Las lecturas exigentes necesitan de un cerebro con todas sus funciones cognitivas en perfecto estado y muy bien afinadas, especialmente las ejecutivas, atencionales y los diferentes tipos de memoria.

La lectura que se realiza en grupo, como es el caso de los clubes de lectura o los comentarios sobre lo leído, proporciona beneficios. Compartir las lecturas aporta al lector individual muchos matices que, de no haberlo hecho, se le habrían pasado por alto.

Los libros, como obras de arte que son, están inacabados y los completa el lector, y cuantos más lectores hagan aportaciones mejor será el recuerdo final. Comentar la experiencia refuerza el vínculo emocional y, a más emoción, mayor será la atención y mejor el recuerdo.

Adaptado de El Laboratorio Contemporáneo de Fomento de la Lectura (LCFL). La lectura desde la neurociencia.


David Bueno,director adjunto de la Cátedra de Neuroeducación UB-EDU1st

  • ROBINSON, Ken. Escuelas creativas¿Crees que las escuelas destruyen la creatividad? ¿Alguna vez has sentido que estabas participando en la homogeneización de las capacidades de tus alumnos, en lugar de potenciarlas sean cuales sean? Si en alguna ocasión te has planteado estas preguntas, te sugiero que eches un vistazo a este libro de Ken Robinson. Y si no te las has formulado, pues también. Seguro que esta lectura te inspirará nuevas preguntas.
  • LOVELOCK, James. Novaceno. Lovelock ha escrito esta obra a los 102 años de edad, de manera muy clara y comprensible, aunque también provocadora y arriesgada. Vaticina el fin del Antropoceno, la era geológica en que nos encontramos, y la llegada de una nueva era, el Novaceno; con una visión del cambio profundamente optimista. Solo el lector, después de haber examinado los argumentos de Lovelock, podrá decidir si su propuesta es una utopía o una distopía. Es un libro que no deja indiferente.
  • SLOTERDIJK, Peter. Estrés y libertad. Aborda el tema de la libertad desde la perspectiva de una sociedad que vive estresada, y que hace del estrés el motivo de unidad colectiva. A partir de esta tesis, se pregunta cuál tiene que ser el papel del individuo como sujeto activo en una comunidad de estas características. El estrés es, precisamente, una reacción biológica del cuerpo y el cerebro ante una situación que se percibe como una amenaza, y tiene su origen en la interpretación que hacemos del entorno y de las consecuencias que puede tener desajustar el comportamiento propio del esperado por este entorno.

Rosa Casafont, doctora y docente del Posgrado de Neuroeducación de la UB

  • LE VAN QUYEN, Michel. Cerebro y silencio. Es un libro divulgativo, fácil de leer. El autor nos define pautas sencillas para promover beneficios y regenerarnos a través del silencio, pero del silencio tanto visual, acústico como meditativo o el silencio atencional, para mí muy muy importante.
  • PASCUAL-LEONE, Álvaro; FERNÁNDEZ IBÁÑEZ, Álvaro; BARTRÉS-FAZ, David. El cerebro que cura. Divulgativo y sencillo de leer. Los autores nos remarcan la importancia que nuestro patrón de pensamiento y nuestros hábitos tienen en nuestra salud tanto física como mental. Muy importante porque ofrece un gran contenido, en su acertada brevedad.
  • KAHNEMAN, Daniel. Pensar rápido, pensar despacio. Un clásico: un libro de cabecera que es recomendable releer más de una vez. Esta obra nos define el sistema 1, que es el sistema rápido, intuitivo; y el sistema 2, que es el reflexivo y más lento. Plantea cómo estos dos sistemas influyen en nuestro pensamiento y nos ayudan a comprender el impacto de los sesgos cognitivos en nuestras decisiones. Además, incluye algunas recomendaciones prácticas.

Nos faltas tú: ¿te animas?

Queremos seguir ampliando nuestra lista de recomendaciones y nos gustaría contar

con tu colaboración e invitarte a compartirnos las obras o lecturas que más te han gustado o interesado. Si nos las dejas en comentarios, podremos incluirlas en próximas entradas.