Noticias

Inicio  >  Noticias > Un nuevo estudio científico describe más efectos beneficiosos del consumo de...

Un nuevo estudio científico describe más efectos beneficiosos del consumo de frutos secos

Los expertos Cristina Andrés-Lacueva, Rafael Llorach, Sara Tulipani y Olga Jáuregui en la Facultad de Farmacia de la UB.

Los expertos Cristina Andrés-Lacueva, Rafael Llorach, Sara Tulipani y Olga Jáuregui en la Facultad de Farmacia de la UB.

La investigación ha sido publicada en la revista Journal of Proteome Research.

La investigación ha sido publicada en la revista Journal of Proteome Research.

14/11/2011

Recerca

Un estudio científico describe por primera vez la relación entre el consumo de frutos secos y un alto nivel de metabolitos de serotonina —un neurotransmisor clave en la transmisión del impulso nervioso— en pacientes con síndrome metabólico (MetS), una patología que aumenta el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares. La investigación, publicada en la revista Journal of Proteome Research y seleccionada por la Sociedad Americana de Química, está firmada por Cristina Andrés-Lacueva, Sara Tulipani, Rafael Llorach y Mar Garcia-Aloy, del Departamento de Nutrición y Bromatología de la UB; por Olga Jáuregui, de los Centros Científicos y Tecnológicos de la UB (CCiTUB), y por los expertos Jordi Salas-Salvadó, Patricia López-Uriarte y Mónica Bullo, de la Universidad Rovira i Virgili (URV) y del Centro de Investigación Biomédica en Red - Fisiopatología de la Obesidad y la Nutrición (CIBERobn), del Instituto de Salud Carlos III.

El estudio, cuya primera autora es la investigadora Sara Tulipani (UB), es pionero, puesto que aplica técnicas metabolómicas para analizar los efectos de la dieta en pacientes con MetS. Esta patología, que según la Organización Mundial de la Salud afecta al 20 % de la población adulta, está relacionada con la inflamación y el estrés oxidativo y aumenta el riesgo de sufrir diabetes de tipo 2 y enfermedades cardiovasculares. En Cataluña, igual que en Estados Unidos, la prevalencia del MetS es de casi el 25 % en población adulta. En el conjunto de España, en población infantil con obesidad moderada, el valor es del 17 %, y en el Reino Unido, del 33 %.

 
La vertiente clínica del trabajo, llevada a cabo por el equipo de Nutrición Humana de la URV, toma como base a un grupo de pacientes sometidos a una dieta rica en frutos secos (en concreto, nueces, almendras y avellanas con piel), y otro con pacientes que no consumían estos productos naturales.
 
Tal y como explica la profesora Cristina Andrés-Lacueva, jefa del grupo de investigación en Biomarcadores y Metabolómica Nutricional y de los Alimentos de la UB y coordinadora de la parte experimental del estudio, «la metabolómica es la medida cuantitativa y multiparamétrica de la respuesta de un ser vivo a un estímulo fisiopatológico. Nos permite un nuevo enfoque en la investigación bioquímica y biomédica, puesto que no es necesario partir de hipótesis restringidas. El enfoque de la metabolómica nos permite identificar pequeñas modificaciones en el metabolismo y la homeostasis del cuerpo ampliando el rango de resultados, ya que es capaz de detectar nuevos marcadores —inicialmente no buscados— que podrían ser indicadores de riesgo de enfermedad y de cambios globales en el estado de salud del paciente».
 
Efectos saludables de la dieta rica en frutos secos
 
Los científicos analizaron el amplio espectro de compuestos excretados en la orina y encontraron varios cambios significativos tras haber consumido frutos secos. En el caso de los pacientes con dieta rica en frutos secos, hay un mayor nivel de metabolitos derivados del metabolismo de la serotonina y el triptófano, los ácidos grasos y los polifenoles —considerando el efecto de la microbiota intestinal humana. Estos resultados refuerzan la hipótesis de que a través de estas moléculas podrían explicarse algunos de los beneficios sobre la salud que se han observado en otros estudios.
 
«Si analizamos los resultados entre ambos grupos de pacientes —apunta la investigadora Sara Tulipani— encontramos diferencias significativas en estos marcadores biológicos. Lo que todavía no podemos saber es qué porcentaje de los metabolitos detectados en la orina está estimulado de manera endógena o exógena por el metabolismo, y si estos metabolitos tienen un papel directo o indirecto en la promoción de la salud relacionada con el consumo de frutos secos».
 
Mejorar los hábitos alimentarios para prevenir enfermedades
 
En el campo de la alimentación, muchos estudios científicos se centran en el impacto de la dieta en la prevención de alteraciones metabólicas. En este escenario, este trabajo aporta unos primeros resultados de los efectos beneficiosos del consumo de frutos secos al reducir los niveles de sustancias asociadas a procesos inflamatorios y otros factores de riesgo cardiovascular en pacientes con MetS. Esta línea investigadora podría ampliarse con estudios futuros que incluyan otras variedades de frutos secos y un perfil aún más amplio de muestra poblacional (afectados por diabetes, obesidad, etc.).
 
«En estudios sobre alimentación y dieta, siempre hay que hablar en términos de prevención. Si nos referimos, en concreto, a este nuevo trabajo investigador, no estamos hablando de ningún fármaco ni de suplementar la dieta habitual de los pacientes, sino de reemplazar una fuente lipídica por otra, que en este caso sería los frutos secos», concluye el doctor Jordi Salas-Salvadó.
 
Hay que recordar que el grupo de investigación en Biomarcadores y Metabolómica Nutricional y de los Alimentos de la UB, que forma parte del proyecto Fun-C-Food (Consolider Ingenio) y de la Red de Food-Omics, centra su actividad de investigación en estudios de metabolómica, técnica indispensable en la biología de sistemas. Las líneas de investigación del grupo, que colabora activamente con equipos internacionales, incluyen estudiar nuevos biomarcadores robustos, seguros y sensibles, basados en su biodisponibilidad y en su actividad y relacionados con la ingesta de determinados alimentos (marcadores de consumo), y explorar de manera simultánea distintas rutas metabólicas para comprender cómo se asocian a la obesidad, el envejecimiento y la reducción del riesgo cardiovascular, los denominados marcadores de riesgo de enfermedad.
 
 
 
 
 
Más información:
 
 
Tulipani, S.; Llorach, R.; Jáuregui, O.; López-Uriarte, P.; Garcia-Aloy, M.; Bullo, M.; Salas-Salvadó, J.; Andrés-Lacueva, C. «Metabolomics Unveils Urinary Changes in Subjects with Metabolic Syndrome following 12-Week Nut Consumption». Journal of Proteome Research, 2011, 10 (11), pág. 5047-5058. DOI: 10.1021/pr200514h.
 
 
Compártelo en:
| Más |
  • Síguenos:
  • botón para acceder al facebook de la universitat de barcelona
  • botón para acceder al twitter de la universitat de barcelona
  • ??? peu.google.alt ???
  • botón para acceder al youtube de la universitat de barcelona
  • botón para acceder al rss de la universitat de barcelona
Miembro de: Dos Campus de Excelencia Internacional logo del leru - League of European Research Universities logo del bkc - campus excel·lència logo del health universitat de barcelona campus

© Universitat de Barcelona