9.1 La percepción del movimiento

Al ser la acción una característica esencial del mundo animal, la percepción del movimiento propio, el de otros animales u objetos móviles (naturales o artificiales) adquiere un valor crítico en la supervivencia, conservación y adaptación de las especies.

Una de las cuestiones relevantes planteadas en el campo de la percepción del movimiento trata de diferenciar entre el propio movimiento del cuerpo y el de otros movimientos ajenos a él. También fue cobrando importancia, desde su inicial planteamiento por Wertheimer en 1.912, la distinción entre el movimiento real y el aparente. Nosotros, en primer lugar enfocaremos este apartado desde las teorías de la percepción indirecta, estructurándolo según el sujeto activo del movimiento sea el observador o el objeto observado, diferenciando en este último caso entre el movimiento real (a su vez, absoluto y relativo a otros puntos de referencia) y los tipos más conocidos de movimiento aparente.
 



FIGURA 2.



Finalmente, haremos una breve alusión a la percepción del movimiento desde la perspectiva de la Teoría de la percepción directa, así como un balance final entre las dos concepciones teóricas desde las que se ha abordado el estudio e investigación de la percepción del movimiento, a saber, el punto de vista del procesamiento de información (teoría indirecta de la percepción, en cuanto acude a procesos mediacionales para explicarla) y el punto de vista de la óptica ecológica (teoría de la percepción directa de J.J. Gibson).