Presentación

El Observatorio del Sistema Penal y los Derechos Humanos (OSPDH) de la Universidad de Barcelona esta integrado por profesores/as, estudiantes, licenciados, posgraduados y profesionales que mediante actividades de investigación, docentes y de observación de las instituciones del sistema penal trabajan para la cultura de los derechos humanos, defensar los derechos y libertades de las personas y fortalecer los principios y valores del Estado democrático de derecho.

El Estado de derecho y la democracia se encuentran hoy en una encrucijada. La hegemonía político-cultural de un neoliberalismo populista , las políticas de seguridad, vigilancia y control de los Estados y el nuevo orden social de la globalización capitalista están poniendo en cuestión los pocos avances logrados por las culturas de los derechos humanos y de la democracia, especialmente en los países occidentales. El Estado de derecho sufre una progresiva y sutil conversión en un Estado legal-guardián . Bajo la máscara de la legalidad, los derechos humanos y la democracia aumentan las desigualdades, el panóptico carcelario se hace más grande, se erigen nuevos muros para la exclusión, crece la represión y el control y actúan nuevos poderes sociales clandestinos e invisibles.

El OSPDH focaliza su mirada en fenómenos como: la extensión del sistema penitenciario, el aumento del uso de las penas privativas de libertad, los malos tratos y la tortura, el internamiento y la expulsión de personas extranjeras, la violencia de género, las ordenanzas municipales de vigilancia y orden público, la cultura del miedo, el encarcelamiento de jóvenes y menores, las políticas de " tolerancia cero", la Europa fortaleza, la fragmentación del sistema penal en subsistemas administrativos, las políticas de emergencia, la creación de cárceles secretas e ilegales, el desarrollo de las culturas de la inseguridad y del enemigo en las instituciones del Estado de Derecho, las medidas alternativas para la resolución de los conflictos sociales, la llamada justicia de proximidad, el papel desarrollado por la jurisdicción dentro del sistema penal y la consolidación de las culturas del castigo, control y exclusión dentro de las instituciones del Estado, de forma especial del sistema penal. El OSPDH busca dar herramientas para que las personas y organizaciones sociales gozen de más poder y tengan los instrumentos necesarios en su lucha por los derechos, la libertad, la democracia y la justicia. Lograr que todo ser humano, con independencia de su sexo, etnia, religión, ideología y nacionalidad, sea reconocido y respetado como una persona con derechos requiere que las personas sean verdaderamente autónomas, independientes y libres ante los poderes sociales, especialmente ante Estado y el sistema penal.

Dos campus d'Excel·lència Internacional