Where are you from?
 


0 ¿Qué es Cataluña?

1 ¿Qué lenguas se hablan en Cataluña?
2 ¿Qué es el catalán?
3 ¿Dónde se habla el catalán?
4 ¿Cuánta gente habla catalán?
5 ¿Por qué el catalán es tan importante para los catalanes?
6 ¿Qué dice la ley sobre el catalán?
7 ¿Qué presencia tiene el catalán en las universidades?
8 ¿En Cataluña es posible seguir los estudios universitarios íntegramente en castellano?
9 ¿Es obligatorio saber catalán para estudiar en una universidad catalana?
10 ¿El catalán es difícil de aprender?
11 Además de la universidad, ¿en qué ámbitos de la sociedad está presente el catalán?


0 ¿Qué es Cataluña?

A partir de la aprobación de la Constitución democrática en 1978, España dejó de ser un estado centralista unitario y se organizó políticamente en 17 comunidades autónomas reguladas por sendos Estatutos de Autonomía. Para entendernos, las comunidades autónomas son entidades políticas semejantes a las unidades que forman los estados federales (en Alemania y Austria, se llaman "länder"; en Bélgica, "gemeenschappen/communautés" y "gewesten/régions"; en Canadá, "provinces"; en los Estados Unidos y Australia, "states"; en Suiza, "Kantone"). Y los Estatutos de Autonomía vienen a ser las constituciones de estas entidades políticas.

Algunas de esas 17 comunidades autónomas corresponden a territorios que ya gozaron de autonomía durante la II República Española (1931-1939) y que, de hecho, tienen un pasado más o menos lejano como entidades políticas soberanas. Así, entre los siglos IX y XII Cataluña se forjó como estado independiente, y entre los siglos XIII y XV se convirtió en el núcleo de una confederación de alcance mediterráneo, conocida como "Corona de Aragón", que subsistió hasta el siglo XVIII. En España esas comunidades autónomas reciben el nombre de "comunidades históricas" o "nacionalidades".

Con el 6 por ciento de la superficie de España (32.000 km2 sobre 500.000) y el 15 por ciento de su población (6,5 millones sobre 42), Cataluña es una de las "nacionalidades" de España, y tiene como rasgo más característico una lengua propia -el catalán.
 
1 ¿Qué lenguas se hablan en Cataluña?

En Cataluña, las principales lenguas de comunicación son el catalán y el español (que en algunas regiones de España también recibe el nombre de "castellano").

El catalán es la lengua originaria de Cataluña, que posteriormente se expandió por otros territorios, y hasta bien entrado el siglo XIX era la única lengua que hablaba la gran mayoría de la población. El castellano, en cambio, es una lengua añadida posteriormente al patrimonio lingüístico de Cataluña: el prestigio literario del castellano (desde los siglos XV y XVI), su rigurosa imposición legal (desde el siglo XVIII) y, sobre todo, la inmigración de muchos españoles de otras regiones más pobres (durante el siglo XX) son los principales factores que explican su presencia en Cataluña.

Esta diferencia histórica hace que el significado simbólico de ambas lenguas sea distinto, como lo es su presencia en los diferentes ámbitos de la sociedad.

Además del catalán, la otra lengua histórica de Cataluña es el aranés, una variante del occitano que hablan cerca de 5.000 personas en el Valle de Arán, en el extremo noroeste de la comunidad autónoma. Y en los últimos tiempos el patrimonio lingüístico de Cataluña se ha enriquecido con las lenguas traídas por inmigrantes de muy diversas procedencias (como el árabe, el bereber, el chino, el urdu, etc.), que se han añadido a las de residentes europeos más tradicionales (como el francés, el inglés y el alemán).

 

2 ¿Qué es el catalán?

El catalán es una lengua románica, es decir, derivada del latín, como lo son el castellano, el francés, el italiano, el occitano, el gallego y el portugués, el rumano y otras lenguas más pequeñas. El origen común hace que el catalán se parezca a las demás lenguas románicas, sin perder por ello su estatus de lengua independiente, reconocido por todos los lingüistas del mundo.

Cerca del 80 por ciento de las palabras del catalán tienen un origen latino compartido con las lenguas románicas; en el 20 por ciento restante, el catalán se agrupa unas veces con el castellano, el gallego y el portugués y otras veces con el francés, el occitano e incluso el italiano. Por ejemplo, la palabra catalana "mantega" es del mismo origen que la castellana "manteca", pero distinto del francés "beurre" o del italiano "burro". En cambio, el verbo "menjar" es del mismo origen que el francés ""manger" o el italiano "mangiare", distinto del castellano "comer".

El catalán apareció más o menos al mismo tiempo que las demás lenguas románicas (probablemente entre los siglos VIII y IX), y el primer documento escrito íntegramente en catalán que se conserva es del siglo XII. Este "retraso" es una consecuencia previsible de la condición del latín clásico como lengua escrita por excelencia de la Baja Edad Media.

Además de ser una lengua y, como tal, un instrumento de comunicación entre personas, el catalán también es el principal signo identificador de la nacionalidad catalana.

3 ¿Dónde se habla el catalán?

Además de Cataluña, el catalán se habla en las comunidades autónomas españolas de Valencia y las Islas Baleares, así como en una franja de la comunidad autónoma de Aragón que hace frontera con Cataluña y en algunos lugares de la comunidad autónoma de Murcia limítrofes con Valencia. Es conveniente recordar que en Valencia el catalán recibe normalmente el nombre de "valenciano". Algo parecido sucede con el neerlandés, que en Flandes (Bélgica) recibe el nombre de "flamenco", o con el serbocroata, que los serbios llaman "serbio" y los croatas, "croata".

Como es el caso de otras lenguas europeas (alemán, esloveno, francés, húngaro, inglés, italiano, neerlandés, serbocroata, sueco, etc.), el catalán se habla en más de un país. Si bien el grueso de sus hablantes se encuentra en España, el catalán también se habla en Andorra (un microestado situado entre Francia y España, donde por cierto es la única lengua oficial), en el departamento francés de los Pirineos Orientales (un territorio que hasta 1659 formó parte de Cataluña) y en la ciudad de Alghero, en la isla italiana de Cerdeña.

En el conjunto de estos territorios, que suman cerca de 60.000 km2, residen algo más de 11 millones de personas.

Finalmente, cabe señalar que el catalán, como otras muchas lenguas, también tiene su diáspora: así, hay grupos de personas que hablan catalán en Madrid, en América Latina y en otras partes del mundo.

4 ¿Cuánta gente habla catalán?

A diferencia de lo que sucede con otras lenguas, no existe un censo lingüístico que permita contar cuántas personas tienen el catalán como lengua principal de comunicación.

Lo que sí que se cuenta periódicamente en Cataluña, Valencia y las Islas Baleares es la población que entiende el catalán y sabe hablarlo. En Cataluña, casi el 100 por cien de la población entiende la lengua, y más del 75 por ciento sabe hablarla. Entre los jóvenes, especialmente los universitarios, la proporción de los que saben hablar catalán se acerca al 100 por ciento.

En total, podríamos decir que de los 11 millones de personas que residen en los territorios catalanohablantes, unos 10 lo usan aunque sea pasivamente, más de 7 saben hablarlo, y al menos 5 lo tienen como lengua principal de comunicación. Según la cifra que utilicemos, el catalán se situará más arriba o más abajo en el ranking de lenguas europeas. En el peor de los casos, el catalán tiene más hablantes que lenguas como el danés, el eslovaco, el esloveno, el estonio, el finlandés, el letón, el lituano o el noruego. Y, en el cálculo más optimista, es una lengua demográficamente comparable al griego, el portugués o el sueco. En cualquier caso, el catalán no es una lengua minoritaria amenazada como lo puedan ser el bretón en Francia o el frisón en Holanda: es una lengua con un número considerable de hablantes que la utilizan diariamente en todos los ámbitos de la sociedad.

5 ¿Por qué el catalán es tan importante para los catalanes?
<>El catalán es tan importante para los catalanes como lo es cualquier otra lengua del mundo para sus hablantes.
Es cierto que los catalanes saben castellano, pero con frecuencia muchos de ellos prefieren usar el catalán. ¿Por qué? Normalmente, la gente prefiere hablar la lengua en la que se siente más cómodo, y muchos catalanes se sienten más cómodos hablando catalán (su lengua familiar) que castellano (una lengua que han aprendido más tarde). Sucede lo mismo con los eurodiputados alemanes, daneses o italianos: saben inglés y acaso también francés, pero prefieren hablar respectivamente alemán, danés o italiano cuando intervienen ante el Parlamento Europeo, por la sencilla razón de que les resulta más fácil hablar su lengua que cualquier otra.

Pero aunque los eurodiputados alemanes, daneses o italianos tuvieran un dominio perfecto del inglés es probable que quisieran seguir utilizando su lengua, que consideran un símbolo de su identidad cultural. Lo mismo sucede con los catalanes; para ellos la lengua es el signo más visible de la nacionalidad catalana. Hay otros signos que la identifican, como la memoria histórica o las instituciones políticas, pero ninguno es tan potente como la lengua. El castellano, en cambio, a pesar de ser una lengua de comunicación importante, no tiene ese carácter simbólico. De hecho, a veces es más bien al contrario: muchos catalanes todavía recuerdan el largo período de prohibición del catalán e imposición del castellano, que fue especialmente duro en la dictadura de Franco (1939-1975).

6 ¿Qué dice la ley sobre el catalán?

En España, la ley dispone que el catalán comparte con el castellano la condición de lengua oficial de Cataluña, Valencia y las Islas Baleares.

A pesar de que tanto el catalán como el castellano son lenguas oficiales de Cataluña, el Estatuto de Autonomía de Cataluña reserva para el catalán la consideración de lengua "propia" de Cataluña. Este calificativo, difícil de traducir a otras lenguas, implica el uso preferente (y a veces exclusivo) del catalán en una serie de ámbitos determinados por ley.

Un ejemplo muy claro es la toponimia. Los pueblos y ciudades de Cataluña tienen el nombre solo en catalán. Por otra parte, la Administración autonómica catalana tiene el catalán como lengua principal de trabajo, y las cadenas de radio y televisión públicas de Cataluña emiten en catalán. Es el caso del canal de televisión TV3 (http://www.tvcatalunya.com/) y de la emisora de radio Catalunya Ràdio (http://www.catradio.com/), que por cierto son líderes de audiencia en sus respectivos campos. En esta misma línea, el catalán también es la lengua de la enseñanza en todos los niveles y las modalidades educativos, incluido el universitario.

En el caso de la universidad, la ley dice que los estudiantes universitarios pueden expresarse oralmente y por escrito en la lengua oficial que prefieran (catalán o castellano). Pero los profesores tienen el mismo derecho, ¡o sea que podemos esperar que en ejercicio de este derecho muchos profesores den sus clases en catalán!

7 ¿Qué presencia tiene el catalán en las universidades?

Como lengua "propia" de Cataluña, el catalán es la lengua de la enseñanza, incluida la universitaria. De acuerdo con este principio, todas las universidades de Cataluña reconocen explícitamente al catalán como la lengua propia de sus actividades.

En el caso de las actividades administrativas, el catalán es sin duda la lengua principal de trabajo de las universidades de Cataluña. Es fácil comprobarlo si nos fijamos en elementos como la señalización de los edificios, los impresos de matriculación o las páginas web de los distintos órganos de la universidad. En algunos casos concretos el catalán es incluso la única lengua de trabajo.

En cuanto a las actividades docentes, el uso del catalán es muy amplio, aunque varía de acuerdo con la universidad. A grandes rasgos, el porcentaje de clases que se imparten en catalán en las universidades catalanas oscila entre el 60 y el 80 por ciento. Naturalmente, el porcentaje medio de cada universidad puede reflejar variaciones de acuerdo con las titulaciones. Así, por ejemplo, en la Universidad de Girona, donde el porcentaje medio supera el 80 por ciento, los porcentajes de las diferentes titulaciones oscilan entre el 60 por ciento en la carrera de Derecho y el 100 por cien en la carrera de Enfermería. También es importante la diferencia entre ciclos: en los estudios de tercer ciclo (posgrado, máster y doctorado), el porcentaje de catalán suele bajar, en beneficio del castellano pero a veces también del inglés.

8 ¿En Cataluña es posible seguir los estudios universitarios íntegramente en castellano?

Las universidades catalanas no están divididas por criterios lingüísticos. Es decir, en Cataluña no pasa lo mismo que en Bruselas (Bélgica), donde hace años la Universidad se dividió en dos: una que funciona íntegramente en francés y otra que funciona íntegramente en neerlandés. Ni pasa lo mismo que en Québec (Canadá), donde hay universidades francófonas y anglófonas.

La mayoría de estudiantes catalanes siguen una parte importante de sus estudios en catalán y otra parte en castellano, y la expectativa de las universidades catalanas es que los estudiantes extranjeros acepten y se adapten a esta situación. A veces hay asignaturas con más de un grupo que se imparten tanto en catalán como en castellano, pero esto no siempre es así. Por esto es tan importante prepararse, antes de venir o una vez aquí, para poder seguir una clase en catalán. ¡Lo cual no es nada difícil!

Naturalmente, que el profesor dé su clase en catalán no quiere decir que los estudiantes estén obligados a utilizar esta lengua. Según la ley, los estudiantes universitarios pueden expresarse oralmente y por escrito en la lengua oficial que prefieran. Por lo tanto, cualquier estudiante, sea autóctono o extranjero, puede intervenir en clase tanto en catalán como en castellano, y puede escribir sus exámenes en cualquiera de las dos lenguas.

Hay profesores que dan facilidades para usar otras lenguas en clase, pero lo normal es que el catalán y, en menor medida, el castellano sean las lenguas principales de comunicación.

9 ¿Es obligatorio saber catalán para estudiar en una universidad catalana?

La ley dice que los estudiantes universitarios pueden expresarse oralmente y por escrito en la lengua oficial que prefieran (catalán o castellano). Pero no dice que los estudiantes tengan que saber catalán (ni castellano). Ahora bien, dado que las universidades tienen el catalán y el castellano como lenguas de comunicación, la expectativa es que los estudiantes sean competentes en ambas lenguas. Podríamos resumir la situación en una frase: saber catalán (y castellano) no es un requisito para estudiar en una universidad catalana, pero sí que es necesario. Esta situación no debe inquietaros: en primer lugar, es relativamente fácil adquirir unas nociones de catalán suficientes para seguir una clase en esta lengua; en segundo lugar, existe una amplia gama de posibilidades de aprender catalán antes y después de llegar a Cataluña; en tercer lugar, las universidades dan otras facilidades para que los estudiantes extranjeros puedan seguir las clases en catalán.

En este sentido, las universidades catalanas funcionan como la mayoría de universidades del mundo. Una universidad italiana, por ejemplo, no obliga a los estudiantes a saber italiano, pero parte del supuesto de que los estudiantes lo saben. La única diferencia es que las universidades catalanas tienen dos lenguas de comunicación, cosa que los estudiantes extranjeros a veces no tienen muy claro. ¡Por esto esta sección de preguntas más frecuentes intenta aclarar un poco las cosas!


10 ¿El catalán es difícil de aprender?

En abstracto, el catalán no es ni más ni menos difícil que otras lenguas; si tenemos en cuenta las lenguas que hablan los que quieren aprenderlo, puede resultar relativamente fácil. Para una persona que hable una o más lenguas románicas, el catalán es una lengua muy accesible. Esto es especialmente cierto de la lengua escrita y del lenguaje científico, que es el que usamos más en la universidad: seguro que descifraréis correctamente sin saber nada de catalán cosas como "àcid desoxiribonucleic" o "revolució industrial". Desde el punto de vista de la lengua hablada, la cosa es un poco distinta, pero entender el catalán no constituye una tarea insuperable. Detrás de cuatro rasgos de pronunciación característicos, el catalán esconde una gramática y un vocabulario muy parecido al de las otras lenguas románicas.

Típicamente, los estudiantes extranjeros que venís a una universidad catalana ya sabéis castellano. Este conocimiento previo del castellano es una base excelente para aprender un poquito de catalán. Quizás no os darán un diploma de conocimientos superiores de catalán, pero seguro que aprenderéis lo suficiente para entender las clases en esta lengua.

En la tarea de aprender lenguas no hay que olvidar que lo que de verdad cuenta es la práctica. Y las oportunidades para practicar el catalán fuera de clase son continuas: ¡el catalán no es una lengua recóndita a punto de desaparecer, sino que está muy presente en todos los ámbitos de la sociedad!

11 Además de la universidad, ¿en qué ámbitos de la sociedad está presente el catalán?

Hay que reconocer que a veces es difícil relacionarse en catalán con la policía española, con el Ejército o con la Administración de justicia, pero es poco probable que durante vuestra estancia en Cataluña os relacionéis con estas instituciones. En cambio, en vuestra vida cotidiana tendréis múltiples oportunidades de constatar la vitalidad del catalán y de practicarlo. Porque el catalán está presente, en mayor o menor grado, en todos los ámbitos de la sociedad.

Si entráis en una librería encontraréis alguno de los 6.000 libros que cada año se publican en catalán. En los quioscos podréis comprar diarios en catalán, como "Avui" (Hoy) (http://www.avui.com/) y "El Periódico" (http://www.elperiodico.es/), prensa deportiva en catalán y revistas de información general en catalán. En casa, además de las cadenas públicas de radio y televisión que emiten en catalán, también podréis sintonizar emisoras de radio privadas que emiten en esta lengua. Y cuando os empiecen a llegar las facturas del agua, del gas, de la luz o del teléfono, veréis que están en catalán. Si cogéis el metro, el autobús o el tren, también veréis que toda la información, sea escrita u oral, está al menos en catalán. En el banco, le podréis pedir al cajero automático que hable en catalán... En general, el catalán está presente en todas las esferas de actividad. Y, naturalmente, la gente también habla en catalán en sus relaciones sociales. ¡Como cualquier otra lengua, el catalán es útil para todo tipo de interacción social!


© Servicio de Lenguas y Terminología, Universidad Politécnica de Cataluña, 2004.