9.10 Comentario final


Sintetizando podemos decir que existen dos tradiciones teóricas dentro del estudio teórico de la percepción del movimiento:

La relativa a las teorías de la percepción indirecta (como el procesamiento de información), según la cual la percepción del movimiento resulta inferido a partir de la percepción de la forma y la integración , mediante la memoria, de sucesivas imágenes estáticas.

La relativa a la teoría de la percepción directa, según la cual, la percepción del movimiento tiene carácter primario e, incluso, propone que la forma debe se estudiada considerando sus transformaciones en el flujo óptico.

En el momento presente, respecto a la percepción del movimiento, la postura que goza de mayor plausibilidad es la propuesta por la teoría de la percepción directa, por ser más parsimoniosa, en cuanto que no requiere la integración de imágenes sucesivas mediante la memoria.