5.1 El Estructuralismo

El iniciador de la psicología científica, W.Wundt (1832-1920), partió de la aplicación del método introspectivo y la auto-observación al estudio de los contenidos de la conciencia en el laboratorio de Leipzig. Para Wundt la Psicología es ciencia experimental y, por consiguiente, la introspección o la experiencia se han de producir en condiciones controladas experimentalmente (Caparrós, 1980). Distinguía Wundt tres contenidos de la conciencia y de ahí el caracter analítico, elementarista y atomista de su psicología: 1) Sensaciones, fenómenos mentales resultantes de la elaboración subsecuente a la estimulación de los órganos de los sentidos. 2) Imágenes, sensaciones experimentadas sin presencia del estímulo ni estimulación sensorial. 3) Sentimientos, emociones referidas al mundo subjetivo.

Según Wundt, las sensaciones se combinan mediante las leyes de la atención y en base a determinados principios de conexión sensorial (asociacionismo), formando agregados. Las imágenes procedentes de experiencias previas también forman parte del agregado. Concebía la percepción como una mera experiencia inmediata o respuesta consciente y distinguía en la conciencia el campo y el foco, los cuales determinaban los estados de conciencia, según los contenidos cayesen bajo el foco de la conciencia (apercepción) o estuviesen fuera de él. Lo que es apercibido es lo que recibe atención, y la apercepción, a diferencia de la asociación, es activa y organiza los variados datos sensoriales en totalidades a través de una 'síntesis creativa'. Toda percepción siempre posee un significado para el sujeto.

Según su discípulo Titchener, el significado surge del contexto formado por las sensaciones e imágenes, algunas de las cuales forman un núcleo y otras el contexto. Titchener considera la experiencia como un fenómeno de la conciencia, la cual es la suma total de los procesos mentales. Para Wundt, la conciencia era un flujo permanente en continua actividad y cambio.