Crónica Jornada 19 Liga 2015-2016 Educació-Historia

Educaciò 0 – 2 Història

07/03/16

Alineación: Jordi Yern, Andrés Pérez, Maxi, Luis, Sergio, Hugo, Patxi, Ignasi, Enric,
Antonio, Victor Azcoitia,  Victor Vila y Xavi.

Tras los primeros diez minutos de igualdad de juego, Historia fue más ofensiva, y
solo por alguna racha de la segunda mitad logró Educaciò volver a conducir el
partido cara a cara.

Història tiró a portería el doble de veces y tuvo más el balón, y de ahí su
triunfo, aunque su primer gol (hacia el min. 55) fue en propia puerta (un
desafortunado rechace de un central muy cerca del gol) y el segundo tanto se
produjo ya en el minuto 90, tras elevar el delantero por encima del portero en su
salida. Pudo marcar Educació al menos en tres ocasiones claras: una de Victor Vila,
otra de Patxi y otra de Victor Azcoitia (a pase de Vila). Pero no hubo fortuna.
Història se empleó a fondo también en tareas defensivas; y en el ataque pudo
obtener otros tres goles (dos de ellos de cabeza), pero el guardameta Jordi Yern
estuvo muy acertado y frustró tales opciones con grandes intervenciones y
estiradas.

Se vieron dos estilos muy distintos: el de Història, con su juego de balones
muy largos cruzados; y el de Educaciò, con más voluntad de construcción, aunque
esta vez fue neutralizada en gran medida.

Lesionados: Maxi (hubo de abandonar por lesión en la rodilla, hacia el min. 65)

Sergio

Crónica Jornada 18 Liga 2015-2016 Educació-UB1450

UB 1450 4 – 7 Educació
05-03-16

Alineación: Jordi Yern, Andrés Pérez, Nacho, Luis, Juan Camilo, Sergio, Ignasi, Neil,
Mario Gutiérrez, Patxi, Antonio, Victor Azcoitia, Xavi, Victor Vila, Sergi Ribot. (Jordi
Capella, en la banda, lesionado antes del partido.)

Esta vez, a Educació sí le salieron las cosas. Arrancaron los educadores con más
fuerza y manejo que el rival, y llegando más al área contraria. Reflejo de ello fue
que abrió temprano el marcador (min. 8): Victor Vila se interna por la izquierda y
centra por alto al segundo palo, donde Antonio remata de primeras, con disparo
cruzado y raso. Continuó el dominio de Educació (digamos… una posesión de
40/60 a su favor), y Victor Azcoitia a punto estuvo de anotar el segundo tanto, tras
buena jugada trenzada por el eje. También empleó ocho minutos UB en lograr su
primer tanto (min. 16): ante la salida del portero, el punta de UB Jordi levantó el
baló que entró mansamente en la puerta del otro Jordi (Yern). Pronto pudo haber
remontado de nuevo Educació, gracias a una gran jugada personal de Antonio, que
penetró en el área y centró para que Victor Vila rematara al palo.

Así las cosas, a los educadores se les aparecería de nuevo ese fantasma que
les está abrumando esta temporada: aun con mejor juego, más ocasiones y
posesión, encajan goles en momentos críticos. Y así ocurrió… UB se adelantó (min.
36) tras una jugada personal del delantero «rubio» (muy destacado), que llegó sólo
ante el portero y batió por abajo. Era el 2-1. Este jugada se discutió previamente al
gol, ya que el jugador había robado claramente el balón en juego peligroso a un
central frente al área grande (cosa que no se pitó); de todos modos, fuera o no
fuera falta previa, también influyó en el gol el hecho de que algún defensa
educador se desentendiera de la jugada a pesar de que el árbitro no hubiera pitado
nada.

El segundo gol de Educació (min. 42), antes del pitido del descanso, hizo
justicia a lo que sucedía en el campo: Victor Vila, se va de dos defensores, pero su
tiro rebota en un tercero para que Patxi recoja el esférico, se vaya de tres, cayendo
a la derecha, y meta un disparo potente y preciso al palo largo.

Tras el descanso, con el 2-2, Educació mantuvo su compostura y no bajó el listón.
UB se veía desbordado a menudo con jugadas por las bandas y por el eje, y sus
respuestas venían sobre todo de jugadas que se estrellaban en la línea defensiva,
tras lo cual el balón volvía atrás para meter entonces pases largos y muy verticales,
especialmente por la vertebral. El empate se deshizo a favor de Educació tras la
precisa ejecución de un libre directo por Sergi Ribot (min. 50): gol por toda la
escuadra. Y ahí empezó el festival educador. Aunque el juego de combinación y
elaboración fue más la seña de identidad ofensiva de Educació, también jugo largo,
pero con pases medidos que acabaron en goles. De ese modo vinieron sus cuarto y
quinto tantos: uno de Sergi Ribot, tras recibir (en posición legal) un pase raso y
largo de Luis y penetrar hasta el área, donde batió al portero (min. 60); el otro, de
Antonio, que fusiló ante el portero tras internarse después de recibir un pase largo
y milimétrico de Ribot (min. 66).

Volvió a confirmar su dominio Educació con un sexto tanto (min. 78): este
vino de las botas del tándem de los Victor: Vila hace gran jugada por la izquierda,
se va casi hasta la línea de fondo y centra por alto más allá del segundo palo, donde
Azcoitia con muy poco ángulo golpea en el aire para enviar el balón bombeado al
palo lejano (justo premio para un Azcoitia muy activo). El «rubio» de UB recortó
distancias tras robar un balón a un central y disparar a quemarropa (min. 80). Pero
enseguida vino la réplica de los educadores, tras jugada de Patxi que marca de
manera inapelable (min. 82). De manera loable, UB jugó sin descomponerse y sin
dejar de intentarlo hasta el final, fruto de lo cual volvió a marcar un minuto
después (min. 83). El resultado ya no se movería, aunque Educació disfrutó de
alguna que otra ocasión.

En general, Educació estuvo muy acertado y concentrado en todas las líneas
(con la excepción mencionada del 2-1), especialmente incisivo en la media, y por
fin acertado en la materialización final. Aunque Victor Vila no logró marcar, hay
que destacar también su gran partido, ya que hizo tres palos (uno de ellos de falta,
en la segunda mitad), y proporcionó tres pases de gol. También Xavi se fue sin
premio, pero su labor de equipo se notó claramente. A pesar de su gran calidad,
UB, el Goliat (líder ayer), cayó contra un David, Educació (penúltimo), que se
reivindica cada vez más con hechos. El fútbol es más bello cuanto más extraño. Fue
un partido de altura y fair play... De Ludus et Amicitia.

Lesionados de Educació: Jordi Capella (en el calentamiento); Mario Gutiérrez
(esguince esperemos que leve); Juan Camilo (molestias musculares).

Sergio

Crónica Jornada 16 Liga 2015-2016 Educació-CDU

CDU 3 – 2 Educació

20-02-16

Alineación (11): Jordi Yern, Andrés Pérez, Jon, Luis, Sergio, Juan Camilo, Neil,
Nacho, Antonio, Patxi, Victor Vila.

Como en el partido de ida, Educació abrió el marcador (min. 26) tras un preciso
córner lanzado al primer palo por Nacho, que Victor Vila remató de cabeza, picado
y ajustado al palo, por debajo de las piernas del defensor. Impecable (y nada fácil).
Era justo premio al juego de los educadores en la primera media hora, que superó
al rival en llegadas y posesión del balón. Pero poco duró la ventaja: se pita falta en
la esquina izquierda del área pequeña de Educació, pero la jugada era confusa y no
estaba claro para quién se había pitado; en esos segundos de desconcierto, CDU
saca la falta y pilla a toda la defensa en otra cosa; el atacante de CDU que recibe
marca sin oposición (min. 28). (Se protestó que el árbitro no había señalizado
correctamente esa falta, e incluso su criterio de que hubo plancha del defensor,
pero el tanto ascendió al marcador.) Indiscutible fue el segundo de CDU, de tiro
lejano y por la pura escuadra (min 41).

Decididos a ampliar la ventaja, CDU salió más incisivo en la segunda mitad,
pero Educació supo contrarrestar sus ganas con empeño y garra defensiva por
parte de todo el conjunto, y con posesiones trenzadas y largas que generaron
diversos lances de peligro. Pero fue CDU quien sacó de nuevo tajada, tras un fuerte
disparo raso que rechazó el portero para que un rastreador de área atacante
aprovechara y pasara frente a puerta a otro rastreador, que marca a portero batido
(min. 51). Desde luego, el marcador no reflejaba el equilibrio de juego. Patxi pudo
marcar para Educació a balón parado (libre directo) con un gran tiro rasante que el
acertado portero desvió en su estirada, pero el rechace no pudo ser aprovechado. Y
Nacho, Juan Camilo, Antonio, Victor Vila y Patxi protagonizaron disparos y/o
remates de cabeza que no encontraron la vía a la red (en parte por la excelente
actuación del guardameta rival). Asimismo, la defensa de CDU se entregó con
contundencia en sendas jugadas bien elaboradas de Educació en las que Nacho
(por la izquierda) y Patxi (por la derecha) superaron al último defensor al borde
del área grande, pero recibieron falta in extremis (extrañamente, solo una de ellas
vio la amarilla); se habrían quedado solos ante el portero. También CDU tiró de
experiencia para amenazar la puerta contraria en varias acciones de manual,
aunque sin éxito gracias al compacto juego defensivo grupal y los aciertos de Jordi
bajo palos, así como del tándem de centrales Andrés-Jon, muy metidos en el
partido.

La más que destacable coordinación, presión y penetración de Educació
fructificó finalmente en una jugada en la que Victor Vila y Patxi condujeron el balón
al área grande: allí, Patxi dispara para que rechace un defensor y el balón lo recoja
Antonio (por la derecha), que fusiló con precisión desde unos 15 metros (min. 88).

Pero no había mucho más tiempo.
Se vio de nuevo un fútbol intenso y de calidad por ambas partes, y quizá un
empate habría sido no solo posible, sino también más fiel a los méritos de cada
equipo.

Sergio

Crónica Jornada 17 Liga 2015-2016 Educació-Econòmiques

Educació 2 – 2 Econòmiques

28-02-16

Alineación: Ander, Andrés Pérez, Nacho, Luis, Sergio, Neil, Maxi, Patxi,

Mario Gutiérrez, Antonio, Victor Azcoitia, Xavi, Victor Vila.

Disputado encuentro entre educadores y economistas que se saldó con un empate.
Educació se adelantó (min. 34) tras jugada personal de Victor Vila que se interna
en el área y pasa a la derecha para que Xavi remate fuerte al palo corto y a media
altura. Pudo lograr el segundo minutos después en un gran tiro de Patxi que el
portero desvió con la punta del pie.

Tras el descanso, Econòmiques marcó su primer tanto bombeando el balón
ante la presión de los defensas y al ver avanzado al portero (min. 53), que llegó a
tocar, pero el balón fue al larguero y le rebotó en el cuerpo para acabar en la red.

Los naranjas se volcaron al ataque y lograron premio en un tiro lejano, fuerte y
preciso a la escuadra: gran tanto (min. 67). En cambio, los numerosos embates de
Educació no se veían recompensados con el gol, y la escuadra blanquiazul hubo de
esperar a un penalti claro sobre Patxi, que se quedaba solo ante el portero, para
igualar. Victor Vila ejecutó la pena máxima con un disparo raso y ajustado al palo
derecho (min. 78): impecable. Mención aparte hay que hacer de que, en el tramo
final, se cometieron varias faltas graves sobre jugadores de Educació que podrían
haber sido rojas en dos ocasiones, pero que solo vieron amarilla. (Victor Vila salió
lesionado en una de ellas.)

En resumen, Educació llegó y disparó más, aunque sin fortuna en la
ejecución final: tres remates ante el portero volaron muy por encima del larguero,
otros tantos salieron muy ajustados al palo, y otros eran atajados con mérito por el
portero economista (los más activos en el disparo fueron Victor Vila, Victor
Azcoitia, Xavi y Patxi). Econòmiques desarrolló un excelente juego de combinación
y también puso en apuros la puerta rival, bien defendida por el guardameta y los
defensores: Andrés sacó un balón bajo palos y, en general, muchas jugadas fueron
truncadas antes de llegar al área por los defensores, o bien provocando fueras de
juego muy técnicos. En la contención del rival, fue clave también la actitud y la
presión de los educadores mediocampistas, fruto de la cual se forjaron sus mejores
jugadas y sus goles.

Sergio

Crónica Asado Febrero 2016

Asado 9 – 1 Pescado (con dos «educados» animadores de Liliput)

12-02-16

Can Filas (o séase, «Can Nacho und half Deutschland»)
Alineación: Nachi, Patxi, Neiltxi, Ignachi, Andreichi, Huguitxi, Luichi, Antoniochi,
Mariochi y Sergeichi. (Con los fantásticos pequeñajos Nauehl y Amélie en todas las
bandas).

Se abrió el cielo, y ahuyentó el sol los malos augurios de lluvia para el encuentro.
Madrugador, como siempre, Nachi ya estaba sobre la hierba cuando llegamos los
primeros; como si hubiera estado escaneando la cancha, nos fue mostrando cada
palmo del terreno: sus pros y sus contras. Había que golear…
Sergeichi no daba «crédito» (iba sin tarjeta de color alguno):


—¿Aún no ha llegado Arnau? Me pidió subir conmigo en coche ayer… Pero
ni noticia… —dijo.
—«¡¿Arnau?!» —a coro + risas.


En estas, mientras Neiltxi ya se cambiaba de ropa y Patxi afilaba sus armas
cerca del tobogán de Can Filas, los demás añoramos de repente y de manera
indecible la ausencia de Manolich (¡porque en Sant Quirze NO era festivo! y a
currar tocan…), así que nos pusimos con entusiasmo a recolectar leña en el
bosquecillo. (Consigna: Ningún partido sin «buena» leña... ¡Presión, presión!)
 Patxi, como es novato en este equipo, no entendía nada… Pero, como «por
casualidad» traía buenas carnes y el cuchillo de asador de su abuelo, al ver la leña
le vinieron ideas de fuego. Era el minuto 12h.30m, cuando el argentino se echó
palante:

—Esto está a las 2.00 PM.
—¡Ja! —a coro—. Por goleada.

Llegó la columna vertebral: Andreichi y Mariochi, en el híbrido caballo
blanco, con refuerzos fresquitos. (¡Guaaay! «Hoy, si no marcamos, ¡por lo menos
nos marcamos unas birras!»). Al poco, arribó el otro vertebrado, Huguitxi, como
una moto, y con su propio casco (el normal de moto, no de otra cosa).

—¿Y Arnau? —preguntó Sergeichi.

Nadie tuvo tiempo de decir nada, porque en ese momento aterrizaba la
saeta carrilera, Luichi, con su paje Amélie; la niña se esfumó ipso facto en cuanto
vio el tobogán (ya no estaba ahí Patxi, si no la habría asustado… por el cuchillo,
digo). A la ninfa se le sumó en un santiamén el rubio caballero andante Nauehl.
Más claro agua. Tandem que ni pintao. (A no decir tacos tocaba. Pero sí bromas
finas…)

—Bueno, chavales, ¿quién falta?
—Antonio está llegando —Andreichi dixit, mirando el smartphone.
—¿Antonio? Pero si no era «doodle»… ¿Y Óscar?
(Óscar sí era «doodle», y se pasó a las «dudas».)
—Vale… Pero ¿dónde está Arnau, D? —Sergeichi diiixit.
 

A calentar… Pis, pas, pis pas… Como en esos épicos partidos en Vallvidrera, nadie
había echado de menos las curvas y contracurvas para llegar al campo. Era como
pelotear en casa. Pis, pas, pis, pas…

—Bueno chicos, son las 13h.55m y esto está a las 14h —anuncia Patxi.
(¿Este tío es argentino o suizo?)
—¿¡Cómo!? Avisa del pase con tiempo, tío.

En otro pis-pas ya estaban las líneas trazadas, las bases-mesas puestas, los
puntos-de-apoyo-sillas en su sitio… Y, sobre el terreno, la poción-táctica del
chimichurri, la clave para el gol.

Empieza el partido. Chillido inicial (de Amélie y Nauehl, por el tobogán).
Primeras incursiones sólidas y proteínicas en el rectángulo… El encuentro iba tan
por sí solo como un molino de viento en un buen día ampurdanés.
Bien puestos en la cancha, y con los de Liliput apoyando con entrega desde
la esquina, todo fluía… Los brebajes, los manjares del fogón de Patxi, los gourmet y
dulces pases finales de Luichi y Naichi (made by sus mujeres… eso es amor)…

Hasta la dieta marinera de Neiltxi puso el contrapunto genial con el que se monta
una buena escuadra sobre la hierba, que Ignachi había segado para que la bola
rodara y rodara (y eso que también fue reportero gráfico al mismo tiempo; a veces,
multiplicarse es también sumarse). Andreichi, Mariochi y Antoniochi pusieron el
punto de sobriedad y risas para que la cosa no se desparramara. Otro punto.

Neiltxi hizo de Neiltxi, y Nachi ya estaba planeando ¡otra, otra, otra!
Ganó el asado al pescado por 9-1 (pura anécdota). Lo importante es que:
 se habló (y se rió) en el campo;
 se aguantaron las posiciones (con leves y acertados movimientos solo
porque la táctica-chimichurri a veces quedaba lejos);
 se calcularon bien los tiempos del encuentro (con su descansito de
contención tras las fases de ataque carnívoro, o de pescado, en el caso de
Neiltxi);

 se ejerció la presión justa para que ese enemigo/amenaza que era la lluvia
no tuviera opción;

 y se respetó a propios y extraños…, que eso es también el deporte.
Ya en el post-match, nos jugamos en el futbolín quién fregaba los platos, pero
Neiltxi se avanzó a lo escocés y acometió la faena (se nota que no juegan mucho al
futbolín en Edimburgo ni Manchester). Eso es sacrifico, otro punto.
Vale…, el tándem Higuitxi/Sergeichi ganaron cinco rondas seguidas de
futbolete hasta que, como pasa con los grandes, pincharon; en la última les venció
la pareja argentina Patxi/Nachi. (En Google dice que en Argentina hay más
futbolines y «gatos» per cápita que en cualquier lugar de este mundo y del otro, y
con diferencia… Y además, Nachi jugaba en casa e iba de «yo no he sido…»).  
No se echó en falta el esférico en este encuentro, porque todo salió «redondo».

Información adicional