Universitat de Barcelona
Facultat de Dret
Graduat en Criminologia i Política Criminal
Graduat en Investigació Privada
Historia del Pensamiento Criminológico
Profra. Dra. Encarna Bodelón González
Prof. Dr. Julio Zino Torrazza

LAS FILOSOFÍAS DEL ILUMINISMO





CONTEXTO SOCIAL

La época de desarrollo del iluminismo es la del Absolutismo, específicamente el absolutismo del siglo XVIII, también denominado despotismo ilustrado, que gobernó en Francia, Prusia, Inglaterra y España. Estos regímenes fueron el resultado de ciertos cambios en la foma de gobernar como estrategia para continuar manteniendo la dominación de las sociedades. Estos cambios supusieron que durante el siglo XVIII se comenzara a observar la tendencia a:

1) una mayor humanidad en el trato de los gobernados;

2) el fomento de la educación popular

3) a la igualación de los súbditos frente a la ley;

4) apertura hacia la libertad religiosa;

5) suavizar el derecho penal, limitando el uso de la tortura judicial.

Todos estos aspectos deben ser considerados como tendencias a la mejora, ya que en todos los casos las medidas de gobierno y sus efectos sobre la población continuaron siendo extremadamente duras.
 

El iluminismo fue un movimiento muy heterogéneo del cual podemos señalar como sus principales características las siguientes:

1. creencia en la razón y en la racionalidad humana
2. creencia que tanto sociedades como individuos progresan en un sentido de mayor perfectibilidad
3. utilización del principio de causalidad
4. los principios y las leyes gobiernan la naturaleza, el hombre y la sociedad
5. desafían la autoridad y rechazan la tradición
6. manifiestan desagrado por el nacionalismo y muestran su solidaridad cosmopolita con los intelectuales iluministas
El iluminismo fue originalmente un movimiento francés y sus integrantes procedían principalmente de la clase media.
Su desarrollo coincide con el ascenso de la burguesía como clase con poder económico y político.
 

Panorama intelectual

Influencias del iluminismo:

Durante el XVIII la visión antropocéntrica tradicional del universo se desmorona y se va instaurando una concepción de la sociedad basada en el progreso del pasado: principales representantes de esta concepción fueron Montesquieu, Voltaire y los enciclopedistas.

Pero también, a través de la literatura de los viajes exóticos, se instaura el mito del "buen salvaje", a partir del cual autores como Rousseau proclaman la necesidad del retorno a la naturaleza.

La creencia en la razón de los iluministas se percibe en la gran actividad científica que se observa durante el siglo XVIII. La observación y la experiencia era los puntos de partida: el método analítico de la física de Newton se aplica al conjunto del pensamiento y conocimiento. Es la época de la inducción y en especial de la descripción.

El iluminismo liberó a la ciencia de los obstáculos de la tradición teológica y fue haciendo posible la evolución autónoma del pensamiento moderno.
 

Los orígenes de la idea de progreso



 
 Página principaLPágina arribA



Comentarios técnicos sobre esta página: Julio Zino Torrazza
Página actualizada el 15 de septiembre de 1999.
Primera edición: 15 de septiembre de 1999.