La importancia de aprender en la Naturaleza

Autora: Sagrario Roger Vivas

17 Comentarios

  1. Gemma Vilaseca

    Sagrario,

    Felicidades por tu presentación y un placer saludarte.

    Es hora de incorporar la pedagogía basada en la naturaleza a la educación formal tanto como pueda cada comunidad educativa, para expandir estas experiencias existentes en prácticas cada vez más habituales.

    Sería fantástico que referentes docentes y profesionales como tu que habéis sido pioneras en experiencias educativas basadas en la naturaleza pudierais ser modelos y ayudarnos a sacar el máximo provecho de los beneficios que expones en tu presentación.

    Seguramente las experiencias de naturaleza no sólo mejoran el aprendizaje académico, sino que tal y como apuntas, contribuyen claramente o favorecen el desarrollo personal de aspectos intrapersonales e interpersonales como la perseverancia, el pensamiento crítico, el liderazgo, las habilidades comunicativas, etc.

    La conexión emocional con la naturaleza, que puede ser mucho más difícil de adquirir en el aula…

    ¿Constatas que también favorece la actitud y sensibilidad ambiental?

    ¿Crees que también aumenta en cierto grado la capacidad de concentración?

    ¡Muchas gracias! ¡Seguimos!

    Equipo EmociOMS-I3

    Responder
    • Sagrario Roger

      Hola Gemma!

      Me alegro que te haya gustado mi exposición y que también veas la importancia que se desprende de aprender en la naturaleza, o al menos, acercándonos a ella.

      1.- Con lo referente a la actitud y sensibilidad ambiental, creo que también se ve altamente favorecida.
      Como explico en una de mis diapositivas, el hecho de crear un vínculo con la naturaleza, hace que la sientas más tuya.
      Una actividad que realizamos recientemente fue poner nombre a un árbol y ponerle una decoración de lana con un cartel, hecho con corteza de árbol, y su nombre: «Mangui».
      Esta relación de pasar más tiempo en la naturaleza e incluso de ponerle nombre, hace que los niños y niñas la sientan como más suya, y como también explico, se sienten molestos si alguien tira papeles y ¡van a recogerlos!, así que sí, he observado un cambio de actitud que espero que favorezca esa sensibilidad especial para con la naturaleza, que implique en un futuro, un comportamiento de conservación hacia el medio ambiente.

      2.- La capacidad de concentración claro que aumenta, los niños y niñas han mejorado en su reconocimiento de los sonidos (reconocen los diferentes pájaros al escucharlos y los nombran; cierran los ojos para nombrar los sonidos de las hojas, el viento, las chicharras…) y además en actividades como «los buscadores de tesoros», donde tienen que buscar diferentes hojas, palos y flores, tienen que estar muy concentrados para discriminar y seleccionar de entre todas las cosas que hay por los caminos, o si llevas materiales a clase, para seleccionar los que sean de diferentes tipos, favoreciéndose así, la concentración.
      Hay otras muchas actividades como hacer mandalas con elementos de la naturaleza, por ejemplo.

      Gracias por escucharme y plantearme estas interesantes dudas.
      Espero haberte respondido y, estaría encantada de volverlo a hacer, si te surgieran más interrogantes.

      Un saludo,
      Sagrario

      Responder
    • Esperanza Meseguer

      Enhorabuena Sagrario por vuestra experiencia. Creo que no hay nada más innovador en la actualidad como educar para la naturaleza. Esta pandemia nos ha mostrado la necesidad de abrirnos a los espacios naturales y conectar con ellos. Se ha posicionado en el objetivo fundamental para enseñar los aprendizajes que nos ha traído este virus, ¿creéis que las aulas del futuro están en la naturaleza?

      Responder
      • Sagrario Roger

        Hola Esperanza!

        La verdad es que visualizo totalmente las aulas del futuro en la naturaleza, o al menos insertadas totalmente en ella, con cada vez más aportes y aprendizajes de la misma y para la misma.
        Espero que nos demos cuenta de esta importancia y sepamos llevarla a la infancia, para conservarla como el tesoro que es, y con lo mucho que nos aporta como seres físicos, curiosos y en movimiento que somos.

        Un saludo.

        Responder
  2. Sagrario Roger

    ¿Habéis escuchado hablar del «Trastorno por déficit de Naturaleza»?

    Richard Louv, en su libro «Last child in the woods», realiza una investigación sobre la separación de la naturaleza que han ido sufriendo los niños y niñas hasta nuestro tiempo actual.

    Las consecuencias negativas que de ello se desprenden, me ha animado a realizar proyectos utilizando materiales naturales y donde se espera que los niños y niñas recuperen ese contacto y disfrute con el entorno natural.

    Cómo aprender más en contacto con la Naturaleza y, aprovechar sus recursos, para enseñar a los niños y niñas a cuidarla, respetarla y darle el valor que se merece.

    Además se expone la relación que esto tiene con la Neuroeducación y, se proponen actividades para realizar, que nos pueden servir para aprender sobre la naturaleza y observarla, a la vez que disfrutarla.

    ¡Espero tus opiniones y comentarios!

    Un saludo

    Responder
  3. Iolanda Nieves

    Hola Sagrario y Gemma,

    Después de leeros en este intercambio de preguntas e ideas tan interesante, recojo algunas que me parece que nos llevan de la mano a reflexionar, crear sinergias y construir juntas.

    «Esta relación de pasar más tiempo en la naturaleza e incluso de ponerle nombre, hace que los niños y niñas la sientan como más suya, La relación que esto tiene con la Neuroeducación y, se proponen actividades para realizar, que nos pueden servir para aprender sobre la naturaleza y observarla, a la vez que disfrutarla».

    «Sería fantástico que referentes docentes y profesionales como tú que habéis sido pioneras en experiencias educativas basadas en la naturaleza»

    Un abrazo!

    Iolanda Nieves

    Responder
  4. Sagrario Roger

    Hola Iolanda!

    Gracias por recoger estas frases, la verdad es que leídas así, invitan a reflexionar.

    Un saludo

    Responder
  5. María José Robles

    Enhorabuena Sagrario, me has podido trasladar a esa naturaleza viva con el sonido de los pájaros. A ese lugar maravilloso donde el aprendizaje fluye sin muros y límites. Gracias

    Responder
    • Sagrario Roger

      Hola María José!
      Gracias por escucharme.
      Me alegra que te haya gustado y que por un momento te hayas visto inmersa en el maravilloso mundo de la naturaleza.
      Un saludo

      Responder
  6. Adela Cavia

    Hola Sagrario,
    Qué bonito proyecto y que impactante para los niños y niñas… Qué importante la naturaleza y que bonito la incluyes en tu programa. Y que geniales los logros.
    También soy muy amiga de Mariano Sigman y me han encantado las actividades que llevas a cabo. Qué lindo entrar por lo sensorial, el arte y la curiosidad. Preciosas herramientas. Muchas gracias por compartir todo esto!
    Un abrazo grande
    Adela

    Responder
    • Sagrario Roger

      Hola Adela!

      Me alegra que te haya gustado mi proyecto.
      La verdad es que es muy satisfactorio ver lo que se puede hacer con materiales naturales y lo que les llega a los alumnos y alumnas, pues lo natural siempre tiene una implicación más profunda y cercana, pues forma parte de nuestro entorno (aunque en ocasiones queda lejano) y de nosotros mismos.

      Gracias por escuchar.

      Un saludo.

      Responder
      • Sagrario Roger

        Hace poco vi un vídeo de Mariano Sigman, y la verdad es que escucharle es aprender y deleitar los oídos 😉
        ¿Has leído su libro «La vida secreta de la mente»?

        Responder
        • Adela Cavia

          Si, claro que lo leí (incluso leí el último borrador antes de publicación 😉
          Conozco mucho a su familia hace años. Es un lujo. Además es un gran gran orador con un poder de la palabra impresionante.
          🙂
          Ade

          Responder
          • Sagrario Roger

            WOW! Qué suerte Adela.
            La verdad que tienes toda la razón, tiene el poder de la palabra totalmente en sus manos además de ser un experto en su materia.

            Un abrazo 🙂

  7. isabelmaria

    ¡Hola Sagrario!
    Me encanta tu proyecto y estoy muy de acuerdo con todo lo que dices y haces. Yo en mi aula/patio y huerto utilizo mucho el juego heurístico y practico la Pedagogía del Asombro de Catherine L´Ecuyer y las bases pedagógicas de Heike Freire. para la educación en contacto con la naturaleza y creadora la Pedagogía Verde.
    ¿Las conoces? Os las aconsejo!!

    Responder
  8. Sagrario Roger

    ¡Hola Isabel María!

    La verdad es que mi proyecto ha salido de primera mano del corazón y de los recuerdos de mi infancia, donde mi padre mi inculcó tanto relacionado con la naturaleza.

    En segundo lugar, y siendo mamá, me dí cuenta de que algo me faltaba, y me di cuenta de que estábamos perdiendo cada vez más el contacto con la naturaleza.

    Entonces había que buscar una solución, así que nada menos que ¡nos mudamos a Australia!

    Al recuperar esa parte de mí que estaba adormecida, es cuando todo surgió, al ponerme a investigar, observar la cultura «natural» que tienen aquí, y leer y leer, me di cuenta que tenía que compartirlo con los demás, y éste, me pareció el mejor momento.

    Por ello, que cuando hice el proyecto aún no había leído el libro de Heike Freire, pero he visto vídeos e información sobre ella, y me parece ¡tan interesante!. Ahora al leer el libro me doy cuenta de que estoy muy de acuerdo con mucho de lo que expone.

    Y «Pedagogía del Asombro», lo tengo en mi lista para ponerme a leer en breve.

    ¡Muchas gracias por tus recomendaciones!

    Responder
    • Sagrario Roger

      Destaco esta frase de su libro «Educar en verde»:

      «Salir regularmente al campo, o a parques y jardines, reduce los síntomas del déficit de atención, mejora el comportamiento y los resultados académicos»

      Heike Freire

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.