Educació 1 - UB 1450 5 16-3-19


Alineación: J.Yern, Juan, Andrés, Sergi, Cristian, Antonio, Nacho, Manolo, Hugo, Xavi, Roger.
+ Juanca y Pol
Educació empezó sin problemas para definir el once inicial (éramos 11 justos) y siguió planteando la táctica con la que tan buenos resultados iba logrando últimamente, el 3-5-2. Enfrente, uno de los candidatos al titulo y uno de los equipos más rocosos del campeonato, con jugadores fuertes fisicamente, buen movimiento de balon para sus llegadas por banda y potente juego aéreo.
En la primera parte el juego era muy disputado y las defensas se imponian a las delanteras. UB llegaba mas gracias a la rapidez de sus extremos pero sin acabar de concretar el peligro. Educació se aplicaba en defensa aguantando las llegadas e intentando crear ocasiones a la contra. La primera parte acababa con un 0-0 que lo dejaba todo en el aire.
El principio de la segunda fue demoledora para el ánimo de los educadores. Un gol de corner tras un primer remate al segundo palo que remacha un central al segundo abrió el marcador a los pocos minutos, y dos jugadas idénticas señaladas con pena máxima (balón largo buscando a su extremo derecha, un tormento para la zaga todo el partido, que cae derribado en el area primero por agarron y después por patada) ponen el marcador 3-0 y el partido muy cuesta arriba para Educació. Estos no se rinden y con un golazo en libre directo de Pol vuelven a engancharse al partido. Pero tras unos minutos un nuevo gol de UB tras robo de balon deja un 4-1 casi definitivo. Educació lo intenta a base de coraje pero la rocosidad defensiva del rival le deja pocas opciones claras, y en las finalizadas (como un tiro de Hugo al travesaño, entre otras) no tiene la suerte del gol. UB sentencia, a poco del final, con otro corner rematado al segundo palo por una de las torres rivales que deja el 5-1 definitivo en el marcador.

Educació 1 - 3 Medicina 9-03-19

Alineación: Yern (p), Joan, Andrés, Nacho, Patrick, Manolo, Patxi, Borja, Cristian, Mario, Joel, Alex, Jon, Antonio; Jordi Capella y Hugo acompañaron desde afuera.

 

Jugado con la misma intensidad de los últimos partidos, Educació se quedó con las manos vacías porque Medicina supo acertar las oportunidades que tuvo y porque tienen un mediocampo que los pone en la cima de la tabla. Con bastante control de la pelota, otra vez el rival no podía pasar por la maraña de piernas en mitad de la cancha. Con líneas bastante juntas y Joel que bajaba a buscar la pelota, se generaba una superpoblación en el medio pero también que todo el equipo se retrasara, esperando más atrás de lo que la comodidad indica. Así, en una jugada muy bien orquestada, con pase de la muerte incluída, su letal centrodelantero (que fulmina por cansancio a todos los defensas que se atrevan a marcarlo), abrió el marcador. Antonio, pues, a continuación pifió debajo de los 3 palos con portería vacía luego de un jugadón colectivo, en la búsqueda del empate. Joel entendió cómo tenía que hacerlo, lo guisó y puso el empate marca registrada. A partir de ahí vino el vendaval de Medicina; si antes llevaban el juego y eran punzantes en su intentos, ahora acorralaron a Educación dentro del área pero sin generar peligro real.

La segunda parte, en realidad, fue más de intención y ganas de Educació pero los galenos se llevaron el premio: de un remate aparentemente inofensivo, la pelota se fue cerrando y en lugar de salir cerca del palo, se metió pegadita; y de un córner (de los tantos que tuvieron y que la defensa repelió todos) vino una serie de rebotes disparatados hasta que entró. Prácticamente esa fue la producción del equipo ganador.

Medicina descansó en su 3-1 y Educació siguió buscando meterse en el partido pero entre el buen portero y la pifia compulsiva marca registrada, el resultado quedó igual hasta el final.

 

Educació 3 - 5 Magisteri 2-03-19

Alineación: Jordi Capella (p), Antonio (p), Joan, Andrés, Nacho, Patrick, Manolo, Patxi, Hugo, Cristian, Mario, Joel

 

Otro fantástico sábado para jugar al fútbol, pero con cambios, y apenas éramos 12 para jugar contra un equipo con jugadores jóvenes y la mayoría ex federados, o vigentes.

Intentando continuar el ímpetu del partido anterior, Educació salió a presionar en medio campo para no dejar jugar e intentar hacer el propio juego. Esta vez, el rival tenía 2 extremos muy veloces y habilidosos, lo que provocó que los 2 carrileros prácticamente se plantaran como defensas, lo que quedaba una línea férrea de 5; Patxi, Cristian y Hugo se encargaban de barrer el medio campo, mientras Manolo y Joel removían su defensa y generaban temor. De un error defensivo en la salida se generó el primer gol de Magisteri, que Antonio, de muy buena actuación bajo los 3 palos, al igual que Capella, no pudo sacar por milímetros. Cristian remendó el pajareo habitual del equipo cuando ataca (es decir, eludir a todo el equipo contrario más los que están jugando en las canchas de al lado y los que juegan al paddle para malograrlo cuando solo hay que empujar la pelota a la red ( * marca registrada)) con un gol casi sin ángulo. Magisteri siguió manejando la pelota mejor que Educació y llegaron los premios: 1-3. Pese al esfuerzo, al calor y a la desventaja de la falta de cambios, Educació puso huevo y más huevo, y en un corner apareció el Magnetismo de la cabeza de Patxi con la pelota, y de un centro impecable, lo transformó en el 2-3. Joel se reivindicó rebelándose ante la marca registrada, se inventó una jugada marca registrada propia y le cedió generosamente el gol a Manolo, que empujó casi sobre la raya de gol: 3-3. Se despertó Magisteri y con 2 sopapos liquidó el partido, porque tenían 4 cambios y porque fue más que Educació.

Casi lo tuvimos, aunque sea el empate. El equipo crece. Vamos bien

 

Este reportero pide disculpas por lo lacónico del resumen pero le resulta difícil escribir con una niña y un niño de 3 y  6 años, respectivamente, merodeándole

 

Educació 3 - 1 Historia 23-02-19

Alineación: Jordi (p), Joan, Andrés, Nacho, Patrick, Manolo, Adriá, Hugo, Cristian, Víctor, Alex, Borja, Xavi, Antonio

 

Otro sábado perfecto para jugar al fútbol. E Historia cometió el error de presentarse con 10; el sol y el calor del campo se hicieron notar y sin cambios y encima con uno menos, era muy difícil. Para Educació era otra oportunidad que no podía dejar pasar, luego de tantas tentativas tímidas en los últimos partidos.

Historia comenzó el partido haciendo lo que sabe sobremanera: tocar la pelota para un lado y para el otro, sin desesperarse, en su primer tercio de cancha. Juegan con su medio campo hasta generar los espacios suficientes en la delantera, que vuelven locos a los centrales con sus constantes movimientos. Así se mantuvo todo el partido hasta que se vio obligado a utilizar su plan B, que es tan preponderante como el A: si no pueden pasar por el medio, pelotazo milimétrico a las bandas en profundidad para que los veloces extremos dominen y dejen en evidencia a la defensa. Pero esta vez, prácticamente no lo lograron.

Habrá que darle la razón y las gracias a Capella: el sistema de 3 centrales con 2 carrileros cada vez lo vamos comprendiendo mejor y actuamos en consecuencia. Así, Educació volvió a montar un bosque de piernas en el mediocampo que se multiplicaban en la defensa, y no era un espejismo. Todos los que pasaron de carrileros se esmeraron con creces. Historia demostró porqué es el último campeón y fue dueño de la posesión en la mayor parte del partido, pero se encontró con el oficio de Educació. De ahí, salió el primer gol: de un robo en mitad de cancha, Hugo aprovechó que el portero estaba adelantado para colársela desde apenas pasada la medianera. La alegría duró un escaso minuto: Historia hizo lo que sabe, le armó un hueco a su interior-extremo izquierdo que estiró la cancha y cruzó la pelota al segundo palo. Lejos de caerse, Educació siguió manteniendo la táctica, la que le haría ganar el partido. Entonces Alex tuvo un mano a mano con el no-portero (además de 10, no tenían portero) que cuando estaba por meterla le tiró una pizza al bulto y al recoger Víctor el  rebote y meterla, el árbitro pitó fuera de juego… En cambio Cristian pifió su mano a mano por querer salir guapo en la foto… Mientras tanto, Historia generó algunas ocasiones que entre el palo, el larguero y un acertado Jordi (que luego taparía un par de obuses a quemarropa) no pudieron aumentar su marcador. Entonces, Cristian, para reivindicarse, escaló de su posición de carrilero y la metió por el segundo palo del portero con su centro-shoot (suerte que las cámaras pudieron captar este gol https://www.youtube.com/watch?v=nglN7HSSiOA).

En el entretiempo hubo aires simeoneanos. Una arenga brutal y sin tapujos (hubo amenazas de quedar como unos auténticos pelotudos) tocó el orgullo del equipo: no importaba que fuesen del barça, del madrid o de river, estábamos defendiendo la camiseta de Educació (hasta pagamos por ello) y no se nos podía escapar otra vez un partido con las facilidades con la que nos encontrábamos, y jugando como lo estábamos haciendo.

Así salió el equipo, con un parcial de 2-1, decididos a ganar el partido. La tónica fue la misma que la primera parte: Historia con dominio y manejo de pelota pero sin trascendencia, imposibilitados, ahora sí, por una selva de piernas, tigres, leones y serpientes. Si hasta los monos descolgaban los pelotazos en largo que intentaban! Y cuando lograron penetrar a machetazos, se encontraron con una manada de rinocerontes llamada Jordi que tapaba todo el arco; quizás, su mejor partido. Entonces Adriá marcó el camino defensivo y se comió todo lo que le pasaba cerca; Joan empezó a discutirse con los delanteros de los machetes, Nacho seguía en mística Simeone rugiendo hasta al árbitro y Andrés peinaba todo el resto de huequitos que quedaban. Cristian y Patrick fueron casi incombustibles, y Hugo solo trajo la cara de dormido para disimular que estaba muy despierto y que se podía fajar con quien fuera

Al rato, se recuperaba la pelota y aparecía la serenidad que da Borja, con buena asociación con Alex y Manolo. Victor y Antonio eran las gacelas que le daban verticalidad, aunque a veces el equipo abusaba de eso y acababa en la nada. Xavi encajó el discurso y desde el área rival retaba al resto a que le diesen al menos una pelota redonda.

Alex, que no tenía su día pero que hizo mucho daño al rival, para cerrarnos el pico, cerró la cuenta a falta de 9 minutos… ¿alivio o sufrimiento, dada nuestra naturaleza?

Historia ya no tuvo más fuerzas después de ese cachetazo y lo intentó sin mucha convicción. Educació, también en bajas por el cansancio y el calor, sacó todas las garras y mostró los dientes hasta que el tiempo se acabó.

Efectivamente, fue una victoria justa por lo táctico y por el fervor con el que se jugó.

Visto más desde el propio Educació, ganamos porque nos lo creímos y tuvimos amor propio. Eso que nos viene fallando hace años y que desde que comenzó el 2019 venimos insinuando de a poco parecería que esta vez puede ser, esta vez queremos cambiar la historia y creer que podemos ser un equipo competitivo y que realmente nos respeten.

Contra Enginyers me fui contento a casa; contra Inef e Historia en el partido de Copa me fui muy enojado porque perdimos nosotros, por idiotas; pero ayer me fui feliz por cómo lo logramos, con unos huevos enormes y el cuchillo entre los dientes.

Queda mucho por mejorar, mucho, pero vamos entendiendo el nuevo sistema y nos estamos entregando. Ese es el camino

Educació 6 – 2 Enginyers

8-02-19 Liga

 

Alineación (Educació): Sergio (p. 1), Nacho (p. 2), Andrés, Joan, Jon, Jordi Capella, Patxi, Hugo, Mario, Manolo, Antonio, Alex, Cristian, Joel.

 

 

Enginyers arrancó con más ideas claras y más acciones de peligro que Educació. En una de ellas, el punta ingeniero recibe de espaldas a portería y a un central en la frontal, pero se revuelve con acierto y cruza el balón hasta la red (min. 7). Impecable ejecución. Replicó Educació: a pase «messiano» de Manolo, Joel casi marca (fue un aviso de sus dos goles del final). Y enseguida Joel saca una falta precisa para que Alex se filtre en área y marque inapelable (min. 18). Esas dos acciones de los educadores parecieron marcar ya otro guion para lo que quedaba de partido. Enginyers siguió haciendo su excelente juego, pero Educació se superó, y pronto se adelantó tras magistral lanzamiento directo de Cristian que se cuela por la escuadra (min. 24). Después vino una desafortunada jugada de salida de balón: el portero Sergio saca en corto a Jordi Capella, que se ve tapado en la banda y devuelve al portero, quien envía de nuevo en corto a Andrés (cuando debió enviar lejos), pero un delantero se adelanta, roba y dispara a gol… Pero el árbitro había apreciado penalti previo al delantero. Sergio adivinó la dirección del lanzamiento, ajustado al palo, y se estiró, pero no llegó a atajar por poco (min 30). Y al descanso…

             Enginyers prefirió luego pases largos rasos para que corrieran sus extremos, no siempre acertados, por ser pases muy largos; Sergio hubo de salir en un par de ocasiones para solucionar. Y Educació comenzó a dar lo mejor: cerró en defensa con contundencia (Joan y Andrés pusieron cerrojo tras cerrojo), dominó el centro del campo (donde se jugaron muchos minutos) y generó la mayor parte del juego de ataque. Alex avanzó a Educació tras enfilar por la derecha y disparar a la red por el palo corto en el min. 60 (el portero pareció esperarlo por el largo, y dio paso en falso). Vino al poco un córner de Enginyers, finalizado tras varios toques con un potente disparo escorado a cuatro metros, tan potente que Sergio resultó lesionado al rechazarlo (fractura de radio; de 4 a 6 semanas de baja según el facultativo); hubo de abandonar, y Nacho Begni lo suplió en la puerta, la cual mantuvo imbatida ante las acciones de los ingenieros, especialmente: un balón que salió muy cerca del larguero, y otro que Jon sacó afuera cerca de los palos tras haber superado al portero camino del gol. En cambio, los educadores no fallaron esta vez. Además, su destrucción de juego contario tuvo protagonistas especiales como Patxi (vital en recuperación y ataque), Hugo, Manolo y Cristian. También cumplió con nota el resto, y especialmente en juego atacante, consiguiendo otros tres tantos: tras chut lejano de Joel, el rechace lo remata a gol un atento Hugo en el área (min. 75); luego, Joel marcó en dos jugadas personales de similar factura, una tras recibir un pase profundo (min. 82), y otro tras robar el balón a un defensor, escorarse a la izquierda y batir raso por abajo (min. 89).

            Victoria educadora merecida ante un rival de más entidad que en el partido de ida, pero que en el tramo final quedó superado por la intensidad y calidad del bloque de Educació, que, a diferencia de en la primera vuelta, ahora sí está recogiendo en puntos lo que su juego exhibe.

 

Información adicional