5.5 Críticas a la psicología de la Gestalt

Entre las críticas que fueron formuladas a esta concepción de la Psicología destacaremos cuatro:

En primer lugar, los gestaltistas no probaron sus leyes experimentalmente, ya que utilizaban el método fenomenológico, consistente en mirar la figura y verla por misma. Evidentemente, esto no nos informa del proceso perceptivo implicado en la organización perceptual, ni precisa los parámetros de las leyes, Âża qué distancia han de estar dos elementos para que actúe la ley de la proximidad?, Âżcuán parecidos han de ser para que intervenga la ley de la semejanza?, etc. Por esta razón, las leyes de la Gestalt no podían ser aceptadas más que como simples descripciones de los fenómenos de agrupamiento, pero con escaso valor explicativo. Investigaciones más recientes (I. Rock, 1973; Pomerantz, 1981; Kubovy y Pomerantz, 1981; Palmer, 1982; Humphreys, 1984; Ginsburg, 1986; etc.), desde la aproximación perceptual (cognitivo), desde la aproximación psicofísica y desde la I.A. (Inteligencia Artificial) se están ocupando de ello.

La segunda crítica, también dirigida hacia las leyes del agrupamiento perceptual, sitúa su blanco en el hecho de que estas leyes sólo las aplicaron a representaciones bidimensionales de estímulos geométricos y, en ningún momento, fueron aplicadas a objetos sólidos tridimensionales de la vida real. ÂżQué leyes intervienen en estas condiciones, determinando nuestra percepción de totalidades?.

La tercera crítica apuntaba al citado 'isomorfismo psiconeurológico' que postulaban. Experimentalmente, desde la neurofisiología no se ha encontrado la menor evidencia, de este supuesto responsable de la organización perceptual.

Finalmente, la cuarta crítica se dirige hacia la idea de que sólo intervienen las experiencias pasadas y las interpretaciones de los datos sensoriales cuando el estímulo no se halla claramente estructurado o es ambiguo (nubes, manchas de tinta, etc.). Tampoco considera la influencia del contexto en la percepción, informándonos de qué patrones son más probables de hallar en cada contexto particular.
 



Figura 17.



No obstante, es preciso destacar que, en el momento presente, existe un creciente y renovado interés por el punto de vista gestáltico y la problemática que plantearon, si bien ahora se abordan desde una metodología experimental. Buena prueba de ello son los trabajos de prestigiados autores, tales como Beck (1982), Pomerantz (1981), Garner (1974 y 1981), etc.