Resumen 10/10/20

Educació (1) – (3) UB 1450


08-10-20 Liga


Alineación (Educació): Jordi Yern (p), Jorge Rodríguez, Joan Sánchez, Arne,
Andrés, David Alcaide, Patrick, Jon, Jordi Capella, Sergio, Juan Camilo, Basti, Hugo,
Jordi Vendrell, Antonio, Carlos y Joel.
Los de UB 1450 le pusieron difícil a los educadores seguir exhibiendo su buen
hacer de sus últimas citas en esta liga, porque mantuvieron una intensa presión
durante todo el encuentro, tuvieron más el balón y dispararon más y con más
peligro. Aunque UB anunció pronto sus intenciones con sendos disparos lejanos
ajustados al palo (uno a media altura y otro a la base), que Jordi Yern sacó con
nota, sería Educació quien abriría el marcador en su primera llegada clara: Arne
pasa largo a Joel, que inicia jugada individual ganando en velocidad a su marcador
y enfrentando al portero y a otro defensor que llega, y tocando de puntera al hueco
corto más doloroso, dando en la base del palo y entrando (min. 15). El dorsal 32 de
UB, una pesadilla para los defensores rivales, igualó después tras aprovechar un
amplio espacio habilitado tras los centrales y recibir allí por alto para elevar con
facilidad sobre el portero a gol (min. 25). El acoso de UB no solo fue meritorio, sino
que también gozó de fortuna, como en su segundo tanto: tras saque de banda
derecha, una volea fuerte y muy lejana (quizá con intención de centro) se coló
rozando el larguero ante un Jordi Yern que reculó un poco tarde y no llegó en el
salto (min 35). Pero el mismo Jordi se lució luego al sacar abajo un balón peinado
tras una falta, y más tarde aún evitó otro gol al despejar un remate de cabeza
cercano tras otro libre directo; su actuación global volvió a ser de mucho mérito,
como en la jornada anterior.
Llegó luego una jugada polémica por la decisión arbitral. Carlos pasa el
balón a Joel, centrado, que se zafa del marcador y emprende camino a puerta, pero
el silbato detiene el juego, solo para indicar una falta previa… sobre el mismo
Carlos. Incomprensiblemente, el árbitro no aprecio la ley de la ventaja, y esa jugada
truncada pudo haber supuesto el empate. (No contento con esto, el “colegiado”
volvió, ya hacia el final del partido, a repetir tal extraña decisión, pero
perjudicando a UB.)
UB aseguró el resultado con su tercer tanto, tras irse el extremo derecho de
varios defensores caracoleando, colarse hasta el fondo y pasar atrás a un punta
lejano y sin marca clara que empalmó a la red (min. 75). La labor defensiva y del
portero de Educació cumplió con creces ante la presión continuada del rival arriba,
pero los demás intentos y disparos de Educació, que los hubo, no fructificaron
(Óscar Palma, que jugó bajo palos, resolvió con eficacia para UB). A pesar de todo,
la sensación de un empate pareció más acorde con lo visto en la hierba.

Cracks!

Magisteri 3 – 5 Educació


19-09-20 Liga
Alineación (Educació): Fernan (portero), Sergi Gil, Rafa, Andrés, David, Jon, Juan
Camilo, Sergio, Basti, Arne, Hugo, Jorge Rodríguez, Borja, Carlos, Manolo, Antonio,
Xavi y Joel.

Remontada de Educació y “cultura de equipo”
Educació arrancó con un esquema arriesgado. Pronto encajó dos goles. Pero
persistió en sus consignas hasta obtener resultados. Antes del partido, Carlos dio
consignas, y Basti repartió “cultura de equipo”; dijo: “Fernan, ¿a qué has venido
hoy aquí?”. “A parar”, respondió Fernan. “Sí, pero qué quieres hacer hoy aquí?”.
“Ganar”. Y algo de ese espíritu se vio en la remontada.
Joel (triplete) advirtió temprano de su rol en esa “cultura”; fue en una
jugada en la que regateó con la derecha para disparar con la izquierda a un palmo
de la escuadra. Sin embargo, fue Magisteri el que obtuvo fruto: dos goles en tres
llegadas. Con todo el equipo arriba y luchando por tapar la salida del balón de
Educació, Magisteri mantuvo a los educadores encorsetados por un cuarto de hora
al menos. Así, en una de esas, en un balón alto y sin peligro aparente al que
acudieron David y, con las manos, el portero Fernan, el atacante metió arriba la
bota para desviarlo a puerta (min. 8). Luego: pase largo de Magisteri a la espalda
del lateral David; este salta y no llega, y el pase del extremo lo intercepta cerca del
punto de penalti un punta que fusila con el portero un poco fuera de marco por el
lance previo (min. 15).
Pero Educació insistió en su “cultura”, en su misión y en su visión: “Ganar”.
Y las cosas fueron cambiando. A medida que los maestros acusaban el cansancio
por su gran presión inicial, los educadores les fueron enseñando sus recursos. El
balón salía mejor del propio campo educador; en la media había claridad, y se vio
verticalidad en los últimos metros. Pronto acortó distancias Educació: Antonio,
frente al área, pasa a Hugo, escorado a la izquierda, quien centra al segundo palo,
donde Joel controla y dispara cruzado y fuerte hacia la escuadra larga (min. 25);
gol de tiralíneas. Con el partido más igualado en posesión y ocasiones, Magisteri
insistió en no permitir la salida del balón del contrario, pero Educació, juntando
líneas, buscó más la verticalidad para hacerlo, aprovechando que los maestros
estaban más estirados por su presión muy arriba. En una salida, Xavi pasó
profundo a Joel, que avanzó y tiró, pero paró el portero (de mérito su actuación
global). En la siguiente, Joel recibe frente al área, se gira, envía a Hugo, de nuevo
escorado bien a la izquierda, que chuta fuerte, bajo y con un efecto justo para
enviar a la red del segundo palo (min. 35).
Con el empate, Educació se creció y creyó más en esa “cultura” de Basti; por
su parte, Magisteri jugó más defensivo y con contraataques que la defensa y el
portero de Educació resolvieron con nota (en labores defensivas, Arne se dio un
festín de sacar pelotas altas de cabeza desde el área en todo el encuentro). Al
menos cuatro de los atacantes maestros brillaron por su capacidad de arrastrar
balones contra viento y marea, pero en sus disparos brilló el guardameta Fernan,
que salvó al menos dos claras ocasiones en todo el partido y estuvo preciso y
seguro en sus acciones y salidas. El portero rival también se exhibió, pero con

menos fortuna: tras gran pase vertical de Borja a Joel, este profundiza y dispara,
pero rechaza el portero, aunque Joel corre a cazar el balón de nuevo fuera del área
por línea de meta, y, al pisar área, es derribado; penalti que él mismo ejecuta a la
izquierda y abajo, ajustado al palo (min. 40). Y enseguida llegó el cuarto de
Educació, y su tranquilidad… Xavi, enorme en ataque y defensa, da otro pase
vertical a Joel, que dribla a defensa y portero, y su disparo lo saca con los pies el
guardameta, solo para que Jorge Rodríguez intercepte y pase el balón por alto a
Joel, quien golpea en semivuelo a gol (min. 42).
La máquina que habían propuesto Basti y Carlos funcionaba. La fe mueve
montañas. Pero, a esas alturas, el sol seguía castigando, y ambos equipos acusaron
el cansancio en la segunda parte, donde se jugó a otro ritmo; aunque también hubo
muchas ocasiones, especialmente para Educació, que desperdició o vio frustradas
al menos tres muy claras. Para asentar más el resultado, Carlos puso el “cinco” en
el marcador, tras pase de Joel, con un disparo fulminante (min. 68). Y luego Joel,
que no parecía satisfecho con su triplete, se coló hasta dos metros del palo del
portero y su disparo rebotó en la madera, lo cual aprovechó Magisteri para lanzar
un contraataque rápido en el que el punta se avanza hasta quedarse solo ante
Fernan, al que bate con acierto (min. 80). Del posible 2-6 se pasó al 3-5. Y aunque
aún tuvo opciones Educación, el marcador no se movió.
Además de las consignas y la “cultura” iniciales repartidas por Carlos y
Basti, así como la labor defensiva y la del portero, para Educació resultaron claves
la acciones en medio del campo (con un Carlos y un Xavi “robones” y pasadores, a
los que se unió Borja como director y pasador impecable, y un Hugo omnipresente
y decisivo, amén de…). En punta, la referencia de Joel marcó la diferencia.

Sergio Aguilar

CDU 11 – 1 Educació

Liga, 10-09-2020


Educació: Jordi Yern, Andrés, Rafa, Jon, Patrick, Sergio, Juan Camilo,
Nacho, Arne Henning, Bastian, Hugo, Sergi, Borja, Carlos, Manolo, Antonio,
Mario.

Revancha de CDU ante un Educació mermado de efectivos en punta

CDU trajo plantel de lujo en el partido de vuelta contra Educació, sin duda para
resarcirse de la derrota por la mínima en el encuentro de ida (3-2). Con ausencias
destacadas en ataque, los educadores plantearon un encuentro de contención y
contraataques. La contención funcionó ante la avalancha de CDU, pero, de la
docena de huecos que dejó o de errores que cometió, el contrario aprovechó diez
para enviar el balón a la red (cinco en cada mitad, y uno de falta directa); aunque
sus defensas y medios se entregaron a tope, a Educació le costaba sacar el balón o
lo perdía en mitad de campo intermitentemente. Por su parte, CDU exhibió su
mejor fútbol de construcción y finalización. Sus jóvenes extremos nutrieron a los
anotadores (y anotaron), y el exespañolista Manel hizo triplete.
CDU estuvo más discreto en defensa (excepto por su guardameta), y
Educació gozó también de al menos ocho ocasiones, cuatro o cinco de ellas muy
claras, pero que acabaron inexplicablemente con el balón saliendo por poco
(disparos de Basti, Antonio, Hugo…) o brillantemente atajado por el portero rival
(Basti, Hugo…). En medio del campo, a Carlos, que llegó tarde, le costó aclimatarse;
pero destacó Nacho, que orquestó numerosas jugadas de ataque profundo. Suyo
fue el pase largo para Antonio, quien superó bien al marcador y batió al
guardameta por abajo; fue el gol del honor de Educació, ya en la segunda parte.
Basti tuvo varios disparos de peligro (uno tras buena combinación de Borja y
Nacho, que ofreció el pase final, y otro tras un preciso pase en profundidad de
Borja); Arne dispuso también de al menos dos chuts y casi llegó a un balón a boca
de gol que el portero le arrebató in extremis; Mario, Hugo, Antonio y Manolo
tuvieron también sus opciones, y en general todos los medio y atacantes
dispararon con más o menos fortuna. Incluso el central Andrés pudo marcar tras
un córner: tras control impreciso de Mario, el balón le queda un poco atrás en el
segundo palo a Andrés, a dos metros del arco, pero su incómodo golpeo hace que el
balón se eleve.
En esta reentré tras las peores fases de la pandemia, los educadores
parecieron acusar más la inactividad que los cedeuistas. Al margen de las bajas de
hombres de ataque en Educació, la forma física fue quizá parte de lo que estuvo en
juego.

Información adicional