7.8 Los métodos psicofísicos directos o escalas psicofísicas

Al adoptar, Stevens, el modelo cibernético, concibe al organismo como un sistema receptor de información (input) y emisor de información elaborada (output). Según él el organismo recibe estimulaciones de continuos físicos, que pueden producir:
 

  • Cambios cuantitativos en el nivel de excitación (magnitudes protéticas).
     
  • Cambios cualitativos que implican procesos fisiológicos diferentes o alternativos (magnitudes metatéticas).
     

Stevens sólo acepta la validez de las estimaciones numéricas en los juicios de apreciación directa para la construcción de escalas de sensibilidad, por lo que a su psicofísica se le denomina Psicofísica directa, en contraposición a la psicofísica indirecta propuesta por Fechner, así llamada porque la medición de la sensación se obtiene por referencia al continuo físico (medición indirecta). En efecto, Fechner nunca creyó que las sensaciones pudieran medirse directamente, sino que éstas debían cuantificarse en relación con las unidades de la escala física (objetiva).

La psicofísica directa de Stevens sustituye a la psicofísica indirecta de Fechner, en la que se relacionan sensaciones con la intensidad del estímulo; mientras que Stevens parte de las apreciaciones subjetivas para llegar a construir escalas de estimación. Por consiguiente, "los métodos directos de Stevens se basan en la capacidad del sujeto de emitir juicios sobre la magnitud de las sensaciones que experimentan. Estos juicios son, inmediatamente, convertidos en medida de la magnitud sensorial" (Tudela, 1981).

En definitiva, los métodos de construcción de escalas psicofísicas pretenden desvelar la relación existente entre los continuos físicos de energía del estímulo y los juicios de apreciación del sujeto.

Fechner fue el primero en desarrollar procedimientos que permitían esclarecer la relación existente entre la escala física y la escala de sensación. Sin embargo, no sería útil construir una escala de valores de dmp (diferencia mínima perceptible) acumuladas, en función de la magnitud del estímulo, y particularmente cuando las dmp se obtienen indirectamente (como en el método de los estímulos constantes), sino que sería conveniente disponer de una escala de medición directa, mediante la cual el sujeto informe sobre el valor de sus sensaciones (Corso 1967).

Entre los métodos directos para la construcción de escalas psicofísicas los más profusamente empleados son:

I) EMPAREJAMIENTO DE MAGNITUDES:

  • Estimación de magnitudes.
     
  • Producción de magnitudes.
     
  • Emparejamiento de modalidad cruzada.
     

II) EMPAREJAMIENTO DE RAZONES:

  • Estimación de razones.
     
  • Producción de razones.
     
  • Emparejamiento de razones cruzadas.
     

III) EMPAREJAMIENTO DE INTERVALOS:

  • Estimación de intervalos.
     
  • Producción de intervalos.
     
  • Emparejamiento de intervalos cruzados.
     
  • Clasificación en categorías.
     

Los describiremos, muy brevemente, a continuación:

Método de estimación de magnitudes. El sujeto asigna números a la intensidad del estímulo. Aquí, se le pide al sujeto que haga una estimación de las magnitudes sensoriales producidas por varios estímulos. Por ejemplo, se le presenta un primer segmento al sujeto y se le dice que tiene el valor 10 (este valor recibe el nombre de módulo). En los ensayos sucesivos (10 o 20 es lo habitual), se le presentan al sujeto otros segmentos de diferentes o igual longitud y el sujeto asigna números a las sensaciones producidas, tomando como referencia el valor del módulo. Así, si el sujeto considera que un segmento mide el doble del módulo, deberá decir 20, si mide la mitad, asignará el valor 5, etc.

Una variante de este método consiste en no proporcionar,en ningún momento, un módulo al sujeto, sino que se le presentan los segmentos, en orden aleatorio, en los diversos ensayos y se le indica que asigne los números que desee, pero teniendo en cuenta que las unidades subjetivas que establece reflejen las relaciones métricas entre los diversos segmentos.

Método de producción de magnitudes. En este caso es el experimentador quien presenta los números, uno cada vez y en orden al azar, y el sujeto ajusta el estímulo, mediante un dispositivo, hasta emparejarlo adecuadamente. Por ejemplo, si estoy construyendo una escala de brillo de 1 a 10 niveles y muestro el 5, el sujeto debe regular el brillo de la pantalla en un término medio.

Método de emparejamiento de modalidad cruzada. Consiste en que el sujeto ajuste un estímulo que el puede manipular a voluntad, con otro, de otra modalidad cualquiera que le es presentado. Por ejemplo, ajustar el volumen de un tono a la intensidad de dolor que le producen unas descargas de microvoltios.

Estimación de razones. Se presentan al observador diversas parejas de estímulos, y éste debe indicar, en cada par (ensayo) que razón o cociente existe entre las intensidades de las sensaciones correspondientes que elicitan. Por ejemplo, cuando se presentan al sujeto dos tonos cuyas intensidades son 20 y 40 dB, si la sensación que produce el primero es la mitad de la que produce el segundo, debería indicar 1/2.

Producción de razones. Se le presenta al sujeto una proporción numérica y tiene que producir un estímulo que esté en la misma proporción con respecto a otro estímulo standard. Por ejemplo, el sujeto debe ajustar la intensidad de dos tonos hasta que se hallen en una relación prefijada (1/2, 1/3, 1/4, etc.).

Emparejamiento de razones cruzadas. Se presentan a los sujetos dos estímulos diferentes y se les pide que ajusten entre sí otros dos (de otra modalidad), para que guarden la misma proporción que los primeros. Es decir, dado un par de estímulos ajustar otros dos a la misma distancia. Por ejemplo, muestro dos niveles de brillo de un mismo color del árbol de Munsell y le pido que ajuste dos generadores de tonos, de modo que exista la misma proporción entre ellos que entre los brillos.

Estimación de intervalos. Se le pide al sujeto que asigne números que representen el tamaño de las diferencias estimulares presentadas. Aquí, se supone que el sujeto es capaz de dividir el rango del estímulo en intervalos iguales, manteniendo fijas las fronteras entre ellos.

Producción de intervalos. El más popular es la partición continua o equisección, que consiste en calcular el punto en el cual un estímulo se percibe como la mitad de otro en cuanto a intensidad, frecuencia o cualquier otro parámetro.

También, es muy conocido el método de producción de intervalos aparentemente iguales, en el que se solicita al sujeto que distribuya los estímulos, de modo equidistante unos de otros.

Otra variante útil es la construcción de relación, consistente en modificar la magnitud de un estímulo a cierta relación, mitad, cuarta parte, doble, triple, etc.

Emparejamiento de intervalos cruzados. Los sujetos deben emparejar los intervalos entre los estímulos de un continuo con los intervalos de otro continuo. Por ejemplo, ajustar los intervalos hechos mediante unas marcas, a lo largo de una línea, con el aparente distanciamiento tonal de unos sonidos.

Clasificación en categorías. En el que se proporciona al sujeto un conjunto de categorías (Por ejem., sobre intensidad de un sonido: muy fuerte, fuerte, medio, débil, muy débil) y debe asignar (clasificar) cada estímulo presentado a una de tales categorías.