3.12 Características de los canales psicofísicos

Una vez establecida empíricamente el hecho de que en el S.V.H. existen diferentes canales de procesamiento psicofísico de los patrones estimulares, era preciso investigar cuestiones tales como Âżcuántos canales hay?, Âżcómo operan?, Âżen qué dominio (espacial, frecuencial, o en ambos) se distribuyen?, Âżqué porción del plano de Fourier cubre estos canales? y Âżcuál es su ancho de banda en frecuencia espacial y en orientación?.

Hasta el momento presente no existe unanimidad en las respuestas a estas preguntas y las investigaciones realizadas reflejan importantes desacuerdos entre las estimaciones de unos y otros autores. Y es que el número de canales, su anchura de banda en frecuencia y en orientación, etc., son interdependientes. En efecto, parece probable que el número de canales dependerá del ancho de banda de cada canal, al objeto de que se recubra todo el plano espectral al que es sensible el S.V.H., esto es, un casquete esférico de un radio de unos 60 ciclos/g.a.v.. En otras palabras, a un mayor ancho de banda le corresponde un menor número de canales y viceversa. No obstante, si la banda de frecuencias a la que es sensible cada canal es muy ancha, entonces estos canales serán menos selectivos a la frecuencia, aunque más precisos en la localización espacial; mientras que si la banda es estrecha, entonces los canales serán más selectivos, pero también menos precisos en la localización espacial.

Las estimaciones del ancho de banda parecen verse afectadas por el paradigma experimental utilizado, ya que unos (adaptación y enmascaramiento) producen sobrestimación, en tanto que otros (suma sub-umbral) producen infraestimación. Suele aceptarse, que como resultado de promediar las diferentes esimaciones, los canales presentan una moderada banda estrecha . Según Watson (1982) esta anchura de banda es de 1 octava (la frecuencia más alta a la que es sensible está en razón 2:1, respecto a la frecuencia más baja). Este autor considera que los canales cubren entre 0,25 y 32 ciclos/g.a.v., por lo que resultan ocho canales de frecuencia espacial con un ancho de 1 octava en el S.V.H.

Según Wilson (1983), existirían seis canales, centrados en las frecuencias 0.8, 1.7, 2.8, 4, 8 y 16 ciclos/g.a.v., con una anchura de banda que fluctúa entre 1.3 y 2 octavas..

Respecto a la anchura de banda en orientación, las estimaciones se cifran en torno a 30Âş en el punto medio de la curva en la que se representa el ancho de banda, aunque otros autores (Campbell y Kulikowski, 1966) lo establecieron en 45Âş.

No obstante, Daugman (1984) señala que estas mediciones no tienen tanto interés como el hecho de conocer que porción del plano de Fourier cubre cada canal psicofísico. Dicho autor señala que los canales psicofísicos pueden describirse como filtros paso-banda, limitados tanto en frecuencia como en orientación. Así mismo, mostró que las células simples parecen ser el soporte neurofisiológico de estos filtros y que las funciones Gabor-2D son las que mejor las modelizan, ya que son las que mejor se ajustan a sus datos. Curiosamente, Watson, Barlow y Robson (1983) observarón que el tipo de estímulo que mejor detecta el S.V.H. es una representación en niveles de gris de la función Gabor-2D (véase Figura ?).