mucho más de lo que dice.
Desconocido del ascensor. Golpea a Sam en el estómago y le advierte que deje de meterse donde no debe. Es descrito como un hombre bajo. Al marchar se sube a un coche blanco, conducido por otro hombre. Más adelante Sam vuelve a verlo junto a Irma, en un pub. El individuo es un hombre árabe que llega al puerto de Tarragona como parte de la tripulación del barco “Trípoli V”, y una vez allí desaparece de la embarcación sin dejar rastro. Se llama Abdul.
Otros personajes : 
Carme. Es, junto a Ricard, la socia profesional de Sam, y amiga de confianza. Trabajan juntos desde hace años en la empresa de informes comerciales. Es descrita como una mujer optimista y enérgica, y como el “hada protectora” del protagonista.
Ricard. Es, junto a Carme, el socio profesional de Sam. Es un hombre serio, paternal e influyente, que intercede en favor del protagonista cuando éste se convierte en el principal sospechoso de la policía por la muerte de Clara, y también cuando es interrogado en Alicante. Asimismo consigue que los medios de comunicación no mencionen el nombre de Sam como investigado. Sam, para esconder a Irma de la peligrosa gente que presuntamente la busca, reserva una habitación a nombre de Ricard en el hotel más caro de Tarragona, cosa que éste le recrimina, porque está casado y daña la imagen de la empresa. Suele ser, de los tres amigos, quien sermonea y aporta sensatez.
Eusebi Forest. Es el padrastro de Irma. Aunque tiene 75 años y es jubilado, trabaja en negro en un supermercado Bon Preu para ganar algún dinero extra. Cansado de los malos tratos y humillaciones de su mujer, decide desaparecer cuando cobra el dinero de una herencia familiar, y se lleva –según Irma– algo consigo de gran valor en una caja.
Madre de Irma. Es la segunda mujer de Eusebi Forest, a quien maltrata y confisca todo el dinero que ingresa. Es mucho más joven que él y lo humilla constantemente llamándole “viejo baboso”. Los vecinos del barrio los oyen cada vez que discuten, gritan y se pegan, y por ello son gente mal vista. Es descrita por diversos personajes como “una bruja”. Tiene dos hijos, Irma y su hermano.
Hermano de Irma. Es un chico robusto pero con deficiencias intelectuales. A raíz de una caída por las escaleras, va en silla de ruedas y está siempre contemplando el exterior tras la ventana del segundo piso. Su madre y él cometen incesto.
Xema Alcàsser. Director gerente de Naviliera del Sol S. A., en Alicante, compañía independiente de transporte marítimo. Es un hombre pequeño, amable y pulcro, de gusto exquisito en la decoración y la indumentaria. En su despacho luce un gravado espléndido del siglo XIV.
Mentxu. Es la secretaria de Naviliera del Sol S. A. Recibe y atiende a Sam en Alicante. En un primer momento se identifica con el nombre de señorita Rosa, y no es hasta más tarde que Sam –que también se presenta ante ella con una identidad falsa para obtener información– descubre que su nombre es Mentxu, que es la sobrina de Xema Alcàsser y que era la pareja del fallecido Carles Bernal. Sam destaca sus labios rojos.
Espacio(s) y descripción: 
Tarragona. Es el espacio principal de la trama. La ciudad es ampliamente descrita: su núcleo urbano, el puerto, la periferia y los polígonos, los accesos, el clima.
Alicante. Sam se desplaza allí en avión tras la falsa pista de Irma. Es descrita como una ciudad muy turística, llena de alemanes y de palmeras, y con mucho tráfico. También se menciona el castillo y las chabolas que pueblan la colina. Es en una de ellas donde retienen a Sam después de apalearlo, ligado de pies a cabeza por la espalda y silenciado con sus calcetines en la boca.
Monòver (pueblo de la provincia de Alicante). Mentxu, tras rescatar a Sam del secuestro en la chabola, lo esconde allí, en casa de una pareja de amigos, para que se recupere de la paliza recibida.
Barcelona. Sam encuentra allí al desaparecido Eusebi Forest, instalado en el hotel Colon, delante de la catedral. Los espacios que se mencionan, concretamente, son la estación de Sants, el boulevar Rosa de Paseo de Gracia con calle Mallorca y el hotel Colon.
Forma de muerte: 

A Clara la degüellan y le rasgan la ropa. Le separan las piernas y le clavan, en la entrepierna, una gran bombilla eléctrica, que se rompe y cuyos trozos de cristal se clavan en la carne. Además, revientan la caja de bombillas que Clara había salido a comprar.

Carles Bernal es asesinado por la misma gente que acaba con la vida de Clara, aunque oficialmente muere en una carrera ilegal de motos en la autovía de Salou. Se desconoce la forma exacta de muerte.

Violencia de/contra la mujer: 

El asesinato de Clara incluye una acción denigrante relacionada con su condición de mujer: la violación con una bombilla.

Autor/Autora de la ficha: 
Catalina Mir Jaume (cc by-nc-nd)

Si quieres saber quien es el(los) Criminal(s) clica aquí

Carles Bernal, el árabe y un grupo de hombres a sus órdenes extorsionaban a la Naviliera del Sol S. A. para, con una de sus lanchas, traficar con todo tipo de armamento y municiones, que escondían entre las cajas con provisiones compradas al supermercado Bon Preu. Utilizaban, pues, la empresa naviera como tapadera para sus negocios. El árabe y sus subordinados matan a Carles Bernal cuando éste se niega a aceptar ciertas condiciones. Cuando Sam descubre una lancha llena de armas en el puerto de Alicante, llama a sus socios Ricard y Carme para que den aviso a la policía. La lancha es interceptada poco más al norte de la ciudad. Los traficantes se resisten al arresto, y son ametrallados. Esta banda criminal es la misma que busca el paquete desaparecido y que tiene a Irma bajo amenaza de muerte si no se lo encuentra, de ahí que la chica busque la ayuda de Sam sin contarle toda la verdad. Clara es asesinada por miembros de este grupo. Al verla salir de la casa de Irma con una caja –que en realidad contiene bombillas de yodo–, los criminales se confunden: piensan que es Irma con el paquete que buscan. Eusebi Forest se suicida al verse acorralado por Irma y algunos miembros de la banda. Los lleva hasta la catedral de Tarragona haciéndoles creer que allí está escondida la caja, y que necesita una cuerda y una escalera, y se cuelga del gancho de una lámpara. En realidad, en ningún momento ha tenido en sus manos el misterioso paquete; éste estaba escondido en la chimenea del edificio donde vive la familia de Irma. Su hermano es quien lo había ocultado ahí. Cuando Irma lo descubre, corre hacia su casa para intentar recuperar la caja. Inicia una persecución con su hermano hasta el tejado del edificio, desde el que cae y muere. También mueren, en un forcejeo, la madre y uno de los hombres que acompañan a Irma. El hermano es detenido por la policía. Antes de ser detenido ha abierto y vertido el contenido del paquete: bolsas con un polvo blanco que no se especifica claramente qué es, aunque se da a entender que se trata de heroína.

Investigadoras/es: 

Sam trabaja elaborando informes comerciales en un reputado despacho de Tarragona. Cuando recibe el encargo de investigar a la Comercial Alimentaria S. A., enseguida detecta que hay algo, en el historial de la empresa, que no cuadra: es aparentemente solvente pero paga siempre las facturas con retraso, sin preocuparse por la consecuente pérdida de clientes y proveedores. Mientras sigue empeñado, por orgullo profesional, en aclarar el asunto, Sam se cruza con diversos personajes que complican cada vez más su investigación, y que alejan el caso de lo estrictamente comercial y financiero: la joven y misteriosa Irma, cuyo padre ha desaparecido; el representante de la Comercial, Carles Bernal, que intenta sobornarle para que escriba un informe satisfactorio; y un desconocido que, al salir del ascensor de la oficina, le propina un puñetazo en el estómago a modo de “aviso amistoso” para que deje de meterse donde no debe.

Compartir la novela

Facebook Twitter Vimeo Share to Stumble Upon More...